Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

31 de enero de 2008

La gramática parda de Penas

Cuando ya mi prosa límpida, aunque marcadamente apologética de la ‘demo-acracia’, se había visto confinada en aqueste gulag digital e inapropiado, dije yo aquí que, vistas las tonterías que soltaba con lo del cambio climático y los topillos, era mucho mejor que el rector de la Universidad de León, Ángel Penas, siguiera siendo rector con tal de que no volviera a ejercer como biólogo. Le pasa lo mismo que a Ana Obregón, que también es bióloga y también es mejor que siga perpetrando papeles de televisión.
Ahora, tras leer la carta que le dedicó a Abel Pardo (que reproduce íntegra El Mundo / La Crónica de León del 30 de enero de 2008, página 13 –menéamela, que me crece), todas mis convicciones se tambalean.
Después de esta carta, que más que una misiva es un misil contra la Real Academia y contra ese patrimonio cultural que tanto se empeñan en sacar a pacer y que llaman ampulosamente ‘lengua cervantina’, ya no sé qué pensar. Lo cierto es que cuando don Penas habla defeca, o sea, la caga, pero, cuando escribe, uno lamenta de veras que no vuelva a las habladas, aunque, en rigor, al rector lo veo yo tan poco dotado para biólogo como para el monólogo.
El tipo que llegó a inaugurar por segunda vez el campus de Ponferrada y que balbució aquello de que había que sustituir el botellón por “una noche de espicha bien montada” (a lo mejor, en vez de espicha, quiso decir de picha, porque ya se sabe: “parece mentira lo que la picha estira”) ha parido ahora una carta, digo una sarta de incorrecciones y faltas de ortografía que da pavor. Siete horrores ortográficos de bulto, por lo menos, dicen muy poco, o tal vez demasiado sobre el rector magnicida, digo ‘magnífico’ de la Universidad de León.
Al menos Abel Pardo evacúa sus deposiciones lingüísticas en una ‘mamandurriería’ llamada ‘llionés’, que no entiende ni dios, razón por la cual la falta de aptitud queda ‘en-mascarada’.
A las comas del rector ni siquiera voy a referirme, porque vergüenza siento y más parece que don Penas las haya echado a voleo sobre el texto, que detesto. Más parece que utilice estos signos de puntuación como signos de puntería. Dado que sor Penas no maneja bien la coma, le recomiendo que indague en la vida y la obra del gran filántropo Ariel Sharon, que de coma debe saber lo suyo, porque lleva dos años inmerso en uno muy profundo.
Lo del ‘porque’, el ‘por qué’, el ‘por que’ y el ‘porqué’ es algo que ya he renunciado a explicar: ¡y pensar que esa incorrección se la eché yo en cara al pobre Manuel Rodríguez! (edil, a la sazón, de Cultura de Ponferrada. Vuelve querido Manolo, que los ágrafos me tienen ‘arrodeao’). Ahora bien, tener que explicarle a un ‘pijus magnificus’ cuándo se utiliza ‘sino’ y cuándo ‘si no’ y cuándo se utiliza ‘quién’ y cuándo ‘quien’ es algo que me sobrecoge (me coge el sobre) y me llena de estupefacción, cuando no de estupefacientes.
Del contenido de la cagarruta sólo diré que lo he captado por aproximación, pues adolece de adefesios expresivos como el que reproduzco textualmente, con indicaciones entre corchetes junto a las expresiones heterodoxas: “si [*] soy quién para decirle que somos muchos los que queremos y trabajamos todos los días por un León, [*]) libre de personajes como usted, que si pudieran nos quitarían hasta el don de la palabra, por que [*] las libertades ya lo intenta [aquí debería ir una coma] creyéndose poco menos que un ser todopoderoso a quien no se sabe quién le ha otorgado la potestad para castigar a quien piensa distinto que usted, aunque sepa en razón del conocimiento más que usted y lo tenga acreditado”. Penas, hijo, se mire como se mire lo antedicho es castellano ‘furrañí’ en su más pura expresión y, habida cuenta de que va dirigida contra Pardo, bien podemos decir que lo tuyo es gramática parda.
Leo en El Periódico de Catalunya del día 28 de enero de 2008 el siguiente párrafo: “Cerca de la mitad de los alumnos catalanes de cuarto curso de Primaria (10 años) son incapaces de elaborar un texto, en catalán o en castellano, claro y ordenado. Un porcentaje similar no emplea un léxico adecuado, engarza mal las frases y comete excesivas faltas de ortografía, lo que permite concluir que no dominan las habilidades básicas de la expresión escrita exigibles al alumnado a esa edad”. Estremecedor, pero ¿están seguros de que se refiere a niños de 10 años y no a rectores magníficos de universidad y sus ‘aláteres’?, porque [todo junto] a mí no me la dan. Por cierto, también utiliza el rector la palabra ‘aláteres’ (sic), si bien espero que sea un tropezón mecanográfico.
PD. No me sale de los cojones discutir aquí por qué (separado) Suiza es una federación y no una confederación. En el ámbito de la sociología política o de esa cosa tan afrancesada y horrible llamada ‘politología’ lo sabe todo el mundo. Por saberlo lo saben hasta en la ‘Wiskypedia’, que manda huevos. La cosa tiene que ver con la soberanía y el ‘ius belli’. En todo caso, es impropio hablar, como dice el inefable Anson, de ‘república confederada’, pues, en tal circunstancia, habría que hablar de repúblicas confederadas o confederación de repúblicas o estados, pero hablar de un estado confederado es un oxímoron, que no voy a explicar lo que es por suficientemente sabido.

28 comentarios:

Hipatia dijo...

Una somera lectura de la carta pública de nuestro rector sugiere lo que padecemos en la Universidad de León y, sobretodo, dibuja intuitivamente un espejo sobre cómo pueden ser otros rectores y, también, cómo no, la altura intelectual de quienes los eligen.

No es solo el número de faltas de ortografía -que pasa de la treintena- las que definen a este magnífico sujeto, sino la vulgar expresión, impropia de un docente, contenida en todo el texto. Es una pena que tal ilustrado solo saque la patita cuando los extraños mean su territorio.

Visto el atropellado ejemplo, culpar a los jóvenes bachilleres se convierte, por elevación, en un sarcasmo; convertidos en examinadores, aquellos se verían en la obligación de suspender, ¡ahí es nada!, a su futuro y magnífico rector, del mismo modo que lo vienen haciendo con algunos profesores de su Instituto cuando regresan, impotentes, a la mesa de estudio de sus casas.

Ante esto no valen excusas: ¿es un problema de educación achacable a los padres y profesores, o es de auditoría de la instrucción? ¿Quién examina, en este caso, al personaje en cuestión? Mientras no se haga con todos, es de aventurar que seguiremos teniendo una penosa estadística.

… y a las escasas personas que, como tú, además de hacer un esfuerzo gratuito en enseñar, anteponiendo la ética al interés, denunciando lo que debería ser un grito mediático y universitario, solo cabe el agradecimiento.

Anónimo Clasificador dijo...

Mecachis en la mar, Paco, otra vez que lo pone difícil para criticarle...! Porque (junto) lo del rector es de vergüenza, es verdad, así que de nuevo hay que felicitarle a usted por su artículo.

Pero dos veces seguidas felicitándole... Mmmmmm, no me gusto nada.

Bueno, ea, arreglémoslo, va:

SÍ, PACO, LA CRÍTICA AL RECTOR MUY BIEN, PERO... ¿Y QUÉ PASA CON MI COMENTARIO EN LA ENTRADA DEL 15-01-08? (Lo reproduzco a continuación)
___________________________________

"el dice que les sirve de perchero..."

Paco, no sé lo que es un "dice". Quizá usted me lo puede explicar, je, je... (Por favor, no me diga que es un error informático, quedaría muy vulgar)

Salud

22 de enero de 2008 23:51
___________________________________

!!!Aja, lo ha cambiado, ha suprimido el "el" sin acento!!!

Hombre, Paco, no fastidie...
Haga un poco de autocrítica, demuestre que es coherente y gane altura, porque (junto) si no... Eso de ver sólo (con acento) la paja (o viga, es igual) en el ojo ajeno... (y esconder la basura propia de tapadillo bajo la alfombra!!) Mmmmm.....

Si no cuesta tanto reconocer los errores.

Salud.

Titolivio dijo...

Paco, excelente artículo, sobre un asunto para sentir vergüenza ajena.

Muy acertado y complementario el comentario de Hipatia, que comparto.

Oportuna tu crítita porque un 'Rector Magnífico', debe saber cuidar sus expresiones, sobre todo las escritas, que debe suponerse pasan por un proceso de reflexión, y pueden ser corrigidas antes de su emisión. Pero, si no hay conocimiento previo, sentido de la estética o símplemente sentido del ridículo...

Una 'pena', constatar la ignorancia gramatical, del 'nunca bien ponderado' Rector Magnífico de la ULE, el tal Penas.

Anónimo dijo...

Por si ayuda a la polémica sobre Suiza:

Según su constitución es una federación pues aunque provienen de antiguos cantones confederados y gozan de autonomía -facultades de gobierno y legislación sobre muchas materias- han renunciado a legislar y ejercer derechos de orden superior: los derechos políticos. Estos son del gobierno federal.

Anónimo dijo...

Lo que verdaderamente ayuda al conocimiento sobre Suiza, es su Constitución. Con el mismo esfuerzo con que se puede consultar cualquier enciclopedia electrónica, se puede consultar su constitución en cuatro idiomas. Como yo prefiero el francés, ahí va lo que dicen los siguientes artículos:
Art. 52 Ordre constitutionnel
1 La Confédération protège l’ordre constitutionnel des cantons.
2 Elle intervient lorsque l’ordre est troublé ou menacé dans un canton et que celui-ci
n’est pas en mesure de le préserver, seul ou avec l’aide d’autres cantons.
Art. 53 Existence, statut et territoire des cantons
1 La Confédération protège l’existence et le statut des cantons, ainsi que leur territoire.

Por supuesto que entre los cantones los hay que son repúblicas, como es el caso de Ginebra; los hay quue se definen como "república democrática" tal es el caso de Vaud, Jura, Valais, Neuchâtel o Tesino.
En todo caso, lo que sí podemos asegurar, es que la constitución define a Suiza como una confederación de estados.
Y digo "estado" porque los cantones mismos definen sus gobiernos cantonales com consejo de estado; amén que la referencia al estado de Ginebra, Vaud, Neuchâtel etc. figura en cada una de sus respectivas constituciones por más que las Wikipedias y otros medios lo ignoren o digan lo contrario.
Todo ello es consultable el los lugares ad hoc sin intermediarios electrónicos.
Salud

Anónimo dijo...

El hecho de que el término en su título constitutivo hable, se refiera o se traduzca del francés como “confederación” es un dato poco relevante. Desde el punto de vista jurídico y político -que es el que importa- es una federación (se va definiendo así -entre otros artículos- en el 3, el 39, el 49, el 51, el 53, el 139, etc.) Si fueran estados confederados, cada uno de ellos seguiría manteniendo la posibilidad de ser independiente y podría decidir excluirse de seguir formando parte de la Confederación, recuperar la plena soberanía y declarar, por ejemplo, la guerra a otro país, y esto la constitución ya ha decidido no poder hacerlo. Mientras no la cambien, es y será un estado federado –Suiza- a la que los “estados originarios” le han ido cedido, desde su primera constitución, fundamentales facultades que conformaban aquella originaria soberanía aunque -es cierto- se hayan reservado algunas muy importantes, cosa que en otros estados no ocurre y para los que el procedimiento sería inverso –como algunos quieren para España-.

Transferir soberanía originaria a un estado nuevo y, en su virtud, perderla, ya no es confederar sino federar: decisión sin retorno. Solo podrían recuperarla si prosperase un referéndum (solicitado por un millón y pico de ciudadanos) en el que participasen todos los ciudadanos de todos los cantones de Suiza y lo decidiesen por mayoría. Incluso este supuesto es discutible, no ya la improbabilidad de prosperar.

Como muy bien dice Paco, es el “ius belli” -entre otros fundamentales derechos transferidos- lo que determina un concepto jurídico u otro; por eso, en el caso de la “Confederación Suiza” -un nuevo estado denominado Suiza- el término “confederación” es absurdo o impropio (oxímoron) pues si realmente fuera tal habría que decir “Confederación de los estados de Zurich, Berna, Lucerna, etc.” donde Zurich sería un estado independiente, quedando reflejado su “natural” derecho de retorno en la constitución de la Confederación de Estados.

(… a la “wiskipedia” y al “francés” solo es aconsejable acudir cuando no se toma whisky o no se tiene idea de lo que se habla)

Anónimo dijo...

Para dejar de joder con de la confederación helvética, vean lo que dice nuestro diccionario de la real academia de la lengua:
confederación.

(Del lat. confoederatĭo, -ōnis).


1. f. Alianza, liga, unión o pacto entre personas, grupos o Estados.

2. f. Conjunto resultante de esta alianza, sea un organismo, una entidad o un Estado. [Confederación Helvética.]


Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Manda carallo!!

Anónimo dijo...

... lo que demuestra lo ignorantes que son en politología los lingüistas de la Real Academia de la Lengua.

Anónimo dijo...

No suelo hacer comentarios ni a mis artículos ni a los comentarios de mis artículos. Pero, como dije, lo de que la Confederación Helvética no es una confederación, sino una federación desde el siglo XIX lo sabe cualquier tonto (hasta la 'Wiskypedia'). Lo que pasa es que hay algún listo que aún lo desconoce. En fin, sin comentarios. La discusión sobre este tema manido es tan inútil como hacerse una paja con condón.
Paco Labarga.

Anónimo Clasificador dijo...

Paco, bien que no comente los comentarios (y estoy de acuedo con usted en que lo de Suiza ya huele) pero permítame que siga a lo mío, que es lo suyo.

Usted prefirió borrar el "el" sin acento antes que admitir un error, en un artículo en el que ponía a parir a alguien por escribir mal (con razón)

Pues bien, ahora tiene una nueva oportunidad; veamos si opta por admitir el error o por abusar de su poder como blogger y corregirlo de nuevo de tapadilla.

Dice en su comentario de hace unas horas: " .....no es una confederación, SINO una federación desde el siglo XIX...." !!SINO TODO JUNTO!!

Paco, Paco...

Salud.

Anónimo dijo...

Exigir a quien es rector (se le supone un nivel cultural superior a la media) que cumpla unos mínimos conocimientos de redacción y ortografía, que no cumple, no implica cargar con la responsabilidad de no volver a cometer una falta ortográfica en la vida. Sobre todo, cuando estos tipos pregonan en medios públicos la falta de formación de los jóvenes que accedemos al mundo universitario.
El sentido común permite distinguir una errata o falta de ortografía puntual del desconocimiento de las reglas ortográficas, como se comprueba al reiterar ciertos errores. Creo que está bien subsanar un fallo cuando se produce, aunque sea utilizando el "poder de blogger".
Anónimo Clasificador, revisa un momentín tus comentarios y sobre todo este último y así te evitarás seguir haciendo el ridículo. Para más información consulta el DRAE.
Mejor no clasificarte.

Salud también a ti

Anónimo dijo...

¡La brasa que das con el "el dice"!, se ve que no lees lo que escribes. Por cierto, con tres puntos en los puntos suspensivos vale. No hace falta más.

"!!SINO TODO JUNTO!!"

Pues sí, todo junto. Además al escribirlo en mayúsculas indicas que lo estas gritando, bueno... rebuznando. Lo tuyo, clasificador, sí es una falta de ortografía, ¿ves la diferencia? Te clasificas tú mismo.

Catón el Censor dijo...

El Anónimo Clasificador, además de escasa instrucción, cumple mal su oficio de inquisidor -estos, al menos, trabajaban con rigurosidad y conocimiento-.
Es terco en sus intervenciones. Sus simulacros de ideas se elaboran a partir de posiciones preconcebidas y del prejuicio: no los puede ocultar. Le molesta hasta cuando tiene que dar la razón. No le preocupa el buen rollo sugerido, ni el debate con ideas argumentadas –equivocadas o no, ideológicas o no- Haría un gran papel de cabeza de ratón en el chat de los diarios digitales de la plaza. Hay espacios a la medida de todos. En este no llega a cola de león.

¿¡Quo usque tandem abutere …!?

(Ilustrado Paco: sé que es mucho pedir que quites del blog intervenciones de esta catadura pero, bien mirado, no cabría hablar de censura sobre ideas –por inexistentes- sino de incompatibilidad con la calidad de tu cuaderno)

Anónimo Clasificador dijo...

Tres comentarios a los míos (que no pueden ser más inocentes), dos insultos... No es mala media.

Bueno, bien mirado, si uno se autoproclama "censor"... Nada que decir.

Salud.

Anónimo dijo...

Nada que puedas decir.

Anónimo Clasificador, Anónimo Clasificador...

Anónimo dijo...

Decir que has hecho el ridículo no es un insulto, en este caso, como es fácil comprobar, es una realidad.
Tú te autoproclamas clasificador.

Coco dijo...

Catones famosos en la historia han habido unos cuantos. El que firma como Catón "El Censor" se identifica con uno de ellos en concreto, no con los censores de la época franquista.
Tienes razón, Clasificador, tus comentarios no pueden ser más inocentes. ¡Qué candidez!

Anónimo dijo...

La presencia últimamente muy asidua del Anónimo Clasificador, desmerece absolutamente el espíritu de esta columna, y del resto de los comentaristas. Por su reiterada estupidez, y por el respeto a los que entendemos este encuentro contigo, Paco, como algo gratificante por la calidad de tus escritos, ruego quites de este blog, los comentarios de ese Anónimo Clasificador. No son compatibles con la calidad de este, tu cuaderno, como muy bien dice Catón.
No se trata de censurar ideas, (que en el caso citado, no existen), sino, no dar acogida a la estupidez.

Anónimo Clasificador dijo...

"...Por su reiterada estupidez,..."

Un nuevo insulto; sube un poco la media.

Y a mí que me parece que el autor de este último comentario es el censor, agazapado...

¿Cederá Paco Labarga a las presiones censoras?

Cha-cha-cha-chaaannn... (!qué emoción!)

Salud.

Acebuche dijo...

Bien parece que la caterva se excita con los palabros que inventa Paco y luego se masturba frotándose con el papel recién impreso, lleno de frases bonitas e ideas falsas, al tiempo que gritan sus nombres de pijos romanos.

Acebuche dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Aparecíó el otro 'titiritero', el que faltaba. Dos estúpidos cabalgan juntos, van borrachos y llevan las pistolas desenfundadas. ¡Cuerpo a tierra!. Sólo si se liquidan uno al otro, cosa posible, podrá salvarse esta página, o si se les prohibe la circulación por desconocimiento de las reglas básicas del bloggero. No es compatible 'esta ralea' con gente sensata, culta y educada como la que habita en este blog. Paco, tú tienes la palabra, y la 'goma de borrar'. Yo, mientras queden reflejados en este 'Umbral', opiniones y comentarios de estos dos estúpidos, pasaré a la 'reserva'.
¡Adiós!... Comentarios como el de Hipatia, un lujo, en consonancia con el artículo, no pueden compartir columna con el Anónimo Clasificador, y ahora, para terminar de joderla con su acólito Acebuche, el que ya se calificó a sí mismo como 'lameculos' en otra página para olvidar.
¡Fuera de este escenario!.

Paco Labarga dijo...

Por cierto, no sé cómo pasa esto, porque desconozco los trucos de internet, pero aparece un "comentario suprimido por el autor" y yo no he suprimido jamás comentario alguno ni pienso hacerlo.
Paco Labarga.

Acebuche dijo...

El comentario borrado por el autor se refiere al autor del comentario no al autor del blog. En este caso el comentario borrado era mio y lo borré porque accidentalmente lo publiqué dos veces.

De haberlo borrado el autor del blog indicaría comentario suprimido por el administrador.

En cualquier caso, Paco, yo no te considero capaz de censurar ningún comentario.

Completando la información, si clicas en el título del artículo que tu publicas podrás ver el texto y los comentarios a continuación. Aquí permanecen los autores de los mensajes borrados.

Un placer si te he sido útil.

Anónimo Clasificador dijo...

Paco, me alegro de su rotundidad al afirmar que nunca suprimirá ningún comentario (cosa de la que estaba seguro, el último mío era en tono jocoso, como percibe cualquiera con dos dedos de frente).

Pues bien, fíjese que aún así (la rotundidad) no estoy nada seguro de que alguno de los comentaristas (quizá no muchos, simplemente cambia-n la autoría para intentar despistar) lo haya entendido y no siga reclamándole la "goma de borrar".

Claro, que lo más llama la atención no es, si se quiere, que no comprendan que usted no pertenece a la especie de los censores (!con las cosas que escribe!) La llama mucho más que perviva ese frenesí censor en algunos !En Europa, en 2008!

Bien pensado, y visto lo visto, cómo sorprenderse de que insulten... Quién los vería actuar en época de quema de brujas... Uf.

Por cierto, Paco, felicidades por la última entrada (Los pepistas...) Es magnífica.

Salud a todos, incluidos los censores e insultones.

Anónimo dijo...

Para tu próximo cumpleaños te pides el Panhispánico de Dudas y así, para la próxima, a lo mejor vas y aciertas, ¿vale?.

Ay, clasificador, clasificador...
(por favor, poner un tonillo de condescendencia al leer esta última frase).

Estoy realmente enganchada no solo al contenido de este blog de Paco Labarga, sino a los ácidos comentarios que añadís los habituales (¡¡Sí, sí, SINO, junto y todo, clasificador!!).

Castañera.

filomeno2006 dijo...

Sabia decisión de nombrar Doctor Honoris Causa por la Universidad de León al Profesor Cavaco Silva

Anónimo dijo...

buy propecia propecia wikipedia - where to buy propecia hong kong