Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

19 de diciembre de 2008

Zapatero: ¿el Anticrisis o el Anticristo?

(Sin comentarios)


El otro día detuvieron en la puerta de la sucursal de Caja España, de Toral de los Vados (permanentes), a un individuo que acababa de robar 10.000 euros con una pistola de juguete. Una vez más detuvieron al delincuente equivocado dejando a los verdaderos ladrones dentro del banco.
Y es que el mundo está al revés, ahora vas a un banco y te atracan desde dentro, que los banqueros ya se han quedado con toda la pasta y todavía le piden más al Gobierno. Bueno, a tal punto han llegado las cosas que hasta hasta al propio Rajoy le salen de ojo y está el hombre soliviantado y no hace más que criticar a Zapatero con motivo de la crisis, cosa que no entiendo, porque Zapatero no ha hecho nada. A Marianico le habría gustado ser el líder de la lucha contra la crisis: ‘el Anticrisis’, pero está pasando un mal Rato y le crecen hasta los enanos de la Cope.
He leído que a los presos de Guantánamo los torturaban poniéndoles música de Metallica a toda pastilla. Con unos porros y unas rayas de coca (nieve) aquéllo ya sería un desmadre de la hostia. Tengo amigos que pagarían una pasta por ir a un fiestón así y no me extraña, porque la nieve nos ha hecho pasar muy buenos ratos estos días de atrás. Digo yo que si de verdad querían torturar a los presos de una manera horrible, les podían castigar poniéndoles música de Karina, o, ya en plan más cabrón aún, de Cristóbal Halffter o algún delirio místico del ‘cagaversosAmancio Prada.
Así las cosas, un periodista iraquí, y por ende islamista y no muy amante del ‘heavy metal’ ni de las guajiras guantanameras, le tiró a Bush sus dos zapatos a la cabeza (los zapatos del periodista, no de Bush). ¡Qué malas maneras!, ¡qué falta de educación!, ¡cuánto rencor ladrado por las esquinas!. ¿Por qué se puso así el periodista?, si a fin de cuentas lo único que le había hecho Bush fue torturarlo, encarcelar a su familia y matar a cientos de miles de compatriotas suyos. No, si ya dicen Losantos y ‘Cristiana’ López Schlichting que el Islamismo es una sociopatía peligrosa, disgregadora, esencialmente errónea y que lleva ínsito el germen de la destrucción (dicho en otras palabras, que el Islamismo es un huevo colgando y otro lo mismo). Por cierto, para los radiopredicadores de la Cope, Zapatero no es precisamente es ‘el Anticrisis’, sino el Anticristo, y en calidad de tal le atizan en la chola con todos los cojones y con el beneplácito de Rouco. Aún no han perdido la esperanza de apearlo del poder, porque, para estos profetas mediáticos, la esperanza de echar a Zapatero de la Moncloa es la esperanza última, la Esperanza Aguirre...
¡Ay!, 'Aguirre, la cólera de Dios'*.
PD: 'Fetivamente', como muy bien me corrigió un amable lector, la balsa de Boliden que reventó jodiendo una parte del Coto de Doñana estaba en Aznalcóllar y no en Puertollano, como por error escribí en mi anterior entrada. Dicho queda.
Otrosí digo: El otro día aluciné cuando vi por televisión a Fraga diciendo no sé qué de unos nacionalistas 'colgaos' y, a continuación, al expresidente italiano Giulio Andreotti quedándose 'colgao' en una entrevista que no tiene desperdicio y que se puede ver en Youtube. Ante este desfile de acabados, por un instante me pareció estar en la Fiesta de la Poesía de Villafranca del Bierzo. Afortunadamente no era así. Por cierto, la foto de arriba es una especie de felicitación navideña a mis amigos, a los que deseo fervientemente que nadie les toque los huevos y ruego por ello.
(*) Voy a ponerme asqueroso y hasta pedante: 'Aguirre, la cólera de Dios', es una más que aceptable película, salvo por la presencia del insoportable Klaus Kinski, de Werner Herzog sobre la vida de Lópe de Aguirre, apodado 'El Loco' y 'El Peregrino'. Aguirre fue un soldado español, de Oñate creo recordar, que protagonizó extraordinarias aventuras en la llamada jornada de Omagua y El Dorado. Su historia también fue llevada al cine de una manera ampulosa, aunque un tanto ramplona, por Carlos Saura, en El Dorado.
En literatura, hay un delicioso ensayo de Julio Caro Baroja, titulado 'El señor inquisidor y otras vidas por oficio', que le dedica un interesante capítulo a Lope de Aguirre, y sobre el que yo conversé muy gratamente con él (con Caro Baroja, no con Aguirre) un día que me lo encontré por la calle y tuvo la paciencia y la amabilidad de entrar conmigo en una librería con el fin de que yo comprara el libro y él me lo firmara, como así sucedió.
Ahora bien, a quien de verdad quiera leer una obra genial, sorprendente y no excesivamente conocida sobre la vida de este personaje maldito, tengo que recomendarle 'La aventura equinoccial de Lope de Aguirre', de Ramón J. Sender, obra de la que he entresacado un párrafo sorprendente por lo profético. Habla Aguirre:
“Miserable soy, pero no más que otros. Y tenemos nuestra justicia. Yo voy a fundar un reino a mi manera. ¿Es que no tenemos nosotros derecho a conducirnos estúpidamente en lo alto de la pirámide como los que están ahora? ¿Es que yo no tengo el mismo derecho que Pizarro ...?”. ¡Curioso!, a que sí.

2 comentarios:

Bouza Pol dijo...

No es que sea "magistral" pero es una lección: una lección sin más, para un aprobado ramplón. Me parece que cuando escribió este artículo no estaba usted en el mejor momento. ¿Tanto le afecta la Navidad...?, apenas ha puesto tacos, insultos, barbaridades...
Amí modo de ver(con visión panorámica libre de prejuicios), creo que sobra esa majadería (que no conduce a nada bueno) de los porros. Lo de las rayas de coca y la nieve es una pobre y sucia limosna tirada a los pies de los pobres de espíritu que en nada va a beneficiarles.
Ya sabemos que, para usted, todo lo que acaba en "ismo", es "un huevo colgando y el otro lo mismo" pero, ¿qué?, ¿para qué vale ya esta muletilla tan gastada que acabará, en breve, rompiéndose, haciéndole la zancadilla y tirándolo por tierra?
Bien está que recomiende todos esos libros y películas del "Aguirre", pero hubiera sido mejor (siempre hay tiempo), que recomendase mi libro PICOTAZOS LIBERALES, es lo mejor que se ha escrito en España en lo que va de siglo. El problema es que los "articulistas" que lo leen enferman de envidia y acaban odiándome. ¿Sabe de qué le hablo, verdad...? Es imposible ser genial y tener amigos, por mucho que te encojas y humilde que te muestres.
Espero artículos mejores que este, divino Labarga. Noto que ha cambiado de vino y ahora anda más "centrao" (como Rajoy que todo lo acaba en ao) desde que se deleita con Casar de Burbia Tebaida nº5 Pago de Sapita, placer de los dioses terrenales que disfrutan de buen juicio. Yo tengo razón: Beber con moderación, incorporando calidad al riego sanguíneo da excelentes resultados. ¡Ánimo, don Paco, está usted en el buen camino! Feliz Navidad, y mucha salud.

Hipatia dijo...

De los dos libros citados:

… aquel sentido o derecho antiguo de desnaturación de Lope con el rey, es igualmente sentido hoy frente a la política; son los mismos leguleyos de “la corte” -poderes ejecutivo, económico y religioso-, quienes siguen "comiendo el sudor de los pobres", amasando como entonces “pesos …, heredamientos y posesiones”; sigue vigente, en relación con aquellos, el refrán-denuncia de Aguirre: “a tuerto o a derecho nuestra casa hasta el techo”, actitud bendecida por iguales prelados y religiosos que los de hoy, quienes siguen llevando “vida…. áspera y trabajosa” y a quienes ocupan, según comenté en algún post anterior de este “umbraldepaco”, las mismas o parecidas cosas, introducidas por C. Baroja en ese magnífico ensayo.
Para muchas personas de nuestro tiempo, a pesar de vivir en un estado constitucional, no sería ilegítimo pretender desnaturalizarse de la actual política y, actualizando conceptos, decir con Lope: “el rey ni sana heridas ni da vidas, y nosotros, sus antiguos sujetos, podemos herir y hacer justicias matando igual y aún mejor que él…”
No cosa distinta parece ser lo que ocurre en Grecia durante estos últimos días.
Salud