Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

17 de julio de 2008

Yo quiero ser un buen Cristiano (Ronaldo)

Ya he vuelto de las vacaciones (soy original de cojones, ya me parezco a mi estimado Salvador Rus Rufino). En fin, que en estos días de molicie, laxitud y relajo asistí a una boda y, como se trataba del enlace de un familiar muy allegado, me vi en la obligación de tener que asistir a misa, concretamente en el convento de San Miguel de las Dueñas, que se llama así porque las dueñas de San Miguel son también las dueñas del convento. ¡Oye!, lo de la misa no me pareció tan mala experiencia: nada más entrar comprobé con satisfacción cuasi desbordada que las columnas salomónicas de todos los retablos del templo estaban adornadas con una profusión de dorados racimos de uvas. “Bueno, empezamos bien”, me dije a mí mismo para mis adentros, como en una reflexión interior.
Después escuché al cura decir no sé qué de que el vino era la sangre de Cristo y ya fue la hostia, nunca mejor dicho, porque juro que en ese mismo instante estuve a punto de abrazar la fe con tanta fuerza como para que se le salieran los ojos. Hoy, ya más sereno (menos bebido), diré que sólo aspiro a ser un buen cristiano; ¡qué cojones!, el mejor cristiano (Cristiano Ronaldo).
Bueno, no te digo más que, si en vez de obleas de ésas que se pegan al paladar como un engrudo repugnante, dieran una rayita de cualquier cosa, mi devoción ya rozaría el éxtasis (‘éxta-sis’, ésta no, ésta me gusta me la esnifo yo), como ya lo rozara Santa Teresa de Hachís (Jesús), cuyo ‘Libro de la Vida’ le regaló Zapatero en persona a la recién liberada Ingrid Betancourt. No obstante, me parece una burla macabrona regalarle a una persona secuestrada durante mogollón de años un libro autobiográfico de una monja de clausura. Y mira que a mí Santa Teresa me mola un huevo: qué versos tan bonitos ésos de “Vivo sin vivir en mí / y tal desconsuelo siento,/ que si no jodo reviento” (o algo así, es que cito de memoria).
Para acabar con el asunto de la boda, diré que el cura se extendió en el sermón más de lo tolerable y andaban por ello las monjas (las dueñas) mosqueadísimas. De hecho, parecían un equipo de fútbol americano dispuesto a cargar contra los asistentes para echarlos de allí a la fuerza. Fue entonces cuando comprendí la verdadera función de la verja que separa la iglesia de la clausura.
Así que me pasé parte de las vacaciones bajo los efluvios alcohólicos de la boda y cuando volví a la civilización contemplé horrorizado que todo sigue igual: la crisis avanza rauda y los sodomizados van a ser los de siempre. Un ejemplo: Una cosa llamada Martinsa-Fadesa está en manos de unos presuntos delincuentes que le meten un pufo de la rehostia puta al personal. En tal circunstancia, ¿cómo se soluciona el fraude?, echando a la puta calle a los curritos, que no tienen culpa de nada. Martinsa es una inmobiliaria, pero el caso es paradigmático y el nombre bien puede sustituirse por el de una compañía aérea, por el de un periódico o por el de una casa de putas; tanto da.
Tengo que decir que normalmente siempre hablan los que más tienen que callar. Un ejemplo y me callo: leo en una revista de ámbito regional que “si le pegas una patada al diccionario por la que un escolar se pasaría el tórrido verano con profesor particular, puedes ser ministra de igualdad”, o director general de un medio de comunicación, añado yo, porque quien esto escribe no sólo abunda en aterradores lugares comunes, sino que también comete frecuentes y pavorosas faltas de ortografía. Por si fuera poco, a día de 13 de julio el remedo de columnista aún firmaba bajo el abrigo del cargo que ya no ostenta o, mejor dicho, que ya no detenta, sin que a nadie parezca importarle.
PD. Los del Musac siguen vengándose de mí invitándome a todas sus inauguraciones. No sé si podré soportarlo o acabaré arrojando la toalla y sucumbiendo a tanto horror y tanto fraude, que el Musac ya me parece como Martinsa-Fadesa (Musacsa).

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Irreverente, lúcido, ingenioso. Te sientan bien las minivacaciones porque parece que se te oxigenan las neuronas para agudizar ingeniosamentes tus comentarios siempre vitriólicos en lo referente a temas de Iglesia y/o religión.
Lo que me llama la atención, es que dejaran entrar en sitio tan recogido y espiritual como la Iglesia-convento de San Miguel de Duenas, a tipo tan impresentable como tú. ¿No será que para estas ocasiones te disfrazas de 'lagarterana', para pasar desapercibido?. Yo creo que las pobres monjitas habrán tenido que utilizar toneladas de incienso para poder disipar el olor a azufre que dejó tu presencia en el templo.
En fín, genio y figura... Tu dale caña al Musac, a ver si resucita el Leones Orgulloso, y aquí mismo te ofrece una mano de h...¡Que no aprendes, Paco...!

Anónimo dijo...

Paco:¡un mes casi sin saber de ti! .Estoy de noche y me he quedado sin uno de mis pasatiempos favoritos(leer tu artículo y los comentarios de los visitantes).
En lugar de tanta misa curra mas

Anónimo dijo...

En la entrada de la iglesia de ese convento de paz divina al que acudiste, querido Paco, todavía existe una placa que honra los nombres de tres personas, caídas en la G. Civil, por Dios y por la Patria.
Seguramente que el cura extendió la misa más de lo debido hablando de la paz de los muertos y de la posibilidad de colocar junto a la anterior, otra placa con los nombres de Jerónima Blanco y sus dos hijos...

Druida dijo...

Paco, Bukosky un mariquita y tu genial.
Si cada vez que vuelves de vacaciones nos escribes algo así, vete 7 días a la semana y no nos dejes descansar.

Plinio dijo...

El Genio desborda esta columna. Como dice el 'druida' que me precede, si es achacable a un shock postvacacional, por mí, vacaciónate reiteradamente para el disfrute de los que te leemos.

Yo me temo que esta sobreinspiración que se deduce en la confección de la columna, mas bien puede ser debido a los efluvios evanescentes consecuencia del lúdico acontecimiento del casorio del allegado, (del avenido, del amarchado, del aído...). ¿Me equivoco mucho?. Ahí, las meninges se excitan, pero no se fatigan, y después, cuando se intenta deposicionar un relato sale,..."Yo quiero ser un buen Cristiano (Ronaldo)". La experiencia vivida en la efemérides citada pero pasada por la gracia, el ingenio y la bufonada que son inherentes al prota; solo que salen con mas frescura y abundancia. Véase con qué lozanía desliza los versos de Teresa de Jesús (¡Accchísss...!), que aunque lo hace de memoria, se atiene al texto... apócrifo, el que seguro, utiliza de cabecera o para ocupar el tiempo cuando está desocupando. Este es el Genial, y sin par Pacolabarga, (q.D.g.m.a.)

Anónimo dijo...

PARA EL COMENTARIO ANONIMO 1º:

ERES UN PELOTA REDOMADO!!! ESTAIS LIADOS PACO Y TU, PARECE QUE LE LIMPIAS EL CULO GORDO CON TU LENGUA BABOSA.

LEONES ORGULLOSO, AUNQUE CADA VEZ MENOS AL VER LA CANTIDAD DE MAMARRACHOS QUE HAY EN ESTA PUEBLERINA PROVINCIA.

labrador dijo...

Menos mal que a su edad todavia es capaz de ir a misa aunque sea por un compromiso de un allegado. Usted parece que este reñido con el mundo y sobre todo con la iglesia. Deje en paz a todo el mundo. ¿O es que vive la vida poniendo a parir a los demás?. Entre el Musac y la Iglesia me tiene hasta los cojones. Aunque algo tiene, Sr.Paco que le sigo leyendo. Usted es listo y quizá por ello me engancha. Pero dedíquese mas tiempo a usted mismo y abandone las cruzadas en las que se está metiendo sin ningun objetivo.

Thomas dijo...

Aparece el Leonés Orgulloso, y ensucia esta página ¡Qué dolor, Señor...!. ¿Con lo bien que iban los comentarios...?

Resulta que nos descubre que se dedica a contar mamarrachos. ¿Con los dedos?. ¿Y cuando se te acaban, sabes seguir...?. Yo, me atrevería a sugerirte una profesión probablemente mas lucrativa: Limpiador de las vidrieras del Musac (de los c...). Seguro que tendrías ocupación todo el año, y dejarías de dar aquí la tabarra. ¿Pero,... no has tenido suficiente con la estopa que te han dado, en este mismo blog, por tus irracionales y escatológicos insultos...? ¿No eres consciente de tu imbecilidad?. ¡Imbécil!

Cómprate un limpiacristales, ensaya en el water de tu casa, y después solicita plaza en el Musac.
Si te admiten (sería un milagro, porque previamente advertirían tu cerebro de mosquito), te sugiero que te compres también una camiseta con la siguiente inscripción: "Un Leones, que limpia, da brillo y esplendor al Musac, con orgullo".

¡A ver si así, te olvidas por un tiempo de Paco, y de los que aquí escribimos...!. ¡De nada!

Anónimo dijo...

VETE A LA MIERDA TOMÁS... O YA ESTAS EN ELLA. TAMBIÉN TU LE
DORAS LA PÍLDORA A PACO-LITIS VERBAL.
OPINO, CRITICO E INSULTO IGUAL QUE TU. EN QUE NOS DIFERENCIAMOS? EN NADA. ÚNICAMENTE YO ESTOY EN CONTRA DE LOS ATAQUES AL MUSAC Y TU A FAVOR.
ERES UN ESTÚPIDO SI PIENSAS QUE TE VOY A OBEDECER, PEDAZO DE ANORMAL.