Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

29 de junio de 2009

Pereira, Crémer y Jackson en Irán (y no volverán)


Sin palabras
(Autor: César Sánchez)


Gracias al muerto, los del Ayuntamiento de Villafranca se han podido quitar el muerto de encima. Así, el concejal de Cultura de la antañona Villa del Burbia aseguró que debido a la muerte de Antonio Pereira queda suspendida la Fiesta de la Poesía de este año. A ver si se animan y la suprimen definitivamente, porque es difícil concebir similar atentado a la poesía, incluso a la creación literaria.
En fin. En Irán (y no volverán) perpetraron un simulacro de elecciones, pero, pese al amaño, a Alá no le satisfizo el resultado y los ‘ayatolas’ se pusieron como Rouco y Cañizares con la ley del aborto, por lo que anunciaron un baño de sangre en el caso de que los perdedores no reconozcan la derrota (véase la foto de arriba, también es de un perdedor, sólo que a éste ni le preguntaron si reconocía o no la derrota. Ahora díganme si el que hizo esa foto, el fotógrafo César Sánchez, no es un puto genio: un tipo capaz de meter su objetivo por el agujero de una bala. No hay muchos así, se lo juro).
Volviendo a Irán: Pobres naciones aquéllas gobernadas por la religión. Tarde se han de dar cuenta de que todos los dioses son igual de asesinos y de que la única forma de conquistar la libertad y la democracia es a base de guerra y de sangre.
En ‘efeto’, es triste, pero es así: sólo matando y muriendo triunfó la Revolución Francesa; y los aliados europeos se sacudieron el yugo nazi; y los griegos el yugo persa; y los cretenses los yugos sucesivos de romanos, árabes, venecianos, turcos y nazis; y los malteses y los rodios el yugo otomano; y los primeros norteamericanos el yugo inglés; y los segundos norteamericanos (los de la Unión... y el Fénix) el yugo esclavista; y los españoles el yugo napoleónico. Eso sí, aquí en España somos un poco gilipollas, porque gritamos ‘vivan las cadenas’ para traer al traidor Fernando VII y lo volvimos a gritar cuando Franco y cuando los curas te decían que hacerte pajas te dejaba ciego, porque era mucho mejor que te las hicieran ellos, que estaban bendecidos por un dios asesino como el que ahora gobierna en Irán...y no volverán hasta que haya otro baño de sangre y pongan a los ‘ayatolas’ donde deben estar, cómodamente instalados bajo las piedras de la cordillera del Jorasán, para que vuelvan a resonar íntimas y espléndidas las rubaiyat blasfemas de Omar khayyan y el sufismo (que es un huevo colgando y otro lo mismo) sirva para exaltar la belleza del alma y no para perseguir las conciencias (cuánto admiro a Attar y a Rumí).
Pobre Irán, todavía recuerdo cuando los cabrones de los franceses daban asilo a los terroristas de ETA y a ese terrorista del Corán que fue Jomeini. Los franceses siempre han sido muy proclives a proteger a los protagonistas de los terrores ajenos. Ahora, el alter ego de Jomeini, un tal Jamenei, anda anunciando baños de sangre, que no dudo que van a producirse, porque por las buenas los iraníes jamás tendrán paz ni libertad, pues sólo de la abyección, de la maldad, de la inicuidad, de la violencia y de la muerte nacen las cosas buenas, tal y como se lamentaba Alexis Zorba en la magnífica novela de Nikos Kazantzakis.
Murió Michael Jackson, el negro que tenía el alma blanca, el amante de los niños. A mí Michael Jackson siempre me pareció un cura: un tipo que entre canción y canción sodomizaba niños y luego pagaba a sus padres cuantiosas sumas para que no denunciaran (¡uy!, como los curas... americanos).

PD: No podía cerrar esta columna bastante mortuoria sin recordar que también la diñó Victoriano Crémer con 102 años de nada. Una pena, porque el hombre tenía toda una vida por delante.


Item más (que diría ‘Arvicio’): el otro día tres fulanos se metieron una hostia con el coche cerca de Columbrianos y quedaron talmente achicharrados. Salvo yo, que dije que habían quedado carbonizados, el resto se decantó por el término calcinados. No es por pedantería, sin embargo, que tengo que recordar aquí que la Real Academia reserva el termino calcinado para aplicarlo a minerales, mientras que el correcto para los seres orgánicos achicharrados es el de carbonizados.

A lo que iba, el caso es que para extraer del coche los cuerpos carbonizados fue precisa la presencia del juez o del forense. Sin embargo, para sacar de la fosa común a los restos de los asesinados de Santalla (como el de la foto de arriba) no se presentó ni dios de los Juzgados y eso que les avisaron. Claro, que viendo el disparo en la cabeza no me extraña que haya quien cree que es mucho más humano echar tierra sobre el asunto.

15 de junio de 2009

La 'Pajina' de la Pajín




¿Parecidos razonables?
(La Pajín vs. La Veneno)
La economía española no se mueve en el dilema ‘hamletiano’ del ser o no ser. No, más bien se mueve en el dilema cristiano (Ronaldo): en estos momentos no sabemos si abortar o sodomizar a un niño.
El sindicato del crimen Manos Limpias vuelve a atacar. Ahora este sindicato vertical, piramidal, mejor dicho, acaba de presentar una denuncia contra Riesco y Ulibarri, que no hay más que leerla para darse cuenta de que el Fiscal se va a limpiar el culo con ella, porque es un inmenso saco de mierda y de mentiras redactado, además, por un puto analfabeto en materia jurídica y puede que hasta lingüística. El tipo que con aire presuntuoso presentó la denuncia en una rueda de prensa en el Hotel El Temple de Ponferrada no sabía siquiera decir Pongesur y confundió la Torre de La Rosaleda con el barrio de La Rosaleda, por no decir que confundió Castilla y León con Castilla La Mancha.
En fin, que si Riesco tenía algún temor derivado de sus muchas chapuzas urbanísticas, que se quede tranquilo, que tras esta mierda de denuncia el fiscal y el juez se van a descojonar de risa, porque no se puede ser más indocumentado.
Todavía recuerdo la espectacular exclusiva de un periódico provincial en octubre de 2006: “Denuncian al director del Ciemat por tráfico de influencias y prevaricación en los contratos”. La denuncia también era de Manos Limpias y llevó el mismo camino que va a llevar ésta. Yo malicio quién anda detrás de estos pájaros. La falta de precisión y el desconocimiento e incomprensión generales de la lengua castellana, cuya utilización tanto propugnan algunos, deja rastros indelebles, como el delito, la sangre, la mierda y el dinero (son todos sinónimos).
Todos sabemos que los políticos son culpables de corrupción, siquiera sea por el mero hecho de ser políticos, pero lo jodido es probarlo. También sabemos que prueban cocaína y prueban éxtasis y prueban putas y prueban esto y prueban aquello y lo de más allá, pero nosotros nunca podemos probarles nada, porque para eso son políticos y disponen del poder, que es la otra forma en la que se manifiesta la llamada presunción de inocencia (el poderoso siempre es inocente aunque se demuestre lo contrario).
Así que si no hay pruebas podemos meternos las Manos Limpias en el culo y rebañarnos la nata hasta que se pongan marrones (ellos nunca van a comerse el marrón), que es lo mismo que van a hacer la Fiscalía y los Tribunales. La vida es así, no la he inventado yo.
Otra cosa es aquello que se pueda probar (además de las drogas). Así, barrunto que el PP se está metiendo en un pantano con la defensa acérrima de su tesorero, Luis Bárcenas; digamos que se está metiendo en el pantano de Bárcenas (que es un pantano muy berciano). Sin embargo, yo creo que al final todo quedará en agua de borrajas, por eso de la presunción de inocencia que, jamás, bajo ningún concepto, debería extenderse a los políticos, porque los políticos, como los fetos de Aído, son seres vivos, pero no seres humanos.
Hablando de seres vivos, pero no humanos: aunque hayan pasado ya algunos días de infausto recuerdo, tengo que reproducir aquí esta frase sin igual: “Les sugiero que estén atentos al próximo acontecimiento histórico que se producirá en nuestro planeta: la coincidencia en breve de dos presidencias progresistas a ambos lados del Atlántico, la presidencia de Obama en EEUU y Zapatero presidiendo la UE”. Esta joya del pensamiento universal la rebuznó Leire Pajín, que en adelante debería apellidarsePajina’ (por lo que moja las bragas cuando habla de su amadísimo líder). Me viene a mi maltrecha memoria una frase de un filósofo con nombre de teorema, un tal Tales, que decía “rodéate de gente capaz”. Reconozco que Tales no es tan grande ni tan profundo como la ‘Pajina’, pero Zapatero debería aprender que de elementos como ella, la Aído o Pepe Blanco sólo puede obtener parabienes y ninguna crítica, por sana que sea. En todo caso, ZP ha de saber que es mejor que te insulte un amigo a que te abrace un traidor, y parece no haberse dado cuenta, aún.
PD: Solamente el exceso de trabajo me ha impedido escribir una nueva entrada en este blog. Lamento que hayan pasado casi dos semanas desde la última, pero no sólo hay mucho paro, sino que parece que el poco trabajo que queda tengo que hacerlo todo yo. No sólo ZP, también otros deberían aprender las enseñanzas de Tales de Mileto: "rodéate de gente capaz".

3 de junio de 2009

Vidas 'para-lelos': Zapatero/Alcibiades; Rajoy/El Muñones

(No hay comentarios para tanta hipocresía)


No soy un fanático negacionista del calentamiento del planeta. Antes al contrario. No sólo albergo dudas respecto a mis teorías y, por qué no, creencias, sino que me gustaría, incluso, estar equivocado y que de una puta vez la Tierra se achicharrara y nos friéramos todos hasta las almorranas.

Para quien juzgue que la teoría creacionista de la Biblia es una mentira macabra, pese a autoproclamarse como una verdad revelada por dios (dios y mentira son dos manifestaciones de una misma naturaleza), tengo que recordar que los mamíferos evolucionaron y colonizaron los hábitats terrestres gracias a que los dinosaurios se extinguieron. Nadie puede concebir una civilización humana, con coches, ordenadores, y hasta personas, en la que los 'tyrannosaurus rex' caminaran alegremente, digamos, por el Musac o se fueran a comer a los clientes del Vivaldi. De hecho, si siguen comiendo en el Vivaldi o en abominables lugares de comida de autor parecidos, los humanos también acabarán extinguiéndose por sus propios deméritos. Y mira tú que a lo peor Cidón murió por ingerir su propia comida de autor.

En fin, que, se mire como se mire, para que unos vivan otros deben morir. Lo que pasa es que somos racistas por naturaleza y por alguna inexplicable razón preferimos un oso pardo, un oso polar o un urogallo al virus de la gripe A o a un feto de la Bibiana Aído.

Lo que ya no entiendo tan bien es tan alto grado de desconocimiento sobre el dióxido de carbono precisamente por parte de aquéllos que toman la decisiones políticas que nos afectan a todos. Un ejemplo: para alabar el proyecto de captura de CO2 que está desarrollando la Fundación Ciudad de la Energía en el Bierzo, Zapatero dijo en su mitin del día 30 de mayo en Ponferrada “ese CO2 que tanto contamina”. Jodidos vamos, porque el dióxido de carbono es un gas efecto invernadero, pero no es contaminante. Si no sabemos eso, estamos listos. Luego se quejará de que no haya ningún puto municipio en toda España que quiera albergar en su territorio un almacén de CO2, porque recuerdo que, una vez que se capture el 'maldito' gas, hay que almacenarlo y son millones y millones de toneladas anuales. ¿Quién cojones va a querer cargar con un mochuelo tan ‘contaminante’ como proclama Zapatero?. Ergo, o Zapatero tampoco se cree mucho lo del cambio climático o tiene unos asesores en la materia un tanto gilipollas, porque en otro caso no hablaría con tanta ligereza sobre el problema. Es más fácil desacreditar al primo de Rajoy que escuchar sus razones, no vaya a ser que algo de lo que dice sea razonable.

A otra cosa. Rajoy y Mayor Oreja, conocido por su integridad como 'el arrastrao' (véase en la imagen lo que decía en 2000 y compárese con lo que dice ahora), critican que Zapatero se desplace a los mítines del PSOE en un avión militar Falcon: Seguro que les habría gustado más que el presidente hubiera viajado en un Airbus 330 de Air France.

Si es cierto que no debemos pagarle al presidente del Gobierno el transporte a los mítines, siquiera esté justificado por razones de seguridad, quizá también habría que preguntarse por qué les tenemos que pagar los escoltas al obispo Mayor Oreja o al difunto Aznar (que en paz descanse). Que se echen agua bendita por encima y que dios los proteja, ¿O es que ellos tienen más derecho a ser protegidos que Zapatero?.

Bueno, lo de la caída del paro en el mes de mayo es una filfa. Al final todos los empleos son subsidiados con el Plan E y con todos los planes de mierda que vienen a parchear la situación de saqueo continuado (ellos lo llaman crisis) a que están sometidas las administraciones públicas y la sociedad en general, por culpa de los políticos, de los bancos y de las empresas. Este ‘neokeynesianismo’ de Zapatero (dar dinero de todos a unos pocos para que lo repartan en forma de limosnas a los necesitados) era ya viejo incluso en época del propio Keynes. Recuerdo que Plutarco refiere cómo Pericles empleó a miles de trabajadores en la reconstrucción de los templos de la Acrópolis, que habían quedado destruidos en la guerra con los persas. Así evitó el gran estadista el disparo del paro y la caída en la mendicidad o el delito de millares de convecinos. Pues ahora lo mismo.

Item más. El tema de las adolescentes de 16 años y el aborto no autorizado por sus padres es una maniobra de distracción que también se puede rastrear en la historia antigua: el general griego Alcibiades (sobrino de Pericles, por cierto) decidió cortarle la cola a su perro. Ante tamaña crueldad (mayor, sin duda, que los abusos sexuales a menores, según Cañizares -el portero de Dios), las críticas arreciaron contra el general, y hasta sus amigos censuraron su conducta. Alcibiades se justificó diciendo que lo había hecho a propósito, para que las malas lenguas hablaran del rabo del perro, en vez de indagar sobre otros asuntos más turbios y comprometidos en los que andaba envuelto. ¿Ves Rajoy, como eres un puto pardillo al lado de Zapatero?. Y, lo que es peor, ahora Rajoy pone la mano en el fuego por Camps. Algún día contaré lo que ‘contesció’ a Luis del Olmo, alias ‘el muñones’ por poner la mano en el fuego. Las vidas paralelas de Plutarco se convierten aquí en vidas 'para-lelos' (Zapatero/Alcibiades; Rajoy/ El Muñones).