Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

24 de octubre de 2008

Errar es de humanos (y herrar es de herreros)
















(Véase un pequeño ejemplo de lo que decía las revistas americanas a mediados de los 70. Ahora dicen justo lo contrario y quieren que lo creamos. Lo malo es que a los científicos también les pasa: antes decían una cosa y ahora otra y en ambos casos pretenden tener razón)


Hace poco leí un dossier sobre las bondades del reciclado de basuras. Después cayó en mis manos un catálogo del Musac. He de decir que la temática de ambos folletos apenas difiere. Es conocida mi postura sobre el Musac. Me parece una estafa y una mentira lo que allí se expone. Lo digo así, para quien sepa captar una indirecta.
Hablando de estafas y mentiras, mira que llevo años diciendo que eso del cambio climático es un bluff. En su día le reproché a Rajoy que pusiera a su primo a los pies de los caballos y que luego reculara volviéndose más ‘caliente’ (o calentista) que las pistolas del Coyote. Ahí Rajoy perdió para mí muchos de los puntos que nunca había ganado. ¡Lástima!
Bueno, pues ahora llega Aznar y en la presentación de un libro ‘anticalentamiento’ del checo (de los recados) Václav Klaus, va y suelta verdades como puños, pero lo jodió todo, porque empezó a echar la culpa de todo el embrollo a los socialistas. Este tipo anda todo el día amorrado a la Botella y, con cagadas como la de las armas de destucción masiva de Irak y la de los terroristas que no estaban en desiertos ni en lejanas montañas, ya no es creíble ni aunque lo que dice sea cierto. Creo que en el punto del cambio climático Zapatero anda errado y hasta herrado. Pero errar es de humanos (y herrar es de herrer0s) yen este punto el de León no anda más equivocado que Al Gore, que Obama, que Merkel y que el sarcoma metemanos de Sarkozy, que, dicho sea de paso, ya podía follar un poco más con Carla Bruni, aunque sólo fuera para que no nos torturarara con sus cancioncillas.
En fin, con la gracia que tiene Aznar, ha politizado todo el asunto y a partir de ahora ya nada importa que el clima cambie o no y que capturar el CO2 sea rentable o una ruina. A partir de ahora, los que no creemos en esta filfa del calentamiento global (que no hace mucho era 'global cooling') pasaremos a formar parte de la extrema derecha furibunda y fascista, mientras que los calentistas y los ecologistas pasarán a ser los progres mugrientos y ecoterroristas que para Pedro Jota, Losantos, Pío Moa y Aznar nunca dejaron de ser.
Por cierto, hablando de Pío Moa, alguien dejó en mi Blog una referencia al Pío Moa berciano. Al menos Pío Moa fue terrorista y algo bueno haría por la humanidad, aunque fuera ayudar a acabar con algún hijoputa. Pero éste de aquí, que fue un comunista recalcitrante y radical, es ahora un profesor ‘cuasi-asotanado’ y meapilas. Tiemblo sólo de pensar la cantidad de babas que esparcirá entre su grey (anatomía de...).
Como Losantos y Moa, el Moa berciano está aquejado del furor de los conversos. Y hablando de conversos, el otro día me encontré a un tipo de los que nunca se han convertido, porque nunca fueron nada, y enjuiciando al portavoz del PP en el Ayuntamiento de Ponferrada, el converso Reiner Cortés, me dijo: “Pese a que traicionó a sus compañeros, este tipo, ahí donde lo ves, no es del todo detestable, al contrario, posee todas las cualidades de un perro, excepto la lealtad”.
Quien así me habló no se puede decir que sea mi amigo, porque no hace prisioneros y también cargó contra mí: –Estás muy gordo –me reconvino–, tienes que comer menos y cuando salgas por la noche ni se te ocurra tomar copas, es mejor beber agua, así la cocaína hace más efecto.
Y me lo dijo a mí, un pobre ser indefenso que sólo busca un poco de alpiste con que tapar estas vergüenzas. ¡Ay! Señor, danos paciencia y polvo blanco para adorarte mejor.
PD. Como no soy dado al amilanamiento, no me dejé apabullar y contraataqué preguntándole al tipo de la lengua acerada:
–¿Qué te parece lo que dijo Fraga del auto de Garzón sobre las fosas comunes nasales (por lo que huelen) de la Guerra Civil?
–Fraga es la prueba irrefutable del dominio que los egipcios alcanzaron sobre las técnicas de embalsamamiento –me contestó, y prosiguió– Esta momia podría estar expuesta en cualquier museo, excepto en el Musac, porque ni Fraga es contemporáneo ni el Musac es un museo.
–Amén. Repliqué, y fui a acostarme, que ya era hora.

19 de octubre de 2008

Fraga, Rouco y la democracia 'porculizada'

Los líderes políticos de Occidente han acordado unirse para hacer frente a la crisis, lo que significa que ya podemos echarnos a temblar. Los políticos no pueden solucionar el problema, porque ellos son el problema. Al final, lo mejor que se les ha ocurrido es regalar centenares de miles de millones de dólares y de euros para “rescatar” a los bancos, que, por lo que se ve, están todos en manos de secuestradores, que consideran a estas entidades como un rehén o como un botín. Y por si fuera poco, ahora viene el susodicho y culpa de la crisis a los excesos de la banca, como si él mismo no fuera otra cosa que una pobre víctima.
También nos aseguran que si los bancos se ‘porculizan’ la democracia se nos va al carajo. Lo que quieren en realidad es implantar una democracia censitaria, para que sólo voten los que tienen dinero en bolsa. Secretamente los banqueros y los políticos opinan que a esta nuestra democracia occidental, para ser perfecta, sólo le falta un pequeño detalle: que sean los elegidos quienes elijan a los electores y no como viene sucediendo hasta ahora. Así se evitaría cualquier sorpresa, y que lo que todavía se considera un flagrante delito de apropiación indebida (robar bancos desde dentro) pase a ser considerado como un acto de salvaguardia de la civilización occidental.
Como estarán de mal las cosas que hasta el pobre Rajoy se ha visto obligado a apoyar las medidas de Zapatero y, para salvar la cara dijo que el PP va a ser el defensor de las familias y de los pequeños empresarios. ¡Que dios nos coja confesados!. Este muchacho ha sucumbido al chantaje socio-emocional de ZP (ése del que tanto se reían): Rajoy se ha achantado. Los ‘pepiños’ del PSOE primero le dijeron que no se podía hacer política con el terrorismo y se lo tragó. Ahora le han convencido de que no se puede hacer política con la economía. Preveo cercano el momento en que lo convenzan de que no se puede hacer política con la política, aunque eso, mira tú, me parece, en cierto modo, más lógico, porque la política no es para hacer política, sino para hacer negocios, y esto lo entiende de cojones incluso Rajoy, y si no lo entiende que se lo pregunte a su amigo Fabra o a los de los huertos solares o a los que han hundido, más si cabe, Caja España, cuya única solución pasa más por fundirla que por fusionarla, porque la confusión en que vive ya no se arregla con una fusión.
A los ciudadanos de a pie andan todo el día lavándonos el cerebro. Nos andan vendiendo la burra de que el gran cáncer social es el terrorismo, islámico o católico vasco (que tanto da), cuando todos saben, pero callan, que han causado más muertos Bush y el hijo de Putin (padre) que cualquier terrorista que se precie. Ahora nos tienen a todos embobados con Obama, pero tengo yo ‘pa’ mí que al final no va a haber mucha diferencia entre Obama y Bush y, lo que es peor, tampoco entre Obama y Osama.
En estas me-ando cuando leo que Rouco Varela, el hermano más listo y hortera de Paco Clavel, proclama que el laicismo radical es el origen del nazismo (que, como todos saben, es un huevo colgando y otro lo mismo). Viendo la foto de arriba, con Hitler y los obispos haciéndose mamadas mutuas, no me cabe duda alguna sobre lo veraz de la afirmación de Rouco ‘Varicela’, pero ya se sabe, la varicela es una enfermedad infantil y los ministros de la Iglesia otra cosa no, pero sienten verdadera adoración por la infancia: "Dejad que los niños se acerquen al párroco".
Dicen que los muertos no hablan. Falso, mira Fraga. Critica a Garzón por querer arreglar las cunetas de las carreteras sacando a los miles de muertos que hay dentro. Si tan buen enterramiento le parece una cuneta, yo propongo que cuando empiece a descomponerse (porque muerto ya está, pero no lo sabe), le echen a él en una. Y eso que tampoco me fío mucho, porque oler ya huele.

8 de octubre de 2008

Cretenses y cretinos (mi catecismo estético)

(Retrato de Luca Pacioli de Jacopo de Barbari)

¡Atención!: Frase de Solbes: "No veo ninguna entidad [financiera] española en peligro". ¿Es o no es como para echarse a temblar?. Si no recuerdo mal este fue el tipo que dijo que no se podía hablar de crisis y que no había burbuja inmobiliaria sino un suave aterrizaje (si como el del avión de Spanair o como Lagunair). Es que tiene un ojo...
Lo que no entiendo es por qué si las entidades financieras españolas están tan cojonudamente como dice Solbes les tiene que dar ahora el Gobierno más de 50.000 millones de euros.
Los ZP boys dicen que sí, que los bancos y las cajas tienen solidez, pero les falta liquidez. En realidad yo creo que son mucho más gaseosos de lo que nos cuentan.Todo esto de la liquidez y la solidez me lleva al tema de los sólidos platónicos y a las frecuentes invectivas que me lanzan aquellos amantes del Musac a los que no les gusta que yo difunda denuestos contra su querido engendro. Han llegado a llamarme “analfabeto estético”.
¿Qué relación tienen los sólidos platónicos con el Musac?, se preguntarán ustedes. Poca, pero todavía hace bien poco leí un magnífico tratado renacentista de matemáticas, nada menos que de Fra Luca Pacioli. Este fraile, cuyo aspecto físico se conoce gracias a un interesante cuadro de Jacopo de Barbari (no expuesto en el Musac, porque fuera del Musac también hay arte), fue uno de los maestros de Leonardo da Vinci, y él mismo compuso su tratado a base de intertextualizar los conocimientos matemáticos de otro genio de la composición y de la estética: Piero de la Francesca (espectacular su Madona del huevo).
Pacioli, como muchos otros antes y después de él (verbigracia Vitruvio y Matila Ghyka, por citar algunos), tenía cierta fijación con la proporción áurea (también llamada número de oro y divina proporción: el número 1,618...).
Pese a mi analfabetismo estético, he desperdiciado algunas jornadas de mi vida comprobando los efectos estéticos de la proporción áurea (que por primera vez describió Euclides) en el maravilloso teatro de Epidauro y midiendo los intercolumnios y el éntasis de las columnas del Partenon (todo él falso, ¡pero es un símbolo de tantas cosas que el Musac jamás llegará a ser...!).
Durante varios años fui casi a diario al Museo del Prado. Dedicaba mi visita cada día a un único cuadro y era maravilloso. Hoy Las Meninas, mañana El Jardín de las Delicias. Guido Reni, Boticceli (la serie sobre Anastasio degli Onesti), Goya, Rembrandt (un falsario, según William Blake), Brueghel El Viejo (El triunfo de la muerte), Ribera, Rubens ...
A pocos metros de allí me empapé de las espectaculares esculturas del parque de El Retiro. Sobre todas, me impactó la del Ángel Caído, de Ricardo Bellver, que, pasmosamente, está ubicada en un punto geográfico situado a 666 metros sobre el nivel del mar. Allí también contemplé boquiabierto la colocación y posterior retirada de las obras ciclópeas de Henry Moore, en una exposición alucinante.
La Vieja Negrilla me conmueve más que todo el Musac, incluido el edificio, por más premios que haya ganado. Coincido con Platón a la hora de preferir, pese a su ingenuidad, los tímpanos del desaparecido Hecatonpedon a los del falsificado Partenon actual, aunque éstos también son soberbios, y me parece infinitamente más complejo y sugerente el Erecteion que la mole de Ictino y Calicatres que se encuentra frente a él, mirando desde la tribuna de las cariátides, porque fue concebida más para impresionar y para la gloria de Pericles que al servicio del ideal de belleza (El Musac fue concebido más para mayor gloria de Silvia Clemente que de la estética y de la creación artística). En cambio, los Propileos no me dicen mucho, pero el templito jónico de Atenea Niké me desarma, casi tanto como la anarquía del palacio de Cnossos, morada del Minotauro, en Creta, donde aprendí a amar aquel arte que tanto influyó en la ruptura del hieratismo egipcio, de la mano de la revolución atónica (por Atón y Akenatón). En Hiraklio (capital de Creta) me enamoré de la obra y la estética de Nicos Kazantzakis y añoré la obra y la estética de otro cretense, El Greco, a quien tanto perseguí por las empinadas cuestas y rincones de Toledo, en compañía de mi amadísima amiga y gran poetisa Raquel Lanseros.
Se me encogieron literalmente los huevos ante la Puerta de los Leones de Micenas (o de las Leonas, que nunca supe distinguir su sexo) y ante las falsas cúpulas de las mal llamadas tumbas de los atridas y ante las ruinas de la acrópolis micénica de Tirinto y ante el retrato del poeta Virgilio, elaborado con mosaicos diminutos y que está custodiado por militares enormes en el museo de El Bardo, en Túnez.
Con Leónides Antón, un agustino de Villaverde de Arcayos, recorrí kilómetros y kilómetros de pasillos y las iglesias y las salas y las capillas del Escorial y supe, mucho antes de que se casara allí Ana Aznar Botella (con gagA, digo con Agag) y mucho antes de que terminaran su carrera de arquitectos, que Mansilla y Tuñón jamás le llegarían a Juan de Herrera a la suela de los putos zapatos.
En fin, me acojona la historia del Locus Apellationis del pórtico de la Catedral de León, porque en ese pequeño fuste se resume gran parte de la historia del derecho y las instituciones españolas, que son en sí mismas otra forma de estética y de tragedia: el esperpento (que decía Valle Inclán), como esperpénticas son las pinturas de Zuloaga que están en el castillo de Pedraza, pueblo donde, por cierto, comí un cordero que no tienen cojones a hacerlo en el Vivaldi del Musac ni hartos de grifa.
Pueden llamarme analfabeto estético, drogadicto, ateo o maricón si quieren, pero jamás me convencerán de que un dibujo a bolígrafo de unos ciervos es cojonudo y representa la libertad creativa y la ruptura de lo convencional, porque dibujos como ése los han venido haciendo durante siglos en punto de cruz las niñas españolas en la clase de labores y nadie le dio un pijo de relevancia al asunto. No me jodan, ¡rehostia puta!. No voy me gusta el Musac porque prefiero a los cretenses que a los cretinos, así que a mamarla a Oviedo, que es cabeza de Partido.
PD. La Consejería de Educación de la Junta ha puesto en marcha un proyecto que se llama “Aprender con el periódico”. Luego dicen que los niños no saben nada. No te jode. Querrán que salga un Einstein leyendo los periódicos de Castilla y León. Debieran ser los periódicos los que aprendieran un poco de los niños y no al revés, aunque sólo fuera a no mentir o a poner menos faltas de ortografía.

2 de octubre de 2008

El aborto, la coca y la infanta (naranja)

Viendo y escuchando a Rouco Varela se comprende, incluso se justifica, que haya cada vez más defensores del aborto. Es lógico que muchas personas de bien no quieran que nazca otro como él.
A otra cosa. No hay camino más seguro para hundir una empresa que trabajar con cojones para ella. Hace años que vengo oyendo cómo presumen de trabajadores infatigables los ejecutivos de éste y de otros países y viendo con qué entusiasmo espolean a sus empleados para que se 'escuernen' tanto como ellos, eso sí, por mucho menos sueldo. Bueno, pues los resultados ahí están: tanto trabajo, tanto esfuerzo, tanta polla y resulta que ahora todas esas empresas están en la puta quiebra. Es lógico, porque lo verdaderamente inteligente es producir lo mismo o más con menos trabajo y no trabajar más para producir lo mismo o menos. El escaqueo agudiza el ingenio y hasta crea patentes, porque la pereza es la madre de nueve de cada diez inventos. Lo otro, trabajar como burros, es una estupidez y un pasaporte seguro al adocenamiento y a la bancarrota. Por otro lado, es una incongruencia, pero sobre todo una imposibilidad, pretender que refloten una empresa aquéllos que anteriormente la arruinaron. Tengo un amigo que se la tiene jurada a su empresa por lo mal que lo han tratado en ella y asegura que va a hacer todo lo posible por hundirla. Yo le digo que lo mejor es que no haga nada, porque las lumbreras que la dirigen ya se encargan de llevarla a una ruina segura. Si mi amigo hace algo, a lo peor la salva.
Y a todo esto, mira tú por donde, la solución a la crisis que propone el presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz-Ferrán, es abaratar el despido. Ya me extrañaba a mí que tardaran tanto tiempo en culpar a los obreros de mierda de la corrupción, de la especulación y de toda la basura que producen los bancos y que ahora quieren reciclar a costa de los contribuyentes y a costa brava. Lo que llamaban riqueza, crecimiento y desarrollo no era más que delincuencia y gangsterismo y, claro, en el sistema neoliberal actual sólo delinque la chusma trabajadora, nunca las clases dirigentes.
La cosa huele tan mal que o te metes coca por la nariz o no aguantas tanta hediondez. Al menos eso debió pensar, según la revista Época, el tal Marichalar, ex yerno del rey. El libelo en cuestión afirma que la infanta Elena lo acusa de consumo ocasional de cocaína en sus alegaciones para obtener un divorcio ventajoso. No lo sé, pero tampoco me sorprende: a lo mejor meterse coca era la única manera que tenía Marichalar de soportar a la in-fanta (naranja).
Como las desgracias nunca vienen solas, no sólo hay nuevas exposiciones en el Musac, sino que, para vengarse de mí, encima me zahieren enviándome el catálogo de las mismas. El catálogo, aberrante todo él, no tiene desperdicio. Sin embargo, me permito reproducir algunas de las abochornantes memeces que en él se vierten. Previamente, invito al esforzado lector a que mire la imagen que reproduzco arriba y a que me diga con sinceridad si no parece un dibujo propio de un paño de cocina o de un mantel de esos que venden para Navidad en los chinos y en los 'todo a un euro'. Pues bien, se trata de una presunta obra de arte que se exhibe con otras similares bajo el título genérico de ‘Gallo Rojo, gallo negro’, de un tal Antonio Ballester Moreno. Con evidente pedantería, los perpetradores del catálogo dicen de la mierda de arriba: “La pintura de Ballester Moreno es una expresión desprejuicida de la propia técnica. De hecho, el artista relaciona su modo de ejecución con la libertad como concepto. En su obra reside la idea de libertad [...] Sus lienzos reflejan precisamente esa libertad a la hora de actuar en contra de los establecido, donde habitan planteamientos basados en la revolución de las conciencias individuales sobre la revolución social colectiva la cual, sin negarla, supone que cualquier cambio social importante proviene del cambio individual”.
Es obvio que literariamente el párrafo es de dudosa calidad, aunque estoy de acuerdo en eso de que el modo de ejecución del artista está relacionado con la libertad como concepto, eso sí, siempre que la ejecución del artista se lleve a cabo de manera sumaria. Sin embargo, si la forma es alambicada, el contenido sólo ha podido urdirlo un mamarracho. Dirán que soy un porro, pero en los ciervos de arriba yo no encuentro ninguna idea de libertad ni ningún contenido apologético alusivo a la preponderancia de "la revolución de las conciencias individuales sobre la revolución social colectiva" (que el autor no niega, por otra parte). ¡La madre que lo parió!. ¡Ay!, Marichalar, si te queda algo de farlopa pásame un poco, que esto ya no hay dios que lo soporte (magnético).
PD. Otra perla del catálogo del Musac: “Para la elaboración de esta Guía Musac 11 se ha utilizado papel ecológico libre de cloro y se han seguido procesos de impresión respetuosos con el medioambiente [sic- medio ambiente es separado]”. Digo yo que, además, el catálogo de los cojones podía ser un poco respetuoso con el diccionario de la lengua y, ya puestos, también con el arte y con la cultura y no un perpetuo atentado terrorista contra ambos