Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

16 de junio de 2008

'La Rosa Nostra'


Ya no se puede navegar por Internet, porque cuando no te entra un virus te entra pornografía infantil (valga la redundancia). A tal punto han llegado las cosas que en los próximos juegos olímpicos de Pekín van a sustituir las carreras pedestres por carreras de pederastas.
Por otro lado, resulta que cuando en el PP andan a hostias, los sondeos de intención de voto les van mejor que cuando se autoproclamaban una piña y apelaban a una unidad indisoluble. Esto de las disensiones internas es muy español y a la gente le parecen mucho más humanas y más cercanas que el monolitismo con bigote.
Que aprendan del PSOE, donde siempre están malmetiendo unos contra otros y les va de vicio en los comicios (y hasta en los ‘bebicios’) generales. Fíjense, si no, en la agrupación socialista de Ponferrada era tal el carajo montado que los mandamases del partido sólo encontraron una paradójica solución: la disolución. Ahora siguen a hostias igual que antes, pero más en silencio, por lo bajini.
El colmo del PSOE, como no, un vez más es Bono, que les montó el otro día el pollo a unos pobres comunistas antifranquistas (también hay comunistas franquistas), porque uno de ellos exhibió en el Congreso (donde se reúnen los congrios) una bandera tricolor republicana. Este tipo no sólo es un demagogo peligroso (de pelo grueso), sino que tiene un afán de notoriedad desmedido. Algún día Zapatero se arrepentirá de no haberle cortado la cabeza a su debido tiempo, si es que no lo ha hecho ya (lo de arrepentirse). Yo siempre lo dije, el símbolo del PSOE es la rosa, y ¿qué pasa con las rosas?, que para que medren hay que echar ‘aBono’.
En Ponferrada la rosa es también un símbolo, pero de otra cosa: del desarrollo urbanístico (más propiamente conocido como especulación). La Rosaleda, El Rosal...
Todo gira en torno a la rosa... La rosa de Ponferrada es ‘La Rosa Nostra’ y a ella le vienen como anillo (ano pequeño, ‘cir-culo’ vicioso) al dedo los versos de mi dilecto Góngora (¡qué lindos los gatos de Góngora!) dedicados precisamente a una cosa llamada rosa. Los reproduzco abajo.
Sea como fuere, tengo que decir que Góngora escribía bien, pero Cervantes y Valle Inclán tampoco eran mancos. Pero, ¿y si el soneto de Góngora fuera una profecía de lo que le acontecerá a Ponferrada por culpa del urbanismo?... ¿eh? (inquiero con insistencia rayana en la fruición).
Por el contrario, ha habido muchos personajes a lo largo de la Historia (aunque a lo ancho muy pocos), que, pese a ser notoriamente esclarecidos e ínclitos en grado sumo (perínclitos), no sólo no escribieron jamás una sola línea que se sepa, sino que tampoco se ensoberbecieron por ello: Jesucristo, Pitágoras, Sócrates, Luis Aragonés, LM Anson, JL Cebrián, Bibiana Aído... (y una larga lista de pequeños miembros –miembrillos– y de anchas miembras).
Lo que no acabo de entender es cómo todavía hay quienes no teniendo nada que decir van y lo dicen y encima lo dicen por escrito y con faltas de ‘urticultura’ (faltas de ortografía que producen urticaria). Se los reconoce fácilmente porque suelen llegar alto. ¡Coño!, ¿no pueden aprender de Sócrates y Cristo y no poner sus excrementos mentales por ‘escristo’?. ¡Qué lucha!
PD. Recuerdo que durante la revuelta de los ‘Irmandiños’, en el siglo XV, los revoltosos destruyeron más de un centenar de castillos por considerarlos “nidos de malhechores”. Se ve que no conocían los ministerios ni los ayuntamientos.

Otrosí digo. Aquí van los versos de Góngora, los reproduzco de memoria, así que es probable que adolezcan de alguna incorrección, fruto, sin duda, del Alzheimer, del alcohol o de ambos:


A UNA ROSA
(o a El Rosal o a La Rosaleda o yo qué cojones sé si soy como Sócrates, que no sabía nadar)


Ayer naciste, y morirás mañana.
Para tan breve ser, ¿quién te dio vida?
¿Para vivir tan poco estás lucida
y para no ser nada estás lozana?

Si te engañó su hermosura vana,
bien presto la verás desvanecida,
porque en tu hermosura está escondida
la ocasión de morir muerte temprana.

Cuando te corte la robusta mano,
ley de la agricultura permitida,
grosero aliento acabará tu suerte

No salgas, que te aguarda algún tirano;
dilata tu nacer para tu vida,
que anticipas tu ser para tu muerte.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Este pacolabarga es un fenómeno! ¡Cuánto ganaría la salud pública si estuviera más difundido!
Las listas de espera hospitalaria se reducirían.
¡Pena de empresarios ignorantes y meapilas con columnistas rancios y aburridos!

Ana dijo...

Una columna en la que vuelves a recuperar el tono de tus mejores "gags". Muy divertida.

Tonca dijo...

Yo creo que esta columna nos devuelve al escritor agudo y divertido que conocemos, sin recurrir a la provocación excesiva y en algún caso gratuita, que moviliza las iras de algunos lectores 'poco inteligentes'.
Correcta alusión a La Rosaleda , "La Rosa Nostra".
¡Enhorabuena por la columna!.