Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

15 de mayo de 2009

El Congreso de los Imputados

(Esta foto la hizo mi querido amigo y genial fotógrafo César Sánchez y por ella le han dado el premio Cossío 2009 de fotografía. Enhorabuena. Para hacer una foto como ésta hay que tener conocimiento, profesionalidad y paciencia. Lo digo porque hay quien cree que se puede hacer periodismo sin profesionales, sin formación y sin esfuerzo y ello no es posible, por más que se empeñen algunos que no tienen ni puta idea de esto)


La hostia, tú: el Gobierno introdujo la pastilla del día después justo el día antes del debate sobre el lamentable estado de la nación, una nación que es una alienación, una nación alienada, expropiada, secuestrada por los banqueros, los políticos, los jueces estrella, los ejecutivos incompetentes y todo tipo de piratas 'somalíes-pañoles' a los que, no se sabe muy bien por qué, nadie persigue.
Muchos embarazos tienen que impedir los anticonceptivos y la pastillita de marras para que no pulule tanto aborto como anda suelto por ahí.
La ‘debacle sobre el establo’ de la nación nos dejó perlas memorables y un año más nos sirvió para comprobar el magnífico trato que en España damos a ese tipo de delincuentes que se sientan en el Congreso de los Diputados, pese al daño que nos infligen (atentos a este verbo) a los piojosos de a pie. Tiempo al tiempo, algún día el Congreso de los Diputados cambiará su nombre por el de Congreso de los Imputados.
Entre las perlas memorables a las que aludí no puedo menos que recordar la de Rajoy acusando a los diputados socialistas de “no saber leer”, que, en algún caso (y no sólo en el de Helena Castellano), más que una acusación es la constatación de un hecho.
Sin embargo, tengo que decir que también entre los que babean ante las palabras de Rajoy he detectado lamentables casos de agrafia. Así, en una impagable columna, perpetrada por Edurne Uriarte en el diario ABC bajo el título ‘La tercera victoria de Rajoy’, esta muchacha metida a escritora recuerda los brillantes triunfos electorales del ‘registrator’ gallego sobre el polítiquín leonés: “Olvidó Zapatero otras dos derrotas infringidas por Rajoy” (sic). La tal Edurne alcanzó notoriedad en su día porque estuvo amenazada por ETA y porque denunció, entre otras cosas, lo difícil que resulta en Euskadi expresarse en castellano. Digo yo que, para expresarse en castellano como lo hace ella, mejor sería que lo prohibieran del todo. Lo malo es que, además, la Uriarte es catedrática de Ciencia Política, que manda huevos, un catedrático que no distingue entre ‘infringir’ e ‘infligir’. ¡Ay!, el verbo, siempre el verbo. El verbo se hizo mierda y habita (estofada) entre nosotros.
Hay quien para denunciar mi ignorancia en materia medioambiental, por mi descreimiento absoluto de esa gran estafa social que juzgo que es el cambio climático, suelta anormalidades como ésta: “Una consecuencia del calentamiento del Polo Norte es el enfriamiento del área de la Península Ibérica, por la desaceleración de las corrientes tropicales”. Ahí, con dos cojones. Da igual que haga calor que frío: todo lo explica el puto cambio climático. Veamos: el ‘docto científico’ que así predica contra mí, asegurando que la Península Ibérica se está enfriando debido al cambio climático, desconoce sesudos informes científicos, como el dirigido por el catedrático Ricardo Anadón (detrás de cualquier estulticia siempre hay un catedrático) y elaborado por “más de 40 expertos” para el Principado de Asturias. Estas lumbreras sostienen (siempre según la prensa asturiana) que, por culpa del aumento de las temperaturas que sufrirá Asturias, “castaños y pinos serán relegados por belloteros y encinares; los salmones y angulas por salmonetes y gambas. Desaparecerán muchas praderías, el ganado vacuno y las pomaradas. El urogallo y el oso desaparecerán. Asturias será como Marbella, un reducto de sol y playa, pero con montañas.Vientos como los que registró Asturias en el pasado serán más comunes, igual que las olas de calor. El mar subirá de nivel con el consiguiente retroceso de la línea de costa y la reducción de la superficie de las playas. Las grandes olas que saltan los diques serán más habituales. El agua de los ríos se calentará. La raíz será el aumento de la temperatura, de cinco grados de media al año. Asimismo, dependiendo del control de las emisiones de gases, las precipitaciones podrían reducirse hasta un treinta por ciento”. Si esto lo dicen expertos, me pregunto por qué no estarán dormidos todo el puto día. ¡Cuánta gilipollez, 'mon dieu'!. Me apuesto los huevos a que en la puta vida Asturias será como Marbella, salvo en la corrupción. Lo que pasa es que los expertos saben muy bien de que pie cojea el Gobierno del Principado y le hacen un informe a su medida para sacarle los cuartos. Si el tal informe dijera que Asturias no se calienta, se lo iban a financiar por los cojones. Y así todo. ¿Que pasaría entonces con los programas de captura de CO2 y toda la estafa esa de las energías renovables?.

PD. Sé de uno que cree saberlo todo de la profesión periodística, que anda por ahí con un libelo digital intoxicador e infumable, y que un día de vomitivo recuerdo se permitió decirle al maestro César cómo había que hacer las fotos de los mineros. Lamentable, en vez de cerrar el puto pico, los más ignorantes se apresuran a dar lecciones a quienes saben de veras: el sabelotodo se hizo cargo de una empresa periodística casi modélica y que daba beneficios y la dejó al borde del abismo. Un fenómeno, vamos. Hay unos tipos de ETA que le profesan un gran cariño, igual que yo. César, hermano, lo que tenemos que aguantar. A ver si, por lo menos, uno de estos días nos hacemos un chino.

10 comentarios:

Ovidio dijo...

Hoy Paco, te ha salido una columna redonda. No es posible describir o calificar mejor el deplorable espectáculo de la 'debacle del establo' de la nación, al que hemos asistido recientemente. Si el ciudadano español,(¿queda alguno?, ¿o son todos vascos, catalanes, gallegos, andaluces, llioneses, bercianos,... o hijos de la madre que los parió en su pueblo?),no es capaz de reacionar a la vista del panorama circense que ofrecieron por la 'caja tonta' los delincuentes que escenificaron 'la debacle' desde el Congreso de los Diputados, para 'infligirles', un correctivo que los eche a gorrazos de la escena política, y para 'infrigir' todo lo que tratan de imponer para agravar aún mas el sufrimiento de este país o nación, es que ha perdido la autostima, y se ha instalado en la modorra mas indolente. Es decir se ha 'agilipollao' como diría un berciano después de una panzada de castañas al calor del magosto.

Claro, que el debate o 'debacle' del estado o 'establo' de la Nación (concepto discutido y discutible, para el 'leonés', por tanto una entelequia sobre la que se debatía. ¡Viva el ZP que gobierna un concepto filosófico, con el que todavía no se ha aclarado, por eso, creo yo, se le ha quedado cara de ceja circunfleja), no puede ofrecer otra cosa que un espectáculo de trileros porque teniendo ellos claro el objetivo de conservar o acceder al poder, tratan de engañar al personal escenificando un debate para liberarle de la crisis que padecemos, cuando la realidad es que les importa 'una higa' a todos. Si no, no se comprende tanta incompetencia. Patético, y bochornoso.

Cuatro millones de ciudadanos que viven y que trabajaban aquí, deberían exigir ellos, y los que les representan,(¿queda algún represente de estos en el país, o se han apuntado al club de la ceja circunfleja donde fluye la mamandurria zapateril?), mucho mas respeto a toda esta 'tropa' de políticos, banqueros, ejecutivos incompetentes, y todos los que tu citas, Paco, sin olvidar de forma destacada al 'leonés iluminado y circunflejo' de ZP, que lleva ya en el Gobierno mas de 5 años, y debería haber aprendido a no engañar a los ciudadanos, al menos conscientemente...

Del resto de tu artículo ya te has defendido tu solito del apologeta que trata de evidenciar tu ignorancia sobre el cambio climático.

Enhorabuena a tu amigo César Sánchez por el flamante premio que pone mérito a su buen oficio de fotógrafo. La foto es impresionante.

Salud.

Tontin dijo...

Dices que pretendo denunciar tu ignorancia sobre el cambio climático y Ovidio dice que la pretendo evidenciar, ninguna de las dos cosas, pero veo que ninguno de los dos la negáis.

Sólo pretendía dar otra opinión y responder a tu insistencia obsesiva con el cambio climático. Para hacerlo aporté dos comentarios basados en dos hechos constatables hoy en día, que el Polo Norte ha perdido un 20% la superficie helada en los últimos 10 años y que como consecuencia, la corriente marina que viene de la zona del Caribe, aportando agua templada a la costa atlántica, lo hace a más baja velocidad, propiciando inviernos más fríos.

Dos párrafos y apenas 50 palabras, han generado una respuesta contundente, que va desde anormal hasta docto científico que predica contra ti, pasando por apologeta, que me dedica Ovidio. ¿Qué pasa? Sólo tú tienes derecho a la crítica ácida y ahora te dedicas a entrar al trapo con tus lectores.

Para un periodista hay algo peor que pelearse con sus jefes, y es pelearse con quien le lee. A final va a ser verdad lo que alguien me decía: "en su blog sólo escribe para sus lameculos y en el periódico para los culos que lame".

Anónimo dijo...

..."en su blog sólo escribe para sus lameculos y en el periódico para los culos que lame".

GENIAL

Delbierzo dijo...

Mira Tontín (sustantivo propio), déjate de paridas con la corriente del Caribe, y su conexión con los inviernos fríos, porque esta explicación sólo convence a un 'tontín' (adjetivo calificativo), clase de tonto, (falto o escaso de entendimiento o razón), que puede ser equivalente a calzonazos, inútil, vago o manazas.
Si sabes inglés, ilústrate en Roy Spencer, Ph.D.. Tiene un blog culto y ameno:(www.drroyspencer.com). Después, se te acepta una teórica sobre los inviernos fríos, en conexión con las corrientes marinas del Caribe, o sin ellas, pero eso sí, que supere la información para alumnos de primaria.
Aquí, nadie lame el c... a nadie, a lo sumo cada cual se la lame como puede, que la cosa está muy malita. Amén.

garciaberciano dijo...

Delbierzo: Puede que los que creemos que estamos en un ciclo climático cambiante estemos en un error pero llegar a asegurar, como lo haces tú, que las corrientes del Caribe y su conexión con los inviernos más o menos fríos son una parida me parece temerario por tu parte (se supere o no la información para alumnos de primaria).

Y respecto a las descalificaciones al discrepante Tontín me parecen un error innecesario cercano al infantil pataleo, como un error considero también su comentario sobre las supuestas lamidas de nuestro estimado Paco. Ganarse los garbanzos en el mundo del periodismo de hoy es una sucesiva cadena de tragarse sapo tras sapo.

Saludos.

Delbierzo dijo...

Garciberciano, haces un comentario correcto desde mi punto de vista. El asunto del cambio climático es un tema altamente controvertido. Probablemnte nadie pone en duda que el 'cambio', es consustancial con la evolución de lo que ampliamente abarca la climatología. No hay dos momentos climatológicos iguales, y a gran escala geológica se han podido constatar todos las eras climatológicas posibles (lee Paleoclimatología y Cambios Climáticos de Anton Uriarte). Donde se está planteando la batalla científica es en la consideración del efecto antropogénico sobre el cambio climatológico que constatamos en nuestro tiempo, y sobretodo en las prediciones catastrofistas hechas sobre modelos (imperfectos y/o interesados), las medidas que se quieren imponer a los gobiernos (ciudadanos) para controlar los nefastos efectos que se preveen, las graves implicaciones económicas y de desarrollo que tienen estas decisiones y estrategias para esos mismos ciudadanos, en términos de coste-beneficio y sobretodo la brutal eclosión del dirigismo de los medios de comunicación para vocear mensajes apocalípticos tratando de inocular el pensamiento único sobre esta materia. ¿Hay verdad incontrovertida sobre las causas del cambio climático?. No, como lo demuestra el creciente y profundo debate científico como respuesta a la fuerte presión mediática con la que atacan los defensores de una teoría y consecuentemente de las medidas que tratan de imponer. Por ello, debería haber mas prudencia e inteligencia en el Gobierno de este asunto del cambio climático, que por su dimensión tiene implicaciones para todo el Mundo. Hoy, tal parece que lo primero que han hecho los estrategas de este negocio, es crear las bases de una 'nueva religión', la del cambio climático (antes llamada del calentamiento del planeta), y a partir de ahí todos a cumplir con la liturgia. Mal asunto. Yo, humildemente discrepo, y quiza por rebelde no quiero ser catecatizado. Por eso me ilustro en la ciencia crítica con la prédica de Al Gore, como gran papa y sus 'sacerdotes' fieles. Con perdón, me huele todo a 'un Palmar de Troya y su Papa Clemente', pero a lo bestia.

Nota: Lo de la corriente del Caribe y su conexión con los inviernos fríos, puede ser una variable entre un millón cuya ponderación en la temperatura de la estación invernal, puede ser alta, o insignificante en relación con el resto, como se comprueba que un año hay temperaturas anormalmente bajas o se prolongan mas de lo habitual, y al año siguiente la situación es la contraria, como es fácil constatar. El catecismo (síntesis resumida de una religión), de Al-Gore, tiene explicaciones simplistas para todo, como esta de las corrientes del Caribe, y mil otras que aparecen diariamente en la prensa.
En relación con las frases dedicadas a Tontín, simplemente tienen como objeto afear, para sacar de este debate lo de lamec..., y demás referentes escatológicos, que parecían superados.

Tontin dijo...

Nunca he tomado en serio el catastrofismo del cambio climàtico y me parece equiparable a lo que hace Labarga cuando enseña una foto de la Plaza Lazúrtegui helada, utilizandola como argumento para negarlo.

Hay indicios suficientes de que puede haber un calentamiento terrestre y hay indicios, aunque menos, de que sea a consecuencia de la actividad humana. El problema es que cuando podamos confirmar si es o no es la causa, ya será demaseado tarde.

El decir que la desaceleración de la corriente marina puede causar inviernos más frios, es mucho más prudente que decir que como este año ha habido mucha nieve en San Isidro, demuestra que no hay incremento de temperatura.
Lo que hace Labarga es negar una religión con otra.

En cuanto al tema escatológico, he podido comprobar que en este blog sólo son bien vistos los comentarios que dan jabón al autor y se entra a saco contra los que se atreven a discrepar. A las priemeras de cambio se suele tachar al discrepante de ignorante, por parte de alias tan vistosos como Ovidio, Hipatia, Caton, etc...
Pero lo que ya no esperaba era ser objeto de burla del propio autor.

En fin, para no ser maleducado, en lugar del palabro pongo pelotas y amos respectivamente.

Como equivocadamente muestra Delbierzo, la mejor manera de afear la conducta de alguien que insulta, no es insultándole.

Delbierzo dijo...

Tontín, Paco nunca se hubiera referido a la Plaza de Lazúrtegui helada, con ilustración fotográfica y todo, si no fuese para intentar ridiculizar las predicciones del achicharramiento del planeta que vienen anunciándose cada día en todos los medios de comunicación. En el fondo, trata de poner el contrapunto a lo que parece que se quiere trasmitir como un 'dogma' para que cale en la mente del ciudadano. Exactamente como se adoctrina a cualquiera para incorporarlo a una 'secta'. La plaza de Lazúrtegui, la hemos visto tu, Paco y yo, helada y sin helar muchos inviernos de nuestras vidas. ¿Por ello sería noticia?. No. Pero si la 'turra' es que el calor está achicharrando el planeta, como noticia recurrente, va Paco, y con sarcástica pluma dice que por lo menos a él no le consta. Y aquí termina la fiesta, porque ni Paco, ni tú, ni yo, ni quien previsiblemente visite este blog, puede tener altura y conocimiento científico para debatir con rigor sobre este asunto.
Dicho esto, bien está aportar comentario sobre el parecer de cada cual. Lo que tú dices de las corrientes del Caribe tras la pérdida de masa helada en el Artico, y su efecto sobre las temeraturas invernales, una explicación más sobre el tema. Que sea determinante, y que causa y efecto tengan correlación directa absoluta, es otra cosa. Porque esta correlación está a su vez condicionada por infinitas otras variables que ejercen su influencia en la evolución del clima.
Sobre lo demás que escribes, pues de acuerdo. Fuera mencionar insultos con referencias escatológicas (huelen mal). Nadie es pelota por coincidir y reafirmar teorías que defiende Paco, en sus comentarios. Libertad igual para discrepar.

Anónimo dijo...

El amigo Paco se nos escapa a otros sitios; posiblemente esté harto de nuestros comentarios en su blog.
Pero le seguiremos leyendo donde se encuentre.

http://leonoticias.com/frontend/leonoticias/La-Rosa-Nostra-vn14511-vst231

Anónimo dijo...

Paco está encantado con su blog, y con los comentarios que en él se dejan, sean para alabarle o para denostarle. Menos le gustaría la indiferencia, pero constatar mas de 31000 visitas, es para sentirse contento porque lo que escribe tiene poder de convocatoria.
Este mismo blog se lo publican habitualmente, que yo sepa, en 'leonnoticias' y en 'miradas 3'