Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

31 de enero de 2008

La gramática parda de Penas

Cuando ya mi prosa límpida, aunque marcadamente apologética de la ‘demo-acracia’, se había visto confinada en aqueste gulag digital e inapropiado, dije yo aquí que, vistas las tonterías que soltaba con lo del cambio climático y los topillos, era mucho mejor que el rector de la Universidad de León, Ángel Penas, siguiera siendo rector con tal de que no volviera a ejercer como biólogo. Le pasa lo mismo que a Ana Obregón, que también es bióloga y también es mejor que siga perpetrando papeles de televisión.
Ahora, tras leer la carta que le dedicó a Abel Pardo (que reproduce íntegra El Mundo / La Crónica de León del 30 de enero de 2008, página 13 –menéamela, que me crece), todas mis convicciones se tambalean.
Después de esta carta, que más que una misiva es un misil contra la Real Academia y contra ese patrimonio cultural que tanto se empeñan en sacar a pacer y que llaman ampulosamente ‘lengua cervantina’, ya no sé qué pensar. Lo cierto es que cuando don Penas habla defeca, o sea, la caga, pero, cuando escribe, uno lamenta de veras que no vuelva a las habladas, aunque, en rigor, al rector lo veo yo tan poco dotado para biólogo como para el monólogo.
El tipo que llegó a inaugurar por segunda vez el campus de Ponferrada y que balbució aquello de que había que sustituir el botellón por “una noche de espicha bien montada” (a lo mejor, en vez de espicha, quiso decir de picha, porque ya se sabe: “parece mentira lo que la picha estira”) ha parido ahora una carta, digo una sarta de incorrecciones y faltas de ortografía que da pavor. Siete horrores ortográficos de bulto, por lo menos, dicen muy poco, o tal vez demasiado sobre el rector magnicida, digo ‘magnífico’ de la Universidad de León.
Al menos Abel Pardo evacúa sus deposiciones lingüísticas en una ‘mamandurriería’ llamada ‘llionés’, que no entiende ni dios, razón por la cual la falta de aptitud queda ‘en-mascarada’.
A las comas del rector ni siquiera voy a referirme, porque vergüenza siento y más parece que don Penas las haya echado a voleo sobre el texto, que detesto. Más parece que utilice estos signos de puntuación como signos de puntería. Dado que sor Penas no maneja bien la coma, le recomiendo que indague en la vida y la obra del gran filántropo Ariel Sharon, que de coma debe saber lo suyo, porque lleva dos años inmerso en uno muy profundo.
Lo del ‘porque’, el ‘por qué’, el ‘por que’ y el ‘porqué’ es algo que ya he renunciado a explicar: ¡y pensar que esa incorrección se la eché yo en cara al pobre Manuel Rodríguez! (edil, a la sazón, de Cultura de Ponferrada. Vuelve querido Manolo, que los ágrafos me tienen ‘arrodeao’). Ahora bien, tener que explicarle a un ‘pijus magnificus’ cuándo se utiliza ‘sino’ y cuándo ‘si no’ y cuándo se utiliza ‘quién’ y cuándo ‘quien’ es algo que me sobrecoge (me coge el sobre) y me llena de estupefacción, cuando no de estupefacientes.
Del contenido de la cagarruta sólo diré que lo he captado por aproximación, pues adolece de adefesios expresivos como el que reproduzco textualmente, con indicaciones entre corchetes junto a las expresiones heterodoxas: “si [*] soy quién para decirle que somos muchos los que queremos y trabajamos todos los días por un León, [*]) libre de personajes como usted, que si pudieran nos quitarían hasta el don de la palabra, por que [*] las libertades ya lo intenta [aquí debería ir una coma] creyéndose poco menos que un ser todopoderoso a quien no se sabe quién le ha otorgado la potestad para castigar a quien piensa distinto que usted, aunque sepa en razón del conocimiento más que usted y lo tenga acreditado”. Penas, hijo, se mire como se mire lo antedicho es castellano ‘furrañí’ en su más pura expresión y, habida cuenta de que va dirigida contra Pardo, bien podemos decir que lo tuyo es gramática parda.
Leo en El Periódico de Catalunya del día 28 de enero de 2008 el siguiente párrafo: “Cerca de la mitad de los alumnos catalanes de cuarto curso de Primaria (10 años) son incapaces de elaborar un texto, en catalán o en castellano, claro y ordenado. Un porcentaje similar no emplea un léxico adecuado, engarza mal las frases y comete excesivas faltas de ortografía, lo que permite concluir que no dominan las habilidades básicas de la expresión escrita exigibles al alumnado a esa edad”. Estremecedor, pero ¿están seguros de que se refiere a niños de 10 años y no a rectores magníficos de universidad y sus ‘aláteres’?, porque [todo junto] a mí no me la dan. Por cierto, también utiliza el rector la palabra ‘aláteres’ (sic), si bien espero que sea un tropezón mecanográfico.
PD. No me sale de los cojones discutir aquí por qué (separado) Suiza es una federación y no una confederación. En el ámbito de la sociología política o de esa cosa tan afrancesada y horrible llamada ‘politología’ lo sabe todo el mundo. Por saberlo lo saben hasta en la ‘Wiskypedia’, que manda huevos. La cosa tiene que ver con la soberanía y el ‘ius belli’. En todo caso, es impropio hablar, como dice el inefable Anson, de ‘república confederada’, pues, en tal circunstancia, habría que hablar de repúblicas confederadas o confederación de repúblicas o estados, pero hablar de un estado confederado es un oxímoron, que no voy a explicar lo que es por suficientemente sabido.

29 de enero de 2008

El MUSACYL, los mocos y los 'chandeliers inescapables'



Voy a retomar una de mis obsesiones preferidas: El MUSAC. El engendro acaba de vomitar una nueva temporada de estupideces, que ellos llaman exposiciones. A quien estime que soy demasiado insultante con la cosa le pediré simplemente que mire las fotos de arriba. Son arte contemporáneo sí, pero para gilipollas. Lo de las lámparas, ¡manda cojones!, es de un tal Cerith Wyn Evans. La imagen es mala, como la exposición, está reproducida del propio catálogo que amablemente me envía el MUSAC, más que nada para justificar el pastón que se gasta.
Leamos con atención lo que el catálogo dice de la exposición de León: “Con sus adaptaciones, montajes y composiciones de múltiples referencias, que usualmente favorecen modos de presentación con pliegues y disyunciones imperceptibles. Evans nunca privilegia ni fomenta una lectura fenomenológica del espacio ni el uso literal de los materiales”. Casi nada. Me encanta eso de que no privilegia ni fomenta una lectura fenomenológica del espacio ni el uso literal de los materiales (la gallina. ¿Cómo se hace un uso literal de una lámpara hortera?). Menos mal, eso sí, que, por lo menos se aprecian claramente los pliegues y las disyunciones imperceptibles.
Aguarda un poco, que el sin sentido prosigue, porque el majadero que escupió esta sucesión de frases alambicadas está crecido: “en este espacio multiforme e intertextual el énfasis parece caer entre lo visible y lo invisible, entre presencias y ausencias. Lo que parece inescapable y prevalente es el establecimiento de lo que el artista enuncia como significaciones ‘luminosas’”. Hay que joderse con el énfasis. Tampoco sabía yo que las significaciones luminosas, o sea las lámparas, eran algo inescapable (que no se puede capar).
Más risa: “Los tres nuevos ‘chandeliers’ que Evans ha creado expresamente para esta muestra selectiva en España añaden a su polifonía barroca un acento sin igual que remata la multitudinaria conversación y latido pestañeante que mantienen las celebridades del siglo XX”...la rehostia tú. Resulta que cinco putas lámparas en una sala vacía, mejor dicho, en un hangar, añaden polifonía (conjunto de sonidos) barroca y un acento sin igual (nada menos. Habría sido más rimbombante eso de ‘sin parangón’). Por último, lo del ‘latido pestañeante’ afeita un cojón zurdo.
Ahora llegarán por centenares los jubilatas y los escolares esos que dicen que tanto fracasan en la escuela y una estantigua vestida de oscuro y con patillas anchas y pasadas de moda, al estilo del tonto que dirige todo el cotarro, y deambularán como sombras pasmadas por el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla, porque la sigla de León y la conjunción ‘y’ que la Ley establece como oficial y preceptiva se han quedado en el camino sin que Abel Pardo y el resto del leonesismo abertzale se haya dado cuenta de ello. En rigor, el frenopático debía haberse llamado MUSACYL, pero claro, con ese nombre, más que un museo parecería un medicamento expectorante –MUSACYL FORTE- , para expulsar los mocos, aunque poco variaría el cambio de nombre, pues en este caso la función del museo y del medicamento es la misma.
Los más esnob se acercarán hasta el restaurante para que Cidón les meta el clavo y se irán más contentos que unas pascuas. Algunos hasta dirán que soy un puto ignorante por desconocer lo que todo rústico, por lo visto, sabe a pies juntillas: que las significaciones luminosas de los ‘chandeliers’ están establecidas de forma inescapable y prevalente.
El número de imbéciles es infinito... y creciente. Véase si no: La consejera de Cultura, María José Salgueiro, dice en el prólogo del catálogo “Cerith Wyn Evans, uno de los artistas británicos que con más fuerza ha destacado en el universo creativo de las últimas décadas”. El daño que los políticos hacen a la cultura es incalculable. Cuando vea a la Salgueiro le tengo que decir que me explique lo de los ‘chandeliers’ establecidos de forma ‘inescapable y prevalente’, porque soy un poco porro y ‘me se escapa’ (porque no es inescapable).
De la otra foto que reproduzco sólo diré que, aunque ellos lo llamen instalación, es una pared decorada o una diarrea infantil evacuada por un tal Dave Muller. Cualquier guardería o jardín de infancia tiene paredes más evocadoras y hasta conceptualmente más “apropiacionistas”, como a ellos les gusta proclamar.
Si, por lo menos, cobraran un euro a cada visitante, sabríamos cuánta gente visita de verdad el MUSAC y se vería cuánta mentira hay en las cifras oficiales que anuncian.

23 de enero de 2008

Aunque Gamoneda se vista de seda... (¡Qué Gasco!)

Recuerdo un artículo publicado por mi apreciado Eduardo Bajo que se titulaba ‘Inefable Gamoneda’ y en el que entre otras cosas decía. “Es alucinante que a alguien con una verborrea semejante se le dé un premio literario. A base de escribir sin sentido, Antonio Gamoneda ha acabado por hablar sin sentido en cuanto le han dado una oportunidad. Y es que la vanidad, la falsa modestia y andar un palmo por encima del suelo no bastan para la creación literaria”. Tengo que decir que al principio me sorprendió, aunque después empecé a sospechar del ‘poetastro’, cuando vi que tipos como Anson lo alababan con bobería, y no me refiero precisamente a Juan García Campal, que poco después publicó una loa a Gamoneda a modo de un desagravio que no iba con él.
En fin, adonde quiero llegar es que, al final, mi querido Eduardo Bajo resultó profeta, pues, efectivamente, en cuanto le dieron la oportunidad, Gamoneda se puso en ridículo (porque aunque Gamoneda se vista de seda mono se queda) eructando unas despectivas palabras de encubierta envidia hacia el fallecido Ángel González, a quien, entre otros méritos, no le cupo el de que un Zapatero cualquiera le comprara el premio Cervantes.
La poesía y la literatura, la ópera y el arte en general están muy sobrevalorados en una sociedad asaz inculta y ágrafa en la que quienes transitan por estas disciplinas suelen hacerlo para que otros vean y alaben una pretendida sensibilidad de la que carecen. Es frecuente oír aseveraciones como ésta: “a mí no me gusta la ópera (o la poesía) pero es que no la entiendo”. Cojones, por lo menos quien así habla entiende que no le gusta, cosa que otros muchos, incluidos músicos y poetas de pro, ignoran.
Siguiendo con los desvaríos de gente presuntamente venerable, leo un artículo de Luis María Anson, un tipo que ha adquirido importancia a base de dársela a sí mismo, sólo porque en su día dirigió y digirió un excremento llamado ABC, y quien, como a Gamoneda con el Cervantes, le compraron un puesto en la Real Academia Española, con el único fin de justificar que también se lo habían comprado a Juan Luis Cebrián, que antes había dirigido y digerido un vómito llamado El País. Bueno, pues el tal Anson critica un opúsculo que un tal Philip Petit le ha dedicado a Zapatero: “Da vergüenza ajena este Philip Pettit que justifica la negociación política con ETA y el proceso de rendición ante una banda terrorista; que manifiesta que su deseo de que se agrupe a los presos etarras; que aplaude la asignatura Educación para la Ciudadanía...”. A continuación, el sabelotodo Anson asegura que Zapatero quiere una España como Suiza, a la que define como “República confederada”. Se ve que ha oído que Suiza también se llama Confederación Helvética y cree que es una confederación, cuando sabido es que dejó de serlo hace bastante más de un siglo.
En fin, yo también sentí vergüenza ajena cuando vi a Anson babeando impúdicamente en medio de un concurso de mises en el que hacía de jurado (blasfemado, en su caso) o ante Sofía Mazagatos. Cuando la Mazagatos dijo aquello de “estar en el candelabro”, Anson la defendió a capa y espada asegurando que, a fin de cuentas, un candelero es un candelabro; lo cual da una idea de la académica ignorancia del susodicho sobre el significado de la expresión “estar en candelero”.
El caso es que si lo que Anson pretende con sus críticas es hundir a Zapatero, lo tiene crudo, porque el que cae verdaderamente mal es él, no Zapatero. Los lectores de Anson ya están convencidos y nunca van a votar a Zapatero. Por el contrario, los esputos del exABCdario sólo pueden hacer que los simpatizantes de Zapatero se movilicen y le voten, aunque sea tapándose las narices. Eso sí, siempre y cuando no les hayan disuadido cacicadas tales como la de regalarle el Cervantes a un amigo agrio y malencarado.
Otro que pretende hundir a Zapatero con sus críticas es García Gasco, el sotaniforme de Valencia (de allí también salió el papa Borgia, Alejandro VI, aunque tal vez no era tan pervertido).
Desde el púlpito (a feira) Gasco dijo: “produce espanto la perspectiva de una sociedad construida en el vacío moral donde todo puede ser legitimado, como el aborto, la guerra, el terrorismo, la infidelidad, el engaño y la traición. Por ese camino no se respeta la dignidad de la persona humana”. Me pregunto yo por qué no defendía con ese mismo ahínco la dignidad humana de la que tanto habla cuando ésta estaba sojuzgada bajo un régimen en el que él ostentó altos cargos. No, se limitó a levantar el brazo con la mano extendida, como tantos otros coleguis.
¡Qué Gasco! Es que dan ganas hasta de votar a Zapatero.

15 de enero de 2008

Rouco Siffredi y los 'puti-clubs' de dios


Coincidiendo con el hecho de que mi blog superó las 8.000 visitas, cosa que os agradezco de veras, el tal Pizarro ha decidido quitarse la careta, que ya se le notaba muy caída, y presentarse en las listas del PP. Claro, como le quitaron el partido político que tenía para atacar al Gobierno, me refiero obviamente a Endesa, pues ahora no le queda más remedio, porque el poco que tenía se lo cepillaron los de Enel y Acciona, es decir, unos coleguis de ZP, porque ZP, lógicamente, le da las empresas a sus amigos, o sea, como Aznar,. No te jode, no les iba a dar a sus enemigos.
Ahora ya sólo falta que se animen y se quiten también la careta otros personajes que vienen haciendo desde hace tiempo campaña a favor del PP a cara de perro. Me refiero al propio Aznar y especialmente al portavoz del ‘Joder’ Judicial Enrique López, y, sobre todo, a Rouco Varela, alias Rouco Siffredi, porque es difícil, pese al jeto que tiene, que es talmente como Paco Clavel, imaginar en la historia española actual una actitud más pornográfica, grosera y mamporrera que la de este monseñor, a quien, entre otras cosas, jamás se le ocurrió protestar por la ley del aborto cuando gobernaba el PP. No cabe duda de que tipos como éste, en todas las religiones, han terminado por convertir los templos en los ‘puti-clubs’ de dios.
Digo yo que también podía quitarse la careta de una puta vez y presentarse a las elecciones el propio Ruiz Gallardón, pero presentarse, aunque sea de PRISA y corriendo, por el PSOE, no por los suyos. La putada que la ha hecho Gallardón a Rajoy es, empero, mucho menor que la que le está haciendo la gran esperanza blanca del PP, la gran Esperanza Aguirre, una pava que anda sobrevolando la carroña del ‘registrator’ gallego para ver si se destaza y poder recoger alguno de los pedazos (pedos grandes). Y pensar que llegó a ser ministra de Cultura. Cualquiera, por incompetente que sea, puede ser cualquier cosa.
Me cuenta el amigo Gaztelu que ayer oyó por la tele que va a subir la cerveza. La tele no da más que malas noticias. Ahora ya sólo nos queda un camino, beber toda la que podamos antes de la subida.
Por si fuera poco, la Policía Municipal (siempre jodiendo) ha abierto expediente a 20 personas por consumo y tenencia de drogas. El registro lo hizo la policía en los locales de copas en la madrugada del pasado domingo, pero si lo hubiera hecho a la salida de la misa dominical en La Encina seguro que habría encontrado, por lo menos, otros tantos consumidores.

PD. Hace unos días el PSOE de Ponferrada se echó encima del concejal Reiner Cortés de haber calificado la Ley de Dependencia de Cochambrosa. Comprendo que le tienen ganas, porque hace unos años, siendo Cortés del PSOE, les clavó un cuchillo en la chepa (dice que les sirve de perchero, pero ellos no lo ven así). En todo caso, yo he escuchado la grabación y Reiner nunca dijo que la Ley fuera “cochambrosa”. De todo lo que dijo, lo que más se acerca a esa expresión es que la tramitación de la Ley es muy “engorrosa”. Es muy distinto. Al César lo que es del César y lo Cortés no quita lo Reiner.

14 de enero de 2008

Actitudes 'patrihorteras'

Aznar llama a defender el castellano. Pues hala, que se lo vaya aplicando, que se expresa fatal, aunque no tan mal como en inglés o en italiano.
Me jode ser agorero con esto de la letra del himno y con los ciruelos que la eligieron y me jode citarme a mí mismo (por lo menos la primera versión es mía): “Yo ya lo digo de antemano: me da igual la letra que le pongan, yo sentiré vergüenza propia y ajena en cualquier caso. No les concedo ni el beneficio de la duda. Creo sinceramente que estos perínclitos seres, tan catedráticos, tan triunfadores, tan avezados ellos, van a elegir una letra de mierda (una letrina) para el himno”. Lo adelanté allá por el mes de octubre de 2007.
Lo que no entiendo es qué pensaban que podía salir de una comisión donde estaba Jiménez de Parga. ¡Y pensar que este tipo fue presidente del Tribunal Constitucional!
En fin, veamos algunas lindezas:
Ama a la Patria
pues sabe abrazar,
bajo su cielo azul,
pueblos en libertad
¡Todo por la patria!. Sí señor, con dos cojones. Ahora, eso de que la patria sabe abrazar pueblos en libertad (bajo el cielo azul, eso sí) juzgo que es una verdadera innovación sin demasiada ‘a-poyadura’ histórica.
No obstante, echo de menos no ya los esputos poéticos de Pemán, sino alguna frase de un patriota de pro, como ese cadáver sin enterrar que es Fraga. Veamos algún ejemplo preñado de lirismo y furor patriótico:
La calle es mía
Y si se ponen tontos... ¡Se les mete un cañonazo...e punto!
Porque es muller que senón metíache unhas hostias
Todas las mujeres de Galicia me pertenecen. Soy libre de pegarlas o follármelas.
¡Que entren los antidisturbios!¡Que entren los antidisturbios!

No me nieguen que estas joyas, convenientemente musicadas, harían palidecer a La Marsellesa o al mismísimo Dios Salve a la Reina.
En fin, la letra que eligieron De Parga y sus secuaces para la SGAE no ha cuajado y no entiendo por qué, porque cuadra perfectamente con la actitud 'patrihortera' (contracción de patriota y hortera) de la ‘alie-nación’ española.
Creo que por pura vergüenza no se van a atrever a hacernos tragar el adefesio, pero que nadie se lama la polla antes de tiempo, porque, para que nuestro himno nacional sea de verdad acorde con nuestra idiosincrasia, habría que suprimir también la música del actual y sustituirla por algo más nuestro. Yo que sé, algo así como el Porompompero, la Macarena, Paquito Chocolatero, el Aserejé, Que Viva España. A mí que no me jodan, pero teniendo ideólogos como Manolo Escobar o Los del Río, no sé que hacemos todavía con el Jiménez de Parga a vueltas, con la mierda de himno que tenemos y con la mierda de letra que nos quiere colar la SGAE, para la que, ya se sabe, la nación española es una mera caja registradora a cuenta del derecho de propiedad intelectual.
Lo de los derechos de propiedad intelectual es una burda estafa, porque toda la mierda de música y letras que han hecho y hacen Ramoncín, Teddy Bautista y todos los otros mediocres a los que representan son en realidad un insulto a las facultades del intelecto humano, un puro vómito por el que tendrían que pagar para que lo soportáramos.

10 de enero de 2008

Listerine y los 'iconoplastas'


El amor entre un hombre y una mujer puede ser maravilloso, siempre y cuando el hombre y la mujer entre los que se hace el amor sean lo suficientemente liberales y no se ofendan.
Dice Rajoy que va a crear un Ministerio de la Familia. Me parece bien. Puestos a ello, le recomiendo que nombre ministro de esa cosa a su viejo amigo Álvarez Cascos, un hombre tan defensor y amante de la familia que ya lleva formadas por lo menos tres.
A tenor de algunas de sus manifestaciones, juzgo que es la persona adecuada: “Para mí el principio es que la familia es indivisible”. Este prodigio de la política, que, con la aquiescencia de sus correligionarios, elevó sin mesura el peaje entre León y Asturias que ahora el incumplidor Zapatero es incapaz de quitar, aseguraba tajante: “Lucho por ser coherente. No se puede afirmar una cosa y hacer otra. No caben actitudes distintas en cada uno de los planos de la vida. No cabe una persona con la vida familiar desordenada y que sea capaz de resolver los problemas públicos, que son los de los demás. Todo está absolutamente entrelazado”.
Alguien así de coherente debe ser, por fuerza, muy querido y respetado incluso por los obispos, que también son un paradigma de coherencia.
En un magnífico artículo sobre las preguntas científicas inquietantes para 2008, aparecido en un periódico digital leonés, mi admirado Juan Luis Puente López de la Calle se preguntaba si, como parece, el 50% de la felicidad se hereda genéticamente. Yo sólo lo creo en parte. Vamos, creo que la felicidad se puede heredar de los padres, incluso de los abuelos, pero no depende tanto de los genes como del dinero que te dejan en herencia cuando palman, porque no hay nada con tanta coherencia como una buena herencia. No conozco a nadie que teniendo dinero con cojones no tenga razón en la misma medida.
Sin duda mis ofensores me tildarán de materialista. Tengo que decir que quienes andan todo el puto día dando la turra contra el materialismo me parecen unos plastas de la hostia y yo ya hace mucho tiempo que estoy hasta los ‘güevos’ de los ‘iconoplastas’.
Me vienen a mi desordenada cabeza unos versos del Arcipreste de Hita en los que glosaba algunas de las propiedades del dinero, del que decía que “Hacía muchos priores obispos y abades / arzobispos, doctores patriarcas, potestades / a muchos clérigos necios dábales dignidades. / Hacía de verdad mentiras y de mentiras verdades” y “Yo vi a muchos monjes en su predicaciones / denostar al dinero y a sus tentaciones, / pero al cabo, por dinero otorgan los perdones / absuelven el ayuno, así hacen oraciones”.
Si esto lo decía un cura en el siglo catorceno, qué cojones voy a decir yo ahora, que, aunque soy sapientísimo y docto como el propio Luis Aragonés, no me jacto ni un ápice de mi ignorancia.
En fin, aterricemos en Ponferrada. Los vecinos La Placa van a manifestarse el sábado porque entienden que el Ayuntamiento tiene abandonado el barrio. Hasta tal punto han llegado las cosas que al concejal de Fomento, Luis Antonio Moreno, ya lo llaman el ‘Listerine’, por su eficaz acción contra la placa.
Aún lo lleva peor el alcalde de Villafranca, que denunció a un vecino por intentar agredirle en su despacho. Tengo unos cuantos amigos en Villafranca que también estarían dispuestos a denunciar al susodicho vecino por no haber logrado su objetivo de darle una buena marimba al alcalde.
PD. Aprovechando que el Musac va a abrir en breve su nueva temporada de exposiciones, ilustro este artículo con una foto que plasma lo que muy bien podría ser una de las actuaciones musicales o de las instalaciones que se organizan en las mencionadas instalaciones, unas instalaciones que son para cagarte (Cagarte: contracción de cagar arte, algo muy contemporáneo). (La magnífica foto aparece en un calendario del Diario de León ya caducado –el calendario, no el Diario).

3 de enero de 2008

ZP y los que 'cantimploran'

Ahora que la Conferencia Episcopal ha asumido por fin el mando y la dirección efectiva del PP, conviene recordar que los obispos, que se autoproclaman defensores a ultranza de la democracia y los derechos humanos, piropeaban sin rubor a Franco que, por lo visto, no era tan malo como Zapatero y ‘cantimploraban’ (cantimplorar: cantar e implorar a la vez o rogar con una cantimplora): “Que el Señor ilumine y asista a los hombres beneméritos, de modo especial al Jefe del Estado, en cuyas manos está principalmente la obra de conservar la paz y de ordenar, según Dios y según los legítimos deseos de todos, la comunidad temporal de los españoles” (Véase la pavorosa imagen de arriba).
Anás y Caifás, esto es, Gasco y Rouco, dicen que las leyes del Gobierno de Zapatero disuelven la democracia y son un retroceso de 65 años en los derechos humanos. Si así fuera, los obispos no se opondrían con tanto ahínco a esas leyes y apoyarían sin ambages al sátrapa, como hicieron siempre que se trató de sojuzgar a la población civil por parte de algún hijoputa (Chile, Argentina, Bolivia). Si no apoyaron a Fidel Castro y a los genocidas soviéticos fue porque allí no les dieron cuartelillo, es decir poder y dinero.
Por cierto, hoy murió Toñín. Si dios protege los derechos humanos y la familia esa de la que tanto hablan Rouco y Gasco de la misma forma que protegió la vida del niño de Fabero, entonces tengo yo ‘pa’ mí que el supuesto ataque de Zapatero y sus leyes es el menor de los problemas a los que se enfrenta la Conferencia Episcopal (CE)
Vamos a ser claros y dejarnos de hostias: la CE sólo quiere un tipo de familia, la que va a misa y pone la cruz en la casilla del IRPF, porque esa es la única cruz que de verdad respeta. El resto se la pela.
Si los obispos quieren hacer algo bueno por la Humanidad, en vez de rezar tanto, que le pongan las pilas al ser abyecto al que representan, porque a Toñín no lo maté yo ni Bush ni los islamistas ni la ETA ni el hambre ni la guerra del mundo ni la injusticia ni el pecado... Por si fuera poco, el pobre niño murió en una clínica del Opus, que es algo así como una sucursal bancaria de dios. cada palo que aguante su vela. Si representan a un dios inicuo y vesánico, que luego no anden pidiendo cuentas a otros por la abominación y perversidad del mundo. Si este puto mundo lo fabricó su jefe y ellos son tan democráticos y constitucionalistas como se autotitulan, que lo depongan de una vez y convoquen elecciones a dios, pero que no toquen tanto los cojones diciendo a todo cristo lo que tiene que hacer. A lo peor es que están encantados con tanto dolor y tanta muerte, pues, al fin y al cabo, los muertos son sus principales clientes. Lo que no sé es por qué condenan el aborto, que tantos justos envía al cielo, a no ser que sea por temor a que, si se legaliza del todo, dejen de nacer seres como ellos. En fin, todo es un bla, bla, bla.
En la página de Red Eléctrica leo algo que me sobrecoge: “La demanda instantánea de energía eléctrica ha registrado un nuevo máximo histórico este año. El pasado 17 de diciembre, a las 18.53 h, hubo un consumo de electricidad de 45.450 MW, debido, fundamentalmente, a las bajas temperaturas que afectaban a toda la Península”. ¡Cojones!, pero no habíamos quedado en que el Planeta se calentaba y que España tendría un clima africano. A ver si es verdad y me ahorro una pasta en calefacción, que estoy jodido de frío y de dinero.
Item más. Leo esta maravillosa perla publicada en 1971 en la revista Science: “aunque el agregado de dióxido de carbono [CO2] en la atmósfera aumenta la temperatura de la superficie, la tasa de aumento de la temperatura disminuye con el aumento del dióxido de carbono en la atmósfera” y la aberración continúa: “Un aumento de sólo un factor de 0.4 en el fondo de concentración global de aerosoles podría ser suficiente para reducir la temperatura de superficie hasta en 3.5ºK. Si se mantiene durante un período de varios años, se cree que tal disminución de la temperatura en todo el globo será suficiente para disparar una edad de hielo”.
Quiero recordar que la tal revista Science es ahora uno de los principales defensores del calentamiento global y se caracteriza por censurar, literalmente, y perseguir a los científicos que no están de acuerdo, como Rajoy y su primo, con sus apocalípticas predicciones. Con el calentamiento global la revista Science sufre el furor del converso, como los obispos con la democracia y los derechos humanos.
PD. A tomar por el culo; ya no suelto más rollo.