Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

16 de abril de 2009

A esnifar, a esnifar, que la nieve se va a acabar
















(Vaya dos artistas. ¿Éstos son los que nos van a sacar de la debacle?,
¡Ay, bendito!)


Doña Esperanza y Don José, antes ‘la Espe’ y ‘Pepiño’, se han dado un morreo con lengua ante nuestros atónitos y fatigados ojos. Tal vez algunos empiecen a considerar la posibilidad de que los verdaderos enemigos de los ciudadanos de a pie sean los políticos y no los terroristas, y ello porque la actividad política es una de las variantes más letales de terrorismo, sólo que aún no está descrita en el Código Penal ni condenada por los tratados internacionales. Por ejemplo: que, tras la vergüenza de los cadáveres no identificados del Yak-42, Federico Trillo no solamente no esté en la cárcel, sino que ande por ahí pavoneándose y dando lecciones de ética y decencia es para liarse a hostias o a cubalibres, pero, en todo caso, para vomitar sapos. Y ya ni hablemos del oprobioso espectáculo internacional de un militar oliendo a alcohol (valga la redundancia) y mintiendo con chulería a un tribunal de Justicia. ¡En manos de quién estamos!
Los ‘al-goreros’ del clima predecían hace poco más de un año que una gran parte de las estaciones de esquí de España desaparecerían por culpa del cambio climático. El País, uno de los periódicos que más manipulan y tergiversan la información en materia de medio ambiente (junto con la Agencia EFE), alababa la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León de paralizar la estación de esquí de San Glorio: “La sentencia admite que, como señalan los informes científicos, "es muy dudosa la viabilidad económica" de la estación "por el cambio climático". La sentencia, pionera en reconocer el cambio climático, da la razón a la Asociación para la Defensa de los Recursos Naturales de Cantabria (Arca) y habrá fallos similares a recursos de la Sociedad Española de Ornitología, WWF/Adena, Fundación Oso Pardo, Fapas y Plataforma en Defensa de San Glorio” (El País, 2/4/2008).
Los deseos de los ‘ecocatastrofistas’ contrastan notablemente con la realidad incuestionable que todos podemos percibir y analizar: en octubre de 2008 (el día 22 concretamente) cayó la primera nevada de este largo invierno y desde entonces ha nevado todos los meses. Es decir, siete meses de nevadas y todavía hay quien dice que falta una, que caerá en mayo. No es de extrañar por tanto leer noticias como ésta: “Al igual que ha sucedido en Asturias, donde se han batido todos los récords de afluencia a las estaciones invernales, el ejercicio en León ofrecerá unos datos excelentes. Es más, todo hace indicar que sus estaciones habrán superado los 300.000 usuarios cuando cierren sus puertas el 3 de mayo” (La Nueva España, 15/4/2009). Récord histórico que también se ha registrado en las estaciones de los Pirineos y en tantas y tantas otras, mal que les pese a los ecologistas y al Tribunal ese que, según El País, dijo que San Glorio era inviable económicamente por culpa del cambio climático.
Ahora bien, como el fanatismo (que es un huevo colgando y otro lo mismo) no admite razonamientos, resulta que, para los catastrofistas, el cambio climático también explica lo de este jodido frío que estamos soportando actualmente. Ahora bien, lo que de ningún modo puede explicar la teoría del cambio climático, salvo que sea una religión en vez de una ciencia, es una cosa y la contraria al mismo tiempo. Si hay nieve hay estaciones de esquí y lo cierto es que este año hubo mucha nieve y los sacerdotes del 'ecocatastrofismo' dijeron que no habría, así que se equivocaron y seguirán haciéndolo aunque no lo reconozcan, porque son una religión. El eslogan "a esnifar, a esnifar, que la nieve se va a acabar" es sólo eso, un eslogan. La nieve no se acaba, por mucho que esquiemos y por mucha que esnifemos.
A otra cosa: tanto ahorrar energía, tanto crecimiento sostenible y tanta hostia y ahora resulta que las empresas cierran y mandan a la puta calle a miles de trabajadores porque no hay demanda y ya están todos los políticos (que dios confunda) aconsejando a los 'pringaos' que consumamos, eso sí, de una forma responsable. Matarlos era poco. Dicen estar tan preocupados por las generaciones futuras, que se han olvidado de las generaciones presentes, que son las que les pagan la mitad del sueldo (la otra mitad la roban)... Y luego dicen que hay terrorismo.

6 comentarios:

Hipatia dijo...

“… lo que de ningún modo puede explicar la teoría del cambio climático, salvo que sea una religión en vez de una ciencia, es una cosa y la contraria al mismo tiempo.”


Las teorías políticas y religiosas, querido Paco, siempre han sido utilizadas para explicar una cosa y su contraria. El cambio climático es una religión o una teoría coyuntural acientífica; en cualquier caso, de corto recorrido.

Aquellas técnicas -la política y la religiosa-, aunque parece que van debilitándose, mantienen aún la supremacía y tienen por enemigos irreconciliables y declarados a la ciencia y a la razón, si bien tal declaración nunca la reconocerán: con la razón no pueden (estamos, muy a su pesar, en territorios conquistados por la educación) pero se incrustan de manera sutil en la ciencia mediante científicos sin escrúpulos, conniventes y sobornados. El IPPC es el huevo de la serpiente de uno de los múltiples experimentos que, a nivel global, estan sucediendo.

Si al ciudadano se le hablara claro, el poder de estos profetas y el de sus obispos territoriales -religiosos o civiles, tanto da- sería efímero o, cuando menos, de rápida sustitución; por eso tratan de que el ciudadano se mantenga dentro de un nivel crítico de ignorancia, uno que impida detectar la decadencia de su pensamiento.

La pasión de tus escritos me hace recordar la de Zaratustra, la del héroe del conocimiento de Platón, la del Prometeo enseñando el fuego a los hombres.

La realidad dice -esta es la tragedia moderna- que hay pocos guerrilleros que después de llegar a la cumbre de las ideas bajen a socavar el viejo orden de la caverna, pues sabemos que para esto es imprescindible La Política.

Salud

Ovidio dijo...

Parece instalarse el 'buen rollo', y en este sentido, Hipatia hace un comentario inteligente de la columna de Paco. En la anterior, de nuevo aparecieron los incondicionales para reforzar su devoción por el autor, incluso para extralimitarse llegando a calificarle como 'miembro del pelotón de fusilamiento de Don José',(por un tal Chelas), lo cual merecería una llamada al orden, por parte de Paco, porque, que yo sepa, él, es un pacifista convencido, incapaz de hacer o desear mal a nadie. Solo, la pasión que pone en sus escritos, parece inducir a lo contrario; pero esto es falso, y claramente sabido por los que le conocemos. Por el otro lado, aparece algún 'fundamentalista', o 'censor', que no es "Catón el censor" (por cierto, del que no se conoce comentario en esta columna desde hace mucho tiempo), que desde su imbecilidad califica de bazofia lo que aquí se escribe, insulta a su manera al autor, y se permite licencias provocativas con otros comentaristas tal como Ludovico, que en su réplica, no duda en sacar 'el miembro viril' a pasear, y con ello a desviar la atención del objeto de la columna. Todo muy esperpéntico, y que en nada favorece al objeto de lo que aquí se escribe.

El buen tono, con la calidad y nivel del comentario que me precede, es lo que exige esta columna, que, está claro que no está escrita para flojos de sesera, meapilas, ortodoxos esclerotizados, o ralea de bajo perfil cultural. Exige por el contrario agudeza intelectual, formación para captar la ironía con la que se fustiga tanta impostura disfrazada con la que se pretende engañar deliberadamente a la sociedad, sea utilizando técnicas políticas o religiosas, manipuladas e interesadas por los agentes del momento. Este es el caso de las teorías del cambio climático por causas antropogénicas, que tomada como bandera por una secta,(Greenpace, los Al-gorianos, IPPC, Ecologistas en Acción...) y con una brutal carga mediática bajo su control, tratan de influir en la opinión mundial y en los órganos de decisión de los gobiernos, para desviar ingentes presupuestos y condicionar esquemas en el plano energético fundamentalmente, que pueden condicionar gravemente el desarrollo de las sociedades occidentales y retrasar, o no resolver otros gravísimos problemas de ese tercer mundo que reclama atenciones urgentes de ayuda, apoyo, inversión, y atención para su salud y alimentación, en primer lugar y para su democratización (dar soluciones estables a sus sociedades), como reclamaría una conciencia solidaria a los protagonistas del llamado 'primer mundo'. En este sentido, y por su estilo y agudeza inherente, es gratificante leer esta columna, que con la disculpa de glosar asuntos locales, ataca la raiz de 'valores' universales del ser humano o de la sociedades y las organizacioenes o grupos de poder que les gobiernan.

No me resisto, al hilo del comentario anterior,(sobre las políticas que se tratan de imponer, con la disculpa de la lucha contra el cambio climáico de fondo), a dejar una información, recientemente publicada en nuestro país, como consecuencia de un estudio realizado por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, titulado "Estudio de los Efectos del Apoyo Público a las Energías Renovables sobre el Empleo". El impulso a las Energías Renovables, tiene como objeto, como se sabe, ir cambiando el patrón energético, hacia esta energías, para luchar contra el cambio climático. Las conclusiones de dicho estudio, son las siguientes:
-Cada 'empleo verde' que generan las energías renovables, ha necesitado subvenciones por valor de 571.131 euros desde el año 2000.
-El Gobierno español ha comprometido hasta el momento un total de 28.671 millones de euros en subsidios públicos al fomento de las energías renovables.
-Como resultado,cada 'empleo verde' creado en España gracias a la subvención ha destruído un promedio de 2,2 puestos de trabajo y amenaza con causar el mismo impacto en EEUU.
-Los consumidores españoles se enfrentan a una importante subida de la luz o a un sustancial aumento de impuestos para poder costear el actual modelo energético impuesto por el gobierno.

Por sí mismas, estas conclusiones, son muy 'fuertes' como decisión de gobierno, con la situación de desequilibrio y falta de competitividad de nuestra economía. Y,...¿si al final, todo lo del cambio climático por causas antropogénicas fuese un camelo?, Y, ¿si liberar la generación eléctrica en nuestro país, de la dependencia del petróleo, (razón estratégica), tuviera otras formas seguras, mas baratas y menos dependientes de la materia prima, como el caso de la energía nuclear?. Y,¿si el fanatismo, la manipulación mediática, la exageración, los intereses de todo tipo, hurtaran el debate serio sobre la mejor conveniencia para el desarrollo de nuestra sociedad, condicionándola de forma trascendente y no para mejor?,(en sentido amplio, la sociedad de todos). Son algunos interrogantes, pero lo que está en juego es de tal dimensión, que exige concienciación social, y desbaratamiento de los 'grupos de poder' (políticos, religiosos, sectarios, sectoriales, fundamentalistas,...), para que aflore la verdad y la sociedad pueda elegir con libertad (que sólo se producirá con conocimiento real, educación y concienciación pñublica). Lo que está en juego es mucho, y muy importante para los seres humanos que dependemos de tantos como manipulan nuestro presente y se empeñan en hipotecar el futuro. ¡Ojalá, la ciencia, la razón y el conocimiento, se vayan imponiendo como enemigos irreconciliables de políticas, religiones o teorías acientíficas, que manipulan la verdad y que influyen tendenciosamente en decisiones trascendentes para la sociedad!.

Paco, sabe enfatizar con mucha gracia e ironía las contradicciones que nos envuelven. Y lo hace con mucho acierto y un estilo literario envidiable. Por eso me gusta su columna.... Lo de su equiparación con Zaratustra, es una licencia que se permite Hipatia, que respeto, pero..., no hay que exagerar.

Nota:Para el que quiera conocer en detalle el informe citado, puede leerlo, descargándolo de la red en https://www.blogger.com/comment.g?blogID=1844034888017920368&postID=270109337297812600, o bien, buscándolo a través de su autores: Gabriel Calzada Alvarez PhD. ,Raquel Merino Jara y Juan Ramón Rallo Julián. El informe completo está publicado en inglés con el título: "Study of the effects on employment of public aid to renowable energy sources", y un resumen y comentario se ofrece en la página web del Instituto Juan de Mariana: http://wwwjuande mariana.org/nota/3393/verde/promete/zapatero/cuesta/571138/.

Catón el Censor dijo...

Sr. Ovidio:

Catón, aunque con muy escaso tiempo, sigue vigilante y atento a su oficio.

Prefiere intervenir solamente:

a) cuando algún crápula ocioso coloniza con comentarios bastardos lo poco decente que se lee en esta ciudad,

b) cuando alguien se equivoca de sitio creyendo que este cuaderno es un noticiero digital que se puntúa con estrellitas,

c) cuando alguien censura lo que Paco regala y pretende entretenernos con su intelecto de brisca; o

d) cuando nadie responde al insulto.

En el post anterior, el ínclito cansino de siempre se desgastó a sí mismo con una tanda de aullidos a la luna. No hay caso.

Besos y abrazos

Chelas dijo...

... Catón, soy tu ídolo. Un fósforo incondicional. Plataforma por el límite de líneas en los comentarios, ya !

Anónimo dijo...

Srs:Ha vuelto el nivel.
Ovidio:por favor no nos llames "ralea " a los que por desgracia para nosotros tenemos un "bajo perfil cultural"

Ovidio dijo...

Anónimo: tú, nunca estarías incluído en ese calificativo, porque intuyo educación y respeto por la opinión de los demás, en tu comentario; y uno de los signos de inteligencia es precisamente tener conciencia de ello. Todos estamos absolutamente limitados en todos los aspectos de la personalidad, aunque sin duda, unos mas que otros. La cultura, se adquiere, y nunca nadie será poseedor del 'Conocimiento Absoluto'. El término peyorativo que utilicé en mi comentario va dirigido en otra dirección.