Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

22 de abril de 2009

El escaño de la Bernarda

(Una lúcida alegoría de los proyectos de MAFO y Aznar para salvar la Seguridad Social y el empleo)
Hay quien dice que son tiempos de globalización. Para otros, son tiempos de crisis y desempleo. Los más moldeables afirman que son tiempos de cambio climático, pero no: Vivimos en la era de los ‘nosferatu’ (de los no muertos), es decir, de Carrillo y de Fraga, que, en vez de morirse y dejarnos tranquilos, siguen diciendo estupideces, como si a lo largo de su vida lo que han hecho o han dicho tuviera otro significado que rencor y sangre. Ah, ¿que no me creen?. Sirvan estas dos frases: “yo pude haber sido Fidel Castro”, de Fraga, y “no me arrepiento de nada” de Carrillo. Bueno, pues éstos dos han formado parte de nuestra referencia política e ideológica durante décadas. Así nos va.
Estoy de acuerdo con el Gobierno de Zapatero en que ante el paro hay que buscar yacimientos de empleo alternativo. Por ejemplo, un sector que en estos momentos presenta una gran oferta de empleos, y prácticamente nada de paro, es el del terrorismo. Con la de etarras que están deteniendo en España y Francia, no me extraña que haya numerosas vacantes. Sólo falta animarse.
Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO), que es un tipo que cree saberlo todo sobre economía y que gracias a él y a otros como él estamos donde estamos, asegura que para sortear la crisis y salvar el sistema de pensiones hay que bajarlas y retrasar la jubilación. Aznar, por su parte, dice que hay que reformar el mercado de trabajo, que es una forma de decir que esto se arregla con el despido libre. ¡No te jode!, así también lo arreglo yo. Por ejemplo: les podíamos dar una patada en los cojones al tal MAFO y al tal Aznar y echarlos a tomar por el culo de aquí y que lo que cobran del estado fuera al fondo de reserva de la Seguridad Social. No es mucho, pero si lo extendemos a políticos, ejecutivos de empresas tarados e incapaces, obispos, deportistas de elite, cabrones chupatintas y parásitos semejantes y además les confiscáramos a todos esos vampiros sus patrimonios y los de sus familias, entonces tal vez ya no peligrarían las pensiones ni los empleos, MAFO, querido.
Y ya no te digo nada de los parlamentarios, para quienes su escaño es el escaño de la Bernarda y andan por ahí pavoneándose sin avergonzarse siquiera de su ignorancia y su holgazanería. Un ejemplo: no voy a hablar aquí, porque el pudor me lo impide, de la parlamentaria socialista berciana Helena Castellano. No. Voy a referirme escuetamente al senador por Soria (Soria, manda cojones), Félix ‘Ladilla’, digo Lavilla, que es portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo en el Senado y al que preguntaron por el problema de los trabajadores de Uminsa, a quienes un hombre tan honesto y benefactor como Victorino Alonso ha decidido pagarles sólo la mitad de la nómina, como método de presión (también llamado chantaje) por unos problemas que tiene su empresa con otros atracadores que se llaman a sí mismos, sin ningún fundamento, compañías eléctricas. Pues bien, el tal Lavilla, respondió no se qué cojones del recibo de la luz y de que era un problema heredado del PP. Vamos que, con todo lo portavoz de Industria y toda la gilipollez, no tenía ni puta idea de que los mineros no cobran sus sueldos mientras su patrón y las eléctricas se forran. Y tipos como éstos nos gobiernan y nos dan lecciones de dignidad, de moralidad y de honradez: así que, como rezaba en la puerta del infierno de Dante: “abandonad toda esperanza”. No es tolerable que individuos que se levantan millones de euros y que tienen más muertos en el armario que la mismísima ETA puedan ir por ahí dándonos la chapa todo el día. Ya que van a seguir forrándose a nuestra costa por no hacer nada, por lo menos debieran cerrar el puto pico. No me extraña nada que cada vez más gente lamente que no haya nadie que se lo pueda cerrar a hostias. (Recuerdo que entre los últimos detenidos de ETA hay un profesor de ética. ÉTICA: Grupúsculo terrorista de ETA de raíz aragonesa. ¿A ver si ahora resulta que la ética consiste en utilizar bien los explosivos y la ‘parabellum’?. Puro relativismo moral. Benedicto ‘Sixteen’ tiene que estar de los mismos ‘cuetes’).

PD. Dado mi recalcitrante extremismo (que es un huevo colgando y otro lo mismo, porque para lo que me sirve), veo las cosas de una manera totalmente ‘man-Ikea, es decir, con buenos y malos susceptibles de sodomizarte con una llave ‘allen’ en cuanto te descuidas. La cuestión, cada vez más, se reduce a una guerra sin cuartel entre nosotros y ellos y ellos son menos, pero más poderosos y con menos remilgos. Así que no hay duda, o bajamos las pensiones y aceptamos el despido libre que proponen MAFO y Aznar o nos liamos a hostias y que el mundo se vaya al carajo de una puta vez. Todos saben qué es lo que a mi me gustaría: más porros, más coca, más cerveza y un mando a distancia cósmico en el que, por fin, poder apretar la tecla ‘off’. En un caso y en otro los piojosos siempre estaremos jodidos, porque el mando de la tecla ‘off’ siempre lo tienen otros, precisamente los que están al mando.

No hay comentarios: