Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

21 de noviembre de 2007

Drogueros y 'bloggeros'

Una cosa es el cachondeo y otra el tiroteo: Entre los ‘bloggeros’ que me regalan con sus comentarios hay un tal Lope al que nunca agradeceré lo suficiente sus insultos y descalificaciones, porque eso me recuerda que todo es efímero y que al fin y al cabo hemos venido a este puto mundo a cicatrizar.
En fin, al tal Lope le molesta que yo banalice sobre el consumo de drogas y me acusa de hacer una especie de apología de este delito. Si, como dice, es cierto que él ha perdido a uno o varios familiares cercanos como consecuencia directa de las drogas, entonces poco puedo decirle, porque, además, todo lo que diga no servirá para su consuelo.
Ahora bien, no se puede extrapolar una vivencia personal a una reflexión general, por una sencilla razón: estoy absolutamente seguro de que ninguno de sus allegados muertos por la droga habían leído este blog. En consecuencia, culpe Lope a los culpables y no a mis palabras que, por otro lado, dudo que alguna vez lleguen a ser leídas por gente indocumentada y de baja extracción cultural.
Según ese razonamiento visceral y hasta comprensivo de Lope, cuando un joven muere en accidente de tráfico, sería absolutamente legítimo insultar y descalificar a los anunciantes de coches, a los periodistas que hacen apología de la Fórmula 1 y hasta al propio Fernando Alonso, quien, hasta donde yo sé, es todo un héroe nacional, por el momento.
Si alguien hace una película de borrachos (digamos ‘Días de vino y rosas’), entonces todos los familiares de los alcohólicos deberían estar legitimados para insultar al director, a los exhibidores y hasta a los acomodadores de las salas de fiestas.
La cosa es mucho más seria. No se puede culpar a la juventud de consumir drogas, cuando esta misma juventud está viendo como la consumen a espuertas sus profesores, sus dirigentes, sus políticos, sus ídolos y hasta sus confesores. ¿Acaso no es consumir droga ir hasta el culo de EPO en el Tour? Todo el mundo sabe que un deportista de elite (prefiero sin acento) que no da positivo es porque aún no han detectado qué es lo que se mete. La diferencia entre un deportista bueno y un campeón radica exactamente en ser capaz, junto con su equipo médico, de enmascarar la sustancia que multiplica el rendimiento. Da igual que luego ese deportista sea un trapo o una piltrafa (verbigracia Maradona), al final siempre será un ídolo aclamado por la multitud y si se descuida hasta obtendrá el premio Príncipe de Asturias.
No se puede, querido Lope, buscar chivos expiatorios en quienes no han cometido otro delito que escribir cuatro palabras, aunque ya es bastante grave de por sí. Pero es obvio que cuando escribo algo no puedo estar pensando en cada caso concreto, porque eso no lo hago yo ni nadie. Es un riesgo que asumo. Sin querer compararme ni mucho menos recuerdo aquí que el mismo Quevedo fue perseguido por sus escritos y Sócrates por sus pensamientos.
No puedo ni debo pedir perdón por hacer bromas de cosas sagradas. La ofensa está en la mente del que la recibe y nunca en la de quien la inflige (es aquello de no ofende quien quiere, sino quien puede). De todo se puede hacer broma. A estas alturas no sería creíble que yo renegara de mi vocación iconoclasta: Un ejemplo: Jesús les dijo a sus discípulos: - Vamos a tomar unas birras al monte de los Olivos. Los discípulos miraron con condescendencia a su maestro y le espetaron: - Señor, allí no vayas, que te clavan.
Pues a esto me refiero
PD. Siempre he pretendido huir de la escritura críptica y de los contenidos herméticos, pero, por si no quedó claro en su día, debo precisar que a los anónimos a los que yo denostaba era a los columnistas y críticos anónimos que pululan y proliferan en los medios de comunicación, no a mis comentaristas anónimos. Si yo no quisiera comentarios anónimos podría pedir una clave de identificación que, en caso contrario, impediría introducir consideración alguna en mi blog. Es más, si quisiera podría quitar los comentarios y santas pascuas. No los anónimos que son el detritus de la profesión periodística son otros, no los que me insultan. Ya lo dije, a éstos últimos los quiero mucho.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Paco, tío, como siempre magistral. Respetable tu postura, y difícil rebatir tus posiciones, y menos cuando las explicas, por eso hay que dejarte, y disfrutar con lo que escribes. La agudeza con la que emites, exige un receptor "super heterodino" de muy amplio espectro para captarte. No todo el mundo lo tiene, ni a veces hay posibilidad de afinar la sintonía para recibir con pureza tu señal. A lo mejor esto es lo que le ha pasado a Lope. Por ello, comprensión.
Sigue escribiendo, te lo pedimos muchos que te leemos. Si además te reconfortan nuestros comentarios (ahí está tu columna Dos mil gracias) mejor que mejor.
Hipatia ve en tí, por muchas razones, un "faro de alejandría", y yo coincido.
Saludos
Juancho.

Anónimo dijo...

Creo que aun me queda fuerza para analizar tu última perla:

"Según ese razonamiento visceral y hasta comprensivo de Lope, cuando un joven muere en accidente de tráfico, sería absolutamente legítimo insultar y descalificar a los anunciantes de coches, a los periodistas que hacen apología de la Fórmula 1 y hasta al propio Fernando Alonso, quien, hasta donde yo sé, es todo un héroe nacional, por el momento.
Si alguien hace una película de borrachos (digamos ‘Días de vino y rosas’), entonces todos los familiares de los alcohólicos deberían estar legitimados para insultar al director, a los exhibidores y hasta a los acomodadores de las salas de fiestas...)

Te invito a que revises en profundidad tu hemisferio izquierdo, es alli donde se formulan los planteamientos lógicos, eso si, esteriliza el escalpelo y utiliza una broca del 10 en adelante.
Mientras tanto te voy a responder con un razonamiento a la altura del tuyo, lógico, verdadero, válido, pero falso en su contenido material, atento:

Si todos los mamíferos tienen alas, y los seres alados vuelan, entonces si los perros son mamíferos, los perros vuelan.
________________

En cuanto a esta otra parte:

"estoy absolutamente seguro de que ninguno de sus allegados muertos por la droga habían leído este blog. En consecuencia, culpe Lope a los culpables y no a mis palabras que, por otro lado, dudo que alguna vez lleguen a ser leídas por gente indocumentada y de baja extracción cultural."

En cuanto a esta parte, si lo que das a entender es lo que realmente quieres decir... vete a la mierda (bis) Paco.

Anónimo dijo...

Paco, tronco, colega, te hago una petición en uno de mis comentarios, en columnas anteriores, para que aliviaras el malestar que le había producido a nuestro amigo Lope, alguna alusión a las drogas (yo creo que mas bien metafórica o cargada de ironía) en alguna de tus columnas anteriores, y vas tú y nos sueltas toda esta "exegesis" sobre el alcance y responsabilidad del comunicador, opinador o creador literario, que probablemente es como te guste que te adjetiven. Nada que objetar, o sí, pero no es el caso para debatirlo ahora, a mí me sirve, y coincido, aunque con bastantes matices, con la tesis que defiendes (adornada eso sí de una exposición ingeniosa). No sé si le servirá a Lope, como explicación y/o como desagravio, e incluso si llegará a leerla, porque amenazó con no volver a abrir esta página. Lope, si te asomas por aquí, no abandones enfadado el blog, por el motivo que indicas, porque nadie, y menos Paco puede pretender hacerte daño, en un asunto tan doloroso. Lee, como bálsamo, la nota que te escribe Fernando Mencía, que probablemente te ayudará a reflexionar mas serenamente. Su estilo directo, respetuoso y culto, al que yo me uno, probablemente te aporte algo de sosiego. Si tampoco te sirve, disculpas, propias y de todos los blogeros de buena voluntad que se asoman por esta ventana incluído, seguro, Paco.
Bueno,Paco, tronco, no consideres este comentario, como disculpa, intromisión o interpretación de las intenciones de tus escritos. Nunca mas alejado de mi voluntad. Sabes que nunca podré corregir, o interpretar a un maestro como tú, y a partir de ahora tampoco a Fernando Mencía, que por discípulo tuyo, igual replica la anécdota de Verrochio y Leonardo Da Vinchi. Dios, o los "hados", no lo permitan para el disfrute de los blogeros que nos abrimos a este rincón.
Salud, Paco y Fernando, troncos, colegas, y Lope.

Pedro "Gazt..."

Anónimo dijo...

Como soy nuevo en esto de visitar blogs no se si las respuestas a otros bloggeros se hace en la última entrada o en cualquiera de las anteriores. Pero repito lo mismo que he añadido en el último comentario de "Bill "Clintoris" y la "Guarra Civil"". No creo que Paco deba cambiar su forma de escribir pero siento el dolor de Lope y aquí le mando un abrazo.
Paco es genial,por eso reune a gente como tú Pedro "Gazt..." y el resto de los que aquí escriben, también los que le critican e insultan, por que a menudo lo hacen con brillantez. Me divierte la esgrima verval de Paco y acepto la de los demas cuando dan estocadas maestras. De esto se trata este Blog.
Pedro "Gazt..." una vez más, gracias tronco, colega, hermano.

Fernando Mencía

Anónimo dijo...

Acabo de abrir el blog, y me encuentro con el cabreo de Lope (ahora en estéreo, porque es la segunda vez que lo expresa) por tu nueva columna. Me lo temía. Paco, tronco, esto hay que arreglarlo. No soy quién para decirte cómo, porque te sobran recursos. Pero, ¿no ves que está muy jodido?. Lee el comentario de Juancho, el primero de esta columna, que a lo mejor te aclara por qué no sirve un escrito que exuda ironía y sarcástica explicación para aclarar tu digresión, al referirte a las drogas y a la atmósfera que las rodea.
Repito lo que te dije en otro comentario anterior, Lope entiende como insulto o indecencia, esta vez con mas intensidad, lo que tu tratas de justificar con ironía, y falsas comparaciones algunas ingeniosas. La mala sintonía, en un asunto tan delicado, por las propias vivencias de Lope, le han hecho chirriar las tripas hasta mandarte a la mierda por segunda vez. Y este asunto, y especialmente para él, no es baladí, y por ello, Paco, tronco, colega, baja del "púlpito", pide disculpas (esta es mi recomendación), y haya paz entre la gente de bien.
Este asunto no es de discrepancia general, sino que particularmente vierte vinagre (o así lo percibe Lope) en una herida que a él le sangra.
Yo, Paco colega, tantas veces de acuerdo con lo que escribes.,...espero este gesto tuyo.
Como se me ha acabado el tabaco, y me sigue dando vueltas en la cabeza la lectura del duro y molesto comentario de Lope, seguro que voy a tardar en coger el sueño.
Salud.

Pedro "Gazt..."

Anónimo dijo...

Acabo de leer al misterioso Pedro "Gazt...", que no es nuestro querido GAZTELU, que ha irrumpido en este blog, con mucha fuerza, porque sus comentarios se han prodigado bastante en los últimos días. Tiene un estilo coloquial y sus juicios son muy ponderados, y en algún caso hasta profundos. Se ve que tiene buena sintonía con Paco, y me hace gracia su referencia como "colega", "tronco", "hermano",porque los que conocemos a Paco, es el trato coloquial que nos sugiere. No había visto a nadie que se dirigiera a él en este blog con esos calificativos.
No pensaba escribir hoy, porque he tenido un día muy intenso, pero antes de cerrar el ordenador, he echado un vistazo a la página, y no he podido menos que teclear este escrito, para decir, que estoy muy de acuerdo con lo dice Pedro "Gazt...", y que sería bonito ese gesto que te pide, Paco, para con el amigo Lope. Piensa que el asunto de las drogas es muy doloroso y en especial para el que lo sufre en carne propia.

Me encanta como escribes, Paco, y espero que lo sigas haciendo tan bien, pero en este caso nobleza, obliga. Besos Maria.

Ah!, tambien me ha encantado la aparición de un nuevo blogero Fernando Mencía, que me parece un tío muy culto, que escribe como los ángeles, y que ha hecho un retrsto magnífico de Paco. Espero que todos sigais escribiendo, para enriquecer aún mas si cabe esta ventana que como dice Hipatia, se parece a un "faro de alejandría" iluminando este medocre océano que nos rodea. Lo dicho, besos María.

Anónimo dijo...

Paco,no me ha gustado tu columna. Aunque tratas de sacar conclusiones por comparación, para justificar tu derecho a hacer los comentarios que vienes haciendo sobre las drogas, no has acertado. Comprendo, que a algunos bloggeros les moleste tu forma de frivolizar sobre un asunto tan escabroso, y al que habría que acercarse con mucho respeto, y posiblemente con una ironía mas cuidada, si se quiere aplicar esta. Me uno a los comentarios anteriores de María y Pedro "Gazt...". La carta que escribe F. Mencía a Lope, que es el mas dolido de los que han escrito aquí, me ha parecido muy correcta, y me hubiera gustado que tú, Paco, de esa forma, aunque con su estilo, te dirigieras a él.

Al que no lo haya leído, y sienta aprecio por Paco, le recomiendo el artículo que escribe en este blog, el "bloggero" F. Mencía con el título ¿Quién conoce a Paco Labarga?, y que publica en el apartado de comentarios de la columna "Bill "Clintoris" y la "Guarra" Civil". A mí me ha parecido magnífico, y creo que dibuja un retrato muy acertado. Además está escrito muy bien, seguro que os gustará.

Siento no coincidir esta vez, Paco. "Drogueros y "bloggeros", podrías haberlo enfocado de otra forma menos frívola. Dicho queda.
Saludos. Yayo.

Anónimo dijo...

Yo creo que un poco más de tacto no te vendría mal, algo más de humildad y poco de buena fe.

No todo en esta vida se basa en hacer un blog que cree polémica para que te lo lea todo el mundo y para que te hagan comentarios.

Hay temas muy serios sobre los que se puede bromear pero en cuanto a una sola persona le tocas la fibra sensible y le haces daño, creo que se debe rectificar y no de una manera irónica sino seria y lo más respetuosa posible.

Pienso que debes recapacitar porque hoy es el tema de las drogas pero mañana puede ser otro tema que afecte a otra persona o incluso a ti mismo o a alguien muy cercano a ti.

Todos tenemos cosas de las que nos arrepentimos y de las que no nos gusta que se metan con ellas.

Pero por supuesto, el blog es tuyo y tú decides lo que poner y cómo ponerlo y todo el mundo es muy libre de entrar o no.

Saludos. L.E.

Catón el censor dijo...

Con todos mis respetos al del hemisferio izquierdo y a su lógica de carpintero.
Si los mamíferos tienen alas, los perros vuelan.
Con el Si de la premisa primera es suficiente para llegar a la última. Sobra esfuerzo y faltan argumentos.
Consejo a Paco: escribe, apechuga con la crítica, pero no hables.
Nada se puede hacer por quien non tiene natura… pues, salamanca non procura.
Consejo a sus amigos: someter al autor de un blog literario a la justificación permanente de lo que en ella dice, desnaturaliza la finalidad literaria de aquél y se convierte en una cervecería.

Anónimo dijo...

Bueno, bueno, esto está de lo más animado y la razón es la diversidad de opiniones de los colegas bloggeros. Coincido, en parte, con lo dicho por Catón. Paco no debe responder a cada uno de los comentarios, corre el riesgo de desvirtuar este blog. Pero, en este caso es por una buena causa. Lope, colega, ¡no te vayas!. Aquí cada uno lleva su rollo y poco a poco se está formando un "club de la lucha" de lo más interesante. No hay más que repasar los comentarios de Hipatia, Catón, Juancho, Yayo, María, el gran Pedro "Gazt..." y por supuesto, también Lope. Cada uno aporta su estilo y no hay que estar de acuerdo con lo que se dice para apreciar lo que tienen de estimulante para el cerebro. No os vayáis ninguno, los que pensáis que Paco es genial y los que por el contrario opináis que es un gilipollas. Sacad vuestras espadas y divirtámonos con duelos donde no hay sangre, si no palabras. ¡Cuidado con Catón que maneja estoque ropero!.
Imaginad por un momento la hipotética situación de que nos levantáramos una mañana y absolutamente todo el mundo tuviera las mismas ideas políticas, o de que no hubiera habido en el la historia del arte más que un movimiento, o en el ámbito de la filosofía una sola escuela. No hay más que mirar alrededor para darse cuenta de la necesidad de los contrarios, el ying y el yang, orden y caos (recomiendo leer a Illya Prigogine), expansión y contracción. Si nuestra atmósfera llegara a un equilibrio estático nos iríamos todos a tomar por...
Quedaos todos y seguid escribiendo aquí con ironía y pasión y cuando se nos vaya la mano o se nos caliente la boca, pues... a otra cosa y sin rencor. Huyamos del infierno del aburrimiento; opiniones comedidas, pensamientos ponderados dentro de la más absoluta corrección los encontramos a patadas, pero...¿no resulta más gratificante leer a un loco genial como Thoureau que la fría perfección de Azorín?.
Aquí os dejo estos versos del brutal J.L.Panero:
"Duro ha de ser para tu cuerpo ver morir el deseo,
la juventud, todo aquello que fuiste,
y buscar sin pasión tu reposo
en la sorda ternura de lo débil...".
Mi mano tendida a Lope. ¡Vuelve tío!, afila tus cuchillos y...
¡Al abordaje colegas, no hagáis prisioneros!.

Fernando Mencía

druida2 dijo...

La mejor forma de extinguir la inteligencia, es afrontar cada día exactamente igual que el anterior. Claro, que no perderemos solo esos extraños impulsos eléctricos que alguna vez derrapan en ideas geniales o estupideces supinas.
Seguramente se vayan, con nuestro empeño, el sentido del gusto, al repetir cada día los mismos sinsabores. Quizás el oído, atacado siempre con los mismos rebuznos. También el olfato, de la misma forma en la que suele obviar los pedos propios y por qué no el tacto, de arañar con las lijas propias, diariamente, los mismos surcos dactilares.
Pero salvamos la vista, para poder ver cuando alguien critica ese mundo gris donde cualquier opinión frívola o genial propone la ruptura de nuestro método lineal.
No voy a llamarte "verso libre", ese adjetivo ya se lo dieron a otro mucho mas impresentable, ni alabarte por como tocas fibras sensibles –“cojones”, dicen los mal hablados -, pero tampoco maldecirte, ya que todo lo que mata, en dosis pequeñas coloca y tengo que reconocer que aunque muchas veces me quemas, muchas más "me pones".
Para el resto, lo siento, no entiendo el insulto, salvo cuando yo lo abuso y el daño no se encuentra en quien coloca las palabras, está en el que las hace nacer para el diccionario.

Anónimo dijo...

Catón,
sinceramente me da pereza mantener un debate sobre validez lógica, en cualquier caso si lo que quieres es repasar la teoría, no sere yo quien borre la ilusión de tu cristalina mirada:

como bien sabras, las formas válidas de inferencia, leyes lógicas o tautologías, aplicadas como razonamientos lógicamente válidos, garantizan la verdad de la conclusión cuando el contenido de conocimiento material de las premisas sea epistemológicamente válido. La exposición de Paco, dicho sea de paso, más propia de Acebes que de el, simplemente no cumplía, y en el intento de hacer verlo, escribí un ejemplo, y créeme, en él, ni sobra ni falta nada.

En cuanto a tu cita, "Quod natura non dat, Salamantica non praestat" me parece un poco exagerada y pedante, siempre me la imagine saliendo de la boca de un hombre con bigote y un pin del faro de ferrol, además como todos los refranes, este también tiene su opuesto,: "El genio es el trabajo" tan exagerado como el anterior, y para concluir de uno y otro, que de poco habrá de servir el talento sin el estudio y sin que lo fructifique, ni éste sin disposición natural capaz de desenvolverse y acrecentarse con un poderoso auxilio.

Lope

Anónimo dijo...

Caton, hazle la prueba "descartiana" a "Druida2" ,
porque "a fuer" de "fisna intelectual", desbarra, y se ha hecho un lío con la geometría (en sentido figurado, se entiende). Las parábolas literarias, se confunden con las hipérbolas, y los círculos (o circunloquios), con elipses perifrásticas y así las figuras literarias crean un vapor en la mente del que las lee, que tiene una que sentarse para que del mareo no se caiga al suelo... Tu me entiendes.
¡Qué sarta de retruécanos!, para decirnos que le gusta cómo escribes, Paco, y que nunca hace daño el que con la palabra se expresa. Coño, eso lo sabemos y lo compartimos todos, o casi todos, de los que le leemos habitualmente.

La cuestión ahora, se suscita en relación a cómo se refiere Paco cuando trata el asunto de las drogas y su ambiente, en sus escritos, y el puntual efecto creado en un bloggero (Lope), que ha tenido el pudor de manifestar el terrible sufrimiento que padece en su entorno mas íntimo por el efecto de esta lacra. Ha manifestado su incomodidad, graduando el tono a medida de la "desmedida "de Paco, y este le contesta, con el artículo que encabeza este blog, que como creación literaria es opinable, pudiendo llegar a ingenioso, en su genuino estilo, pero que probablemente esté cargado de soberbia y de sobreactuación para justificar, lo injustificable.
Yo he solicitado "un gesto" directo entre Paco, y Lope. No puede ser que para aliviar una herida, se la trate con vinagre, seguro que hay bálsamos que duelen menos. Entre personas inteligentes, sabrán cual conviene mejor. Y esto, sólo por la explicitación del dolor, y porque se responde con alusión explícita con el artículo citado. Nada que objetar al interés general del artículo, que como sabemos todos, ni mata, ni induce, ni obliga, a mí por ejemplo solo me divierte. Queda dicho, esto,con respeto, y el encabezamiento, con la ironía que me sugirió la lectura de Druida2

Saludos. Maria