Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

30 de diciembre de 2008

Feliz cagarruta 2009


(Os felicitaría el año, pero para qué, si va a ser una puta mierda)

No pude ir a la misa de Rouco en Colón y bien que lo lamento, porque yo, aunque parezca mentira y lo sea, soy muy devoto. Lo que no acabo de entender es por qué Rouco está tan molesto con Zapatero por las cosas esas de los abortos, los divorcios rápidos y los matrimonios homosexuales. Debería estar molesto con él mismo, porque el 90% de las que abortan, de los que se divorcian y de los homosexuales que se casan son católicos. ¿A ver si es que al pobre Rouco no le hace caso ni Dios y por eso anda 'resentío'?
Tampoco me pareció muy acertado que pusiera como ejemplo de familia cristiana a la Sagrada Familia, porque no hace falta que recuerde que el hijo era ilegítimo (vamos a llamarlo extramatrimonial) y San José, por decirlo así, un poco consentidor.
Rouco tiene que abrirse a la expansión de la familia. Que aprenda de Álvarez Cascos, tan conservador y tan amante de la familia que ya lleva formadas por lo menos tres y no he visto yo todavía a ningún Rouco que le afee la conducta, y lo veo lógico, porque por ahí va el futuro.
En realidad a mí me la pela que prohíban el aborto, el divorcio exprés, los matrimonios homosexuales y hasta que gobierne el PSOE de por vida, pero por Dios lo pido, que no dejen cantar más a Kiko Argüello y que, ya de paso, prohíban también los villancicos de una puta vez, porque me dan ganas de atarme un cinturón bomba e inmolarme en Gaza, en los Santos Lugares o en cualquier otro infierno de esos que han creado unos dioses tan buenos y tan amantes del ser humano que no soportan que éste viva alejado de ellos y lo reclaman para ellos asesinándolo por amor (¡qué bonito y cuán navideño!).
Por cierto, hay que ver cómo les gusta a los creyentes de los partidos políticos monoteístas celebrar estas fiestas tan emotivas y entrañables con una masacre como Dios manda (nada ha cambiado desde los albores de la civilización: los dioses inicuos exigen su tributo de sangre). En esta ocasión ha sido Israel, que les ha felicitado las fiestas a los palestinos con más de 300 muertos. Mañana será Congo, Somalia, Pakistán... cualquiera sabe.
Quiero que mis amables lectores miren la foto de arriba: es de la central de Endesa en Cubillos del Sil y la sacó el gran fotógrafo Gaztelu un día de anticiclón y niebla baja. Es obvio que la mancha de color cagarruta diarreica que se ve no es CO2, entre otras razones porque el CO2 no se ve. Esa mierda es una especie de felicitación navideña de Endesa, que nos ama tanto que nos quiere mandar con Dios a toda hostia. Están engañando a la gente diciendo que el dióxido de carbono (CO2) es contaminación. Eso les sirve para no luchar contra la verdadera contaminación, la que causa muertos por tumores y por insuficiencias respiratorias. La central de Endesa da empleo a unos 400 trabajadores y mantiene a la minería berciana, que la paga el Gobierno (o sea todos nosotros). Pues bien, cada año esa central es responsable de la muerte de más de 400 personas (en reducción de esperanza de vida). No lo digo yo, lo han dicho varios organismos internacionales, pero a mí sólo me permiten contarlo aquí, porque Endesa gasta mucho dinero en publicidad. Así qué ¡Feliz cagarruta para 2009!
PD. Un tal Benigno Blanco (del Foro de la Familia) compara la defensa de la familia con la lucha de la Iglesia contra “el marxismo y el nazismo”. Será contra el marxismo, porque contra el nazismo, como contra el fascismo, poco luchó la Iglesia, si acaso a favor. Hombre, Benigno, no me jodas, ¿pero, tú sabes lo que son el marxismo y el nazismo? Pues son un huevo colgando y otro lo mismo.

4 comentarios:

Bouza Pol dijo...

¡Felicidades, Don Francisco Labarga!, este es un buen artículo. Siga así y conseguirá situarse en el tercer puesto del ranking nacional de "grandes articulistas".
Haga caso a Bouza Pol, que lo que dice "va a misa".

Feliz Año Nuevo 2009. Brindemos con un excelso vino Casar de Burbia Tebaida nº5 Pago de Sapita, para que se acabe la injusticia y la mala leche y, si Dios quiere, no nos falte el buen humor. ¡Salud!

Anónimo dijo...

Ya que los citas a los dos, te informo de que Benigno Blanco fue secretario de Estado de Infraestructuras con Cascos durante la etapa de Gobierno de Aznar.

Bert Consigliori dijo...

Triste pero cierto, amigo Labarga.

Buen aporte este último comentario, para que el meapilismo inconsciente de los votantes de la piel de toro se vayan dando cuenta de que todos los caminos conducen a Roma y que volvemos por varias vías a la tecnocracia opusdeiniana, a menos que nos vaya la marcha y el sometimiento, que de todo habrá.

Saludos!

Bouza Pol dijo...

Ha sido un placer intervenir en su blog, señor Labarga. Siento tener que irme, es inevitable. Dele un fuerte abrazo al gran Gaztelu, me temo que ya no podrá enseñarme los Ancares. Adios.