Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

20 de noviembre de 2007

Bill 'Clintoris' y la 'Guarra' Civil

Para algunos hoy es un día de infausto recuerdo, pues hace ya 32 años que la diñó el ‘Enanísimo’ y se nos cayeron los palos de sombrajo. Peor aún, los palios pasaron a tener como único inquilino a la Sagrada Hostia, después de décadas asombrando (dando sombra) a esa Rehostia andante que era Franco.
Sí, mis queridos ‘bloggeros’, 32 años ya. Aunque “más vale ‘mocos’ que muchos” y “‘moco’ a ‘moco’ me enamoré de ti”, recuerdo que millones de personas desfilaron ante el histórico fiambre llorando a moco tendido. Digo yo que no todos irían obligados como actualmente se insinúa. Ahora resulta que España abomina del Comandantín de Ferrol (Franco, quiero decir, que también Pablo Iglesias era de Ferrol), aunque es lo cierto que en el PP no pueden evitar una mirada nostálgica. En cambio a mí me gustaría mucho saber cuántos cargos públicos y prohombres del PSOE vertieron lágrimas de amor sinceras por el finado exterminador.
Sin embargo, todo cambia. Yo, sin ir más lejos, acabo de cambiar un billete de 50 euros y ya no me queda un puto duro.
Digo que, en ese cambio climático-sociológico-político, hasta el presidente de los obispos, un tal Blázquez, afirma que la Iglesia debiera pedir perdón por algunos de sus comportamientos durante la ‘Guarra’ Civil. Incluso hay quien dice que la Iglesia debe dar un paso más y condenar el Franquismo. No jodas, eso sería como condenarse a sí misma. Bueno, como sus ministros se han autoconcedido la capacidad de autoperdonarse, bien mirado la cosa tampoco sería tan grave. Por otro lado, yo no creo que ni en la Guerra Civil ni en ningún otro episodio histórico, pongamos que hablo de la Inquisición, los ministros de la Iglesia hayan hecho nada que no sea acorde con su naturaleza esencial: ser los sicarios, perdón, los vicarios de un dios inicuo, pernicioso y con un sentido del humor más que macabro (‘macabrón’).
En el colmo de los despropósitos, va ‘Z’ y designa a Bil ‘Clintoris’ como su asesor en materia de medio ambiente. Digo yo que será asesor en materia de polución (Polución: efusión del semen. DRAE dixit), polución sobre los becarios (¡ay!, los ‘precarios’, digo los becarios, cuánto tienen que tragar).
Entre mis detractores (amarillos) hay quien me zahiere y vitupera por banalizar el problema de las drogas. Yo no creo que haya problema alguno con la droga: tenemos suficiente para todos. También me aseguran que las drogas están causando estragos entre la juventud. No tienen ni puta idea. La juventud consume muy poca droga en comparación con quien de verdad la engulle a mansalva: los políticos, los banqueros, las gentes de la farándula, los curas y los obispos (que mueren de sobredióciesis), los jueces, los médicos, la policía... y hasta la gente honrada. De hecho, yo tengo un amigo que dice que conoce a un tipo que no consume droga (será que no oye la Cope).
También me acusan de meterme con todo el mundo. Es cierto, me meto con unos y con otros. Como se ve, no hago más que meterme, así que hala, que circule la ‘farla’.
No os entretengo más. Lo dicho, tal día como hoy palmó el Generalérrimo y lo enterraron bajo una lápida de no sé cuantas toneladas en el Valle de los Caídos. Si hubieran puesto una lápida así en la tumba de otro que yo me sé no habría resucitado y nos habría ahorrado a todos muchos jaleos (anda jaleo, jaleo, ya se acabó el alboroto y ahora empieza el tiroteo).
PD. Ahora va Durao Barroso y dice que se siente engañado por el Trío de las Azores. Que el que más le mintió fue Aznar, que se empeñó en convencerle de que había armas de destrucción ‘+IVA’ en Irak. Eso le pasa por fiarse de un tipo que anda todo el día colgado de la Botella.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi querido Paco, si no te conociera personalmente desde hace ya mas de dos decadas, pensaría de ti, cuando menos, que eres un tipo desalmado. Nada mas lejos grandullón ("no ye tan fieru comu lu pintan"). Los que te conocemos sabemos la nobleza que esconde tu corazón. Yo me lo paso genial leyendo tus columnas preñadas de tu genialidad, sentido del humor, y algo de irreverencia. Veo en este blog que tienes muchos seguidores (y detractores). Tu sigue. Eres la única persona que conozco que dice siempre ( o casi siempre) lo que le da la real gana. Sabes que te profeso mi mas profunda admiración desde que te conocí en la Facultad (ya apuntabas maneras por entonces) y nunca me has decepcionado ni como ser humano ni como amigo, cosa que no puedo decir de casi nadie mas. Ultreia amigo!!!

Anónimo dijo...

Paco, para enmarcar tu columna de este 20 N (antes decían día del subnormal, por la concentración de recalcitrantes que afloraban por doquier reivindicando al Difunto). No se puede escribir con mas talento y mas "chispa".
El asunto da mucho juego,es cierto, pero creo que es imposible sacarle mas partido. Cuando aplicas en el cóctel, las dosis correctas de genialidad, humor e irreverencia (por cierto casi siempre)te sale un artículo insuperable.
Igual que tu admirador/a y amigo/a, que me ha precedido en el comentario, yo también lo paso genial leyéndote.
He visto los comentarios de los blogeros, y en conclusión te tratan muy bien, incluso el que se mete contigo, explica después que lo que pretende es que sigas superándote a tí mismo, sin caer en lo chabacano. Tu sigue a tu bola, y escribe como quieras.
Yo también doy fe de tu nobleza de corazón, y de tu calidad humana. Por eso te queremos. Saludos, Maria.

Anónimo dijo...

Ondia!, Paco, parece pura telepatía. Desde un comentario en tu columna anterior, te pedía un nuevo escrito (por lo del mono, tú me entiendes), y no hago mas que volver de comprar tabaco, y ya veo colgado una nueva columna.
Tronco, en esta te has superado.
Ya me he dado cuenta, la inspiración te ha pillado "colocao", pero de ironía, humor, y agudeza. Por eso le has sacado tanta punta a la actualidad, que no se confunda nadie.
Paco, colega, tronco, no dejes de leer el libro que te recomendé sobre Z,y después, si puedes pasarlo por tu coctelera mental, y regalarnos con tus comentarios, te lo agradeceré eternamente. Yo, por despiste, intenté hincarle el diente, y pa mí que desde entonces tengo síntomas de diabetes (por lo empalagoso). Tronco, prometo pagarte los güisquis que necesites para digerirlo. Pero, no veo mejor terapia para recuperar la "salud".
¡Hay que joderse!, no me reconozco escribiendo, yo que siempre he tirado por lo gráfico y estético, y es que me estás enganchando con tu "farlopa" literaria.
Gracias, colega, tronco, hermano, por el regalo de tus palabras tan bien dichas y juntadas.
Cuidate.

Pedro "Gazt..."

Anónimo dijo...

¿QUIÉN CONOCE A PACO LABARGA?

Hola Paco, cada día me divierte más tu blog. No solo por tus artículos, que un día me van a meter en un lío porque más de una vez me ha dado un ataque de risa en el trabajo, también por los comentarios de tus lectores. ¡Qué análisis sobre tu persona!. A mi me ha gustado especialmente lo de “rigor intelectual” de tu exégeta Hipatia. No se a que se refiere, pero no te imagino aplicando tu “rigor intelectual” al hablar de Rajoy, Zapatero y toda la caterva de mediocrillos que día a día nos provocan retortijones de estómago desde sus escaños en el Congreso de los Diputados (quizá algún día termine llamandose Congreso de los Imputados). Compruebo que poco a poco la atención de tus lectores se desvía de los temas que tratas y se centra en tu persona. Por un lado los que están de tu parte. Parece que si mañana te pusieras a correr como Forrest Gump, muchos te seguirían hasta que un buen día te pararas y les dijeras: “¿Pero qué coño hacéis?”. Luego están los que están ofendidísimos con tus “excrecencias”, que movidos por un inexplicable morbo las leen y releen porque se las conocen mejor que Acebes el Catecismo, para luego ponerte a parir, sin saber, quizás, que te divierten más las críticas que los halagos. ¡Tú ten cuidado con el Juancho ese que te vigila desde el edificio de al lado!. Es para estar acojonao, fíjate que sutil trampa lanza y como pican, ¡todo un cerebro!.
Es curioso, cuando hablábamos tú y yo de literatura, a menudo, renegabas de aquellos escritores cuya obra no era más que un ejercicio de estilo, sin ningún contenido. Sin embargo, en tu blog a ocurrido algo similar, tu forma de expresarte a polarizado la atención de tus lectores hacia ti más que a los temas que tratas. Los que te conocen saben que siempre has sido como un imán (me refiero al mineral, no al que se erige en guía espiritual del que no es capaz de pensar por si mismo), siempre has atraído la atención del que está cerca. Tu cerebro es como una tormenta, en nuestras conversaciones saltábamos de la filosofía de Erígena al costumbrismo brutal de Emilio “El Moro”, del revelador álgebra del I Ching a las tribulaciones cósmicas de “Estela Plateada”, tan pronto me explicabas la originalidad de Wittgenstein como nos partíamos el bazo recordando alguna canción de Les Luthiers. Eres un Andy Kaufman que se ha mirado al espejo y ha visto al gilipollas que le devolvía el reflejo y que después ha salido a la calle y ha comprobado que el mundo y la humanidad no es más que eso, una gilipollez y le ha dado la risa floja. Ten cuidado, no hay cosa que más joda que los descreídos. ¿De quién iban a vivir los pocos listos que hay en el mundo?.
Por eso, no creo que haya “rigor intelectual” en este blog. Cuando se analiza la política hay más verdad en las charlas de taberna que en las sesudas reflexiones del coñazo de tertulianos que abundan por las radios y televisiones. Yo sí he comprobado tu “rigor intelectual” cuando me hablabas de historia y me hacías soñar con el teatro de Epidavros, con la Ciudad Rosada de Petra, Sumer y Akad,..., eres una máquina del tiempo. También me has emocionado con tus escritos (esos que no compartes) y que muestran una parte de ti que pocos conocen. Tienes la culpa de muchas de mis chifladuras, eres un extraño Quijote que contagias al que tienes cerca y que disfruta disfrazándose de Hannibal Lecter. ¡Cómo te gusta reirte de todo!, Gila bromeaba con la guerra y le habían fusilado. Te acusan de trivializar sobre las drogas y otros temas tan delicados, los que piensan que porque bromees con ello lo fomentas reducen al ser humano a la condición de ameba. No hay mejor crítica que el humor, pero, en todo caso, he de reconocer que cuando veo a los prohombres que juegan el Partido Contra la Droga me pregunto si no debería engancharme a lo que sea, incluso a la COPE.
Un abrazo Paco, siempre has sido imprescindible en mi vida, tu locura alimentó mi imaginación y me enseñó que como dice la canción: “no hay otros mundos, pero sí hay otros ojos”. Quizá pocos sepan estas cosas sobre ti, pero...¿quién conoce a Paco Labarga?.

Fernando Mencía

P.D. Pedro “Gazt...” sí parece conocerte. ¡Como si te hubiera parido!

Anónimo dijo...

"Yo no creo que haya problema alguno con la droga: tenemos suficiente para todos. También me aseguran que las drogas están causando estragos entre la juventud. No tienen ni puta idea."

Anónimo dijo...

¿QUIÉN CONOCE A PACO LABARGA?

Hola Paco, cada día me divierte más tu blog. No solo por tus artículos, que un día me van a meter en un lío porque más de una vez me ha dado un ataque de risa en el trabajo, también por los comentarios de tus lectores. ¡Qué análisis sobre tu persona!. A mi me ha gustado especialmente lo de “rigor intelectual” de tu exegeta Hipatia. No se a que se refiere, pero no te imagino aplicando tu “rigor intelectual” al hablar de Rajoy, Zapatero y toda la caterva de mediocrillos que día a día nos provocan retortijones de estómago desde sus escaños en el Congreso de los Diputados (quizá algún día termine llamandose Congreso de los Imputados). Compruebo que poco a poco la atención de tus lectores se desvía de los temas que tratas y se centra en tu persona. Por un lado los que están de tu parte. Parece que si mañana te pusieras a correr como Forrest Gump, muchos te seguirían hasta que un buen día te pararas y les dijeras: “¿Pero qué coño hacéis?”. Luego están los que están ofendidísimos con tus “excrecencias”, que movidos por un inexplicable morbo las leen y releen porque se las conocen mejor que Acebes el Catecismo, para luego ponerte a parir, sin saber, quizás, que te divierten más las críticas que los halagos. ¡Tú ten cuidado con el Juancho ese que te vigila desde el edificio de al lado!. Es para estar acojonao, fíjate que sutil trampa lanza y como pican, ¡todo un cerebro!.
Es curioso, cuando hablábamos tú y yo de literatura, a menudo, renegabas de aquellos escritores cuya obra no era más que un ejercicio de estilo, sin ningún contenido. Sin embargo, en tu blog ha ocurrido algo similar, tu forma de expresarte a polarizado la atención de tus lectores hacia ti más que a los temas que tratas. Los que te conocen saben que siempre has sido como un imán (me refiero al mineral, no al que se erige en guía espiritual del que no es capaz de pensar por si mismo), siempre has atraído la atención del que está cerca. Tu cerebro es como una tormenta, en nuestras conversaciones saltábamos de la filosofía de Erígena al costumbrismo brutal de Emilio “El Moro”, del revelador álgebra del I Ching a las tribulaciones cósmicas de “Estela Plateada”, tan pronto me explicabas la originalidad de Wittgenstein como nos partíamos el bazo recordando alguna canción de Les Luthiers. Eres un Andy Kaufman que se ha mirado al espejo y ha visto al gilipollas que le devolvía el reflejo y que después ha salido a la calle y ha comprobado que el mundo y la humanidad no es más que eso, una gilipollez y le ha dado la risa floja. Ten cuidado, no hay cosa que más joda que los descreídos. ¿De quién iban a vivir los pocos listos que hay en el mundo?.
Por eso, no creo que haya “rigor intelectual” en este blog. Cuando se analiza la política hay más verdad en las charlas de taberna que en las sesudas reflexiones del coñazo de tertulianos que abundan por las radios y televisiones. Yo sí he comprobado tu “rigor intelectual” cuando me hablabas de historia y me hacías soñar con el teatro de Epidavros, con la Ciudad Rosada de Petra, Sumer y Akad,..., eres una máquina del tiempo. También me has emocionado con tus escritos (esos que no compartes) y que muestran una parte de ti que pocos conocen. Tienes la culpa de muchas de mis chifladuras, eres un extraño Quijote que contagias al que tienes cerca y que disfruta disfrazándose de Hannibal Lecter. ¡Cómo te gusta reirte de todo!, Gila bromeaba con la guerra y le habían fusilado. Te acusan de trivializar sobre las drogas y otros temas tan delicados, los que piensan que porque bromees con ello lo fomentas reducen al ser humano a la condición de ameba. No hay mejor crítica que el humor, pero, en todo caso, he de reconocer que cuando veo a los prohombres que juegan el Partido Contra la Droga me pregunto si no debería engancharme a lo que sea, incluso a la COPE.
Un abrazo Paco, siempre has sido imprescindible en mi vida, tu locura alimentó mi imaginación y me enseñó que como dice la canción: “no hay otros mundos, pero sí hay otros ojos”. Quizá pocos sepan estas cosas sobre ti, pero...¿quién conoce a Paco Labarga?.

Fernando Mencía

P.D. Pedro “Gazt...” sí parece conocerte. ¡Como si te hubiera parido!

Anónimo dijo...

"Yo no creo que haya problema alguno con la droga: tenemos suficiente para todos. También me aseguran que las drogas están causando estragos entre la juventud. No tienen ni puta idea..."

Uff, me quedo exhausto con tanto ingenio, me excita profundamente tu manera de hilar las palabras hasta dar con el chiste perfecto. Que decir de la evidente sagacidad de la que haces gala y que te permite alcanzar el culmen de lo original alejándote de lo vano y previsible, me haces llegar al mayor de los orgamos cerebrales y BLA BLA BLA...

¿que hago? ¿ te cubro de elogíos? ¿te río la gracia?

¿esto es lo que te gusta oir?
me temo que no, que a ti lo que te va es la guerra, pero conmigo no tendrás más, no te concedere ni un minuto más de mi tiempo, no le regalaré ni una visita más a tu blog. Si he escrito hasta ahora, es porque he sentido una irreprimible necesidad de contestarte al sentir que tiras por tierra con tu discurso el trabajo y preocupaciones de muchos.
Sólo te dire para finalizar, que haces daño, ¿a quien? pues por ejemplo, a mi, que he tenido y tengo amigos y familiares bien jodidos con la droga, que pienso cada día en ello, que busco soluciones y que dedico buena parte de mi vida a luchar contra esta puta lacra.

Con toda mi decepcion,

Vete a la mierda compañero.-

Lope

Anónimo dijo...

Lope,
Tu lucha contra la droga es absolutamente encomiable y desde luego respetable. Sin embargo, creo que por lo involucrado que estás (lo deduzco de tus palabras) exageras la importancia que le das a los comentarios de Paco. ¿De verdad crees que las frases que citas tiran por tierra tu trabajo y el de los que como tú intentan superar o ayudar a superar la adicción a las drogas?. Vivimos en un país donde muchos de nuestros referentes culturales caen en la incorrección política más absoluta. No creo que a nadie se le ocurriera culpar a Fernando de Rojas por fomentar la prostitución, ni tengo conocimiento de que la ONCE haya intentado retirar de las librerías "El Lazarillo de Tormes" por las burlas que se hacen en él a un invidente. El exabrupto está en nuestra idiosincrasia. Parece que hoy en día tenemos que medir con regla milimétrica todo lo que decimos, en seguida sale alguien dispuesto a mostrar su enérgico enfado ante cualquier comentario o broma del tema que sea. Porque siempre hay alguien que lo considera muy "serio" y con el que no se puede bromear. Desde luego que tu causa es seria y muy importante, pero bromear se puede de todo. No me parece que la intención de Paco sea fomentar el consumo de las drogas (allá cada uno), más bien lo utiliza como contrapunto a las estupideces, con apariencia de "seriedad", que todos los días tenemos que escuchar en voz de políticos "serios". De la misma manera, a menudo, en el lenguaje cotidiano trivializamos con otras cosas igualmente preocupantes. ¿Quién no ha atribuido al alzheimer un descuido?. Todos los que hayan sufrido la enfermedad en la persona de un familiar saben lo terrible que es, pero es equivocado el atacar un comentario o broma que no es más que eso. Espero que nunca nos convirtamos en un país de esos donde se cuelga a aquellos que cometen el terrible crimen de bromear, con sus profetas, costumbres o lo que sea. Me alegro que aquí Paco pueda decir lo que le venga en gana y tú tengas todo el derecho de mandarlo a la mierda y que también otros, como el profesor Escohotado, tengan opiniones diferentes sobre el tema y las expresen.
Un abrazo, Lope, y suerte con tu lucha.

Fernando Mencía

Anónimo dijo...

¡Joer,Paco...!,¡qué temperatura está alcanzando este blog! Has logrado encabronar a nuestro amigo blogero Lope, hasta el límite de que decepcionado promete nunca mas abrir esta página (respeto máximo a su lbertad). Nada que objetar, si no fuera porque está dolido por lo que él interpreta de cómo te refieres a los temas de las drogas en tus escritos, y cree que con lo que dices, haces un flaco favor a los que como él tienen amigos o familiares muy jodidos por la droga, y que además se emplea con intensidad a remediar esta lacra. Y, coño, Paco, tronco, hermano. Esto es muy grave. Le comprendo perfectamente. Es posible, que cuando se está, como supongo, tan intensamente sensibilizado con este problema, como Lope, la ironía de tus comentarios, se tomen como insultos. Como yo te conozco, colega, se que estás en las antípodas de la alabanza, estimulación o propaganda de esta lacra, y que aplicas tus recursos literarios, como contrapunto al barullo o a las posturas impostadas de tanto falso intelectual, "propietario de la única verdad verdadera". Yo he releído varias veces los párrafos a los que se refiere Lope, y por los que literalmente te manda a la mierda, y, sinceramente, no saco su misma conclusión, sino, la contraria. Ahí queda el remate de " De hecho, yo tengo un amigo que dice que conoce a un tipo que no consume droga, (será que no oye La COPE)" que desde mi punto de vista, desvela la ironía. Pero Paco, tronco, a lo mejor yo saco esta conclusión porque me tienes "enganchao", y deformo a mi gusto lo que leo.
En fín, colega, Paco, tronco, que la cosa es muy seria para Lope, y que yo creo, y así te pido, que le mandes un comentario en este mismo espacio de opinión de los blogeros, solidarizándote con su causa, y dándole tu opinión verdadera del problema de las drogas. No todo el mundo tiene en todo momento el ánimo para asimilar una broma, un sarcasmo, una inonía o una irreverencia, y cuando se detecta el caso, hay que acudir al "rescate". ¡Exhibe esa nobleza de corazón, de la que hacemos gala tus amigos!.
Nunca mas te haré una una recomendación ¡quién soy yo, maestro!, pero es que en este caso se me ha ablandado el corazón, y he sentido solidaridad con el problema que vive, y por el que trabaja Lope.
Voy a comprar tabaco, y a la vuelta, a lo mejor le dedico unas líneas a Fernando Mencía, que por lo que he leído suyo en un comentario que me precede, me parece que me voy a hacer amigo suyo, porque ¡qué nivelazo!, escribe de maravilla, y como ha compartido tantas horas de fructífera charla contigo, Paco, tronco, y te admira tanto, apunta maneras para ser un nuevo "maestro". Intentaré seducirle para que siga escribiendo y enriqueciendo este blog.
Salud, Paco, colega, y para tí Fernando Mencía, que he detectado que al margen de un magnífico esctritor, tienes "olfato" con el piropo que me diriges en relación con Paco, el maestro. Es cierto que le conozco como...
Pedro "Gazt..."

Anónimo dijo...

Fernando, no se que edad tienes, y si dijera que no me importa, mentiría, porque con los dos escritos que he leído tuyos en este blog, he quedado maravillado por tu cultura, reconocimientos, sensibildad, y esa apertura mental de ser inteligente para valorar la realidad del "mundo" que habitamos. Todo esto exige madurez, y para mí, que yo te intuyo una persona muy joven, simplemente por tus referencias a Paco, el maestro.
Te imagino también muy humano, y colmao, hasta poder regalar afecto y buenas vibraciones a los que te rodean. En definitiva, un perfecto aspirante al club, mi club, de los que yo llamo colegas, troncos o hermanos. Esto sólo, como una forma deferente de trato, no como clasificación de un "gremio" ó "secta", porque amo la libertad y el respeto a la persona como ser humano, hasta la devoción. Y por ello, creo que el único espacio fundamental de relación entre personas es el que marcan esas dos preciosas palabras: libertad y respeto. Solo se domina lo que significan, y se puede uno mover en este espacio, cuando se ama la cultura, a través de ella se cultiva la sensibilidad, se pone acento en el desarrollo de las valores nobles del ser humano, y todo ello con el respeto al contrario.
Ni soy psicólogo, ni "cristo que lo fundó", pero "pa mí" que te adornan todas estas cualidades. Pura intuición.
¡Qué magnífica reflexión para retratar a Paco.! Yo creía conocerle hasta que apareciste tú, con tu retrato. Como sé que Paco, es un sentimental, estoy seguro que se le han humedicido los ojos, al leer tan humano reconocimiento, y tan bien escrito. A mí, por certero, y por lo que descubres, también "ma´impactao".
Pero ahora, tronco, me interesa seguir contando con tus opiniones, comentarios, y si te animas a abrir tu propio blog, seguro será muy enriquecedor. Yo, que ya me he "enganchado" a escribir, al ver la animación que ha suscitado este foro de Paco, intentaré opinar, y de vosotros, maestros, aprender.
La carta que le remites a Lope, Fernando, tronco, simplemente, magnífica, por fundada, solidaria, humana y muy clarificadora. Seguro que Lope es una excelente persona, y por lo que suponemos que sufre, o ha sufrido con los efectos de la "puta droga" en familiares y amigos, y por la lucha que mantiene para paliar esta droga, todo nuestro respeto, también el de Paco, causante de su malestar, y nuestro afecto si lo acepta. Yo he pretendido enviarle mi reconocimiento, con una nota,que ya está publicada, pero si hubiera visto la tuya, la hubiera retirado, por puro pudor. Tu lo has dicho de la forma que a mi me hubiera gustado, pero no he sido capaz. Fernando, maestro, gracias por tu calidad. Vale, tronco.
Saludos y hasta pronto.
Pedro "Gazt..."

Anónimo dijo...

Pedro "Gazt...":
¡Me abrumas, tronco!... y desde ahora también colega, hermano. Muchas gracias por tus elogios. No es falsa humildad, mi cultura es bastante común, aunque sí muy disfrutada. En este mundo no hay ni ángeles ni demonios y yo no soy ni lo uno, ni lo otro, pero no soy insensible ante el dolor humano. Estoy de acuerdo con lo que dice Paco y no creo que fomente la drogadicción,y a la vez entiendo humanamente la sensibilidad que puede tener ante el tema una persona que lo sufre de una u otra manera. Ante esto no creo que Paco deba dejar de escribir como escribe, pero sí mostrar ante el que está dolido, y Paco lo hace, que no hay intención de ofenderle.
Pedro "Gazt....", tronco, colega, hermano, muchas gracias crack, hablamos el mismo idioma, tío, colega. Ya me estás mandando el carnet de tu club, que será el único al que he pertenecido en esta vida y ... sí tengo un blog que todavía no he empezado (ungritoenlatormenta.blogspot.com), pero ahora va a ser una reponsabilidad no defraudarte después de tus palabras, tío. No seas Pink Floyd y no se te ocurra borrar uno sólo de tus comentarios, colega, hermano que este blog ahora lo hacemos todos. ¡Paco, tío has creado un monstruo!. Hasta luego, monstruos.

Fernando Mencía