Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

29 de diciembre de 2007

¡Manos arriba!, esto es un contrato


En general, las empresas no deberían contratar a personas discapacitadas, pues ya tienen jefes para cubrir esos puestos.
El obispo de Tenerife dijo sin sonrojarse que hay menores que buscan la provocación para que abusen de ellos: es el mandato de Cristo reelaborado: “dejad que los niños se acerquen al párroco”. Sólo le faltó decir que estos menores se visten como putos.
Así pues, con estos antecedentes no es de extrañar que haya gente que defienda el aborto a machamartillo y clame por la destrucción, de una puta vez, de la familia, más que nada para evitar como sea que nazcan personajes de este tipo u otros no menos inicuos.
Ahora andan a vueltas intentando resucitar a los Reyes Magos y en contra de la colonización a que nos someten los yankis con Papá Noel. Tan asquerosos son los unos como el otro. El verdadero Belén ya está montado y se dirime a hostias cada día en Irak, en Palestina, en Sudán, en Pakistán, en Afganistán... Entonces, a qué viene tanta mierda con “noche de paz, noche de amor”. La violencia es consustancial al hombre, porque es consustancial a quien hizo estos excrementos que son el mundo el país y la razón, por citar algunos. Por lo menos Papá Noel no promete un paraíso idílico, sino un lupanar (de rica miel) de coca-cola, de whisky y de electrodomésticos (incluida la silla eléctrica). Los Reyes Magos son tan hipócritas como el niño al que van a adorar, que siendo un dios todopoderoso eligió nacer en un pesebre y lleva dos milenios restregándonos ese alarde de humildad. Luego va uno a pedir trabajo y le dicen que no sea soberbio, que sea croata y que se conforme con la miseria de los 600 euros que le ofrecen y no le dan ni siquiera la capacidad de gritar: “¡Manos arriba!, esto es un contrato”, porque le han lavado la cabeza con lo de que en la pobreza está la virtud y que hay que poner la otra mejilla. Lo peor es que hay quienes se extrañan de que tanta humildad y tanta pobreza acaben desencadenando terrorismo y violencia. No te jode, ¿qué quieren, que lluevan flores y Chanel nº5?.
Ahora va Rajoy y dice que se compromete a no estar más de ocho años de presidente del Gobierno. Es más, a Rajoy le parecen ya demasiados los cuatro años que lleva Zapatero. Seguro que Zapatero va a hacer todo lo posible para que Rajoy cumpla su promesa y no esté en el Gobierno ni ocho años ni ninguno.
Para concluir, encontré otras dos perlas de la peor expresión castellana que uno pueda imaginar. La primera es la que reproduzco arriba y está referida al asesino de Benazir Bhutto. Parece que el terrorista se suicidó tras concluir su mitin. ¿A ver si era algún batasuno?, porque no se me ocurren muchos otros terroristas que anden por ahí dando mítines. El segundo tampoco tiene desperdicio: "El secuestro de la cooperante leonesa secuestrada en Somalia está en 'punto muerto'". Apareció en un diario digital y parece querer decirnos, por si no nos habíamos enterado después de varios días de bombardearnos con la milonga, que han secuestrado a una señora que es de Cuadros y que de cuadros se ha quedado. En fin, la secuestrada es una médica que se ve que no tiene muchas ganas de trabajar cobrando aquí en España y va a hacer el ridículo gratis a Somalia . ¡Ay, cuánto daño hacen tanto altruismo y tanta caridad!
PD. Aquí me despido y no os deseo un buen año porque sé que no va a ser una excepción y va a ser un año horrible. Alguno se autoengañará pensando que será bueno, pero las células se siguen muriendo, el tumor sigue avanzando, las carnes se descuelgan fláccidas, el corazón se desgasta y la artrosis se hace tan insoportable como la arterioescelerosis. Ahora, pensad en esto, corred al portal de Belén y si, por ventura, veis al niño dios le dais las gracias en mí nombre. Decidle también que me acuerdo mucho de él y de toda su familia.

18 de diciembre de 2007

Pedro Jota cayó en el Pozo

Han tenido que pasar 100 días infumables para que al final El Mundo decida que debe ser Raúl del Pozo, con cuchilladas de realidad, quien sustituya a Francisco Umbral en la columna de la última página del periódico.
Por decirlo de una manera suave, Pedro Jota ha dado un gran rodeo para llegar al punto donde estaba antes de partir. Desde un principio nunca cupo la menor duda de que el único columnista disponible, con un mínimo de solvencia, era Del Pozo. Entonces, no sé a qué vino lacerar a los sufridos lectores con deformes subproductos como los de Ramoncín o Ana Belén (pastores), por citar alguno en un proceloso mar de confusión y excremento columnísticos.
Muertos individuos como Larra, De Foxá, Ruano, incluso Capmany (aunque a mí no me gustaba), quedan pocos que puedan tomar el relevo de Umbral, máxime teniendo en cuenta que Manuel Alcántara no está libre y tampoco está ya el hombre para nuevas y riesgosas aventurillas literarias. Un tipo como Alvite es un genio incuestionable, pues escupe palabras que evocan mundos con la viveza de un film, pero cuando sale del Savoy su producción es mediocre.
La columna, en sí misma, es ya un género literario y tiene sus propios rigores y cánones, aunque sólo sea por la cantidad de genios que la han hollado y la cantidad de necios que la han desollado. Por ello, otros prohombres de la comunicación, tales como Jiménez Losantos o Carlos Herrera, pese a ser líderes en lo suyo, no le han llegado a coger del todo el hilo a la columna. De hecho, para Losantos (inocentes o culpables) y para algunos otros, columna y calumnia son términos casi sinónimos.
Así pues, Raúl del Pozo, se admita o no, es el sucesor natural de Umbral desde antes incluso que Umbral muriera. Lo tendrá difícil, pero menos, porque, todo hay que decirlo, entre el Umbral de ‘El Trienio’ o de ‘Un fantasma recorre Europa’ (todavía en el Norte de Castilla) y el Umbral de los últimos días media un abismo. Respeto al genio sí, pero condescendencia la justa, aunque no siempre lo justo sea lo correcto (por ejemplo: si te meten un dedo en el culo es probable que entre justo, pero no estoy tan seguro de que sea muy correcto). Y es que, antes de diñar, hacía tiempo que Umbral ya no escribía, vegetaba.
Juzgo pues que el Espíritu Santo que riega la testa del gran Pedro Jota. ha acertado esta vez (no como la paloma vaticana, que falla más que una escopeta de feria y elige, incluso, papas nazis). Hay fumata blanca: ¡Dios sea alabado! (menos mal, porque ya olía). El nuevo papa del columnismo, (otrora simpatizante del comunismo), es Raúl del Pozo y yo me alegro y proclamo que de este Pozo sí beberé.
PD. Cada vez que oigo la expresión “estas fechas entrañables” me suena como “estos fachas entrañables” (como refiriéndose a Acebes y a otros por el estilo).

16 de diciembre de 2007

Tele-Espe, el conejo y los belenes (teban)

Hay tipos que escriben mejor que dios y, por ello, acabarán en los infiernos. Otros, en vez de escribir, vomitan odio en forma de palabras informes y de escaso sentido, pero tienen una gran aceptación entre las clases encabronadas, las cuales llegan a aceptar, sin fundamento alguno, que el odio que sienten les nace en su interior, sin reparar en que se lo han transmitido a través de la radio, de la televisión y de los periódicos.
Lo peor de todo es que los apóstoles del miedo apocalíptico se han apoderado ya de los medios de comunicación. Después rezan unos ‘avemarías’ para pedir perdón por el daño infligido a sus víctimas y santas pascuas.
Cuando casi había perdido la esperanza de que algo me asombrara, leí este sorprendente titular que recoge una frase de George Bush: “Si no hubiese dejado de beber whisky, dudo que hubiera llegado hasta aquí”. Y yo me digo: ¡por qué cojones dejaría de beber whisky este fulano!.
Para que luego digan que de las drogas y del alcohol no se puede esperar nada bueno. Al menos en este caso su ingesta masiva podría habernos librado de un tipo como Bush.
Lo malo es que, a falta del tejano, la democracia petrolífera americana nos habría deparado con gran probabilidad un presidente como Al Gore, que es casi tan porro y aún más catastrofista, incluso. Creo que estamos jodidos en cualquier caso.
Tengo que decir sin reservas que, por más que se esconda bajo el tono apodíctico y mesiánico que emplea, Al Gore me parece medio tonto, si bien es cierto que sólo lo conozco a medias. Por otro lado, no creo que algún día llegue a parecerme tonto del todo, porque no tengo intención alguna de conocerlo más a fondo. Algún día, no obstante, me detendré a hablar de este siniestro personaje.
Otra cosa. O dios es un ser inservible o, en caso contrario, es de la misma catadura de aquellos individuos abyectos a quienes protege, permitiendo que gobiernen este mundo inmundo, mientras los desharrapados se afanan en dar las gracias anualmente a quien los ha condenado de por vida a la pobreza y al oprobio. Qué forma tan bonita de dar las gracias a dios: montando belenes (belenes-teban) con portalitos de corcho, con mulas y bueyes de plástico, con burras cargadas de chocolate, con nieve, con camellos y con reyes desproporcionados, con angelitos sin sexo colgados de chinchetas e hilos de tanza, con figuritas que cagan encima del musgo o del serrín y con niños ‘jesuses’ con pañalitos de mierda. Quiero precisar que, antes, a los belenes se los llamaba también nacimientos, pero es una denominación impropia, porque hoy día abundan los lugares donde, en vez de nacimientos, hay abortos (en Cataluña a los belenes se los llama pesebres: una metáfora de los ayuntamientos).
Así que, lo dicho, nieve, chocolate, camellos, mierda y peces que beben y beben y vuelven a beber, como verdaderos dipsómanos ¿a ver si va a resultar que la Navidad es una incitación subliminal al consumo de sustancias sustitutivas de las peladillas y el turrón?.
Hablando de sustancias sustitutivas, leo otro titular que no tiene desperdicio: “El Gobierno recomienda comer conejo en Navidad”. Evidente, la almeja de ‘la mer’ se ha puesto muy cara y hay que conformarse con productos de sustitución, como el susodicho conejo, la patata o la castaña.
Afortunadamente concluyó en Ponferrada el Ciclo de Literatura Templaria. Digo que afortunadamente, porque sólo a un concejal de cultura o a un personaje superfluo similar se le ocurre montar un sarao donde todos los que intervienen en él lo ponen a parir. Había que oír a Sánchez Dragó despotricar sobre el Código Da Vinci, llamándolo “auténtica bazofia” y diciendo que lo único bueno que se ha escrito en el género es su “Gárgoris y Habidis” (otro que ha venido sólo a hablar de sus libros). Por cierto, me aseguró que estaba “hasta el gorro” de la ‘Tele-Espe’ y que pronto la iba a dejar. Yo se lo aconsejo encarecidamente, porque a fuerza de mímesis el pobre Sánchez Dragó se parece cada día más a Esperanza Aguirre, incluso hay quien asegura que son la misma persona.
PD. Esta misma noche (del domingo 16 de diciembre de 2007) se prevé un frío de cojones. Otro titular: “Alerta naranja en La Rioja por mínimas de doce grados bajo cero”. Este era el titular, ahora viene el suplente: la foto de arriba la tomé hoy al mediodía. Es la fuente de la Plaza Lazúrtegui, en pleno centro de Ponferrada. Se registraron 6 grados bajo cero y en las afueras de la ciudad había dos grados menos. Luego dicen que el planeta se calienta. Sí, por los cojones. Ya me gustaría, ya.

12 de diciembre de 2007

Tesis y prótesis



















Una cosa es que sea muy escéptico respecto al problema del cambio climático y otra muy distinta es que acepte mentiras por mucho que éstas se orienten en pro de mis tesis ( mis prótesis).
Viene esto a cuento, porque acabo de leer en ‘El Periódico’ (por llamarlo de algún modo), un artículo firmado por un tal Antonio Madridejos, que ha sido reproducido (el artículo, por suerte no el autor) sin criterio alguno por ‘periodistadigital.com’ (a los mentirosos, a los manipuladores y a quienes les dan cobertura hay que distinguirlos por su nombre) y que es todo él una perla que esconde enormes dosis de ignorancia por parte de quien redactó la noticia, cuyo título ya sorprende: "La conferencia de Bali emite tanto CO2 como Perú en un año”. Dicho así podría parecer hasta verdad, pero cuando se lee un poco más la noticia aclara el dislate mintiendo más aún: “Si se calcula que al menos 10.000 personas se han desplazado a la isla desde todos los rincones del planeta y que todas lo han hecho en avión, ello ha supuesto la emisión de unas 25.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2), prácticamente lo mismo que producen en un año países como Perú, Azerbaiyán o Ecuador”.
Hay que ser muy imbécil o muy indocumentado o ambas cosas para suponer que, por subdesarrollados que sean esos países que cita, sus emisiones anuales de CO2 son inferiores a 25.000 toneladas. Tengamos en cuenta que una central como Compostilla II, aquí en el Bierzo, emite en torno a 7 millones de toneladas de CO2 anuales (tiene asignadas 5,1 y tendrá que comprar derechos para dos millones más o reducir la producción, como el otro día dejó bien claro el director de la planta, Alfredo García).
Así, según el tal Madridejos (a quien no quiero ver ni de lejos), Perú emite 280 veces menos CO2 que una central del Bierzo. Recuerdo que la otra, la de Anllares, que es más pequeña, emite más de 1,5 millones de toneladas de CO2.
Es obvio que eso no puede ser otra cosa que una ‘cagada’ monumental del periodista (por decir algo de él). Pero para tapar la incoherencia y no permitir que la realidad le joda el titular tan cojonudo que había encontrado, entonces derivó hacia peores derroteros: “El aire acondicionado no es habitual en los taxis de Bali pese a las temperaturas y la humedad sofocantes, pero en las habitaciones de los lujosos hoteles y en algunas estancias del centro de convenciones hace incluso frío. Un cálculo de la propia UNFCC, incluyendo el consumo energético y los transportes internos, eleva la cantidad de dióxido de carbono generado a 47.000 toneladas, equivalente entonces a la producción anual de Suecia o Marruecos”.
Eh, regardez la gilipollez: resulta que Suecia y Marruecos emiten menos de 47.000 toneladas anuales de CO2, o sea 150 veces menos que Compostilla. ¡Qué barbaridad!
Como el ‘pavo’ metido a periodista ya no sabe cómo salir del jardín en el que se ha metido, continúa el artículo cagándola aún más: “Bangladés, con cerca de 140 millones de habitantes, quedaría a continuación con 34 millones de toneladas”. Como ya está perdido, da un doble salto mortal con tirabuzón y reconoce que ‘Bangladés’ emite anualmente 34 millones de toneladas, o sea, según estos cálculos, 723 veces más que Suecia y Marruecos. En realidad el Madridejos este se lió y dónde dijo miles debería haber dicho millones, con lo cual el gasto de CO2 de la conferencia de Bali es despreciable comparado con el de cualquier país del mundo por pocas emisiones que tenga.
Si lo que se quiere es denunciar las estupideces y excesos que se cometen en nombre del cambio climático, que son muchos, no hay que mentir, basta con ser rigurosos. Por ejemplo, Zapatero va a destinar 1.000 millones de euros para reducir un 0,1% las emisiones de CO2 a través de los llamados ‘hogares verdes’. Es obvio que ese gasto no va destinado a reducir las emisiones, sino a ganar las elecciones.
PD. También se puede uno reír y mucho cuando ve a millares de patéticos y engañados ciudadanos muertos de frío y víctimas del cruel invierno que sufre Europa (esta noche media España interior registró temperaturas de 8 bajo cero) protestando airadamente porque el planeta se calienta. Es evidente que les han lavado el cerebro y ahora ya no consiguen distinguir entre la vida real y la propaganda ‘orwelliana’ y neonazi de los medios de comunicación. Véase en las fotos de arriba los árboles sin hojas (será por el intenso calor invernal).

11 de diciembre de 2007

Eurípides y el euro

Viene a decir, más o menos, el informe Pisa (los huevos) que la escuela en España es una puta mierda.
‘Fetivamente’; no podía ser de otro modo: antes de convertirse en un imbécil integral (a partir de los 18 años) un niño tiene que madrugar cada mañana y aguantar horas y horas el coñazo en el colegio o en el instituto. Por si esto no fuera suficiente, sus padres, madres e, incluso, sus seres queridos, andan todo el puto día machacándole las meninges con las bondades y beneficios de estudiar y hacerse un hombre de provecho.
Pero el niño, que todavía no ha llegado al nivel de idiocia que previsiblemente alcanzará en un futuro no muy lejano (ya dije que a partir de los 18 años), observa con sus ojos de la cara y hasta con el del culo que la realidad es harto diferente.
En la vida real el que estudia y se esfuerza es un mierda y un pringao. A veces obtiene algo parecido a un reconocimiento social que deviene inútil, por cuanto jamás está acompañado de dinero. Por el contrario, todos los días tiene que soportar al insoportable tonto del ‘cole’ o del ‘insti’, un tarado mental y macarra al que su padre, o el empleado de éste, viene a buscar cada día en un BMW (hasta en un Rolls los he visto yo). El macarrilla no da clavo, pero, misteriosamente, siempre saca buenas notas y la ‘babosería’ y condescendencia con que lo tratan los profesores es tan proverbial como asombrosa. Además, el pavo es requerido por las pibas más macizas y corre la voz de que a más de una se la ha tirado en el chalé de sus padres, justo cuando éstos estaban en la ópera (una mierda de espectáculo que los progenitores no entienden, pero al que acuden solícitos, porque proporciona ocasiones magníficas de lucir coches, vestidos y joyas y codearse con los políticos, con algunos eclesiásticos y con otros triunfadores como ellos).
En otro caso, el muchacho al que se le pide un esfuerzo ímprobo para recordar qué cojones es un hemistiquio o qué pollas decía ese otro imbécil llamado Georg Wilhelm Hegel (no me digan por qué, pero el apellido se lee ‘jéguel’, los nombres no tengo ni puta idea de cómo se dicen); ese pobre muchacho, digo, ve con desasosiego y envidia a la pibita de 14 años que no estudia un pijo y a quien sus padres, lejos de reprenderla, la premian para que se pase las horas muertas jugando al tenis. Luego, la niña holgazana sorprende a todos con un vigésimo segundo puesto en el abierto (open) de no sé donde hostias (por ejemplo, de Australia, que queda a tomar por el culo) y se levanta cada año 300.000 gallifantes, sólo en premios, a los que hay que añadir otro tanto o más por la publicidad y por las exclusivas de las revistas. Por si fuera poco, la tenista luce un moreno acojonante, folla como una loba con otros tenistas suecos o argentinos y acaba la cabrona dominando tres o cuatro idiomas, sin contar el francés, por la sencilla razón de que está más viajada que el baúl de la Piquer.
El niño esforzado, aplicado y coherente también tiene que asistir al bochornoso espectáculo del anormal que, sin saber casi ni leer ni escribir, juega al fútbol de puta madre y al que, tras una brillante trayectoria como alevín e infantil, le hace una prueba el Real Madrid o el Barça y le solucionan la vida para siempre.
Hay más, cuando el futuro ‘hombre de provecho’ saca unas notas más que aceptables pasa a la universidad y allí ve que los ‘capadores’ (los que más chiflan) no son los que mejores notas tienen, sino los hijos, primos, tíos y demás familia de los rectores, de los vicerrectores, de los catedráticos.... Da igual las notas que saque, los departamentos ya están copados por lameculos y chupapollas y son impermeables (vamos, que allí no hay dios que haga carrera).
Entonces, el muchacho, con un expediente brillante, es requerido por una empresa privada (bebida), y allí vuelca todo su talento, y todas sus ilusiones y proyectos, ¿para quién?, para el dueño de la empresa, un fulano que generalmente es analfabeto, pero que supo poner los cojones encima de la mesa cuando el Franquismo o la Transición y se forró por los siglos de los siglos (por cierto, después de haber sido un cabrón con pintas, intenta lavar su conciencia en brazos de la Iglesia, que lo acoge benigna en su seno a cambio de unos donativos nada modestos). Ahora cimenta toda su fortuna en contratar a jóvenes brillantes para que, a cambio de un sueldo miserable, mantengan y amplíen su ya pingüe peculio.
Ya vemos cómo estudiar normalmente no conduce a las cosas buenas de la vida, es decir a los coches caros, a las tías caras, a los restaurantes caros (de autor), a las drogas de diseño (casi tan caras como los restaurantes de autor) y hasta a la ópera (aunque sea inaguantable).
Lo que está pasando es que, como los jóvenes aún no son del todo tontos, comprenden rápido que estudiar mucho sólo sirve para dejarse la vista frente a la mierda del ordenador, para malvivir pagando un piso y un coche de mierda, para tener hijos cagones y tragones que acaban con la paciencia de uno y para mirarse al espejo y verse calvos y cincuentones, con una esposa y unos hijos que únicamente ven en ellos una caja registradora que suelta dinero a base de que se lo saquen de los mismos riñones durante lustros.
Mientras esto sucede, la tenista sigue follando y hablando idiomas, aunque ya no juegue ni al mus y aunque sea más fea que un muerto con mocos. El tarado del ‘cole’ ha progeresado adecuadamente y ahora tiene su propio BMW deportivo, con el que va a toda hostia por la carretera, porque es un macarra y es un hortera, pero caga dinero, porque su padre le ha puesto un pequeño chiringuito inmobiliario para que vaya aprendiendo y algún día llegue a dirigir el resto de empresas del viejo, el empresario analfabeto que, incluso, va a la ópera y contrata a jóvenes brillantes por un sueldo miserable.
El futbolista no llegó a estrella (que ya habría sido la hostia), porque se lesionó, pero hizo pasta y ahora regenta una conocida tienda de deportes, organiza espectáculos deportivos y hasta es comentarista de fútbol, incluso de política, en una emisora de televisión y otra de radio locales. En fin, es un héroe local.
Los catedráticos, los profesores y los lameculos y chupapollas de la universidad siguen a su puta bola en su ‘corralito’, exactamente igual que los políticos. A veces uno de aquéllos es requerido para pasarse a las filas políticas, algo que compensa, pues aunque conlleva mayor desprestigio social, ello se compensa a base de pasta (de mucha más pasta que la que gana un profesor), pasta proporcionada a espuertas por el padre del niño que ahora conduce deportivos. Para celebrarlo unos y otros organizan sonados saraos en las que hay droga, titis y vicio a espuertas.
En ese proceloso mundo de la política se dan extrañas coincidencias y no es inverosímil encontrar a un rábula concejal de urbanismo junto a un catedrático de Física o a una concejala de cultura tan enamorada del teatro que cree que el euro lo inventó Eurípides. Todo se mezcla y todo está justificado, porque hay mucho, pero que mucho dinero por medio.
Todos saben que, por exagerado que parezca, esto que digo es verdad y por ello no entiendo cómo no se les cae la cara de vergüenza a todos los que andan criticando a los jóvenes y a los profesores, diciendo que la enseñanza en España es una mierda.
Claro que es una mierda. Elemental; cómo no va a serlo (Holmes): en estas circunstancias, a ver quién tiene cojones a demostrar para qué sirve saber qué es un hemistiquio o quién era ‘Jéguel’.
PD. Es obvio que en todo este dislate estoy a favor de Vicente Verdú y en contra de ese espantajo académico llamado Antonio Muñoz Molina y vienen a mi memoria (que algún día será presa del alzheimer) aquellos versos de Rubén Darío que decían: “De las blasfemias de las academias, líbranos señor”.
Otrosí digo: Este blog ya ha superado las 5.000 visitas desde el 4 de octubre. Estoy alucinado y os doy las gracias a todos los que entráis en él y doy gracias a dios por tantas visitas: gracias, adiós.

5 de diciembre de 2007

'Literaturra' templaria

En Ponferrada se ha presentado un ciclo de literatura templaria, como si ese género fuera posible y no un imposible en sí mismo. El caso es que con tal fin anuncian su presencia en esta ciudad, nada menos que Sánchez ‘Drogao’ (digo Dragó) y Juan Manuel de Prada, lo cual es razón más que suficiente para salir huyendo como de la peste, aprovechando, además, que casi es fin de semana.
El comunista reconvertido es ahora vocero de la que en Madrid se autoproclama “lideresa” del PP (ojo, que fue ministra de Cultura) y el otro también aparece con frecuencia en la tele-basura (valga la redundancia), mañanera en este caso. Son personajes palizas, coñazos, revestidos de autosuficiencia y ensoberbecidos. Aquí tenemos ejemplos como Cristóbal Halffter o Amancio Prada, por citar unos pocos, porque son legión. Pero al final rascas un poco bajo esa pretendida apariencia de eruditos (‘erudos’ pequeños) o de sensibilidad y lo único que aFlora (como la margarina) en la mayoría de los casos es afectación y una pasión desbocada por el whisky, cosa que me parecería cojonuda si no estuvieran todo el día dándonos la puta turra con la ‘literaturra’ que tenemos que leer, con lo que tenemos que escuchar y con lo que tenemos que pensar...
Me encantan San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús, lo que no me encanta tanto es que haya un tío de Dehesas que va por la vida cagando misticismo y poniéndoles a las excelsas letras de estos santos unas músicas que huelen a sacristía, pero podrida. Por cierto, lo que más le agradezco a Santa Teresa es haberme dado la posibilidad de conocer un lugar muy cerca de Alba de Tormes donde ponen un jamón que está mejor que el cuerpo místico, que el cuerpo de Cristo y casi tanto como el cuerpo de una piba de 17, con piercings, tatuajes y un tanga de hilo dental y a la que se le leen los labios hasta cuando no habla. Eso sí, el jamón es cojonudo, pero luego, cuando vas a cagar, no cagas versos ni griales con sangre que no vale ni ‘pa’ morcillas ni música deleznable o insoportable que se quiere hacer pasar por clásica ni símbolos templarios ni dios que lo fundó. Qué va, cagas mierda que huele a hostias, pero eso también es una escatología tan untuosa y consistente como la de San Agustín (o Agustirrinín).
El caso es que la única razón de peso por la que, malicio yo, Ponferrada acogerá en unos días este engendro literario-templario es una razón ‘dineris causa’. Me gustaría saber cuánta pasta tiene que apoquinar el Ayuntamiento para satisfacer las insatisfechas alforjas de los Dragó, De Prada y de todos los apesebrados del ‘prostituto’ (digo Instituto) Castellano y Leonés (qué fino) de la Lengua. Por cierto, la ponencia de Dragó se titula “Gracias y desgracias del esoterismo literario”, título harto inferior al de “Gracias y desgracias del ojo del culo”, de Quevedo, obrita deliciosa que yo venero y que está magníficamente completada con un impagable opúsculo titulado “Elogio del pedo”, que no es de Quevedo, sino de Juan del Valle y Caviedes.
Y es que hoy día está de moda sacar la lengua a pacer por cualquier motivo. Sin ir más lejos, el Ayuntamiento de León ha decretado que el día 16 de diciembre sea denominado ‘Día de la Llingua Lleunesa’. Ni siquiera son capaces de ponerse de acuerdo en el nombre de la cosa, porque unos le dicen llionés y otros llïonés o Lleunés... En fin, lo cierto es que hace unos días hubo un congreso de literatura leonesa que, en rigor, no era tal, porque era de escritores leoneses, pero de literatura castellana, que no es lo mismo ni aun parecido.
PD. Detrás de todo alcalde que se precia siempre hay un constructor que lo desprecia (Esto es un proverbio, pero debería ser una sentencia... eso sí condenatoria y firme).
Otrosí digo: Empieza el puente de la prostitución (digo, de la Constitución, en qué estaría yo pensando) y ¿sabéis lo que os digo?, que me piro, vampiro. Así que otro día hablaré de lo de que España va en picado en educación y de unas lesbianas que quieren que el tío que les donó el semen les pague ahora la manutención del hijo de... ambas.

3 de diciembre de 2007

Parejas de hecho y de cohecho

Dicen las lenguas ‘triperinas’ (de triple filo) del PSOE que a la Iglesia y al PP no les gustan mucho las parejas de hecho, prefieren las de cohecho (obsérvese la cuasi homofonía de Totana y sotana).
En fin, yo no entro ni salgo, porque bien sé que un político local y un constructor forman una unidad de destino en lo universal, con independencia de la adscripción ideológica del político (la del constructor es invariablemente de derechas).
Generalmente, las parejas de cohecho son matrimonios más indisolubles que el que tiene con su banco aquél que pide un crédito hipotecario.
Como lo del drama del pobre Toñín y de su familia clama al cielo (el chaval ya ha perdido cuatro hermanos y todo indica que él va a ser el quinto), resulta que ahora aparecen unos pájaros de mal agüero diciendo que morirse es ver la luz, porque dios es la luz, como Endesa y Unión ‘Penosa’ y todo el mundo debe alegrarse porque los que palman de manera inmisericorde van hacia la luz. ¡Cuánta televisión ve la gente!
Cada uno que crea lo que quiera, lo que no se puede hacer es insultar a la inteligencia de los demás. Es evidente que dios está presente cada día en nuestras vidas: por eso hay tanta maldad en el mundo. Él se lleva a los seres queridos y le importa menos que una boñiga la condición que tengan. Es más, cuanto más pobres y sufrientes son más los castiga y a los más cabrones y desalmados los premia con una larga y placentera vida llena de dicha. Si además son multimillonarios les concede el mayor de los regalos, un divorcio que, aunque costoso, les permite luego unirse a una piba 20 años más joven y que se unta coca hasta en el clítoris (“clítoris pecata mundi”).
Lo peor de todo es que el número de dioses es tan grande como el de imbéciles y todos ellos (los dioses, no necesariamente los imbéciles) son unos verdaderos asesinos de hombres, ya se llamen Dios, Yavé, Jehová, Alá, Visnú, Buda...
A tal grado llega la estupidez de esos fanáticos llamados feligreses que el Dalai Lama ha llegado a amenazar con no volver a reencarnarse si continúa la injusticia china contra su pueblo (el Tíbet). Ni que decir tiene que los tibetanos, en vez de pegarle una patada en el culo para que se despeñe Everest abajo, están hondamente preocupados, cuando en realidad deberían preocuparse cada vez que el fulano se re-encarna (de noche), porque no les trae más que desgracias.
A otra cosa. Los bercianos empiezan a estar hasta los ‘güevos’ de las Edades del Hombre. Menos mal que están a punto de cerrar, porque esto ya no se puede aguantar. Con un poco de suerte llegarán a los 400.000 visitantes, eso sí, a costa de más de un millón de euros de pasta que apoquinó la Junta para prolongar el engendro 15 días más. Suerte tendremos si las polillas de los tapices y las carcomas de las tallas no salen y se comen los pinchos de los bares de alrededor. Bueno, mientras no beban cubatas o cerveza yo estoy tranquilo, porque es lo único que privo cuando voy a La Escandalera a visitar al amigo Abraham que, fíjate tú, el cabrón de él se piró a ver los museos de Berlín con tal de no tener que volver a correr el rally de 'Yo camino', entre La Encina a San Andrés, con el pasillo metálico que hizo Comonor, que es lo peor (Bueno, no, lo peor es que te metan por el culo un tenedor).

30 de noviembre de 2007

El demín, el travelo y los multinacionalistas



A lo peor es una deformación mía, pero a mí me parece que la ministra Narbona se parece cada vez más a Carmen de Mairena sin maquillar. En las fotos las vemos a las dos y tal parece que el 'travelo' es la mismísima ministra con maquillaje.
Bueno, hoy la susodicha anduvo por aquí, por Cacabelos y por Ponferrada, pero como no dijo tonterías sobresalientes (tal y como es habitual en ella) sobre el precio del agua y el cambio climático ni gilipolleces similares, pues no da ningún juego la cosa.
Estuve en la presentación del libro de Gaztelu y Javi Santiago y lo pasé cojonudamente. El libro es magnífico y yo sólo le pongo un pero, que versa exclusivamente sobre iglesias y, claro, eso me produce un cierto sarpullido, porque ya se sabe que dios y yo no nos hablamos. Lo bueno es que también aparecen imágenes de ese pobre diablo que es el Diablo y eso da más morbo. De hecho, además del 'demín' de Parajís, una figura a la que le profeso un gran cariño, también pulula por las páginas del libro un diablo rojo, que es una especie de inversa divinidad maléfica (valga la redundancia) y comunistona (como el gorila Chávez).
Me entero por los periódicos (como en su día le pasó a Guerra con lo de "mi 'henmano'") que han descubierto en Murcia una trama de políticos 'corrutos' (valga la redundancia). ¡Uff!, menos mal que sólo hay corrupción en Murcia y sitios asím, porque aquí todo es diáfano y transparente como las aguas nítidas y fluyentes de un arroyo cristalino ('ay', qué me pongo lírico perdido).
Aquí no hay más corrupción que la del Mundo (el País, la Razón...), el demonio y la carne. Por cierto, el otro día comí una carne dura como el jeto de algún ministro. Así que para corromperme como un político 'corruto', (que diría el maestro 'Pepiño') prefiero comerme el cuerpo del demonio que el cuerpo de Cristo. Digamos que, aunque los dos constituyen un acto íntimo de homofagia (comerse a uno de su misma especie), puesto que el hombre fue hecho a semejanza de los dioses, incluso de los caídos (el valle de), el demonio tiene otro comer.
Y ahora qué: ¿había o no había trampa en lo de las emisiones de CO2?. La biblia de los ecologistas (la sección 'vida&artes' de El País) lo deja clarito en su edición de hoy: "El panel de la ONU sobre cambio climático apoya la energía nuclear". Se veía venir. Todo es una puta estrategia de los multinacionalistas para colarnos la energía nuclear. Lo mejor de todo es que la están llevando a cabo con el apoyo incondicional de los mismos que hace gritaban desaforadamente aquello de "¿Nucleares?, no, gracias"... de nada.
Peor aún. Como las desgracias nunca vienen solas, ahora va Amancio Prada, alias 'el triste', y saca a la venta no uno, sino dos discos. En uno de ellos versiona a un francés y en el otro sigue con la maturranga de San Juan de la Cruz (¡qué cruz!), de Rosalía (y entraba) de Castro (Fidel) y de García Calvo (que es de Zamora, aunque no tenga culpa de ello).
A Prada, Amancio (Gento y Di Stefano) le recomendaría yo que en vez de cantautor se hiciera 'autocantor' y cantara para sí mismo, para sus adentros, como en una reflexión interior. A lo mejor con tanta profundidad le contrata el amigo Azuara, de la Fundación Ciudad de la Energía, para almacenar el CO2. Por cierto, en vez de capturar el CO2 podían soltar un poco, que me estoy jodiendo de frío.

28 de noviembre de 2007

Cómete una magdalena (Álvarez)

Qué gusto da escribir en un teclado con eñes y con acentos. No por nada, sino por la costumbre. Tampoco debe verse lo de que los catalanes mastican las palabras como una crítica, por lo menos el catalán no es tan horroroso como el euskera ni tan estridente como el castellano. Ahora, no se crea nadie que en Barcelona se habla mucho catalán, más o menos como castellano. Lo que más se habla es inglés ‘chapurreao’, porque la Ciudad Condal está llena de turistas a los que sacar la pasta. Bueno, los catalanes aman tanto su cultura autóctona y están tan deseosos de transmitírsela a los turistas, que todas las tiendas están llenas de toros de Osborne y de sevillanas y de reproducciones en azulejo de los engendros del meapilas Gaudí, que ni son originales ni lo fueron nunca. Lo que pasa es que, cuando los presentó, la gente no tenía ni puta idea, pero esos diseños son antiguos y los originales son mucho más contemporáneos que las copias.
Por toda la ciudad abundan los tablaos flamencos y las óperas flamencas. Lo más genuino son los espectáculos porno, pero de esos no hablan, aunque son lo más salvable, porque en la cosa turística Barcelona sólo se diferencia de Toledo en que en esta ciudad no hay más que conventos, curas y monjas.
En los periódicos cada día me desayunaba con la ministra Magdalena, pero la gente no estaba muy al corriente de los deméritos de la fulana. Los más concienciados son los taxistas, que se cagan en la madre que la parió, porque, por culpa de las obras de las cercanías y de las lejanías, está Barcelona intransitable.
Lo que pasa es que a la hora de votar van a votar a Zapatero, aunque sólo sea porque a Rajoy, a Piqué y a otros de este jaez no los digieren. Al PP en general no le tienen mucho cariño y como hay una alternativa, que es CiU, pues malicio yo que el PP tiene menos futuro allí que en el País Vasco, donde le profesan un cariño similar o inferior, si cabe.
Y es que hoy día ya no se vota para apoyar una opción ideológica lo más acorde con las ideas de uno. Al contrario, lo normal es votar para joder al contrario. Por ejemplo, es evidente que a Jiménez Losantos no le cae muy bien Rajoy, y no digamos nada Gallardón. Sin embargo, ya ha anunciado su voto al PP, porque no soporta a Zapatero. Y lo mismo sucede al contrario. Zapatero no despierta muchas simpatías, salvo en Buenafuente, que todavía tiene la boca dislocada de la cantidad de polla que le chupó al ‘presi’ en la entrevista que le hizo en La ‘Moncloaca’. No obstante lo dicho, habrá muchos que voten al de León, aunque sólo sea para dar por el culo a los contrarios.
Lo de la política es muy parecido a lo que pasa en el fútbol. La gente es del Madrid o del Barcelona. Pero se profesan tanto asco mutuo que, al final, los verdaderos forofos lo que más desean no es que gane su equipo, sino que pierda el contrario.
Yo por ejemplo pensaba votar a Zapatero, más que nada para joder a la Iglesia, pero veo que ya se ha bajado los pantalones. Y no te digo nada de Paco Raquetas, que hasta les regala un terrenito para que se construyan un aparcamiento o redil de creyentes.
Después pensé en votar a Rajoy, porque me gustó aquello de que el cambio climático era una ‘filfa’. Me dije, Mariano, ahí le has ‘dao’, pero, qué cojones, al pobre le obligaron a rectificar, a base de hostias, hasta los suyos. Ahora hay unas eminencias que dicen que España se va a desertizar. No te jode con las lumbreras: eso ya lo decían en época de Franco los libros de texto (detesto los libros de texto). No hay más que recordar lo de la “pertinaz sequía”, sólo que entonces, en vez de echarle la culpa al calentamiento se la echaban a la conspiración judeo-masónica, que nunca supe lo que era.
PD. Nada más aterrizar leo el caso del niño ‘Toñín’, de Fabero. El pobre tiene un cáncer que lo trae de cabeza. Sus padres ya han tenido que ver cómo morían cuatro de sus otros hijos. Eso es muy jodido, todo lo demás es mierda y mierda es que les digan a sus padres que es la voluntad de dios. No te jode, no va a ser la mía. Claro que es dios el que está detrás de tanto dolor y de tanta mierda. Si dios existe, que seguro que sí, porque esta inmundicia que es el mundo no puede ser fruto de la casualidad, ni siquiera del Demonio, que no tiene tanta maldad, me gustaría ver qué jeta pone cuando se encuentre cara a cara con el padre de Toñín.

26 de noviembre de 2007

Hasta el 'conho' de lo que cuesta una 'canha'

Barcelona es la hostia. Aqui todos chapurrean una lengua que parece que mastican las palabras. Comprendo que el castellano es recio y el lliones no, quiero decir que no se sabe lo que es, porque jamas he oido pronunciarlo. En fin, le dieron un premio protagonistas a Jose Carreras y otro premio a un piloto de carreras. Tambien premiaron a Shaila Durcal como artista revelacion. En realidad la premiaron porque se murio su madre, que todos dicen que era muy buena artista. No lo se, en cierta ocasion vi una pelicula suya titulada 'Rocio de la Mancha' que, la madre que me pario... si no incitaba al consumo de droga poco le faltaba.
Ya sabeis todos que me gusta el vino, la cerveza y la bebida en general, siempre que no sea con moderacion. Lo que pasa es que aqui te afeitan 5 euros por una 'canha' y antes de mamarte te arruinas.
Ya os contare mas cosas. Esta vez no fui a la Sagrada Familia: basta ya de horrores. Fui a ver Santa Maria del Mar, de la que habla Ildefonso Falcones en una novela aceptable. Porque se trata de Barcelona, pero esta iglesia la comparas con la catedral de Leon, por ejemplo, y es un puto chamizo.
No os entretengo mas, estoy cansado de trabajar y voy a acostarme con unas personas de diferente sexo. Espero que la tarjeta de credito no se me resienta demasiado, porque el amor se ha puesto carisimo.
PD. Perdonad lo de los acentos y las 'enhes', pero es que este ordenador tiene teclado extranjero y carece de esas cosas que aqui tanto nos gustan y a veces atormentan a los poco letrados.

23 de noviembre de 2007

En San Andrés el que parece un cabrón es que lo es (hasta el miércoles)

El motivo de este artículo es despedirme hasta dentro de unos días. El caso es que me piro a Barcelona a hablar catalán en la intimidad y a los premios Protagonistas de Luis del Olmo, que, también, manda cojones, ir a Barcelona a comer botillo, con lo bueno que lo tenemos en el Bierzo. Pero, en fin, el caso es que no vuelvo hasta el miércoles.
No hay nada lo suficientemente malo como para que no sea susceptible de empeorar. Es el caso del Himno Nacional. Ya dije en su día que era terrible que la iniciativa de ponerle letra a la Marcha Real partiera del Comité Olímpico Español y de esa corporación cuasi mafiosa que es la SGAE. Bueno, no contentos con ello, eligieron a un jurado de catedráticos y deportistas. No digo más que entre los prohombres electos figura Jiménez de Parga. Para terminar de cagarla, ahora anuncian que el himno, con su letrina, será interpretado por primera vez por Plácido Domingo y que la gala inaugural se celebrará en un edificio prestado a un muy bajo interés, si ello fuera posible, por Emilio Botín, personaje que viene a completar la siniestra nómina. Como se ve, los males nunca vienen solos.
Me apuesto los huevos a que hagan lo que hagan no harán sino empeorar el engendro, que ya de por sí, sin letra ni nada, es horroroso, entre otras razones porque la música militar es a la música lo que la inteligencia militar a la inteligencia, un oxímoron, pura antítesis (como agua seca o luz oscura).
Se diga lo que se quiera, en España no puede haber otro himno digno de este país que 'Paquito Chocolatero' o, en su defecto, aunque lo juzgo inferior, 'Que viva España', de Manolo Escobar.
Ahora resulta que el PSOE y el Mass quieren que la exposición de Las Edades del Hombre de Ponferrada se prolongue hasta después de Reyes. Ya no se acuerdan de que en su día denunciaron su inauguración, porque pensaban que era un acto electoralista, que lo era.
En fin, razón no les falta al criticar que la Junta ha dado más de un millón de euros por la prórroga de 15 días de la exposición, que se iba a clausurar este fin de semana. Por ese precio, tendría que estar abierta otro medio año más.
Sin embargo, a mí, ya ves, no me parece mal que echen de una vez el cerrojo. Así, cada mochuelo a su olivo y cada santo carcomido a su iglesia. Pero lo mejor de todo es que quitarán de una puta vez la horrible pasarela metálica que une La Encina y San Andrés (ya se sabe lo del refrán: En San Andrés, el que parece un cabrón es que lo es).
PD: A Pedro Gazt..., que me escribe con asiduidad, tengo que decirle que no hay problema en que nos tomemos una birra o varias. Eso sí, yo más de 200 o 300 no voy a tomar, porque eso es vicio y no se puede hacer apología de las sustancias que colocan, pues ello produce indignación a las personas sensibles. Además, si quedamos, le podría dar alguna que otra pista sobre mi amadísimo Fernando Mencía.

22 de noviembre de 2007

A la mierda el de "a la mierda"

El tema de las drogas es muy doloroso para quien lo sufre, el tema del cáncer es muy doloroso para quien lo sufre, el tema del Alzheimer es muy doloroso para quien lo sufre, el tema del terrorismo es muy doloroso para quien lo sufre, el hambre y la guerra son muy dolorosos para quien los sufre, el tema de los accidentes de tráfico es muy doloroso para quien lo sufre.....
Podría llenar así un tratado. Comprendo que no hay justo término para las cosas injustas, pero en España mueren 20 veces más personas por los efectos nocivos del humo del tabaco que fuman otros (los llamados fumadores pasivos) que como consecuencia directa de las drogas. Yo banalizo lo que quiero y quien se sienta ofendido allá él. Recuerdo que a Velázquez (con Z) lo quiso procesar la Inquisición por pintar una mujer desnuda (La Venus del espejo) imagen que los sotaniformes consideraban pornográfica y sucia. Él se defendió diciendo que la suciedad está en la mente del que mira y no en la imaginación del que pinta, porque la figura de Cristo también aparece desnuda en los cuadros y a nadie se le ha ocurrido nunca tacharla de impúdica. Además, tengo que decirlo aunque moleste, considero que la coca es tan perniciosa como la política, como la Iglesia y como Internet, tan perniciosa como cada uno quiera considerarla.
Los mismos payasos de la tele, cuando éramos pequeños, nos hablaban del mono y nos incitaban al consumo: “Cómo me pica la nariz, cómo me pica la nariz, ya no lo puedo resistir, cómo me pica la nariz”.
Aunque parezca muy banal no lo soy tanto y el que me manda a la mierda debe tener muy presente que a la mierda vamos todos y que aquel actor que mandó a la mierda a un admirador que le pedía un autógrafo también se fue a la mierda, ayer mismo. La vida es una mierda, la muerte es una mierda. No podía ser de otro modo, visto quién hizo el mundo y teniendo en cuenta que lo hizo en seis días (así salió).
Voy a un tema más doméstico y también muy sangrante. Se ríen de mí porque abomino de los ‘al-goreros’ del cambio climático. Me ratifico, no obstante, en mi postura. Considero que lo del cambio climático por causas humanas no sólo es un engaño, sino que la estrategia para luchar contra él esconde invariablemente una estafa a los ciudadanos.
No será que no lo anuncié aquí: el enorme engaño del servicio de alquiler de bicicletas montado por el Ayuntamiento de Ponferrada, que también han copiado otros ayuntamientos. Es obvio que la excusa de reducir emisiones de CO2 se desmonta por sí misma, porque sale cada tonelada que se reduce a unos 800 euros, cuando en el mercado de emisiones cuesta 0,07 céntimos. Pues bien, la trampa tenía una segunda parte: ahora el Ayuntamiento va a privatizar el servicio de las bicis (lo llaman técnicamente subcontratar, pero en realidad es dárselo a un colega). La pasta que el Ayuntamiento se va a gastar en la privatización son otros 76.000 euros, de modo que la broma de las putas bicicletas, que en estos días no utiliza ni dios por el frío que hace, va a salir por 220.000 euros (a 2.200 euros por bici. Ni la bicicleta de Indurain).
En fin, como en todo, en esto del calentamiento unos van al santo y otros a la limosna, pero para que se comprenda que el alarmismo es infundado tengo que remitir a quien me lee al magnífico blog de Antón Uriarte (el blog no tiene desperdicio, se llama CO2 y el vínculo directo aparece en los enlaces de esta página). Sirva como breve apunte que el aumento de la temperatura media del planeta en siglo y medio ha sido de unos 0,6 grados centígrados y no sé por qué extraña razón alguien sostiene que en los próximos 13 años la temperatura va a subir 2 o 3 grados más, pero no lo demuestra porque no puede hacerlo.
Arriba reproduzco la gráfica de la temperatura media planetaria en los últimos 6 años (la he sacado del mencionado blog y es absolutamente fiable). Como se ve, en estos años no ha subido nada. Ahora que cada uno crea lo que quiera, pero eso no es ciencia, sino una cuestión de fe (es decir, es una religión).
Esta mañana me desayuné con la Cope. Estaban llamando borracho a Moratinos y decían que el vino de Burdeos le marea la cabeza. Luego dicen que yo insulto.
La cuestión que quería tratar de la Cope es otra. Federico está poniendo a Rajoy a caer de un burro, porque no piensa ir a la manifestación de la AVT. Dice el gurú: “si sale bien, que saldrá, será a pesar de Mariano Rajoy, y si sale mal será por culpa de Mariano Rajoy”. “Pero si lo ha hecho mal desde que empezó...” (por Rajoy). “La derecha tiene una base que no se la merece. Los dirigentes del partido no le llegan a la suela de los zapatos”.
Y yo digo: Mariano, Mariano, te ha salido un grano.
PD. Perdón por la extensión, intentaré ser más breve, como aconsejaba Gracián.


21 de noviembre de 2007

Drogueros y 'bloggeros'

Una cosa es el cachondeo y otra el tiroteo: Entre los ‘bloggeros’ que me regalan con sus comentarios hay un tal Lope al que nunca agradeceré lo suficiente sus insultos y descalificaciones, porque eso me recuerda que todo es efímero y que al fin y al cabo hemos venido a este puto mundo a cicatrizar.
En fin, al tal Lope le molesta que yo banalice sobre el consumo de drogas y me acusa de hacer una especie de apología de este delito. Si, como dice, es cierto que él ha perdido a uno o varios familiares cercanos como consecuencia directa de las drogas, entonces poco puedo decirle, porque, además, todo lo que diga no servirá para su consuelo.
Ahora bien, no se puede extrapolar una vivencia personal a una reflexión general, por una sencilla razón: estoy absolutamente seguro de que ninguno de sus allegados muertos por la droga habían leído este blog. En consecuencia, culpe Lope a los culpables y no a mis palabras que, por otro lado, dudo que alguna vez lleguen a ser leídas por gente indocumentada y de baja extracción cultural.
Según ese razonamiento visceral y hasta comprensivo de Lope, cuando un joven muere en accidente de tráfico, sería absolutamente legítimo insultar y descalificar a los anunciantes de coches, a los periodistas que hacen apología de la Fórmula 1 y hasta al propio Fernando Alonso, quien, hasta donde yo sé, es todo un héroe nacional, por el momento.
Si alguien hace una película de borrachos (digamos ‘Días de vino y rosas’), entonces todos los familiares de los alcohólicos deberían estar legitimados para insultar al director, a los exhibidores y hasta a los acomodadores de las salas de fiestas.
La cosa es mucho más seria. No se puede culpar a la juventud de consumir drogas, cuando esta misma juventud está viendo como la consumen a espuertas sus profesores, sus dirigentes, sus políticos, sus ídolos y hasta sus confesores. ¿Acaso no es consumir droga ir hasta el culo de EPO en el Tour? Todo el mundo sabe que un deportista de elite (prefiero sin acento) que no da positivo es porque aún no han detectado qué es lo que se mete. La diferencia entre un deportista bueno y un campeón radica exactamente en ser capaz, junto con su equipo médico, de enmascarar la sustancia que multiplica el rendimiento. Da igual que luego ese deportista sea un trapo o una piltrafa (verbigracia Maradona), al final siempre será un ídolo aclamado por la multitud y si se descuida hasta obtendrá el premio Príncipe de Asturias.
No se puede, querido Lope, buscar chivos expiatorios en quienes no han cometido otro delito que escribir cuatro palabras, aunque ya es bastante grave de por sí. Pero es obvio que cuando escribo algo no puedo estar pensando en cada caso concreto, porque eso no lo hago yo ni nadie. Es un riesgo que asumo. Sin querer compararme ni mucho menos recuerdo aquí que el mismo Quevedo fue perseguido por sus escritos y Sócrates por sus pensamientos.
No puedo ni debo pedir perdón por hacer bromas de cosas sagradas. La ofensa está en la mente del que la recibe y nunca en la de quien la inflige (es aquello de no ofende quien quiere, sino quien puede). De todo se puede hacer broma. A estas alturas no sería creíble que yo renegara de mi vocación iconoclasta: Un ejemplo: Jesús les dijo a sus discípulos: - Vamos a tomar unas birras al monte de los Olivos. Los discípulos miraron con condescendencia a su maestro y le espetaron: - Señor, allí no vayas, que te clavan.
Pues a esto me refiero
PD. Siempre he pretendido huir de la escritura críptica y de los contenidos herméticos, pero, por si no quedó claro en su día, debo precisar que a los anónimos a los que yo denostaba era a los columnistas y críticos anónimos que pululan y proliferan en los medios de comunicación, no a mis comentaristas anónimos. Si yo no quisiera comentarios anónimos podría pedir una clave de identificación que, en caso contrario, impediría introducir consideración alguna en mi blog. Es más, si quisiera podría quitar los comentarios y santas pascuas. No los anónimos que son el detritus de la profesión periodística son otros, no los que me insultan. Ya lo dije, a éstos últimos los quiero mucho.

Dos mil gracias

Estuve más de cuatro años escribiendo una columna semanal en mi periódico y en todo ese tiempo no coseché más que sinsabores: "Como aré y sembré, cogí / aré un alterado mar, / sembré una estéril arena, / cogí vergüenza y afán" ( lo escribió Góngora, el gato de Góngora, pero se puede aplicar a mi caso).
En esos más de cuatro años también tengo que decir que hubo gente que apreció mi esfuerzo, unos me ensalzaron y otros me vilipendiaron, a estos últimos les debo más que a los otros, porque esta sociedad puede perdonar cualquier cosa, menos el talento y que hablen bien de uno.
En fin, llevo unos pocos meses construyendo este blog (utilizo de propósito la terminología 'ladrillera', porque, a la postre, va a ser la única que nos quede). Sin un gran entusiasmo, el pasado 4 de octubre introduje en el blog un contador de visitas. Hoy 21 de noviembre se han superado las 2.000 entradas y estoy completamente asombrado de que haya tenido tan buena acogida y en los comentarios de los lectores se hayan suscitado debates tan curiosos como intensos.
Por otro lado, tengo que decir que entre los que escriben comentarios hay quien lo hace cojonudamente y leer esos comentarios me hace replantearme la posibilidad de dejar de escribir: recuerdo que al maestro Verrochio le mostraron un fresco de un joven pintor alumno suyo y cuando lo vio juró que ya no volvería a pintar y se dedicaría únicamente a la escultura (era bastante mejor en este campo que Eduardo Arroyo, por lo menos nunca escupió, digo esculpió, moscas). Para los curiosos, diré que el alumno aventajado y genial de Il Verrochio era Leonardo da Vinci, al que luego le hicieron un código y no sé cuantas perrerías más, hasta que casi se ha olvidado el talento que atesoró y por el que es grande.
Así pues, en estos pocos meses me habéis dado más alegrías que todas las columnas de cuatro años juntas. Sois la Rehostia, como el difunto Caudillo pero en bueno.
Un abrazo y gracias.

20 de noviembre de 2007

Bill 'Clintoris' y la 'Guarra' Civil

Para algunos hoy es un día de infausto recuerdo, pues hace ya 32 años que la diñó el ‘Enanísimo’ y se nos cayeron los palos de sombrajo. Peor aún, los palios pasaron a tener como único inquilino a la Sagrada Hostia, después de décadas asombrando (dando sombra) a esa Rehostia andante que era Franco.
Sí, mis queridos ‘bloggeros’, 32 años ya. Aunque “más vale ‘mocos’ que muchos” y “‘moco’ a ‘moco’ me enamoré de ti”, recuerdo que millones de personas desfilaron ante el histórico fiambre llorando a moco tendido. Digo yo que no todos irían obligados como actualmente se insinúa. Ahora resulta que España abomina del Comandantín de Ferrol (Franco, quiero decir, que también Pablo Iglesias era de Ferrol), aunque es lo cierto que en el PP no pueden evitar una mirada nostálgica. En cambio a mí me gustaría mucho saber cuántos cargos públicos y prohombres del PSOE vertieron lágrimas de amor sinceras por el finado exterminador.
Sin embargo, todo cambia. Yo, sin ir más lejos, acabo de cambiar un billete de 50 euros y ya no me queda un puto duro.
Digo que, en ese cambio climático-sociológico-político, hasta el presidente de los obispos, un tal Blázquez, afirma que la Iglesia debiera pedir perdón por algunos de sus comportamientos durante la ‘Guarra’ Civil. Incluso hay quien dice que la Iglesia debe dar un paso más y condenar el Franquismo. No jodas, eso sería como condenarse a sí misma. Bueno, como sus ministros se han autoconcedido la capacidad de autoperdonarse, bien mirado la cosa tampoco sería tan grave. Por otro lado, yo no creo que ni en la Guerra Civil ni en ningún otro episodio histórico, pongamos que hablo de la Inquisición, los ministros de la Iglesia hayan hecho nada que no sea acorde con su naturaleza esencial: ser los sicarios, perdón, los vicarios de un dios inicuo, pernicioso y con un sentido del humor más que macabro (‘macabrón’).
En el colmo de los despropósitos, va ‘Z’ y designa a Bil ‘Clintoris’ como su asesor en materia de medio ambiente. Digo yo que será asesor en materia de polución (Polución: efusión del semen. DRAE dixit), polución sobre los becarios (¡ay!, los ‘precarios’, digo los becarios, cuánto tienen que tragar).
Entre mis detractores (amarillos) hay quien me zahiere y vitupera por banalizar el problema de las drogas. Yo no creo que haya problema alguno con la droga: tenemos suficiente para todos. También me aseguran que las drogas están causando estragos entre la juventud. No tienen ni puta idea. La juventud consume muy poca droga en comparación con quien de verdad la engulle a mansalva: los políticos, los banqueros, las gentes de la farándula, los curas y los obispos (que mueren de sobredióciesis), los jueces, los médicos, la policía... y hasta la gente honrada. De hecho, yo tengo un amigo que dice que conoce a un tipo que no consume droga (será que no oye la Cope).
También me acusan de meterme con todo el mundo. Es cierto, me meto con unos y con otros. Como se ve, no hago más que meterme, así que hala, que circule la ‘farla’.
No os entretengo más. Lo dicho, tal día como hoy palmó el Generalérrimo y lo enterraron bajo una lápida de no sé cuantas toneladas en el Valle de los Caídos. Si hubieran puesto una lápida así en la tumba de otro que yo me sé no habría resucitado y nos habría ahorrado a todos muchos jaleos (anda jaleo, jaleo, ya se acabó el alboroto y ahora empieza el tiroteo).
PD. Ahora va Durao Barroso y dice que se siente engañado por el Trío de las Azores. Que el que más le mintió fue Aznar, que se empeñó en convencerle de que había armas de destrucción ‘+IVA’ en Irak. Eso le pasa por fiarse de un tipo que anda todo el día colgado de la Botella.

16 de noviembre de 2007

Juan Carlos de ‘Bourbon’ y la 'in-Fanta' de limón

Si es verdad eso de que “por sus obras los conoceréis”, a mí que no me jodan, que o Dios es español o de otro modo no se entiende que sea tan torpe y chapucero.
La institución del matrimonio es una prueba irrefutable más, aunque no la única, de su ineptitud.
A estas alturas, y vendido como está todo el percal, parece evidente que en la mayoría de los casos Dios ha unido lo que nunca, bajo ningún ‘conceto’ (que diría ‘pepiño’), debió unirse, verbigracia la in-Fanta de limón Elena, la hija de Juan Carlos de ‘Bourbon’, y Marichalar, el tipo del patinete eléctrico y las bermudas historiadas.
Todavía recuerdo el numerito montado en su día en la catedral de Sevilla. A ver qué dicen los obispos cuando tramiten el divorcio y la familia real se pase el vínculo indisoluble por los huevos.
Una prueba fehaciente de que dios falla más que una escopeta de feria en esto de unir con lazos inextricables (como el ‘Súper Glue3) la tenemos aquí en León, donde, según los datos del Instituto Nacional de Estadística en 2006 se divorciaron un total de 1.220 parejas y hubo 206 separaciones, lo que coloca a esta provincia en la primera de la Comunidad en separaciones y la segunda en divorcios (¡Virgen santa!).
Donde seguro que no patina dios ni sus ‘acólitos anónimos’ es en su afán de ordeñar la teta institucional. Ahí lo bordan, porque como decía mi abuela: “la Iglesia salves y credos y los cuartos quedos”. Véase si no: la Junta le dio el jueves a ese ‘nido de obispas’ que es la Fundación las Edades del Hombre 1,1 millones de euros (183 milloncejos de pesetas) para los gastos que supone prolongar durante 15 días la exposición ‘Yo camino’, de Ponferrada (hasta el 9 de diciembre). Así que, si dividimos 183 kilos entre 15 días nos sale que cada día de prórroga cuesta.... Tachiiiiín....... más de 12 millones de pesetas diarios. Luego dicen que la leche está cara, pero comparado con las tallas y las reliquias carcomidas de los santos es una mierda, como la exposición en sí.
Dicen los prohombres del engendro que la muestra de Ponferrada ha sido todo un éxito. Todo mentira. A la hora de mentir no se distingue a un cura de un político. Quieren apurar para ver si se llega a los 400.000 visitantes, cuando la que se hizo en Ciudad Rodrigo alcanzó los 550.000. Y eso que Ciudad Rodrigo es un puto pueblo comparado con Ponferrada (tiene unos 12.000 habitantes). Luego, algo falla.
En fin, aparquemos las sotanas, porque si no, se van a mosquear conmigo los amigos Gaztelu y Javi Santiago, que van a sacar un libro muy bonito de iglesias del Bierzo y no es plan de que yo les ande torpedeando con mi anticlericalismo (que es un huevo colgando y el otro lo mismo). Así que, compañeros, salud y suerte.
PD. Por otro lado, a pocos días del 20-N, aniversario en el que Franco y yo dejamos de fumar (uno de una forma y otro de otra), ya estoy echando de menos la lotería de Falange que me manda un amigo al que quiero mucho y que tiene responsabilidades bancarias que van a acabar con él. Comprendo que con mi aportación estoy financiando a Falange, pero con mis impuestos también pago a los ministros y a la Cope y, por lo menos los falangistas hacen unas participaciones de lotería bien bonitas y preñadas de nostalgia. Querido José Ángel, si lees esto, mándame la lotería, cabrón, que al final toca y te forras tú solo.

14 de noviembre de 2007

El rey de los monos y el ‘Tar-Hugo’ Chávez

A lo peor fui yo el único que lo vio, pero tengo yo ‘pa’ mí que el día que Juáncar le dijo a ‘Tar-Hugo’ Chávez aquello de “por qué no te callas”, el rey de los monos (el monarca) estaba ligeramente colorado y acalorado (“acalorado estoy”, que diría Tony Ronald) y más parecía el rey de bastos que el rey de España.
No me extraña, con lo que está pasando. Ahora resulta que los duques de Lugo se separan y yo me pregunto: ¿qué habrán hecho los pobres lucenses para merecer unos duques como éstos? Porque una cosa es que sean duques y de sangre azul y otra es que, no se me negará, que son un antídoto de la lujuria. Es verlos y se te quitan hasta las ganas de tener ganas.
El caso es que Chávez llamó “fascista” a Aznar y el lío se preparó porque Zapatero consideró un insulto lo que para el venezolano era una simple definición. En fin, como dice el refrán “'pa' quien es mi padre basta mi madre”.
A Chávez le sentó como una patada en los cojones que el rey lo reprendiera en público y desde entonces no ha dejado de despotricar. Lo último que ha dicho es que “los españoles callaron a los indios cortándoles la garganta”. Lo dijo en castellano, demostrando a las claras que este idioma se presta como pocos para el eructo intelectual y otras deyecciones del pensamiento.
A ver si nos enteramos. El puto rollo de la España una es el que ampara argumentos como el del jefe de ‘establo’ venezolano. Vamos a ver: los que masacraron a los indios, en cualquier caso, digo yo que serían los antepasados de los actuales hispanoamericanos, porque mis antepasados no fueron a América y prefirieron quedarse aquí masacrándose mutuamente con los antepasados de otros españoles como yo.
Por otro lado, ya sé que la visión de la España Imperial a la que fueron tan proclives Franco y José Antonio y a la que todavía lo son Aznar, la radio de los obispos y parece que hasta el propio Zapatero presupone una continuidad histórica que a mí me la pela en estéreo.
Es decir, cuado Chávez dice que los españoles les cortaron la garganta a los indios hay que saber qué españoles fueron esos, porque a lo mejor fueron sus tatarabuelos. En todo caso no fui yo, así que a tomar por el culo. Estamos siempre con la jodienda de los españoles o del género humano como un conjunto, como una unidad de destino en lo universal que me produce sarpullido.
El caso es que un par de gilipollas se comieron una manzana, en vez de ponerse a practicar zoofilia con la serpiente, y ya estamos pagando todos la mierda esa del pecado original, que no lo veo yo tan original, puesto que lo tiene todo el mundo.
Después, unos cabrones judíos hicieron mil perrerías y terminaron por crucificar a un tal Cristo y ahora yo tengo que aguantar todo el puto día la turra de que el fulano murió por mí y para salvarme, como si yo le hubiera mandado.
A mí que no me jodan con los indios ni con los vaqueros. Seguro que el rey está más preocupado por 'la su' Elena, que va a tener que dedicarse a limpiar casas para mantener a los suyos, que por los indios masacrados por unos españoles a los que odia el tío de Venezuela y a los que yo no conocí ni puta falta que me hace.
El mundo ya era una mierda cuando yo vine a él y no comprendo por qué ahora me hacen corresponsable de todo lo que pasa. Y lo que pasa es que ahora los que tanto levantan la voz contra el venezolano se tienen que comer toda la mierda que escupe por la boca el tal Chávez, porque lo que se está jugando no es el honor ni la dignidad patria, sino el petróleo y los intereses de Acciona, de Telefónica y de tantos y tantos otros que, según ellos mismos predican, están haciendo allí una labor de lo más desinteresada, casi evangélica.
Por otro lado, pulula por ahí un personaje siniestro llamado Gustavo de Arístegui, un chico de familia bien, al que he escuchado yo llamar dictador al presidente nicaragüense, Daniel Ortega.
Seguro que el Ortega éste es un pobre tarado sí, pero un pobre tarado que con un par de cojones fue uno de los que echaron a hostia limpia del poder de su país a la dinastía de los ‘Tachos’ (Anastasio Somoza), unos hijoputas sin parangón que, cuando gobernaban, contaron con el beneplácito baboso de todos los ‘gustavos’ y sotaniformes que ahora se autoproclaman únicos representantes de la reserva espiritual democrática. Daniel Ortega es un lerdo, pero, sólo por los cojones que tuvo, estos sabelotodos debieran tenerle más respeto, aunque ataque a Unión Fenosa, (que, dicho sea de paso, a mí también me está jodiendo de lo lindo). Si tanto le ríen la gracieta al rey, que empiecen por ellos mismos y se apliquen lo del “por qué no te callas”. Pues eso.
PD. Ya dije yo en su día que eso de reciclar era una estafa más a los sufridos ciudadanos. Ahora empieza a verse más claro: la tasa de reciclaje que gira la Diputación supera los 25 euros. Y seguro que los usuarios los pagan contentos, en la creencia de que están haciendo algo bueno por el medio ambiente, cuando lo que están haciendo en realidad es cubrir de oro los riñones de los responsables del consorcio reciclador, a los que, obviamente, el medio ambiente se la trae tan floja como si se tratara de auténticos ecologistas.

6 de noviembre de 2007

La nación, la descojo-nación y el ‘Ciclón de las Azores’

¿Cómo no sentir nostalgia de la España musulmana cuando leemos el sin par opúsculo de Aznar titulado ‘Cartas a un joven español’?
Ya de joven, este muchacho que llegaría a convertirse en el ‘Ciclón de las Azores’ era como ahora y nos regalaba fragmentos de pensamiento irrepetibles en los que Aznar hacía un verdadero esfuerzo por ser él mismo, por ‘rebu-aznar’: «Habiéndome llegado un ejemplar de las Obras Completas de Primo de Rivera he tomado la decisión de militar al lado de los Falangistas Independientes, la auténtica encarnación del pensamiento joseantoniano». ¡Ondia!. Espera, que sigue. «Las calles dedicadas a Franco y a José Antonio lo estarán a partir de ahora a la Constitución. Y no hemos hecho más que empezar. Se dedican a borrar la historia».
Por si no tuviera ya bastante vacuna de españolismo cañí, leo uno de tantos alardes intelectuales (intelectuales, como los autores intelectuales) del Mesías Losantos, el único dios verdadero para el PP y para los ‘abispos’ (de largas sotanas y afilados aguijones). El título de la columna es ‘Los engañabobos’ y no consta que sea una referencia biográfica de él mismo, de Aznar y del homófobo Vidal, el nuevo César de las ondas profundas, sólo que a diferencia del grande, del César Cayo Julio, aquél sólo escribe e intertextualiza para marujas y jubilados. No creo que a estas alturas sea preciso explicar por qué me cae mejor el disipado follador romano que el ‘meapilas periforme’. Basta recordar que al calvo lo llamaban sus propios soldados “el marido de todas las mujeres y la mujer de todos los maridos”, porque hacía a pelo y a pluma, esto es, jodía y sodomizaba indistintamente (o sea, como algunos obispos de los que tengo noticia). Sólo por eso ya merece mi respeto. Si además hubiera esnifado coca ya habría sido mi ídolo y una total descojonación.
Un mérito sí le reconozco a Todos Losantos (el 1 de noviembre) y es que, por lo menos, firma con su nombre las invectivas que lanza a su prójimo con todo su amor cristiano. Por eso me cae bien, pues me viene a la ‘memoria histérica’ esta perla genial de alguien que odiaba a los que no dan la cara: “antes que nada, habría que eliminar ese refugio de toda bellaquería literaria, el anonimato” (Schopenhauer).
Ingenuamente hay quien llegó a pensar que la sentencia del 11-M calmaría las cosas y es justamente lo contrario, las encabronó aún más. Ahora esos mismos incautos piensan que sólo una victoria electoral del PSOE hará que el PP baje de la montaña. Falso. Si gana el PSOE todo se hará más difícil y la violencia verbal de los políticos se acrecentará. Los científicos aseguran que se ha descubierto un gen que en última instancia es el responsable de la caspa. Hay que luchar contra ese aserto científico, sin caspa la historia de España no sería nada. “¡Viva la caspa!”, “¡viva el vino!”, “¿Quién le ha dicho a usted que yo quiero que conduzcan por mí?”, “Papá, ven en tren”, “Hacienda somos todos”, “el total es lo que cuenta”... y suma y sigue. Lo dicho: “si bebes no des conferencias” y si esnifas trae p’acá un poco de farlopa, porque lo peor no es dejar la droga o el alcohol, sino no saber donde los has dejado.
PD. “Un joven mata en Finlandia a la directora de su instituto y a otros siete compañeros”. Seguro que si esto pasara en la casa de Gran Hermano o en ‘¿Sabes más que un niño de Primaria?’ alguno lo agradecería.
OTROSÍ DIGO: Para qué vamos a negarlo: mira que es ciruelo el ministro Moratinos. Ahora bien, extraña sobremanera que quienes más lo critican sean precisamente aquellos que pusieron en ese puesto a la inefable Ana Palacio, aquella que tras un ridículo de enciclopedia en la ONU dijo “como estaba cansada me atasqué” y aquello de que “la gasolina ha bajado unas pesetillas” gracias a la guerra de Irak.



4 de noviembre de 2007

La 'más-cara' de 'Tutankabrón'

... ni yo sé por qué me hice periodista, que es otra forma de prostituirse.

Visto como está el percal, al final va a ser cierto que los únicos y verdaderos intelectuales que quedan en España son los autores intelectuales del 11-M. Digo yo que si también estos autores intelectuales tendrán derecho a cobrar derechos de autor. Ahora que todo dios anda con la puta sentencia a vueltas, algo debería decir también la SGAE al respecto.
En fin leo en una entrevista a Victoriano Crémer que éste prohombre de las letras, que, todo hay que decirlo, tiene un pie en la tumba y el otro en una cáscara de plátano, dice textualmente: “No sabemos hablar el castellano y aparece un 'gilipollas' diciendo que está inventándose el llionés, que es lo que queda del idioma que los pasiegos, los pastores, pronunciaban en la montaña y lo que ha quedado es lo que podríamos llamar desvirtuación del castellano, que es el llionés. Pues eso es lo que nos están queriendo imponer”. Pues eso, ¡cojones!
Anda, que menos mal que lo dice don Centenario, porque a mí se me ocurrió decir algo parecido, eso sí, con más gracia, y me lo censuraron. En fin...
Voy a ponerme un poco ofensivo. Acabo de ver las fotos de la momia de ‘Tutankabrón’ (o como se escriba) y tengo que decir que tiene la cara mejor conservada que la ministra Narbona, y eso que de edad andarán parecidos. Lo que no sé es si la momia tendrá la cara tan dura como la ministra, que sigue empeñada en racionar el agua, incluso a las regiones donde sobra.
Como no tengo por qué ceñirme a un hilo argumental, ya que escribo lo que me sale de los huevos (¡por fin!), voy a hablar aquí de un claro ejemplo de estafa medioambiental enmascarada bajo el socorrido epígrafe del cambio climático: el caso es que a mediados de julio se presentó a bombo y platillo en Ponferrada una curiosa iniciativa, por virtud de la cual el Ayuntamiento ponía a disposición de los ciudadanos un centenar de bicicletas, susceptibles de ser alquiladas a bajo precio, con el fin disminuir las emisiones de CO2, según explicaban los periódicos.
Permítaseme un pequeño cálculo (de riñón): supongamos, aunque es mucho suponer, que cada una de esas bicicletas hace al día 50 kilómetros (que ni de coña). Supongamos asimismo que cada uno de esos kilómetros evita que se vierta a la atmósfera el equivalente de CO2 que emitiría la combustión de cualquier vehículo, tirando por lo alto 200 gramos de dióxido de carbono por cada kilómetro. Así, cada bicicleta evitaría cada día 10.000 gramos (10 kilos de CO2), lo que multiplicado por 100 bicicletas arroja, o más bien no arroja a la atmósfera 1.000 kilos (una tonelada) de CO2 al día. Como el experimento está calculado para medio año (180 días), entonces el ahorro total de emisiones es.... tachín.... de 180 toneladas. Alguien dirá, “menos es nada”. Pero hay más: teniendo en cuenta que la inversión en la jodienda de las bicicletas asciende a 144.000 euros, entonces cada tonelada de CO2 que evitamos emitir nos sale...tachín... por 800 euros, o sea 133.000 pelas, o sea, a precio de pelo de coño. Así que, si el Ayuntamiento quiere llevar a cabo algo positivo en cuanto a las emisiones de los cojones, lo que debe hacer es comprar derechos de emisión para esas 180 toneladas, porque, aunque pagara esos derechos a 100 dólares la tonelada, casi 8 veces más de lo que cuestan, que andarán por los 13 dólares, entonces la broma le saldría por 18.000 dólares. Al cambio actual no llega a 13.000 euros, es decir, 10 veces menos que la paja que se han cascado con las bicicletas que, por cierto, como las bicicletas son para el verano, a ver quién tiene los santos cojones de alquilarlas en pleno diciembre.
Por si fuera poco, para dejar bien patente que la estupidez no sólo es dominante, sino que además es contagiosa, debo decir que esta imbecilidad la están llevando también a cabo en ciudades como Madrid, Valencia y Sevilla. Poco más hay que decir.
PD. El malo, el perverso de ‘Z’, antes ‘ZP’, ha traído a León la cumbre de la ONU sobre la vejez. Hombre, no es la Escuela de Perritos Pilotos, pero algo es, no como la escuela aznaril. Basta ver que entre las actividades hay un concierto de Amancio Prada para constatar que, efectivamente el foro, trata sobre la vejez. Dado que se van a reunir muchas ONGs, también podrían haber aprovechado y hacer un foro de la infancia, invitando al ‘Arca de Zoé’ y a otras organizaciones relacionadas con el comercio de niños.
PD2: He sido excesivamente prudente en mis cálculos, debido sin duda a que ya no estoy tan al día como antes en todo lo relativo al cambio climático. Resulta que el precio de la tonelada de CO2 se ha desplomado y a fecha 8 de noviembre estaba en 0,07 euros (7 céntimos de euro), por lo que los derechos de 180 toneladas cuestan 12,60 euros. Es decir, el ayuntamiento de Ponferrada se va a gastar 144.000 euros para producir unos efectos medioambientales que lograría gastando simplemente menos de 13 euros, pudiendo destinar el resto a otras cosas más importantes. Estamos jodidos.

25 de octubre de 2007

La letrina del himno

En una cosa sí coincido con los apóstoles del cambio climático: “lo peor está por llegar”, pero no será en forma de sequías y gotas frías, como vaticinan los ‘algoreros’. No, me refiero a que seis ‘personalidades’, seis lumbreras seis, serán quienes decidan la letra del himno nacional que el Comité Olímpico Español, COE, propondrá a la Sociedad General de Autores, SGAE, con la intención de aplicársela a la Marcha Real, en vez del tradicional ‘chunda, chunda, tachunda, chunda, chunda, chunda, chunda, chunda, chun...’
Pese a intervenir en el asunto el COE y la SGAE, y pese a que entre los prohombres que juzgarán la letra del himno está el inefable Jiménez de Parga, la cosa no parece ilegal, pero temo que el engendro sea de dimensiones catastróficas y acreciente sobremanera las tendencias separatistas y las ganas que tenemos algunos de que España se rompa de una vez por todas. Yo ya lo digo de antemano: me da igual la letra que le pongan, yo sentiré vergüenza propia y ajena en cualquier caso. No les concedo ni el beneficio de la duda. Creo sinceramente que estos perínclitos seres, tan catedráticos, tan triunfadores, tan avezados ellos, van a elegir una letra de mierda (una letrina) para el himno.
Estamos asistiendo últimamente al rocambolesco caso de la niña de 11 años embarazada. He llegado a leer en los periódicos algo sobre “la niña embarazada de 11 años”, lo cual es un periodo de gestación de la hostia. Lo más fuerte es el titular de un noticiero digital: “Un familiar es el padre de la niña embarazada”. Nos ha jodido, un familiar de lo más cercano, concretamente el padre. Por si alguien no se cree que imbecilidades de este tipo se publican a diario en todo tipo de soporte (internet, prensa, radio, televisión, el catecismo, el Corán y hasta por fascículos), aquí reproduzco esa joya literaria impagable, porque estas ‘obras maestras’ del castellano deben preservarse para la posteridad.
Así las cosas, no me extraña que haya quien quiera hablar leonés, gallego, vasco, catalán o pachuezo a toda costa y a costa de marfil, porque, de este modo, sus eructos los entendería mucha menos gente de cada vez.
Otra cosa que se ha puesto muy de moda en estos días aciagos (¿por qué iban a ser una excepción?) es una nueva modalidad periodística: Los 'neocols', autores de las columnas, críticas y confidenciales anónimos. Bueno, como tal vez mi opinión al respecto pueda parecer sesgada, pues yo jamás he hecho una crítica ni un ataque ni una columna de opinión que no haya firmado con mi nombre, reproduzco aquí algunas opiniones de un pensador mucho más profundo que yo y que no es nada sospechoso, porque murió en 1860, no como otros.
Se trata de Arthur Schopenhauer, de quien, por suficientemente conocido, no hay más que decir. "Hay que considerar de entrada al crítico anónimo como un bribón que, desde el principio, se propone engañarnos"; "cuando se trata de atacar, Don Anónimo personifica a Don Canalla". Luego, hay otra caterva de críticos y columnistas que, aunque firman con su nombre, mejor sería que no firmaran, habida cuenta de las faltas e incorrecciones lingüísticas que adornan sus escritos. Y hay aún otra categoría de columnistas que engloba a aquellos que no teniendo nada que decir van y lo dicen. Llevados por un incomprensible afán de notoriedad, en general éstos llamémosles escritores, suelen firmar sus deposiciones... y no comprendo el porqué.
PD. Me parece tan evidente que el PP hace catastrofismo con la política española, como que el PSOE hace catastrofismo con el cambio climático. ¿Por qué entonces no se miden con igual rasero el uno y el otro?. Ambos partidos luchan a brazo partido y a brazo de gitano por un puñado de votos, con el objetivo de poder llegar a colocar a unos cuantos puñados de cuñados. Ahora, a votarles si hay cojones.

23 de octubre de 2007

'Estultorum numerus infinitum est'




Estultorum numerus infinitus est”: el número de imbéciles es infinito..., pero mucho menor que el de ignorantes. Muerto Polanco la cebada al rabo. La nueva Biblia. La nueva Letanía. El nuevo Catecismo, (exceptuando la obra maestra de El Chivi, que algún día, si dios no quiere, transcribiré aquí). El País (con tilde): El nuevo periódico global en español; ese cántico al nuevo diseño periodístico se apresura a abrir su edición de provincias del MARTES 23 DE OCTUBRE DE 2007 con un demoledor titular: “Rajoy desprecia el cambio climático en un foro con Gore”. Todos hacen burla del pobre Rajoy por decir lo único original y sensato que ha dicho desde su designación digital por el Santo Padre Aznar. Incluso la ministra Narbona (a la que, como se sabe, profeso gran cariño) dice que Rajoy tiene mucha cara. Por lo menos él se la tapa con la barba, mientras que ella se tapa la barba con el maquillaje.
Manda cojones, hasta Miguel Delibes, que es un personaje del Sexto Sentido o de Cine de Barrio, porque está muerto, pero todavía no lo sabe, dijo en la Ser (uno de los dos púlpitos -a la gallega- radiofónicos. El otro es la Cope del reverendo Losantos) que es evidente que el clima está cambiando, porque “antes no había gotas frías”. ¡Qué pena!, lo que somos y en lo que nos convertimos. Delibes ha pasado de masacrar a tiros a las pobres perdices rojas (como un facha cualquiera, que les tiene inquina a los rojos), que no le habían hecho nada las pobres, a escribir sobre el Zamarro de Cipriano (Cipriano Salcedo, el del El hereje –‘er heje’ de mi carreta ‘pa’ qué lo quiero engrasar) y, por último, a asentir con bobalicona aquiescencia a lo que le dice su hijo, Delibes de Castro, que es no sé qué de Doñana, pero que, aunque no lo parezca, está mucho más mayor que su padre.
Bueno, a lo que iba: que El País (con tilde) se hace una paja infecta para desacreditar al pobre Rajoy, contra el que a partir de ahora van a disparar todos los ignorantes de España, que son muchos más que los del mundo, porque en este caso las partes son mayores que el todo.
El caso es que si se quiere desacreditar a alguien hay que hacerlo a conciencia: con rigor y sin mentiras, o sea, al contrario de como lo hacen los periódicos. Y aquí viene lo bueno, que en el colmo de la ignorancia, una presunta periodista llamada Alicia Rivera (como José Antonio Primo de... Rivera, no de Rajoy), dice en la página 37 del periódico (bajo el epígrafe gilipollas de ‘vida & artes’ – repárese en el &, que, supongo yo, que lo ponen por la cosa del periódico global): “Las sequías y las inundaciones se producirán aunque se frene el cambio climático, advierte el IPCC en su informe final de 2007”. Menos mal que lo dicen, porque nunca hasta ahora se habían producido sequías ni inundaciones y lo de la “pertinaz sequía de Franco” era una entelequia.
Lo mejor no es eso. Lo mejor es que esta lumbrera del periodismo (que es un huevo colgando y otro lo mismo) asegura que “el volumen de CO2 en el aire fue en 2006 de 231 partes por millón” y apuntilla “la más alta [nada menos] de los últimos 650.000 años y probablemente de los últimos 20 millones de años”.
No espero que el vulgo entienda nada de esto. Solo me remitiré a lo que dice el climatólogo Antón Uriarte en su magnífico blog (http://antonuriarte.blogspot.com/) “con tan poco CO2 estaríamos todavía saliendo de la glaciación, hace unos 11.000 años. Mucho citar al IPCC y ni eso” y aclara: “La concentración media anual en el 2006 en Mauna Loa, que está en Hawaii y se toma como estación referente global, fue de 382 partículas por millón. Terminada la desglaciación, durante el actual interglacial Holoceno y hasta los tiempos industriales, la concentración más probable fue de 280 ppm”.
Así que El País mejor haría dejando en paz a Rajoy y cuando lo ataque que lo haga a través de alguien que sepa lo que dice y no a través de un ignorante.
PD. Hay algo peor aún que la ignorancia y es la mezcla de ésta con la desidia: Véase, si no, el ‘glorioso’ titular con que no hace mucho nos sorprendía un conocido rotativo leonés. Lo reproduzco arriba para preservarlo de la Ley de Alzheimer Histórico.

Los cojones de Rajoy y las meninges de la Narbona

Es muy triste que, después de pasarse prácticamente toda la vida diciendo bobadas, ahora Pasquall Maragall se haya tenido que ganar el respeto de la sociedad por el simple hecho de padecer el mal de Alzheimer, el mal nuestro de cada día, el que tarde o temprano y de una forma u otra acabaremos padeciendo todos, aunque no hagamos ningún merito para ello.
En fin, Pasquall, hijo, siento lo tuyo, pero tal parece que antes que tú nadie sufría esta horrible enfermedad; como parece que antes que Josep Carreras nadie hubiera tenido leucemia y que antes de Supermán nadie hubiese sido tetrapléjico.
Aprovechando el impacto mediático de la enfermedad de Maragall, los detractores de la Ley de Memoria Histórica ya pueden pedir que se sustituya por una Ley de Alzheimer Galopante. Total, los huesos de los muertos de las cunetas ya no valen ni para dar caldo y los asesinos hace mucho tiempo que están sentados a la diestra de Dios Padre.
El peligro que representa la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, es una razón más para no votar al PSOE en las próximas elecciones. Ahora la menda esta pretende que, en 2010, a cada español se le garantice un mínimo de 60 litros diarios de agua y, a partir de ahí, hacerle pagar el exceso, hasta los 180 litros de consumo medio por cada español, a precio de pelo de coño.
Esta mujer tiene las meninges más deformadas que la cara. Entiendo que donde no tienen agua se evite derrocharla mediante el procedimiento de pagarla más cara, aunque hay que tener en cuenta que el consumo domiciliario supone una birria respecto al consumo total.
Ahora bien, aquí en Ponferrada tenemos, justo encima de nuestras fatigadas chepas, un pantano franquista, el de Bárcena, que es la hostia y es el segundo en capacidad de León, detrás del de Riaño (lo digo porque frecuentemente se olvida este dato). Bárcena nunca tiene problemas de sequía y su capacidad de almacenamiento se eleva a uno 340 mil millones de litros de agua (340 hectómetros cúbicos). El gasto de agua de todos los hogares bercianos probablemente no llegue a los 15 hectómetros cúbicos anuales, es decir, lo que desembalsa Bárcena en una semana para abastecer a los regadíos o para producción eléctrica.
Lo cierto es que si el agua almacenada no se consume hay que soltarla igualmente sin que nadie la aproveche, así que ahorrarla es estúpido, lo diga la ministra o María Santísima. Sin embargo, como la estupidez es contagiosa, como muy bien puede comprobar cualquiera hablando un par de minutos con su jefe, el alcalde de Ponferrada se ha apresurado a anunciar una subida del 6,78%...en el recibo del agua. No hay más que decir sobre el tema. Ya saldrá el fenómeno Reiner a justificar la tropelía.
No le profeso una gran simpatía a Rajoy. Aseguran que tiene un gran sentido del humor. Será en la intimidad, como el catalán de Aznar, porque lo que es en público me parece más bien agrio. Sin embargo, el otro día arremetió de veras contra la enorme estafa del cambio climático, esa nueva religión, tan falsa como las otras, que también tiene gurús y sacerdotes, tan falsarios como los otros. Resulta que dijo: “No podemos convertir el cambio climático en el gran problema mundial”. Fíjate, qué blasfemia, porque, a fin de cuentas, ¿qué son los millones de muertos por hambre, sida, malaria y guerras frente a la posibilidad de que se pueda extinguir el oso polar porque la temperatura de la Tierra suba dos grados en 2070?. Rajoy también se preguntó. “¿Cómo alguien puede decir lo que va a pasar en el mundo dentro de 300 años?”. Pero Rajoy, ¿cómo se te ocurre?, ¿no ves que vas contra la doctrina oficial?. ¡Olé tus cojones, Rajoy! Como sigas así lo mismo hasta no voto. Y como siga así la ‘nabrona’ de la Narbona, todo el puto día con el agua a vueltas, igual hasta te voto.
Bueno. El otro día se inauguró el centro comercial El Rosal. Dicen que tiene varios restaurantes, tales como Burger King, McDonalds y Tele Pizza (a cualquier cosa le llaman ahora restaurante) y uno llamado ‘Muerde la Pasta’, del que desconozco si tiene algo ver con algún concejal.
PD. El Rosal también tiene una librería llamada Bertrand a la que yo le tengo gran cariño, porque me encanta la que esta misma firma tiene abierta en el Chiado de Lisboa. En la sección de literatura de ficción estaban el último libro de Harry Potter y el de Jesús de Nazareth, de Benedicto XVI. Tengo que decir que ambos personajes son fantásticos.