Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

2 de octubre de 2008

El aborto, la coca y la infanta (naranja)

Viendo y escuchando a Rouco Varela se comprende, incluso se justifica, que haya cada vez más defensores del aborto. Es lógico que muchas personas de bien no quieran que nazca otro como él.
A otra cosa. No hay camino más seguro para hundir una empresa que trabajar con cojones para ella. Hace años que vengo oyendo cómo presumen de trabajadores infatigables los ejecutivos de éste y de otros países y viendo con qué entusiasmo espolean a sus empleados para que se 'escuernen' tanto como ellos, eso sí, por mucho menos sueldo. Bueno, pues los resultados ahí están: tanto trabajo, tanto esfuerzo, tanta polla y resulta que ahora todas esas empresas están en la puta quiebra. Es lógico, porque lo verdaderamente inteligente es producir lo mismo o más con menos trabajo y no trabajar más para producir lo mismo o menos. El escaqueo agudiza el ingenio y hasta crea patentes, porque la pereza es la madre de nueve de cada diez inventos. Lo otro, trabajar como burros, es una estupidez y un pasaporte seguro al adocenamiento y a la bancarrota. Por otro lado, es una incongruencia, pero sobre todo una imposibilidad, pretender que refloten una empresa aquéllos que anteriormente la arruinaron. Tengo un amigo que se la tiene jurada a su empresa por lo mal que lo han tratado en ella y asegura que va a hacer todo lo posible por hundirla. Yo le digo que lo mejor es que no haga nada, porque las lumbreras que la dirigen ya se encargan de llevarla a una ruina segura. Si mi amigo hace algo, a lo peor la salva.
Y a todo esto, mira tú por donde, la solución a la crisis que propone el presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz-Ferrán, es abaratar el despido. Ya me extrañaba a mí que tardaran tanto tiempo en culpar a los obreros de mierda de la corrupción, de la especulación y de toda la basura que producen los bancos y que ahora quieren reciclar a costa de los contribuyentes y a costa brava. Lo que llamaban riqueza, crecimiento y desarrollo no era más que delincuencia y gangsterismo y, claro, en el sistema neoliberal actual sólo delinque la chusma trabajadora, nunca las clases dirigentes.
La cosa huele tan mal que o te metes coca por la nariz o no aguantas tanta hediondez. Al menos eso debió pensar, según la revista Época, el tal Marichalar, ex yerno del rey. El libelo en cuestión afirma que la infanta Elena lo acusa de consumo ocasional de cocaína en sus alegaciones para obtener un divorcio ventajoso. No lo sé, pero tampoco me sorprende: a lo mejor meterse coca era la única manera que tenía Marichalar de soportar a la in-fanta (naranja).
Como las desgracias nunca vienen solas, no sólo hay nuevas exposiciones en el Musac, sino que, para vengarse de mí, encima me zahieren enviándome el catálogo de las mismas. El catálogo, aberrante todo él, no tiene desperdicio. Sin embargo, me permito reproducir algunas de las abochornantes memeces que en él se vierten. Previamente, invito al esforzado lector a que mire la imagen que reproduzco arriba y a que me diga con sinceridad si no parece un dibujo propio de un paño de cocina o de un mantel de esos que venden para Navidad en los chinos y en los 'todo a un euro'. Pues bien, se trata de una presunta obra de arte que se exhibe con otras similares bajo el título genérico de ‘Gallo Rojo, gallo negro’, de un tal Antonio Ballester Moreno. Con evidente pedantería, los perpetradores del catálogo dicen de la mierda de arriba: “La pintura de Ballester Moreno es una expresión desprejuicida de la propia técnica. De hecho, el artista relaciona su modo de ejecución con la libertad como concepto. En su obra reside la idea de libertad [...] Sus lienzos reflejan precisamente esa libertad a la hora de actuar en contra de los establecido, donde habitan planteamientos basados en la revolución de las conciencias individuales sobre la revolución social colectiva la cual, sin negarla, supone que cualquier cambio social importante proviene del cambio individual”.
Es obvio que literariamente el párrafo es de dudosa calidad, aunque estoy de acuerdo en eso de que el modo de ejecución del artista está relacionado con la libertad como concepto, eso sí, siempre que la ejecución del artista se lleve a cabo de manera sumaria. Sin embargo, si la forma es alambicada, el contenido sólo ha podido urdirlo un mamarracho. Dirán que soy un porro, pero en los ciervos de arriba yo no encuentro ninguna idea de libertad ni ningún contenido apologético alusivo a la preponderancia de "la revolución de las conciencias individuales sobre la revolución social colectiva" (que el autor no niega, por otra parte). ¡La madre que lo parió!. ¡Ay!, Marichalar, si te queda algo de farlopa pásame un poco, que esto ya no hay dios que lo soporte (magnético).
PD. Otra perla del catálogo del Musac: “Para la elaboración de esta Guía Musac 11 se ha utilizado papel ecológico libre de cloro y se han seguido procesos de impresión respetuosos con el medioambiente [sic- medio ambiente es separado]”. Digo yo que, además, el catálogo de los cojones podía ser un poco respetuoso con el diccionario de la lengua y, ya puestos, también con el arte y con la cultura y no un perpetuo atentado terrorista contra ambos

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Paco, absolutamente genial. Ya me lo he leido tres veces porque me troncho de la risa. Y efectivamente, yo tambien he conocido un paño de cocina con ese "motivo".
En otro orden de cosas: deberías estar agradecido a los prebostes del MUSAC por el juego que te dan cada vez que inauguran una exposición.

Ovidio dijo...

Al ver tu nueva columna, Paco, te juro pensé que me equivocaba de entrada, porque me remitía a una postal de navidad en pleno inicio de este otoñal octubre, (¡qué bonito se va a poner el Bierzo, a partir de ahora!). La lectura me devolvió a la realidad no equivocada, y al disfrute en línea con lo habitual, o si quieres, arrancándome alguna que otra carcajada por la gracia de tus comentarios, algunos descarnadamente veraces, salpimentados de ironía, que los hace mas verdaderos y hasta mas 'jacarandosos', y que acentúa tu vena irónico-satírica de la que no te podrás desprender mientras te llames Paco Labarga.
Sabido de tu 'aprecio' por el Musac, los 'piropos' literarios que le has dedicado, incluso algun que otro 'insulto' (esto es, cualquier calificativo amable que le hayas dedicado, habida cuenta del uso de palabras de doble sentido de las que tanto gustas utilizar), las pasiones en tu contra que has logrado despertar en algunos de tus lectores, ( recuérdate aquí el ya olvidado 'Leonés Orgulloso', que intentó manchar de porquería algunas de tus columnas, hoy afortunadamente ausente), por lo lacerado de tus ataques destructivos, y lo reiterativo de los mismos, he llegado a pensar que esto, anunciaba un período raro o de anormalidad, como a modo de confirmación de lo que ya aventuraba Einstein en su relación epistolar con Freud, allá por el 1932, cuando le escribía: "El hombre, tiene en sí necesidad de odio y de destrucción. En tiempos normales, esta disposición existe en estado latente y sólo se manifiesta en períodos anormales". Sólo he tenido que detectar al hombre, tú mismo, Paco, y la sentencia se ajusta como 'guante a mano de princesa'.
Claro, que después, y vistas las razones que esgrimes, yo mismo podria ser 'el hombre' que dice Einstein, porque si cae en mis manos el mismo catálogo que citas, me hubiera suscitados reacciones igual de furibundas que las tuyas.
Pero, intentando superar ese cabreo instantáneo que surge ante lo que expontáneamente le parece a uno, estúpido, pedante, tomadura de pelo, engaño, estafa o símplemente insulto, y tratando de buscar justificación en fuentes que a uno le parecen serias, por ver si existe algún valor oculto que pueda justificar lo que tu (yo también) calificas de inmundicia, y con lo que ahora, tras la lectura del citado catálogo, hasta se filosofa, y ¡de qué manera!, he descubierto que lo que ha dado en llamarse eufemísticamente 'arte contemporáneo' obedece a ciertas 'paradojas' que hay que conocer para poder interpretar el tinglado que se mueve con estos museos (tu denostado Musac, por ejemplo). Pues ahí van, algunas de estas paradojas del arte? contenporáneo. ¿O mejor sería decir 'parajodas'?. Tú mismo, lee y decides.
- "La primera paradoja es que en arte la ruptura es la norma. Paradoja que plantea sus problemas, porque para rebelarte contra algo, tienes que hacerlo contra un poder, que en este caso se ha disipado. Además la provocación requiere un establishment fuertemente establecido de gente dispuesta a sentirse provocada y escandalizada".
-"La segunda paradoja es que en vez de que la explicación nazca a partir de la obra, en muchos casos es la obra la que nace de la explicación. E incluso, la explicación llega a cobrar mas importancia que la obra, y en muchas ocasiones llega a sustituirla. En la Bienal de Venecia de 2003, el Pabellón de España consistía en que no se podía entrar al Pabellón de España. Y la próxima Bienal de Sao Paulo, es una bienal en la que sólo hay explicación, no hay obras."
-"La tercera paradoja es que dado que la obra no habla por sí misma, sino que depende de la explicación, es muy importante quién da la explicación. Y aquí se produce también otra inversión, porque muchas veces la estrella no es el artista sino el explicador: el comisario, lo que llaman 'el curator'".
-"La siguiente paradoja, es que el museo es anterior al artista. Antes había una ecología del coleccionismo y del museo, que consistía en que había coleccionistas privados que compraban cuadros en las galerías, se arriesgaban; con el tiempo, esos coleccionistas legaban esas obras a los museos, ese tiempo había llevado a cabo un filtro y el museo era el resultado final de ese proceso. Ahora, curiosamente,en muchos casos, el artista existe porque existe el museo".
-"Y el último punto que resume todo es que la vanguardia se ha convertido en el arte oficial. El arte de gran aparato de ahora, es un arte de provocación, de un arte que no admite al coleccionista o al privado y que satisface la ambición del político que ha creado el museo. La suya es la ambición de la juventud, la ambición de tener artistas jóvenes (y jóvenas, esto lo añado yo para que no nos denuncie la B. Aído), de esa expresión que se usa tanto que es apostar por: apostar por lo nuevo, apostar por la ruptura, apostar por la novedad...". Y, lo juro ya no puedo seguir con mas paradojas o parajodas?...

¡Qué fuerte, qué fuerte, qué fuerte...!. Que lo primero que se me ocurre es que si se busca tanta provocación con este arte, digo inmundicia, no se cómo una vez construido el museo (nuestro Musac), -cuarta paradoja, el museo es antes que el artista-, no lo convierten en el 'tren de la bruja', en el que introducen al visitante para ver la exposición, y cuando sale, despues de un paseo explicativo con escobazos incluídos le dejan tan 'provocao', que sintetiza todas las paradojas del arte contemporáneo visto, y se va acordar del Ballester Moreno o del 'Gallo rojo, Gallo negro',como si hubiera hecho un máster en la disciplina. Si además le regalan un CD a la salida con la grabación de la visita, se puede regodear de por vida con la provocación rupturista del arte comtemporáneo que visitó, hasta que inventen otra gilipollez semejante o desaparezcan los 'rapsodas' a modo de 'curator', porque se les hayan reblandecido las meninges de inventar tantas estupideces incoherentes, vacuas, evanescentes, cursis, insustanciales..., o les haya roto la crisma algún espectador que no pueda resistir tanta provocación por la inmundicia que exhiben.

Que sí, Paco, que visto lo visto, tienes toda la razón. Y yo, me sumo.
-

Anónimo dijo...

Desternillante. Paco eres un FENOMENO, y el Ovidio, otro que tal baila.¡Qué par de columnistas!.
No me he parado de reir en toda la lectura. Y lo cojonudo del caso, es que estás cargado de razón en lo que dices.
Si es que creas adicción.

J.L.García dijo...

Muy currao lo del curre y los ejecutivos de mierda que nos han llevao a la puta ruina. Tienes toda la razón. Es que no sé como no espabilamos los curritos y reventamos tanto liberalismo rabioso, que no hace mas que enriquecer a los que mandan en los momentos dulces, y cuando pintan bastos, a la puta calle el trabajador. ¡Qué listo el Díaz Ferran, este!. Habrá llegado él solito a esa conclusión o se la ha soplado el jefe de personal de su empresa.
Lo del Musac, es de traca. Puro esperpento. Lo que mas me gusta es que al menos tú lo denuncias y lo pones en ridículo. Otros callan como putas.
Lo de Ovidio, me parece también genial. Para mí que estaís compinchados. Hay ya varias columnas que se disfrutan, al menos este es mi caso, a pares por el precio de una, porque siempre está Ovidioo, el primo de Ovidio o Tonca para dar la réplica. Que siga la fiesta.

Hipatia dijo...

El arte en manos de políticos conservadores y de vástagos meapilas es un imposible o produce indiferencia; la presunción y la verborrea de estos es el “arte” contemporáneo del MUSAC. No hay nada de lo que sorprenderse. Al menos, la Aguirre es lista y arriesga en Teatro Canal, poniendo al zorro a cuidar de las gallinas: si el cánido no se torna gallo veremos a Rouco rodeado de azufre. Puede que resulte divertido.

Armando dijo...

Muy aguda Hipatia, si en lo que respecta a la valoración de lo que se ha dado en llamar arte contemporáneo y su manejo a través de los museos de tal guisa, abriese el espectro y no sólo critique a los políticos conservadores y sus vástagos meapilas, sino que como muy bien sabrá con el surgimiento de las vanguardias (que se atribuyen en exclusiva la izquierda), el arte comenzó un camino de no retorno, que le ha llevado a una situación muy particular: la libertad absoluta del artista y la autonomía del arte, (también reinvidicado por la izquierda), contrasta con la incompresión o incluso el rechazo social que su actividad genera. La mayoría de la gente que tiene contacto con el arte contemporáneo está convencida de que este no es mas que una estafa cultural, y un producto para 'snobs' y 'élites'. Snobs y Elites, que tratan de 'fascistas', e incluso desprecian intelectualmente a los que no les gusta o no apoyan tales expresiones de 'arte'. Arte, por cierto, que vive en su mayor parte de suculentas subvenciones o pagos por exhibirse en los citados Museos tan rimbombantes de nombre, y tan denostados y mal entendidos por el público general en cuanto conocen lo que allí se exhibe, y tan bien valorado por esas minorías de vanguardia. Pondérese el interés y la gestión del MUSAC en este contexto autónomo, del que lo dirige y sáquense conclusiones.
Lo de los Teatros del Canal, en la Comunidad de Madrid, y el nombramiento de Albert Boadella como director, nada tiene que ver con lo tratado. Y si se quiere mezclar por la coincidencia del partido político que gobierna en las dos Comunidades, es errar la diana... y a Rouco, ya le dedicó un certero mensaje Paco en su columna y por lo demás nadie debería privarle del derecho al divertimiento con el arte de Boadella, si este es su deseo.

A. Montes dijo...

Muy bien escrita esta columna, que mantiene el tono desenfadado e irónico de costumbre. He disfrutado leyéndola. Lo de Marichalar y la in-fanta (naranja) como tú los tratas a lo mejor es verdad. La cosa no pintaba bién.
En cuanto al MUSAC, nunca has podido ser mas corrosivo con este fausto museo que con la publicación de lo que dice el catálogo. Muestra tal pedantería e incongruencia la verborrea escrita para justificar lo que se expone, que debería inhabilitar para el oficio al que lo permite. Me parece un insulto primero a la inteligencia (por lo ininteligible de lo que se describe), y fundamentalmete de ausencia de respeto al público.
No coincido con Hipatia en culpar a los políticos conservadores, si con ello trata de referirse a los de la Junta. No creo que tengan nada que ver. El MUSAC, que como iniciativa puede ser respetable e incluso interesante para León, pierde el interés, o se convierte en una inversión casi inútil, al dedicarle a exhibir exposiciones, con el pretexto de arte o cultura, que por lo visto no interesan a nadie. Pero, es que esto es lo que hay en términos de arte de vanguardia. No conozco ningún Museo dedicado a exponer este tipo de arte contemporáneo que no sufra la misma crítica por el público en general. Sin embargo, parece encantar a una progresía pija elitista y snob, que no la veo identificada con el ciudadano medio y culto (si este colectivo existe). Es este tipo de arte el que está en crisis. Y la cuestión es si una Comunidad o ciudad se debe permitir el lujo de mantener este tipo de "cultura", con el dinero de todos sus ciudadanos. Mucho coste para un benefio muy exiguo.
En cuanto a la referencia de Hipatia a Esperanza Aguirre, y el fichaje de Albert Boadella para dirigir los Teatros del Canal, se equivoca si pretende ver a un Boadella sectario y mordaz con la Iglesia (Rouco), o con los valores de cierta parte de la sociedad. Es un auténtico intelectual, de rabiosa independencia probada, y probablemente el mejor director de teatro que tengamos en este país. Estas cualidades son incompatibles con el sectarismo de la izquierda (curiosamente a la que él ideológicamente pertenece y no ha renuciado), paleta, por nacionalista y sectaria por exclusivista, que le ha expulsado de su hábitat catalán. Será una magnífica oportunidad para los madrileños, y un éxito para los Teatros que dirigirá y que E. Aguirre apuesta por que sean referente en España. No tiene que ser ni zorro plateado ni gallo de corral. Boadella será calidad, respeto y rigor a su trabajo, o no será. Esperemos acontecimientos y después juzguemos.

Manual J. Carracedo dijo...

Sigo sin entender tu problema con el Musac, algún renocnr tienes que tener guardado contra alguien, porque desde luego me recuerdas a la típica persona que no enteinde lo que ve, no entiende ni un cuadro ni el arte en general, y como no lo entidense dedica a desproticar. El Musac ha tenido exposiciones mejores y peores, pero el no por sistema de entrada nunca es bueno.
Otra cosa, vamos a ver, creo que alguien em dijo una vez en este foro que si eras periodista, y me dices que medioambiental va ¿separado? Medio Ambiente sí, medioambiental no. Pra cualquier tipo de duda www.rae.es o el Panhispánico de Dudas

Anónimo dijo...

Manuel J. Carracedo, lee con atención. Paco hace la advertencia sobre la palabra 'medioambiente', que aparece en el catálogo, indicando que su escritura correcta es 'medio ambiente'. Nada dice sobre 'medioambiental'.

Anónimo dijo...

¡Joder que marrón! .Con la ilusión que les hace a unos amigos mios visitar León y su MUSAC si lo que se encuentran es todo como el dibujo ese de la "rodea" me niegan la palabra a perpetuidad.
Paco genial como siempre y un placer leer a Ovidio,Hipatía Armando y otros asiduos.

Tonca dijo...

Es curiosa la polémica que suscita la referencia al MUSAC, que hace Paco, siempre provocada por los excesos en los juicios de valor sobre el propio museo, lo que en él se expone, los que le gobiernan, y en general sobre los que le defienden. Está en su papel histriónico y de exageración, porque de esta forma logra fijar atención para la polémica que busca. Es una parte del oficio que ha elegido para asomarse al 'umbral' de esta su cotidiana columna. Y lo ejerce con maestría por lo que se ve. Y yo, le aplaudo.
Claro, que con el tema del 'Arte Contemporáneo', lo tiene fácil, porque esta nueva 'actividad creativa' lleva incorporada la polémica desde que se ha acuñado tal expresión para aglutinar las distintas disciplinas de expresión artística que forman la vanguardia en nuestro tiempo. ¡Hay quién niega hasta que se les pueda aplicar el calificativo de Arte...?. La coincidencia de la instalación del MUSAC en León, y su amplia y rápida difusión nacional e internacional, ( hoy se habla, escribe y se premia a este Museo dentro y fuera de nuestras fronteras) contribuye a no pasar desapercibido en nuestro entorno, y menos a Paco (el lince).
Está en su perfecto derecho de denostarlo, ridiculizando las exageraciones o lo incomprensible de lo que se intenta que se comprenda, mediante la explicación incoherente e inaprensible, pedantemente escrita para tratar de describir la pretensión del artista sobre la obra expuesta. ¡Uf!,..que me estoy liando yo mismo. Vamos, que mejor lo explico con un ejemplo parecido al que cita Paco en su columna, y que se refiere a otro artista, Pfeiffer, que forma parte de la misma exposición actual del MUSAC, por ejemplo, cuando se cita en el catálogo para describir una obra expuesta, 'Vertical Corridor (2006)': "oscila entre la posibilidad y la distopía en una suerte de lugar intermedio donde podría rondar el fantasma insoportable de la irresolución o de la continua posposición de la certeza" (sic). Esto es, sin duda, fuerte, fuerte, fuerte,... como dice Ovidio.
Pero, como tan bien recoge en sus paradojas el mismo Ovidio, este arte, es provocación, ruptura, denuncia, experimentación sobre formas de comunicación, irreverencia, protesta, pedantería, búsqueda de expresión de conceptos oníricos e inmateriales, actitudes....De todo esto se escribe para intentar explicar a qué nos referimos con esta nueva creación artística.
Polémica servida, con defensores y detractores, filósofos que establecen sus teorías para aflorar sus valores y las razones de su génesis y los contrarios que no ven mas que una evolución degenerativa y cursi para elevar a categoría de arte lo que no es mas que un contravalor expresivo de tipo menor, que no debería tener refugio en un Museo (dándole a este casi la categoría de un templo). Perdón, creo haber caído en la misma verborrea incomprensible que citaba. Pura contaminación...
Pero al margen de lo citado, donde se fija Paco, existe otra visión que es la que a mí me interesa resaltar, y es la referida a la circunstancia y oportunidad de la ubicación del citado museo en León. No creo discutible, el hecho de que el MUSAC aporta valor a la ciudad por la singularidad de su arquitectura, premiada internacionalmente con premio 'Mies van der Rohe', considerado el Nobel de arquitectura. Este proyecto de Mansilla y Tuñón, es por tanto hoy referente en la moderna arquitectura internacional, y está intrínsecamente unido a León. Complementa con otros monumentos de arquitectura moderna la altísima calidad monumental (Catedral, H. San Marcos, San Isidoro...)de que goza por su historia nuestra ciudad. Luego, respeto para el valor que aporta al común.
Además, y, esta es mi apreciación, está desde sus orígenes magníficamente dirigido por Rafael Doctor, al que conozco, y al que se debe el honor, de haber sabido situar en el mundo este Museo, y dotarle de prestigio en su entorno. Se trata de un profesional muy respetado, que trabaja duro para prestigiar el MUSAC, y que se expresa de esta manera en una entrevista:
-... "Pregunta: Soy leonés...Solo me preocupa una cosa, ¿estará León y sus políticos a la altura del MUSAC?. No me fío de ellos...
- Respuesta: Mi postura es muy clara y radical. Hasta la fecha he trabajado con el máximo respeto y confianza en el proyecto que estamos realizando. Los políticos se están comportando con este proyecto con el máximo de profesionalidad y con un respeto que ha hecho posible todo. Lo importante es que esto continúe. Si no fuese así, no se preocupen que seré yo el primero en asumirlo y responsabilizarme de ello. Pero, sinceramente hasta la fecha el trabajo de la Junta de Castilla y León está siendo entusiasta y sincero".( 4 de abril, 2005).
Y, yo me creo, por sinceras estas declaraciones, y como en octubre 2008 sigue al pie del cañón... Que dure.
Alrededor del MUSAC, ha logrado incorporar un conjunto de actividades y colaboraciones, que diversifican las oportunidades culturales de una ciudad que aspira a ser plural y mantenerse, y a ser buscada por los turistas, los del 'Camino de Santiago', los de 'Semana Santa', los que vienen a ver la Catedral, San Marcos..., los que invita ZP a pescar, los que vienen a c... en ZP, los que les atrae el olorcillo de la morcilla tan nuestra, los que han oído hablar de nuestro singular barrio húmedo, los que pasan por aquí, y... los que quieren ver cómo se ha interpretado en un concepto arquitectónico la gama de colores (37 según dicen) de una vidriera de la Catedral, denominada 'El Halconero' y que representa escenas de cacería, lo que hoy es el MUSAC, que ha gozado de ese premio internacional con el que se le distinguió recientemte, y que empieza a ser referente nacional del Arte que expone...

Pues esta es otra forma de enfocar en positivo la importancia del Museo, y con ello, ni quito ni pongo razones a Paco, a los que piensan como él, a los que ironizan sobre algunos aspectos -yo me incluyo-, de este incomprendido arte al que se destina el MUSAC, pero respetan su existencia, o a los furibundos defensores sin otra razón. ¡Viva la república independiente de nuestras íntimas y respetables razones!, como bíen nos incita IKEA, para que equipemos el hogar...
Así todos contentos, y,¡ hasta la próxima!, Paco.

Nota. He visitado la exposición actual en el MUSAC, y a pesar de lo escrito en este blog, la recomiendo. No saldrán indiferentes.

Anónimo dijo...

Coño, que nivelazo, y qué elegancia la de Tonca, para defender el Musac, sin quitarle la razón a Paco. Este blog es un pozo de sorpresas, pero aquí hay mas de un catedrático que escribe. Qué profundidad, madre mía, y a la vez no se pierde la ironía, y a mí siempre me acaba arrancando una sonrisa, y a veces hasta carcajadas. Ah, y ya me he animado a visitar la exposición del Musac.
Gracias, Paco, Ovidio, Tonca, Montes, Hipatia, no tienen desperdicio vuestros comentarios.

Anónimo dijo...

Paco, creo que confundes al lector, al exponer un trozo del cuadro de Antonio Ballester Moreno, que identificas con el estampado de un clásico paño de cocina. La observación del cuadro al natural, y en toda su dimensión pictórica, ofrece otra perspectiva que no induce a comparación tan trivial.
Creo que el catálogo de la exposición podría haberse trabajado mejor. Algunas expresiones para describir la obra de los artistas, no son muy afortunadas, y en eso te doy la razón.
Me ha parecido muy correcta la opinión de Tonca, y es lo que me ha incitado a expresar la mía. El MUSAC es beneficioso para León. Yo, también invitaría a ver la exposición, y que cada cual opine. No entiendo mucho este tipo de arte, pero tampoco puedo decir que me horrorizó lo que ví. Es diferente a un Museo clásico...
Leo frecuentemente esta columna, que me parece digna de un magnífico escritor. Tienen mucha calidad también los comentarios que acompañan. Disfruto mucho con todos.

Anónimo dijo...

Paco eres un analfabeto estético integral y eso a tu edad ya no tiene solución, exhibir la ignorancia de ese no es más que una prueba de lo botarate que eres, en fin, otro estupendo ejemplar para la casposa colección de la epsña negra.

J.L.García dijo...

Anónimo anterior, si no te explicas mejor, no hay forma de saber a qué te refieres. Sólo se te entiende lo de que Paco es un analfabeto estético integral, y que es un botarate. ¿Querías decir algo más, explicarte con mas precisión, o te conformas con esos dos insultos?...

Amaral dijo...

He disfrutado leyendo esta columna, que me parece escrita con ironía y mucha calidad. Creo que insistes demasiado en tú crítica al MUSAC, pero me parece entender que es una forma de exagerar para sacar partido literario, o periodístico a un tema controvertido como es el Arte de Vanguardia. Paco, eres muy inteligente, y por ello estoy convencida que sabes enjuiciar con equilibrio el asunto del MUSAC, probablemente en la intimidad. ¿Me quivoco?.
Lo que sí me han parecido magníficos son los comentarios de Ovidio, y sobre todo de Tonca, que parecen ya habituales de este Umbral. Creo que enriquecen mucho este blog.

Hipatia dijo...

Cada persona, cualquiera de nosotros, es artista de sus bellas creaciones o apariencias oníricas y, por tanto, de su goce particular; lo es también –no me cabe duda- el artista aludido por Paco; la cuestión es, sin embargo, si el MUSAC, presentando un determinado arte figurativo, va a conseguir nuestro goce o nuestra indiferencia, si el arte que exhibe dice algo, poco, o nada; creo que malgastan doblemente al pretender, por una parte, justificar lo exhibido, adornándolo con presentaciones neomodernas o aptas para iniciados y, por otra, ¡oh paradoja!, “educarnos” mediante cursos de arte para que aprendamos; el problema que se puede achacar al actual producto MUSAC es que no se está apoyando en la crítica especializada; es, por tanto, un producto de ensayo. Y el dinero público no está para juegos de ensayo, para juegos de ensayo/error, ni mucho menos para educar; para esto está el sistema docente.

Amaral dijo...

Algunas precisiones al comentario de Hipatia.
-El MUSAC, elige y presenta sus exposiciones en base a un programa, que se supone realizado por una dirección experta y de prestigio. Rafael Doctor, actual director goza de extraordinario prestigio, en ese mundo. Sólo hay que seguir los medios especializados para saber del reconocimiento que le ampara. En ese sentido, y si el baremo para medir el acierto de la elección hecha hasta la fecha, es la calificación de la crítica especializada, esta es muy alta. Hoy el MUSAC es referente a escala nacional para seguimiento del Arte actual.
-Creo, en contra de lo que comenta, que sí debe facilitar la difusión, el conocimiento, y la enseñanza de este nuevo Arte, por su especialización. ¿Qué razón asiste para circuncribir sólo al entorno docente la educación y el conocimiento en estas disciplinas de vanguardia?. El programa de actividades del Museo, como todos los museos del mundo, basados en conferencias, talleres, cursos, seminarios, congresos...es fundamental en la vida del propio MUSAC. Una valoración de expertos podría puntuar su acierto y calidad, pero nunca para eliminarlas.
Estoy de acuerdo, por el contrario, en la apreciación sobre las presentaciones, para intentar explicar el producto que se exhibe, o la intención del artista que lo realizó y que por ello deberían saber conectar con el público para ayudar a interpretar lo figurativo, y se constata que lejos de conseguirlo, por el uso de un lenguaje 'sincrético' y plagado de neologismos sin sentido para público no iniciado, producen rechazo, más que acercamiento. Esa es la figura del comisario de la exposición. Todos los Museos de este tipo que conozco tienen el mismo defecto. El MUSAC, no es exclusivo. He visitado su exposición, y he de decir que me ha sobrado el catálogo. No me aportó mas interés que los rasgos biográficos de los artistas, y algún dato complementario de su trayectoria. No salí decepcionada, en absoluto.
¿Debe la Administración Pública apoyar estas iniciativas...?. Aquí puede estar el debate. Yo creo que sí.

Anónimo dijo...

Amaral, ¿podrías darnos tres o cuatro referencias serias sobre el prestigio de Rafael Doctor y de sus colaboradores más cercanos?
Quizás esto resolviese alguna duda acerca de sus nombramientos.

Amaral dijo...

No soy experta en Arte Contemporáneo. Sólo me considero una persona curiosa que intento disfrutar y aprender con lo que se ofrece y está a mi alcance. Soy consciente de lo controvertido del Arte de Vanguardia en todas y cada una de sus formas de expresión. Confieso que mi aproximación a estas expresiones artísticas está motivada por la curiosidad, y porque en general me provocan sensaciones diferentes a las que pudiera llamar mas clasicas (M. del Prado, Louvre...), sin buscar la crítica superespecialista, ni seguir corrientes artísticas concretas. Es decir, mero expectadora. El balance, a nivel personal es muy positivo. Siempre he encontrado un motivo sugerente en la obra vista.
Desde esta perspectiva, no tengo criterio para juzgar, o valorar profesionalmente a Rafael Doctor. Creo que como todo responsable de la dirección de un Museo de Arte, y más del tipo del MUSAC, tendrá sus furibundos detractores y algún defensor. Yo, me quedo con la valoración que hace mi hermano Jacinto, Catedrático de Arte en la Universidad de Valencia, que conoce a Rafael desde su época de comisario en el Reina Sofía, y en su paso por La Casa de América, y con el que ha coincidido en exposiciones nacionales e internacionales, o en la confección de catálogos etc.. Por ser leonés, visita esta ciudad, y mantiene buena relación con el panorama museístico de Castilla y León. Comunidad por otro lado de una riqueza monumental, y artística muy considerable. Su apuesta con la ubicación de los 5 o 6 Museos de Arte moderno, puede ser acertada.

Anónimo dijo...

Amaral, todo lo que sostienes es lo que el Musac inventa en forma de nota de prensa, una prensa que se compra con tu dinero y el mío, con el de todos , mediante la millonaria contratación de publicidad, para que la falta de trabajo, la improvisación y el intercambio de favores se exhiban como un producto cultural. No te dejes engañar más.
Ni siquiera se puede aún hablar de lo que se expone porque todo el museo es un error colosal. Hay que desmontarlo y volver a empezar desde el principio y hacer realmente un museo de arte contemporáneo de castilla y león, esto es un "presente" como muy bien dicen ellos que no dejará nada, ninguna lógica del lugar.

Robinson Crusoe

Amaral dijo...

Robinson, si conoces y dominas el entorno del Arte Contemporáneo, y además sigues de cerca el MUSAC, nada tengo que objetar a tu comentario. Yo soy simple aficcionada y por lo tanto me pronuncio por lo que veo, oigo, o leo. No puede atribuirme especialiazación alguna en esta disciplina. Mi opinión es puramente individual, y si sirve la expresión de una simple 'persona de calle'. Y como tal he dado mi opinión. Creo,por otro lado, que se trata de un tema absolutamente controvertido, aquí y en todo el mundo. Por ejemplo, viajo con cierta asiduidad a París por asuntos familiares, y a lo largo de mas de 20 años, he seguido las polémicas sobre el 'Centro George Pompidou', (que a mí me encanta), irreconciliables entre los distintos críticos, artistas, políticos, que opinan sobre su idoneidad, gestión, exposiciones etc. Nuestro MUSAC, lleva tres años abierto, y es razonable que todavía no esté consolidado al cien por cien, ni tenga la posibilidad de colgar artistas de primera línea, pero creo que se ha recorrido un largo trecho, y en la buena dirección.

Catón el censor dijo...

De cómo la crítica sobre arte deriva en charla rosa:

Que, oye! … que yo no soy experta en arte moderno
Que el director del MUSAC goza de extraordinario prestigio … mira que lo dice mi hermano!
Que el MUSAC es muy bueno …pues date cuenta que el Georges Pompidou también era criticado!
Que solo lleva tres años funcionando… (que al décimo … se sale del mapa)

¡Cuánta palabrería, cuanta fe …y cuán pocas razones!

Armando dijo...

¡Qué concurrida está esta columna!, y ¡que nivelazo tienen los comentaristas!. A mí me parece que no es el foro para debatir sobre el MUSAC, porque Paco lo que hace es poner la chispa para la provocación, y bien que lo consigue, ¡vive dios!, pero sin abrir debate con fundamento sobre nada. Digamos que se la suda. Lo que escribe es literatura irónico-satírica casi en estado puro. Nada es lo que parece, o a lo mejor sí, ¿quién sabe?. Lo que pasa es que lo hace con maestría, y ahí está el disfrute para los que le leemos, por lo menos este es mi caso.
Me ha parecido una columna redonda, cachonda, como acostumbra. Me ha divertido mucho. Lo mismo que las 'columnas' paralelas de Ovidio y Tonca, que complementan muy bién a lo que escribe Paco, y que se descubren como otros cachondos mentales igualmente cultos. Hipatia, es mas seria, difícilmente se deja llevar por la ironía, a veces es aguda y crítica, y siempre radical desde su rabioso ateísmo. En esto supera a Paco, que ya es decir. Es la 'guindilla' de este Umbral.
Se va conformando una 'fauna' que da juego a la columna. ¡Que no decaiga!.

Amaral dijo...

Catón, ilústranos con tus conocimientos de Arte Contemporáneo, para superar el lado rosa de estos, mis comentarios 'soft'.
¿Alguién aquí ha hecho crítica de arte?. ¿Alguien aquí ha mostrado sus conocimientos de arte, en relacción con el MUSAC?. Yo, estoy dispuesta a mostrar mi ignorancia (valoración íntima, no contrastada con nadie, por lo tanto no baremada, de los que aquí han escrito) si hay alguien que muestra su conocimiento. Espero un rasgo para entrar en debate. Por ejemplo tú mismo, Catón, si traspasas tu 'umbral' de censor. De momento observo poca agudeza en tus conclusiones anteriores, y deduzco por ello poca profundidad en tus análisis, por lo que me pareces a priori, presa fácil para el debate, aún reconociendo mi debilidad en este asunto. Dispuesta a contrastar reflexiones o críticas mas profundas (aquí, que yo sepa, no se ha expuesto ninguna, ni por mi parte, ni por el resto de los que aquí han escrito), sobre el MUSAC, o lo que le rodea. Todo han sido comentarios mas o menos jocosos o 'rosas', como tú los catalogas. A lo mejor, hasta coincidimos, en el momento que sepamos de qué hablamos, y a qué nos referimos.

Anónimo dijo...

Amaral: Me has convencido,visitaré el puto MUSAC por primera vez y tendré mi propia opinión