Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

8 de octubre de 2008

Cretenses y cretinos (mi catecismo estético)

(Retrato de Luca Pacioli de Jacopo de Barbari)

¡Atención!: Frase de Solbes: "No veo ninguna entidad [financiera] española en peligro". ¿Es o no es como para echarse a temblar?. Si no recuerdo mal este fue el tipo que dijo que no se podía hablar de crisis y que no había burbuja inmobiliaria sino un suave aterrizaje (si como el del avión de Spanair o como Lagunair). Es que tiene un ojo...
Lo que no entiendo es por qué si las entidades financieras españolas están tan cojonudamente como dice Solbes les tiene que dar ahora el Gobierno más de 50.000 millones de euros.
Los ZP boys dicen que sí, que los bancos y las cajas tienen solidez, pero les falta liquidez. En realidad yo creo que son mucho más gaseosos de lo que nos cuentan.Todo esto de la liquidez y la solidez me lleva al tema de los sólidos platónicos y a las frecuentes invectivas que me lanzan aquellos amantes del Musac a los que no les gusta que yo difunda denuestos contra su querido engendro. Han llegado a llamarme “analfabeto estético”.
¿Qué relación tienen los sólidos platónicos con el Musac?, se preguntarán ustedes. Poca, pero todavía hace bien poco leí un magnífico tratado renacentista de matemáticas, nada menos que de Fra Luca Pacioli. Este fraile, cuyo aspecto físico se conoce gracias a un interesante cuadro de Jacopo de Barbari (no expuesto en el Musac, porque fuera del Musac también hay arte), fue uno de los maestros de Leonardo da Vinci, y él mismo compuso su tratado a base de intertextualizar los conocimientos matemáticos de otro genio de la composición y de la estética: Piero de la Francesca (espectacular su Madona del huevo).
Pacioli, como muchos otros antes y después de él (verbigracia Vitruvio y Matila Ghyka, por citar algunos), tenía cierta fijación con la proporción áurea (también llamada número de oro y divina proporción: el número 1,618...).
Pese a mi analfabetismo estético, he desperdiciado algunas jornadas de mi vida comprobando los efectos estéticos de la proporción áurea (que por primera vez describió Euclides) en el maravilloso teatro de Epidauro y midiendo los intercolumnios y el éntasis de las columnas del Partenon (todo él falso, ¡pero es un símbolo de tantas cosas que el Musac jamás llegará a ser...!).
Durante varios años fui casi a diario al Museo del Prado. Dedicaba mi visita cada día a un único cuadro y era maravilloso. Hoy Las Meninas, mañana El Jardín de las Delicias. Guido Reni, Boticceli (la serie sobre Anastasio degli Onesti), Goya, Rembrandt (un falsario, según William Blake), Brueghel El Viejo (El triunfo de la muerte), Ribera, Rubens ...
A pocos metros de allí me empapé de las espectaculares esculturas del parque de El Retiro. Sobre todas, me impactó la del Ángel Caído, de Ricardo Bellver, que, pasmosamente, está ubicada en un punto geográfico situado a 666 metros sobre el nivel del mar. Allí también contemplé boquiabierto la colocación y posterior retirada de las obras ciclópeas de Henry Moore, en una exposición alucinante.
La Vieja Negrilla me conmueve más que todo el Musac, incluido el edificio, por más premios que haya ganado. Coincido con Platón a la hora de preferir, pese a su ingenuidad, los tímpanos del desaparecido Hecatonpedon a los del falsificado Partenon actual, aunque éstos también son soberbios, y me parece infinitamente más complejo y sugerente el Erecteion que la mole de Ictino y Calicatres que se encuentra frente a él, mirando desde la tribuna de las cariátides, porque fue concebida más para impresionar y para la gloria de Pericles que al servicio del ideal de belleza (El Musac fue concebido más para mayor gloria de Silvia Clemente que de la estética y de la creación artística). En cambio, los Propileos no me dicen mucho, pero el templito jónico de Atenea Niké me desarma, casi tanto como la anarquía del palacio de Cnossos, morada del Minotauro, en Creta, donde aprendí a amar aquel arte que tanto influyó en la ruptura del hieratismo egipcio, de la mano de la revolución atónica (por Atón y Akenatón). En Hiraklio (capital de Creta) me enamoré de la obra y la estética de Nicos Kazantzakis y añoré la obra y la estética de otro cretense, El Greco, a quien tanto perseguí por las empinadas cuestas y rincones de Toledo, en compañía de mi amadísima amiga y gran poetisa Raquel Lanseros.
Se me encogieron literalmente los huevos ante la Puerta de los Leones de Micenas (o de las Leonas, que nunca supe distinguir su sexo) y ante las falsas cúpulas de las mal llamadas tumbas de los atridas y ante las ruinas de la acrópolis micénica de Tirinto y ante el retrato del poeta Virgilio, elaborado con mosaicos diminutos y que está custodiado por militares enormes en el museo de El Bardo, en Túnez.
Con Leónides Antón, un agustino de Villaverde de Arcayos, recorrí kilómetros y kilómetros de pasillos y las iglesias y las salas y las capillas del Escorial y supe, mucho antes de que se casara allí Ana Aznar Botella (con gagA, digo con Agag) y mucho antes de que terminaran su carrera de arquitectos, que Mansilla y Tuñón jamás le llegarían a Juan de Herrera a la suela de los putos zapatos.
En fin, me acojona la historia del Locus Apellationis del pórtico de la Catedral de León, porque en ese pequeño fuste se resume gran parte de la historia del derecho y las instituciones españolas, que son en sí mismas otra forma de estética y de tragedia: el esperpento (que decía Valle Inclán), como esperpénticas son las pinturas de Zuloaga que están en el castillo de Pedraza, pueblo donde, por cierto, comí un cordero que no tienen cojones a hacerlo en el Vivaldi del Musac ni hartos de grifa.
Pueden llamarme analfabeto estético, drogadicto, ateo o maricón si quieren, pero jamás me convencerán de que un dibujo a bolígrafo de unos ciervos es cojonudo y representa la libertad creativa y la ruptura de lo convencional, porque dibujos como ése los han venido haciendo durante siglos en punto de cruz las niñas españolas en la clase de labores y nadie le dio un pijo de relevancia al asunto. No me jodan, ¡rehostia puta!. No voy me gusta el Musac porque prefiero a los cretenses que a los cretinos, así que a mamarla a Oviedo, que es cabeza de Partido.
PD. La Consejería de Educación de la Junta ha puesto en marcha un proyecto que se llama “Aprender con el periódico”. Luego dicen que los niños no saben nada. No te jode. Querrán que salga un Einstein leyendo los periódicos de Castilla y León. Debieran ser los periódicos los que aprendieran un poco de los niños y no al revés, aunque sólo fuera a no mentir o a poner menos faltas de ortografía.

15 comentarios:

Ovidio dijo...

Mi querido cretense y cretino Paco, luego te explicaré porqué te robo la cabecera de tu columna para dirigirme a tí, con afecto, como siempre.
Ilustras tu columna con el magnífico retrato de Frá Luca Pacioli de Jacopo de Barbari, para explicarnos a renglón seguido tu delectación con la lectura de su tratado sobre el saber matemático en la época renacentista del que fue erudito y propagador. Y ello, para mostrarnos un rasgo de tu propia erudición, porque te has 'picado' con el insulto (mas bien 'piropo', creo yo) que te propició en la columna anterior, un anónimo ignorante, tratándote de "analfabeto estético integral" y "botarate". ¡No sabía qué jardín acababa de pisar!. ¡Que te vengan a tí a tildar de aquello de lo que presumes, con orgullo, y a mucha honra: tu aprecio por la cultura, el conocimiento, la literatura, la historia, la verdad, el saber sin eufemismos, el Arte con mayúsculas y en los mas amplios aspectos de su manifestación...!. Y ¡toma columna docta y culta por lo comentada de 'catecismo estético', a ver si lo empata, así de corrido, como tú lo expones el 'ignorante' ese!. ¿Le sonará alguna de las referencias con las que te prodigas?. Queda meridianamente claro tu concepto estético y algo mas profundo, tu patrón de comparación. Un deleite leer el paseo por tanta historia asimilada, que nos regalas con el adobo de tan bonita descripción intimista y literaria. ¡Sana envidia de conocer y poder apreciar la belleza de tantos registros que nos ha dejado la Civilización y la obra de los artistas que en la Historia son y serán...!
Pero yo quiero volver al fraile Luca Pacioli, porque probablemente tú, ensimismado en tu erudicción por la matemática antigua, y la relación con el número de oro (la propoción áurea), quién sabe si tratando de descubrir lo misterioso de las proporciones del alzado del Partenón, o las de la Pirámide de Keops, o la Tumba de Mira en Asia Menor, o las proporciones armoniosas para el cuerpo que habían estudiado los griegos y romanos y que plasmó en su célebre dibujo Leonardo de Vincci que sirvió para ilustrar el libro del fraile renacentista 'La Proporción Divina', en el que trata del célebre número de oro que les relaciona a todos, a modo de mágica proporción,... probablemente no hayas caído en que tu citado y elegido Fray Luca Pacioli, fue en su época el pionero de sistema de Contabilidad, es mas , está considerado el padre de la Contabilidad. Nunca antes de su obra 'La Partita Doppia', se había propuesto el sistema contable de doble anotación, con la descripción de los conceptos del 'debe' y el 'haber', y que el total del 'debe' tiene que ser igual al 'haber' en cada momento. Y así se inventó la Contabilidad que nos ha servido para ordenar los asuntos económicos y financieros y que nos ha ayudado a progresar ( a unos mas que a otros, esa es la verdad, para que nos vamos a engañar), a modo de todo un 'Arte' con reglas, normas y hasta su propia estética, y que resulta fundamental en la ordenación económica financiera de la vida de nuestra sociedad civilizada. Sin nuestra Contabilidad Nacional, no somos nada ni nadie en el Mundo Global de las relacciones financieras. Por poner un ejemplo de su importancia, y aplicándolo a algo que hoy nos es familiar, por la Contablidad se sabe que Lagun Air, se tiene que ir a tomar por c..., porque hay que poner dinero en la columna del 'haber', para que se iguale con el 'debe', y ese dinero no sale de la venta de billetes de avión, y hay que pedírselos a Caja España, o al Consorcio, y la Junta dice que no, y vemos que se cabrea Pacofer, que es muy amigo de los Agelco y les debe algún favorcillo, y entonces dice cosas incongruentes contra Herrera, como lo haría un payaso, que hacen mucha gracia, pero que no dan resultado porque como nadie pone el dinero las columnas no se igualan, como había dicho el fraile Pacioli, y entonces algo pasa que se para la actividad de la compañia aérea, y dejan de volar los aviones de Lagun Air, y los Agelcos se quedan con dos palmos de nariz, y Pacofer llama traidores a la causa leonesa a los de Valladolid, porque no sabe hacer otra cosa. Oséase, que sin la Contabilidad, a lo mejor no sabíamos que era el 'leonesito de a pie' con sus impuestos, el que sostenía todo el tinglado. ¡Lo que son las cosas!.
Bueno, pues también, por culpa del dichoso fraile tan bien retratado por Japoco de Barbari, podríamos explicar el 'pifostio' de la crisis financiera mundial que nos invade, que unos dicen que es por falta de liquidez, por falta de confianza en el sistema, por el 'enmerde' de los balances por las hipotecas basura...
Bueno, Paco, pues yo te digo que por todo eso y porque se han cargado las reglas que inventó Luca Pacioli para llevar la Contabilidad. Efectivamente, con el invento de la Ingeniería Financiera se han subvertido el orden, el 'Arte', diríamos de llevar las cuentas de lo que tenemos y lo que debemos, y de dónde nos ha venido lo que tenemos y dónde hemos destinado lo que debemos.
Los primeros antecedentes de lo que se considera como Ingeniería Financiera se encuentra en la simple gestión de tesorería de los Bancos, y esta toma auge cuando el conjunto de instrumentos financieros se hace mas numerosos, y los bancos e intermediarios financieros se hacen mas activos, tomando la iniciativa de ofrecer a los clientes nuevas posibilidades de inversión. Todo ello generado en un clima de competencia entre distintos operadores, bancos, agentes de cambio, brokers, intermediarios financieros, etc. dentro de un sistema de interconexión de mercados en donde desaparece la distinción entre el corto, el largo plazo, título de préstamo, fondos propios, deuda, etc. En definitiva la Ingeniería Financiera trata de incrementar la productividad financiera mediante la obtención de mayores tasas de rentabilidad de los activos y menores costos de capital. Para que lo entiendas Paco, como si se tratase de obtener el movimiento continuo, u obtener lecha ordeñando el cuerno de la vaca. Y como estos productos tienen mas de expectativas, de futuros o no tienen como contrapartida activos tangibles del mismo valor, se contabilizan como operaciones fuera de balance (OPF), en lo que se llaman 'cuentas de orden', que recogen en la contabilidad del balance lo siguiente, y copio literal " los saldos representativos de derechos, obligaciones y otras situaciones jurídicas que en el futuro pueden tener repercusiones patrimoniales, así como aquellos otros saldos que se precisen para reflejar todas las operaciones realizadas por la sociedad aunque no comprometan su patrimonio". O sea, toda la basura fruto de la imaginación de qualquier desalmado (de traje oscuro y corbata que tenga despacho en Wall Street, o en la Citi londinense) que al calor de la economía boyante y del flujo monetario, empaquetan las hipotecas basura del negrito de Alabama, y las hacen circular a través de todo el circuito financiero, reflejando el apunte en la citada cuenta de orden, que no controla ni dios, porque no hay regulador que se entere de lo que hay dentro. Cuando alguien pregunta si suman lo mismo el 'debe' y el 'haber', y se da cuenta que hay un desequilibrio, pasa lo de Lagun Air, pero a lo bestia, es decir a escala planetaria, porque aquí como todos se conocen la trampa, desconfian unos de otros, se cierran los grifos del parné, y al que le pilla con una de las patas coja, se romper la crisma del hostión, porque no tiene quien le preste apoyo (Lemann Brothers, y los que han quebrado hasta ahora ), y al final, los demás silbando para ver si pasa el terremoto. Y aquí tenemos a Solbes, que parece que empieza a notar algún temblor e intenta poner remiendos en la estructura financiera por si aparece alguna grieta o se desploma alguna teja y le da en la cocorota a ZP o a él mismo, porque estaban contemplando cómo entraba el otoño después de un largo verano al sol, y no habían percibido que el seismo venía avisando.

Bueno, y ¿qué tendrá que ver todo esto con la defensa que haces de tí mismo, exponiendo tu 'catecismo estético' para defenderte del insulto del ignorante anónimo por tu desprecio al MUSAC y al Arte Contemporáneo que expone?. Bueno, pues, que yo creo ver un símil entre el Fraile Luca Pacioli, y su Contabilidad reglada, ordenada, patronada, construida como un conjunto armónico, es decir como un 'Arte', y tu y tu 'catecismo estético', y la variente prostituída por alteración rupturista de las normas fundamentales de la Contabilidad, es decir del 'Arte' y la armonía que la definía, con la aparición de la basura de lo que ha dado en llamarse Ingeniería Financiera, que desnaturaliza la 'Contabilidad-Arte', hasta convertirlo en un bodrio porque nadie sabe interpretarla. Mismamente lo que tu opinas del MUSAC y lo que en él se expone. ¿Muy heavy la comparación?.

Nota.Lo del trato de cretense, no necesito explicarlo porque resulta obvio de la lectura de tu columna. Lo de cretino, en sentido afectuoso, porque si nunca has dado cancha a insultador que aquí haya dejado sus 'verguenzas', con menor motivo deberías picarte con este incidente. Aunque... ahora que lo pienso, mejor sí, porque nos has regalado otra columna antológica. Vale ya.

Amaral dijo...

Paco, magnífica exposición de tus gustos artísticos, que contados de la forma magistral con que lo haces, todavía se engrandecen más si cabe en su categoría de mitos del Arte Universal.
Entendido tu patrón, como dice Ovidio, no es posible ni siquiera entrar a la consideración de este otro tipo de arte del MUSAC. Para ello, hay que cambiar de 'catalejo'. La clave está en si se está dispuesto a ello, o por sensibilidad personal, el rechazo intelectual hace imposible el esfuerzo necesario para intentar comprenderlo. Algo puede haber de esto, cuando muestras tanta admiración por tus patrones estéticos, y tanto rechazo por lo actual vanguardista. Un Partenón no es posible en el siglo XXI.
Genial me ha parecido el relato de Ovidio.

Hipatia dijo...

Paco no rechaza el “vanguardismo” sino la apariencia de tal; ¿cómo sería posible que lo hiciera cuando de aquél nació el arte griego, la ciencia, la belleza?
No podemos evitar que el MUSAC califique de vanguardia a cualquier cosa; el concepto, sin embargo, tiene que conquistarse; no es posible la buena fe para el arte, como alguien ha apuntado. Por esta o por la fácil denominación se puede llegar al esperpento. Cuando en el arte interviene, además, la eulogia de los pericles -los políticos- es más que probable que lo que solo pertenece a lo visionario se convierta en vulgar; esta es la crítica labarguiana; su metáfora ante lo simple, ante el adorno semántico, toma hoy el nombre de punto de cruz como mañana lo hará con cualquier otro nombre nacido de su fértil ingenio.
Para el arte (vanguardia es solo un eufemismo moderno con el que, en multitud de ocasiones, se viene encubriendo lo falso) solo sirve la humildad callada que se eleva con los hechos, con las obras, con la belleza; la “tragedia” MUSAC -aunque reiterado, conviene decirlo-reside en sus ampulosas declaraciones de intenciones, en su pretenciosidad, patrones que son específicos del arte político, es decir, del arte de la promesa.

Armando dijo...

Me sorprende la controversia suscitada sobre el MUSAC, entre los comentaristas. No me sorprende, claro, el ataque de Paco, porque ya es conocido de siempre. ¿Sería mucho pedirle que nos explicara, con mas fundamento, su postura con respecto al Museo, su arquitectura, su dirección actual, las actividades que programa, los fondos que adquiere, los artistas elegidos, la política de la Junta en relación con el Museo...?. Creo que hasta la fecha, sabemos del rechazo general y contundente al mismo, pero con una explicación de las razones que las motivan (las subjetivas, parecen obvias por el patrón estético que nos muestra en esta columna, y las objetivas, seguro que están relacionadas con el mal enfoque y gestión del mismo, y ello, supone información y criterio para valorar, que es a mí lo que me interesa), seguro que se ilustraría mejor la idoneidad o no del Museo y sus defectos e/o interés como una pieza más para la difusión del Arte Contemporáneo.
Creo, que sólo 'Robínson Crusoe' se ha atrevido a opinar sobre el MUSAC, cuando de forma radical dice que "todo el museo es un error colosal. Hay que desmontarlo y volver a empezar desde el principio y hacer realmente un museo de arte contemporáneo de Castilla y León", y seguro que tiene sus razones. Si nos las explicara, ayudaría a comprender la animadversión al MUSAC actual.
No coincido con los comentarios de Hipatia, porque me parecen cargados de utopía, filosóficos-conceptuales, y difícilmente aplicables, ni siquiera como patrón de anális para valorar una gestión del Museo. En cuanto a la valoración que pueda hacer Paco sobre 'el vanguardismo', que se pronuncie él, porque ¿cómo se sabe qué vanguardismo es falso y cuál verdadero?, es decir, ¿cuál tiene apariencia de, y cuál es el verdadero?. Todo muy subjetivo, etéreo, y muy intimista...

Nota. El comentario de Ovidio, me ha parecido muy ingenioso, por el 'jugo' que saca al fraile Pacioli, como inventor de la Contabilidad moderna, la interconexión con la ingeniería financiera, y su efecto con la crisis que padecemos. Literatura irónica que me ha hecho disfrutar leyéndole.

A. Montes dijo...

Magnífica panorámica la descripción que haces, Paco, de tu contacto con el Arte, y qué bien cuentas la 'huella' que te ha dejado. Deduzco, que todo lo que citas lo has disfrutado, conociéndolo en su entorno real, por lo que me imagino la riqueza añadida que estos contactos han dejado para incremento de tu acervo cultural. Me parece otra columna muy interesante, por lo bien escrita.
No creo recordar ningún pronunciamiento tuyo sobre el Arte de Vanguardia. Por la amplia cultura que te adorna, tu agudeza para el análisis, y tu calidad para escribir, seguro que serían interesante tus reflexiones. Disculpa que te haga esta sugerencia, aunque sé de tu independencia e incluso de la no relación con los que aquí escribimos, exprésamente manifestada en alguna de tus columnas.

Tonca dijo...

'Cucurrucucu Paloma...Cucurrucucu no llores,'... que es que no me puedo sacar esta canción de la cabeza, que llevo todo el día mirando las cotizaciones y no acierto a poner atención en otras cosas. 'Juran que el mismo cielo/ Se estremecía al oir su llanto...Cucurrucucu...Cucurrucucu'.
En fín, que intentaba contribuir a esta tertulia a la que nos convoca Paco con cada nueva entrega y es imposible. Solo se me ocurren cosas castratofistas, y es porque ya llega uno al final del día, con el cerebro bombardeao por tantos comentarios apocalípticos de la prensa, radio, TV, en el taxi, en la tasca, y hasta del portero cuando asomas la gaita por el portal de casa. Y, es que la cosa está chunga. Hablo con mi amigo 'Gurus Hucky', mi comentarista favorito de bolsa, y me dice: " si algo queda claro de lo que está pasando en bolsa estos días es que estamos, por derecho propio, haciendo historia, con uno de los peores cracks bursátiles del último siglo, de momento sólo superado por el de la Gran Depresión de 1929", y me enseña un cuadro resumen de los principales cracks del último siglo (los del 1929, 1973, 1987, 2000, y este de 2008), y me demuestra con su elocuente sabiduría que es verdad, que el índice S&P 500 acumula una caída del 47% en los últimos 12 meses, es decir un descenso medio mensual del 3,9%, el Dow Jones en el 29 se desplomó un 90% en 33 meses, esto es a una media mensual del 2,7%. Lo dramático de esta situación de ahora es que sólo en los últimos 10 días, se ha producido más de la mitad de la caída, es decir, que estamos ante un desplome vertiginoso, y todavía no se ha abierto el paracaídas...
Y, es que además no puede ser mas oportuno Paco con el inicio de su columna (hasta él, tan culto y poco materialista, está contagiado del síndrome de crisis en el que estamos metidos), y comenta los mensajes de este Gobierno de 'aquí no hay crisis, y el que diga lo contrario es un antipatriota', o lo de que tenemos los mejores bancos del mundo (que es verdad, pero que a lo mejor están necesitados de liquidez porque prestaron mucho a los del ladrillo, y ahora estos no tiene para devolvérselo, y como están endeudados en los mercados financieros internacionales y tienen que devolver sus préstamos, y no se les renuevan, porque no hay liquidez, y el ahorro interno tampoco la cubre, y porque la economía real se resiente y empiezan a sentir la mora...), pero que en este escenario globalizado, no se salva ni dios, cuando los chuzos caen de punta, y ahora tienen que salir a la palestra, ( el ZP y el Solbes mismamente, acompañados del bufón Pepiño, para que desvíe como pueda la atención del personal), a poner parches al sistema antes de que sea demasiado tarde, y claro quedan en evidencia, porque se les ven todas sus contradiciones. Pero,... esto ya está analizado, dicho y repetido hasta la saciedad, para qué insistir. Ahora es que el agua nos llega al cuello, y yo no le veo a Solbes pinta de 'fontanero' para buscar el desagüe, así que como se prevé que nos sigan bombeando desde dentro y fuera, el que no sepa nadar, lo va a pasar muy malamente. Algún comentario hay por la red diciendo que ZP ya está haciendo prácticas con Sonsoles para aprender a bucear, a ver si logra capear la situación y llegan al 2012 con la torrentera encauzada...

Me ha encantado el resto de tu columna, Paco, pero con la melodía de Caetano Veloso rondándome por la cabeza, 'Cucurrucu Paloma...Cucurrucu no llores',... no puedo concentrarme como quisiera así que intentaré releerla en otro momento. Ahora, a ver si cojo el sueño, y mañana será otro día, que el de hoy ha sido intenso... Y para terminarla de j..., acabo de hablar con mi amigo americano Mike, muy impresionable él, y se ha despedido con un " This is The End,...my only Friend The End". Yo le he dicho, por si lograba consolarle, que aquí tenemos un refrán que dice 'que no hay mal que cien años dure', pero creo que no le ha servido de nada, porque me ha parecido escuchar un sollozo antes de colgar, y es que probablemente él, que está metido dentro del ojo del huracán, conoce la intensidad de la tormenta y, no está para refranes...

Robinson Crusoe dijo...

Es evidente que un museo de arte contemporáneo no puede dedicarse al arte antiguo, ni tiene sentido avalar una alfabetización estética en él. La crítica en ese sentido debería articularse hacia el concepto de contemporaniedad en su totalidad, cosa que excedería el debete sobre el musac y lo que en él se expone. Habría que acotar mejor la crítica y creo que atacar a lo que se expone es atacar a algo a fin de cuentas intrascendente, pasajero. Es el patrón de museo el que debe desmontarse, ese escaparate político y cínico donde se muestran, por ejemplo, como sociales exposiciones que despilfarran millones.
Criticar esos u otros ciervos mal pintados es hacerles el juego para que el que critica quede sin más como otro retrógrado más enemigo del lo contemporáneo y del arte moderno
Robinson Crusoe

Amaral dijo...

Veo mucho sentido en lo que acabo de leer de Robinson Crusoe, y por ahí entiendo la razón de la crítica a lo que hoy se hace con el Musac. Gracias por la aclaración, con la que podría estar muy de acuerdo.

Hipatia dijo...

Acotemos la crítica, tal como se propone:
El MUSAC, de seguir por el camino emprendido, al igual que ya ocurre con casi todos los museos de “arte contemporáneo” o de “vanguardia” o “del presente” –como así se autotitula el aludido-, pasará dentro de muy pocos años -si no lo ha hecho ya- a formar parte de la cultura de desecho a la que está abocada nuestra sociedad, vertiginosa y cambiante (en esto parece que todo el mundo está de acuerdo); la función que va adquiriendo este tipo de museos es la de conservar, a lo sumo, un recuerdo cultural generacional o coyuntural, de igual modo que conservamos en un rincón, como efecto compensatorio, la muñeca de nuestra infancia; en este sentido dice el nada sospechoso Odo Marquard que los museos de arte moderno son las residencias de ancianos de la vanguardia; la cuestión –sé que peco de insistencia-, es valorar si estos desechos modernos compensan lo que cuestan.
Paco Labarga se dirige a otro tipo de cultura, la de la lentitud, la que ha permanecido cualificada y, por tanto, la que ha servido y sigue sirviendo de referente a lo largo de centenares y miles de años; esa, a la que todas las generaciones, en la medida de sus posibilidades, han destinado recursos porque la sienten presente.
El ingente y maravilloso patrimonio cultural de C y L cae, sin embargo, en el abandono, supeditado -por un escaso presupuesto- al orgullo institucional de lo contemporáneo (lo propio y, en gran medida, lo ajeno); esta es una extravagancia en la administración de recursos que en esta y otras comunidades –salvo alguna consensuada excepción dentro de un discurso estatal- creo que no se debería permitir.

Robinson Crusoe dijo...

La cuestión inicial es mucho menos ambiciosa, Hipatia, lo inmediato es meditar sobre el hecho de que un debate como este no se da donde se debería dar en el propio musac, y que muy lejos de favorecerlo lo dinamita allá donde se inicia. No hay más que ver las majaderas jornadas sobre el arte contemporáneo de la comunidad que se han marcado.
Sobre lo que comentas de los museo te daré lo que es mi punto de vista: En la historia se ha tamizado, filtrado , quedando de lo habido lo mejor, el criterio histórico ha funcionado así, pero no sólo en el arte sino en la propia historia y en todo, en gran medida por eso lo antiguo nos parece mejor. En la actualidad existe una compulsión que Derrida calificó como mal de archivo, la urgencia por guardarlo todo.
Creo qu el Musac no responde ni a un criterio ni al otro(ambos tenían grandes defectos) sino a la mera improvisación, a la búsqueda del favor, quien lo dirige no pensaba más que en irse y hacerse un camino con nuestro dinero.

Armando dijo...

Un dato; según muestran los Presupuestos de la Junta para 2009, el MUSAC contará con 4,7 millones de euros para su gestión y consolidación. También se destaca que dentro del mismo capítulo de Gestión de los Grandes Equipamientos Culturales de la Región, el centro Cultural Miguel Delibes, recibirá 6,1 mill. de euros, el museo Etnográfico de Zamora contará con 975.000 euros, y el Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León, ubicado en Sabero, 700.000 euros.

Amaral dijo...

Está claro, Paco, que te seguirán llamando analfabeto estético, y todas esas cosas que tu dices, los que creen que el Arte Contemporáneo, o lo que se viene exponiendo en el MUSAC, como tal, llegue a gustarte algún día, o desciendas a explicar porqué lo rechazas. Creo que la solicitud que te hace Armando para que expliques mejor tu postura de rechazo, es inútil. Sólo hay que leer con atención el último párrafo de tu columna.
Tratando de saber qué se entiende por lo que todo el mundo llama Arte Contemporáneo, he dado con una explicación de Roberto Valcárcel, arquitecto y artista de vanguardia boliviano, que parece ajustarse al tipo de arte que es habitual en gran parte de las exposiciones del MUSAC. Explica este artista que: "Un arte que represente algo podría considerarse no-contemporáneo... En el arte contemporáneo la forma y la imagen son portadoras de sentidos o significados más allá de su forma. Hablamos de un tipo de arte cuyo sustrato físico (lienzo, foto, objeto, cualquier cosa... el soporte) es un medio no para representar la realidad, sino para decir, sugerir, provocar o insinuar algo que no está en nigún sitio. La palabra que se acerca a esa definición es metáfora. La metáfora es lo que a través de una figuración linguística me habla de un sentido ampliado de las cosas. Lo que caracteriza al arte contemporáneo es la forma, no como representación, sino como elemento metafórico para ampliar el sentido de las cosas. Por otra parte, algo que la gente espera del arte es el famoso 'mensaje'. La gente espera que el arte comunique algo. La gente supone que el arte tiene un valor comunicacional. Yo diría que las razones por las que la gente se decepciona del arte contemporáneo son: que ya no tiene el carácter representacional, que ya no me muestra bien realizadas las cosas que procuro ver y ya no me dice lo que espero que me diga. El arte ha vivido una revolución y gracias a ella el artista ha dejado de ser un personaje mesiánico, didáctico o autoritario que me dice cosas con extremo virtuosismo. Ahora la responsabilidad la tiene el observador. El observador es el que tiene que participar activamente y debe generar significados de la obra a partir de su propia experiencia. El papel del artista se reduce a proponer un marco referencial, un campo de significación y una forma tangible que sirva de estímulo para generar diversas lecturas."
En fín, que como se ve exige un esfuerzo de adaptación mas que la inducción de un placer visual o estético. Todo muy complejo y filosófico, y por ello absolutamente controvertido. Tu manifestación está sumamente clara hacia el arte culto, que no es este el caso.
Cómo se debe dirigir un Museo que pretenda dar a conocer el Arte Contemporáneo, será igualmente controvertido como es el propio tipo de arte con esta denominación. Por ello, siempre estará sujeto a la subjetividad y gusto del/de los que decidan su programación, sean estos artistas, críticos, eruditos o políticos...
Me parece que 'Robinson Crusoe', apunta críticas a la dirección y al concepto del Museo actual, que pueden tener fundamento.
En cuanto al coste de gestión de los 4,7 mill. del MUSAC, habría que saber la ecuación coste-beneficio inducido para un mejor pronunciamiento, al margen de saber cómo se podría mejorar la aplicación de tal coste-inversión de los presupuestos públicos de todos los castellanos y leoneses.

Robinson Crusoe dijo...

Amaral, me gustaría puntualizar algunos aspectos que introduces y que creo pueden colocar una una carga fatal con consecuencias para la consideración social del arte contemporáneo.
Si, como leo, entiendes el arte contemporáneo como algo que al perder su relación con la realidad formal (mímesis)queda abierto a, por ejemplo, el orden de la metáfora, estamos suponiendo que ese enfrentamiento entre mímesis y metáfora propiciará una automática legitimación de cualquier capricho invocado por quien -sea como sea- acceda al poder de la industria del arte contemporáneo.
Ya dijo hegel que el arte de mímesis no tenía sentido como no tiene sentido en el plan platónico de hacer copias de copias, pero también es cierto que la línea fuerte del arte de la historia del arte ha sido la representación realista. No obstante esas querellas fueron finiquitadas por la invención de la foto, el cine y demás...
No creo que la gente se vea decepcionada por la falta de realidad sino por la falta de intensidad. Hoy en día el hombre contemporáneo no tiene ya hambre de imágenes sino saturación. El arte contemporáneo debe producir experiencias que nos cambien, en eso es exacto al clásico. Lo que se rechaza es la mentira de la legitimación que museo como el musac pretenden enmascarando simulacros de experiencia artística que sólo buscan un eslogan.
Decía adorno que lo existente no es lo verdadero y además existen muchas más cosas que las que muestra el musac y formas distintas de mostrarlo.

Amaral dijo...

'Robinson', me cuesta entender lo que dices, pero presiento que das una orientación sobre lo que debería ser el Musac y el arte que debiera representar, mucho mas certera y profesional de la actual, (posiblemente con un criterio falso de representar vanguardia, cuando no se sabe discernir). Probablemente, prime ahora mucho mas lo snob y el slogan que lo auténtico de vanguardia. ¿Ignorancia o nepotismo?, o ¿una mezcla de los dos?. En esta situación ¿se está haciendo patrimonio en fondos para el MUSAC?. Sería un derroche.
R.C., creo que tú si entiendes de este Arte, y sabes discernir...

Robinson Crusoe dijo...

Amaral, te pido disculpas por haber sido algo oscuro pero el caso es que lo que planteabas es algo crucial en la situación del arte contemporáneo: La cuestión de la legitimación. Fíjate que ahora sólo hablan en el musac de cifras de visitantes (otra falacia siendo gratis e invadiendo los medios con machacante publicidad pagada disfrazada de información o crítica de arte). Ese falso encuentro con la masa está haciendo acallar cualquier voz crítica con una utópica promesa de desarrollo. Es indigno.
Si es tan enorme el músculo del musac ¿por qué no han venido artistas a trabajar aquí, por qué no se han creado galerías, coleccionistas, por qué los artistas de aquí no han sido solicitados en el exterior, por qué ningún gran artista actual internacional ha solicitado coparecer en sus salas, etc...?