Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

31 de marzo de 2008

Rajoy: mientras ha vida hay Esperanza (Aguirre)

Mariano Rajoy lleva camino de ingresar próximamente en la AVTs (Asociación de Víctimas del Talibán de sacristía, del Olmo dixitpixi y dixit, que diría Carmen Calvo, que en paz descanse). Jiménez Losantos le dice ahora al pobre Mariano: “Váyase usted a freír espárragos, que le hemos votado porque España está realmente en una situación horrorosa”. Siempre malicié yo que aliados como éste le iban costar al PP un huevo y la yema del otro.
Pedrojota, Losantos, Luis Herrero, Mayor Oreja Alejo y cía andan ahora promocionando a Esperanza Aguirre, mientras que los seguidores de Rajoy le animan a seguir en la brecha diciéndole que mientras hay vida hay Esperanza, lo cual es casi peor.
En fin, a Rajoy, que va por la vida presumiendo de moderación, no le importaría nada apropiarse el slogan de “siempre con una Cope de menos”.
Cambiando de tercio, ahora resulta que unos cuadros de Villafranca que toda la vida fueron tenidos por una mierda, más o menos, se han convertido de un día para otro en obras maestras, y todo porque unos sesudos profesores aseguran que su verdadero autor no es el pintor mediocre que siempre se sospechó, que pintaba menos que Gaspar Llamazares, sino otro que pintaba la hostia. Los cuadros siguen siendo los mismos, pero ahora son mejores, porque así ha venido a decírselo al vulgo un sabelotodo.
Así pues, reparo (televisores) en que, en general, a la gente le inflan bastante la polla el arte, la literatura, la música, la política y la religión. Menos follar y el fútbol a la gente se la pela casi todo. Por ello, llega cualquier tarado y dice que el horror del Musac es cojonudo y hala todos como borregos a visitarlo y a callar todo dios sobre el engendro, no vayan a tildarnos de ignorantes. Además, como es gratis, pues todos ‘p’allá’. En otro orden de cosas, uno de estos popes ‘neoconsmodernos’ le dice a la plebe, formada en su mayor parte por niños y por jubilados, que tal o cual novela es buenísima y, aunque sea un papel higiénico usado, todos la compran y algunos hasta la leen.
En el colmo de la estulticia hay quien ha llegado a decir que los cristales de colores del Musac están inspirados en las vidrieras de la Catedral. Son prácticamente iguales y para que nadie pueda comparar, ahora han tapado con unos andamios las vidrieras de la Pulchra (que es leonina, como un contrato basura). Lo llaman ‘el sueño de la luz’ y efectivamente, ahora la luz está durmiendo y ya no llega hasta el interior del templo. De modo que si quieres luz, o la contratas con Iberdrola o tienes que subir a tomar por el culo por un andamio, como si fueras un albañil. Supongo que este sueño o pesadilla de la luz será un invento temporal.
Ahora bien, yo digo que por mucho que se disfrace una boñiga, siempre acaba descubriéndose su presencia, porque el olor la delata. Este es un principio universal que tanto vale para el arte como para el resto. Lo malo de todo es que el puto mundo está lleno de bípedas y repugnantes cagarrutas disfrazadas que hacen que el hedor ya sea insoportable (“hiede y no precisamente a ámbar” le decía Don Quijote a Sancho después de que este se desaguara por entrambos canales tras ingerir el bálsamo de Fierabrás). Por cierto, me han dicho que el Quijote es una buena novela, pero por si acaso no pienso leerla, prefiero la novela que escribió el director del Musac, que, según mi admirado Nicolás Miñambres es un antes y un después, lo que aún no sabemos es un antes y un después de qué.
PD. Cualquier día, en un alarde de originalidad, nos sorprenden y nombran director de un museo de arte contemporáneo a un heterosexual.
Otrosí Digo. La imagen de la destrucción de arriba es una recreación, pero no desesperemos, acaso algún día sea realidad.

24 de marzo de 2008

La 'cristifactoría' y la mala hostia de San Juanín

A los hosteleros les ha ido tan bien estos días de atrás con la muerte de Cristo que seguro que no les importaría nada que lo mataran una vez al mes. Total, si a los tres días resucita.
A otros, en cambio, la cosa pasional les sentó fatal. Hubo algunos que, de tanto dolor, se echaron directamente en brazos del alcohol y las drogas, para hacer más llevadera la pena, y acabaron hechos unos zorros, los pobres, de pura penitencia. Y es que, claro, tu te metes un orujo, una limonada, una raya y ves que el dolor por la muerte de Cristo sigue en tu interior y te dices a ti mismo para tus adentros, como en una reflexión interior, echa ‘p’acá’ la farla o el alpiste y que san Pedro nos la bendiga.
A mi lo que me parece mentira es que, después de poco más de tres meses desde que nació allá por el 25 de diciembre (fun, fun, fun), esté tan crecidito el chaval de dios. A mí que no me jodan, este es un cristo de ‘cristifactoría’, porque los de corral tardan más en hacerse. Claro, que por otro lado, a lo mejor es por el alimento del espíritu, que robustece la hostia, o por la hostia que es un alimento que robustece el espíritu (si es que me pongo teólogo perdido).
Ahora, lo malo de todo esto no es que Cristo muriera, sino que murió sin cuidados paliativos, según dice la ‘montse’ emérita 'Sebastian-A', de la parte de Navarra, aunque hace años pasó por León. El pavo éste cuenta cosas de mucha enjundia aparente: “Jesucristo miró a la muerte cara a cara, con confianza, la aceptó con amor y la vivió descansando en los brazos del Padre Celestial”; Por el tono apodíctico que emplea parece como si él lo supiera de buena tinta (lagarto, lagarto). “¿Alguien puede decir que la de Jesús no fue una muerte digna?”, se pregunta. Bueno, no voy a decir la opinión que me merecen estos chascarrillos propios del club de la comedia (y la 'bebedia'). Solo citaré al inefable John Donne y su excelsa obra Biathanatos: en ella sostiene que Cristo fue un suicida y, la verdad, a tenor del engendro del dogma trinitario es asaz complicado contradecirlo.
Pero a fin de cuentas, lo más espectacular y reseñable de la pasada Semana Santa, aparte del pulpo que me comí en el Suiza y que, como siempre, estaba cojonudísimo, fue la galleta que se comió San Juanín en la procesión del Viernes Santo en Ponferrada. La cosa fue más o menos así: el santo, recién restaurado, corría veloz al encuentro de la Virgen cuando se soltó de la peana o de las andas en las que iba anclado y ¡zas!, piñazo contra el concreto. ¡Qué mala hostia!. El resultado es una luxación de codo y no sé que otra fractura, que con la huelga del Hospital va a estar jodido que no le queden algunas secuelas en lo venidero.
En fin, el vídeo de Youtube lo pondré arriba cualquier día para quien lo quiera ver, pero es fácil encontrarlo. No tiene desperdicio lo que reza el cura mientras el santo se va al carajo: “A toda prisa buscando a la madre. A Juan se le quitó el miedo, porque el encuentro con Jesús arranca nuestros falsos temores” (... y hasta los tornillos de las peanas)
Y calla que ganó la Ponferradina, que, si no, eso sí que hubiera sido un verdadero calvario.
PD. Me aseguran que la figura del 'jarrón chino' Aznar en la foto de las Azores que reproduzco abajo está trucada. Debe ser para que aparezca con una imagen que se adapte aún mejor, si cabe, a lo que realmente representa.

18 de marzo de 2008

Revulsivos y repulsivos

El pueblo habló y todo dios calló la boca. Riesco, el alcalde de Ponferrada, pasó en horas veinticuatro de ser un revulsivo a convertirse en un repulsivo. El PP se ‘esnafró’ y ahora Pedrojota y Losantos quieren remover a Rajoy, como si ellos no hubieran tenido gran parte de la culpa. Seguramente a la mayoría le caen mucho peor estos perínclitos personajes que el propio Rajoy. La sociedad no soporta bien a los comunistas arrepentidos y a los ‘líderes’ de opinión que quieren ponerle un corsé para reconducir sus ‘desviaciones’ morales.
Bueno, fíjate si ha escocido el resultado electoral que, como ya no saben qué decir contra Zapatero, dado que no coló aquello de que ZP había sido el instigador del 11-M, que había roto España, que gobernaba con ETA y que había entregado Navarra a los asesinos, ahora la han tomado con el ‘Chiki-chiki’. Alguno hay que dice que esa canción es una burla y no puede representar a España en una cosa tan seria como ‘Eurorrisión’. Ladridos en el desierto. Intentan desprestigiar a Buenafuente y a La Sexta, instigadores de la parodia rapera, porque los saben amigos o allegados de ZP, sin reparar en que el mayor éxito musical de la historia de España es una horterada sin parangón: La Macarena, que la bailaron, recuerdo, Bush y los negros de la NBA, los pobres. No me jodáis con el ‘Chiki-chiki’, cuando a Eurovisión fueron José Vélez, Betty Misiego y la propia Karina, y cuando La Macarena, de Los del Río, es nuestro himno más internacional, por encima incluso del virtuosismo interpretativo de Sarasate y de la obra de Falla.
Hablando de Falla, en Valencia Las Fallas coinciden este año con la Semana Santa. Ya pueden tener cuidado, no vaya a ser que quemen las imágenes pasionales y acaben sacando a hombros a un ‘ninot’ que, seguramente, tendrá mejor factura y calidad artística que la mayor parte de los cristos y vírgenes que desfilan por España en estos días.
Tengo que decir que a mí la Semana Santa me parece un horror y un culto a lo macabro y al mal gusto. Los desfiles de papones se me antojan casi iguales a los del Ku-Klux-Klan, aunque mucho más peligrosos y, sobre todo, mucho más coñazos, porque no puedes ni moverte con el coche por la puta ciudad. Total, ¿para qué?, para que se beneficien principalmente la iglesia, la hostelería y los organizadores de corros de chapas.
Por lo único que respeto la Semana Santa es porque hay personas a las que quiero y aprecio que son unas verdaderas apasionadas de la Pasión: José Antonio Cabañeros, Julio Cayón, Leandro Álvarez...
En fin, salvo que todo sea un puro fingimiento, una pura afectación, no puedo entender a qué viene tanta compunción por un fulano al que hace más de 2000 años crucificaron los romanos con el único propósito de salvar el turismo rural.
A otra cosa. Cinco años después de la foto de las Azores, Aznar se descuelga con esta sesuda reflexión: “La situación en Irak es menos difícil que en el tiempo de Sadam Husein. La gente puede participar en elecciones, puede hablar libremente, hay libertad en el país, hay posibilidades de establecer una democracia. La seguridad es mejor. No es una situación idílica, pero es muy buena”. Será la gente que está viva, porque a los muertos les importa un huevo y la yema del otro la democracia que trataron de imponerles a base de hostias Bush, Blair y Aznar.
Lo que es macabro de verdad es que tipos como éste no estén imputados por crímenes contra la Humanidad y aún circulen libremente por España, un país que anda todo el puto día dando lecciones a todo el mundo sobre genocidios ajenos y abriendo procesos a los gobernantes extranjeros que presuntamente han violado la legalidad internacional.
En fin, a la Santísima Trinidad de las Azores podían también sacarla en procesión, pues, a muchos, seguro que les provoca tanto horror como las laceraciones sanguinolentas del Redentor. Para mayor patetismo podrían completar el conjunto con una imagen de la ex Santísima Virgen Ana Palacio recitando aquello de que gracias a la guerra de Irak “la gasolina ha bajado unas pesetillas” ¡Ay!, que emociono todo y ‘me se’ caen las lágrimas.

10 de marzo de 2008

9-M (parabellum)

Por lo menos esta vez nadie se atrevió a decir la estupidez de que el atentado de Mondragón había sido cosa de Al Qaeda. El 9-M fue un día electoral, sí, pero también fue un día en el que todavía sonaron las balas de 9 milímetros parabellum. Es más, barrunto yo que la pistola electoral va a dejar otros muchos cadáveres políticos y mediáticos en la cuneta.
Y, a todo esto, ¿qué fue de Acebes?. Aún recuerdo aquel ayer en el que intentaba convencer a todo dios que, pese a que ETA estaba completamente aislada y derrotada, había sido capaz de perpetrar el atentado más espectacular y sangriento de la historia de Europa. ¡Angelito!
Lo que sí es seguro es que la niña de Rajoy no se llamaba Victoria, sino Esperanza (Aguirre). A esta niña menopáusica, pero niña al fin, le espera un gran futuro, con trabajo y una vivienda que a ella le gustaría que fuera la Moncloa. Esperanza está llamada a ser la ‘heralda’ de la libertad en el mundo, con la ayuda Rouco, de Pedrojota y de Losantos, quien hoy mismo en su programa vino a decir que media España es basura, concretamente la que ha votado a Zapatero: (“Medio país no es basura, no es horror, y si dentro de cuatro años nos queda medio país será ese el país que nos quede”, es que muchas mañanas le grabo, porque me divierte).
Yo descreo mucho de la democracia, no tanto por reducir a los hombres a números, lo que conlleva un intolerable abuso de la estadística, sino porque la gran democracia que yo estudié, la democracia ateniense, mucho más compleja y sofisticada de lo que muchos imaginan, fue la responsable de atrocidades tales como la muerte de Sócrates y el exilio de Alcibíades, de Temístocles, de Anaxágoras, de Milcíades (el héroe de la batalla de Maratón) y de tantos y tantos espíritus tan geniales y, por lo menos, tan libres como el propio Pizarro. Por cierto, ¿qué fue de Pizarro?, nunca más se supo.
Ahora bien, una cosa es descreer de la dictadura de los votos y otra harto diferente, Losantos, hijo, es considerar basura a los que no hacen lo que tú pregonas: “Ustedes serán más, pero yo tengo razón”.
Pero, en fin, yo voy a lo que voy. No creo que a Rajoy le hayan perdido los debates ni las acusaciones a Zapatero de rendirse al terrorismo. No, a Rajoy le perdió el vallenato ese que le hicieron unos tipos birriosos y sin contrato de inmigración y que son, al fin y a la postre los responsables de que a Marianico se le haya puesto esa cara de susto.
Ahora entramos en una nueva era, la era del ‘Chiki-chiki’, que va a representar a España en ‘Eurorrisión’ y que a muchos les produce escozores (como aquella foto de infausto recuerdo que producía ‘asco-Azores’). A mí me parece cojonudo que un rap friki represente a un país friki y lleno de ‘chikilicuatres’. A fin de cuentas, no podemos olvidar que esa mierda de festival lo ganó Massiel y se lo compraron a una tal Salomé, y eso sí que es triste y una muy buena razón para desear que España se rompa. Me gustaría ver concursar a los vascos con un solo de chalaparta y a los catalanes con una sardana-rock.
PD. No sé por qué tengo la impresión de que el PP se ha estrellado en León y en el Bierzo de una manera escandalosa. La gente es la hostia, mira que cada día les decían por escrito lo malo que era Zapatero y nada, ni por esas. ¿A ver si a quien de verdad odian los leoneses no es a Zapatero, sino a quien les dice que deben odiarlo?