Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

23 de febrero de 2009

Entre la caza y el cazo

(Cristo rodeado de seguidores deseosos de ingresar en el paraíso... fiscal)

Al final resulta que los paraísos prometidos por las religiones no eran más (ni menos) que paraísos fiscales, porque aquí el que no tiene dinero en uno de estos paraísos no le importa ni a dios, es un ser nimio destinado a sobrevivir en el planeta de los nimios. No tengo ninguna duda de que cuando Cristo prometió al buen ladrón (evidente ejemplo de oxímoron) resucitarlo en el paraíso, lo llevó a las islas Caimán. Es más, estoy en condiciones de asegurar que Cristo no murió en la cruz, sino que cambió de identidad y puso a unos testaferros al frente del tinglado.
Ya sabía yo que algún día el fámulo ministro Bermejo la iba a liar parda. Así, chulo, como es, y armado de escopeta, pero sin licencia para matar, más parecido a un Torrente, brazo tonto de la ley, que a un agente 007 (por ciento), se fue con el muchacho (garçon) Garzón a disparar a los cornúpetas y a otros especímenes de la clase corrupta, perdón, quise decir de la clase política. Pero “nadie va de cacería que no le pese otro día” y a los señoritos escopeteros les salió el tiro por la culata y al juez lo tuvieron que ingresar con un ataque de ansiedad (de tenerte en mis brazos musitando palabras de amor), mientras que al ministro lo enterraron esta misma mañana.
Y en esas andamos. Esa es la tragedia española, que no es tragedia, porque es el esperpento de Valle Inclán, de Quevedo, de Gregoria (Goya) y de Zuloaga. La historia de España no es otra cosa que un ir y venir de la caza al cazo y un continuo padecer los embates de una caterva de políticos obsesionados por salvar al país, por la sola razón de que el país les encanta tal y como está y no quieren que cambie, no vaya a ser que se les joda el momio.
Yo me pregunto, ¿el hecho de que Bermejo y Garzón sean gilipollas, invalida la hipótesis de que los otros, los de la trama de Boadilla, sean unos chorizos? Porque es a todas luces flagrante que se está intentando tapar una mierda con otra y, aprovechado que las dos lumbreras estuvieron cazando en un latifundio, ahora los están desprestigiando a base de 'lati-infundios', cuando de lo que se trata es de saber si el que dicen que puso el cazo lo puso de verdad, aunque los otros pusieran la caza.
Voy a someter al paciente lector a una prueba de agudeza mental y preguntarle si sabe, por ventura (Rodríguez), quién dijo estas frases que transcribo a continuación:
"La ciudadanía podía enorgullecerse de haber encontrado en Baltasar Garzón un juez tan honrado y pertinaz -si bien mucho más joven- como el legendario John Sirica".
"Baltasar Garzón ha guiado con destreza la relampagueante trayectoria del arma justiciera, dibujando en la pizarra de la historia uno de los más memorables guiones torcidos de Dios".
Pues bien, estos elogios, a todas luces desmedidos y preñados de exuberancia Rapú, digo verbal, a quien también llamó "Príncipe de la Magistratura", pertenecen al sin par Pedro Jota Ramírez. Tiene cierta gracia que Ramírez admire a las personas en la medida que satisfacen sus deseos. Así, cuando los Gal, Garzón era cojonudo para el PP, Pedro Jota y Losantos (son lo mismo) y un cabrón para el PSOE y Prisa (3/4 de lo mismo). Ahora también es cojonudo para unos y cabrón para otros, sólo que los unos y los otros han intercambiado los papeles o 'rolex' (de oro), por lo cual deduzco que el único que está en su lugar es Garzón y también malicio que no es él único que en todo este batiburrillo defiende intereses espurios.
PD. El otro día estuve presente durante una intervención, en la sede de la Fundación Ciudad de la Energía, de la diputada nacional del PSOE por León Helena Castellano. Sólo puedo decir una cosa: ¡Ay, bendito!. En la misma reunión estuvo otro diputado leonés, Diego Moreno, que no dijo palabra, haciendo buena la expresión “es mejor no dar ninguna impresión que darla mala”. Me pregunto qué pensará un señor educado, culto y de gran competencia científica y política, como es el director general de Ciuden, José Ángel Azuara, cuando tiene que lidiar con este tipo de palurdos.
Otrosí digo: El término nimio (del latín nimius) quiere decir exactamente lo contrario de lo que hoy comunmente admitimos, es decir,excesivo, abundante, exagerado, minucioso, escrupuloso. Por alguna razón, el uso impropio del término ha hecho fortuna y así la Real Academia lo admite también como “Insignificante, sin importancia; en general, dícese de cosas no materiales”. Reconozco que he sucumbido al plebeyismo (que es un huevo colgando y otro lo mismo) al utilizar esta última acepción.

12 de febrero de 2009

'Caspa' diem

(Once porteros y ningún delantero,¡qué barbaridad!)

Garzón y el ministro Bermejo se reunieron para cazar venados, que digo yo que vaya manera tan despectiva de llamar a los del PP. El caso es que los mencionados 'venados' han empezado a caer como chinches, porque otra cosa no, pero, además de malintencionadas, las balas parece que son harto certeras y conducen directamente al truyo.
Ahora más que nunca se ve que España es una unidad de destino en la corrupción, pensamiento que se resume en la antológica frase: “Hay un tema ambiental que lo arreglo yo” y que bien se puede interpretar como "hacemos lo corrupto".
Entiendo que Garzón pueda ser un tipo resentido que se la tiene jurada al PP, y Bermejo, no digamos. Lo que no entiendo es qué les pasa a los del Ayuntamiento de Ponferrada, que todavía no han encontrado un juez que les quiera y les eche una mano, porque ya llevan 8 sentencias que son como 8 hostias en mitad del hocico municipal. Ahora, eso sí, ellos ni se inmutan; total, ¿‘pa’ qué?, con no hacer ni puto caso a los jueces y tirar ‘p’alante’ se soluciona todo. Es mejor vivir al día sin pensar en las consecuencias futuras que otros pagarán. Es el 'carpe diem' de los clásicos, pero en plan especulador y casposo: 'caspa diem'. Yo les envidio, porque si yo fuera alcalde recalificaría los usos del suelo donde está la Casa Consistorial y pondría allí un 'puticlub', aunque me temo que ni siquiera en eso soy original y también se me han adelantado.
Me han criticado mucho por decir que el concepto (o 'conceto' que diría Pepiño Blanco) 'político honrado' es un oxímoron (autocontradictorio). Está bien, lo retiro. A partir de ahora diré que el 'conceto' 'político corrupto' es una redundancia. Se medirá (1,90 de altura) que todas las generalizaciones son injustas (incluso recuerdo alguna que fue la rehostia: la de Franco, que fue una generalización intolerable, llenó España de generales). Lo que pasa con la clase dirigente es que el 99% de los políticos corruptos son los que dan mala fama al resto de políticos que son honrados porque ya murieron y todos los muertos son buenos.
A otra cosa. Hace unos pocos días pudimos comprobar, gracias al caso de Eluana, que Berlusconi y el papa Benito Sixteen (16) han desarrollado una gran animadversión hacia la eutanasia, cosa comprensible, pues tienen razones para temer que se la practiquen a ellos por su propio bien y, probablemente, también por el nuestro.
Berlusconi es un señor que no difiere mucho de otro Benito, Mussolini, pero sin su gracia. Benito 16, por el contrario, sí tiene gracia, la gracia de dios, pero está ya muerto el pobre, aunque, como Fraga, aún no lo sabe, así que para qué vamos a recordarle sus flirteos con la ideología hitleriana. Me da mucha pena Italia, un país tan bonito y con esos gobernantes: ya se parece a Argentina y lleva camino de parecerse a España.
El caso es que el papa mandó a España central (Madrid) a un emisario (o desagüe) eclesiástico, un tal Tarsicio, que yo bien creí que se trataba del ‘Ayatolá del Bierzo’ (Tarsicio Carballo), pero no, se trataba de un señor que vestía de una forma bastante esperpéntica y que vino a arengarnos sobre los derechos humanos. Como es obvio el paisanete habló de oídas, porque de derechos humanos la secta 'sotánica' sabe tanto como yo de obispo, y yo de obispo sé tanto como un pederasta de protección de menores; no digo más porque no quiero enredarme en silogismos (que al fin y a la postre de tiramisú son un huevo colgando y otro lo mismo).
Para demostrar que la estulticia se expande por el mundo ‘alante’, véase este titular impagable: “El director de Cohesión Social del Consejo de Europa propone tomar medidas para subir la tasa de discapacitados entre los cargos políticos”. No me jodas, con todos los que hay ahora y todavía quieren que haya más. Pero si la mayor parte de los cargos políticos son unos incapaces.
PD. Véase el recorte periodístico que encabeza la entrada. Es una joya literaria. Luego les molestará que les llamen corruptos. Resulta que para un centro de dos puertas el tal Baltar puso once porteros y tenía contratados a otros 22, eso sí, eventuales. ¡Ay, cuántos porteros y qué pocos delanteros!. Así nos va.

5 de febrero de 2009

‘Pepsicólogos’ y ‘cocacolaboradores’

¿El papa Benedicto, de incógnito en Galicia?


Obama apenas ha empezado a gobernar y ya la ha cagado un par de veces. Al final será peor que Bush y, si no, al tiempo. El caso es que nombró a una serie de colaboradores de honra distraída, por no llamarlos directamente chorizos y defraudadores, y ya le han sacado los colores, aunque se le notan menos porque es negro.
Los asesores y gurús de Obama, como los del resto de los políticos, me los conozco yo demasiado bien, son psicólogos sociales bebedores de Pepsi (‘pepsicólogos’), y colaboradores bebedores o esnifadores de coca (‘cocacolaboradores’).
Aún recuerdo los palos que las cospedales y sorayas de turno le dieron al ministro-torero Sebastián (palomo) cuando propuso aquello de que había que consumir productos españoles. Bueno, pues ahora va ‘Elena’, el enano Villanueva, y se saca de la manga una subvención de 10.000 euros para los que compren vehículos industriales fabricados en Castilla y León, que es ni más ni menos lo mismo que lo del ministro 'Sebas', pero más provinciano.
Tengo yo ‘pa’ mí que unos y otros no tienen ni puta idea de lo que está pasando con la economía, con la ‘econosuya’, mejor dicho, porque mía no es y por mí se la pueden ir metiendo por el culo hasta que les quede el ano tan ‘anorme’ y colorado como la bandera de Japón.
Mientras tanto, los sodomizados somos nosotros, pues a las lumbreras de la política y de la banca la única solución que se les ocurre es la de siempre, que trabajemos más y cobremos menos y que nos puedan despedir sin tener que soltar un puto euro.
Cuando yo dije, hace ya mucho tiempo, que la política y la banca eran dos actividades delictivas aún no tipificadas en el Código Penal, se me tildó de radical y antisocial, acusaciones, por otro lado, completamente ciertas. Ahora se ve que no sólo tenía razón, sino que me quedé corto. No contentos con destrozar el sistema económico y constitucional por pura avaricia, ahora nos echan la culpa a nosotros, a los 'pringaos'. No entiendo por qué algunos se indignan tanto con los ‘kale-borroqueros' (o más propiamente 'kaleborriqueros’) que destruyen cajeros automáticos en el País Vasco, mientras muestran una total pusilanimidad ante el terrorismo económico que practican los bancos y los políticos (político corrupto, recordémoslo, es una redundancia innecesaria y amparada siempre por un banco).
En vez de ejecutivos, a los mandamases de los bancos había que calificarlos de 'ejecutables', pues en no pocos casos se han hecho acreedores de una punición extrema.
En fin, yo tengo la solución a la crisis: dejar que todo se vaya a tomar por el culo de una puta vez. Estoy hasta los cojones de oír que España se rompía, que la familia se rompía, que el respeto a la vida se rompía, que la educación se rompía. Pues bien, pese a que ninguna de esas cosas se rompió, que ya me habría gustado, ahora intentan que los seres misérrimos, como yo, paguemos los platos rotos.
Y encima nos vienen con la maturranga de que se rompe la economía y la única solución que ven es freír a base de miles de millones de euros a los bancos, con el fin de que éstos sigan delinquiendo de forma habitual, como lo venían haciendo hasta ahora (que es atracando a los clientes en las propias sucursales).
Tengo esperanzas (aguirres) de que la economía quiebre de verdad, que los bancos se hundan en el lodo... (si tú me dices ven me fumo un porro) y que los políticos nos metan la lengua en nuestros jodidos y dilatados culos, porque unos y otros han demostrado su incompetencia, cuando no su idiocia y, para mas 'güevos', nos lanzan reproches, tanto si trabajamos, como si no; tanto si gastamos, como si ahorramos; tanto si consumimos, como si nos moderamos. Respecto a esto último, todos los que me leen saben que yo soy más partidario de consumir y, si me apuran, hasta de traficar. Por eso digo yo que todos tranquilos, no hay que preocuparse por la crisis, porque mientras en el mundo hay droga hay esperanza (¡ay!, Esperanza), y dinero negro suficiente como para que su posterior blanqueo sirva para salvar la economía. Lo único malo es que nadie nos puede salvar de la verdadera lacra de las democracias occidentales: los políticos, los banqueros y algunos otros que me callo por mi natural contención y moderación.
PD: Dice Alfredo, el hospitalero de Molinaseca, que Benedicto XVI, cuando todavía era el hematoma (cardenal) Ratzinger, pasó de incógnito por su albergue y posteriormente le mandó una postal en la que firmaba literalmente como “futuro papa Benedicto XVI”. Nadie le creyó, pero la cosa es tan absurda que puede que hasta sea cierta. Por si acaso, pongo aquí esta foto que me manda un colega y que muestra a Benedicto disfrazado de aldeana gallega para garantizarse el anonimato.