Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

4 de diciembre de 2009

El cuerpo del Anticristo















(Mirad, ¡qué manera de comulgar!. Bien se ve que ninguno de los dos genocidas era partidario del aborto)
Admiro a ese acérrimo defensor de la democracia y los derechos humanos que es Rouco Varela: molesto por la petición de retirada de los crucifijos en la escuela ha llegado a manifestar que “la democracia funciona con libertad, no con la imposición”. Qué pena que este luchador por la democracia no estuviera cuando los maestros de la escuela pública me llevaban en fila a confesar obligado, como un borrego, junto a los demás niños de la escuela pública donde yo estudiaba. Y qué pena que Rouco no estuviera allí cuando el cura don Benedicto sacudía hostias a mano abierta y llena de ira en la clase de religión, que era una catequesis en toda regla, pues con la regla también sacudía.
Claro que esto de las hostias siempre ha sido muy del gusto eclesiástico, salvo que defiendas el derecho de la mujer al aborto, porque la mujer no puede tener ese derecho y en tal caso se te niega la comunión, cosa que yo agradezco, porque también me obligaron a comulgar y meter el cuerpo del Anticristo en mi boca me provoca náuseas.
El caso es que, como se ve arriba, Franco y Pinochet no debían ser partidarios del aborto, porque comulgaban con tal deleite que talmente parecían estar comiendo foie o huevos de rey con Dom Pérignon. En el caso de Franco y Pinochet, la iglesia también comulgaba, pero con ruedas de molino.
Con el puto rollo éste del estatuto de Cataluña se ha consumado la transición desde el Movimiento Nacional al Movimiento Nacionalista. Simplemente hemos cambiado un fascismo por otro.
Como andaba muy liado estudiando los mosaicos en la época de Justiniano (al que le dieron por el Digesto) y otras gilipollecesmesejantes’ no me había ni siquiera percatado de que hemos cambiado el modelo productivo (por uno improductivo) y que la economía es sostenible, es decir, que los que venían chupando, mamando y robando han encontrado la fórmula para seguir haciéndolo de manera que se puedan perpetuar en la mamandurria hasta la quinta generación. Un ejemplo de economía sostenible es que hayan puesto a determinadas personas más que sospechosas a negociar la fusión de Caja España: es meter la zorra en el gallinero. Los mismos que la esquilmaron se reúnen ahora para seguir expoliando en el futuro al nuevo banco que nazca de la ‘con-fusión’.
¡Ay!, políticos. Lo que más les incomoda es la gente honrada y con formación, porque no la pueden manipular, por eso la orillan y luego se quejan de que los analfabetos que dirigen el país, el mundo y el resto de empresas lo jodan todo con las patas de atrás.
Normalmente me resisto a contar chistes, pese a que todo el Gobierno y la oposición se pasan el día inventándolos. Sin embargo este me parece muy ilustrativo:
Un conductor se percata de que se ha está perdido, maniobra y pregunta a un señor que va por la calle: - ¡Disculpe!, ¿podría usted ayudarme? He quedado a las 2:00 con un amigo, llevo media hora de retraso y no sé dónde me encuentro.- Claro que sí -le contesta- se encuentra usted en un coche, a unos 7 Km. del centro de la ciudad, entre 40 y 42 grados de latitud norte y 58 y 60 de longitud oeste.- Es usted ingeniero, ¿verdad? -dice el del coche- Sí señor, lo soy. ¿Cómo lo ha adivinado?- Muy sencillo, porque todo lo que me ha dicho es técnicamente correcto, pero prácticamente inútil: continúo perdido, llegaré tarde y no sé qué hacer con su información.- Usted es político, ¿verdad? -pregunta el de la calle.- En efecto -responde orgulloso el del coche- ¿cómo lo ha sabido?- Porque no sabe dónde está ni hacia dónde se dirige, ha hecho una promesa que no puede cumplir y espera que otro le resuelva el problema. De hecho, está usted exactamente en la misma situación que estaba antes de preguntarme, pero ahora, por alguna extraña razón parece que la culpa es mía.
Pues eso, ellos lo jodieron y ahora nos echan la culpa a nosotros.
Para que no haya dudas, ellos son todos los que han saqueado el país y destruido el sistema: políticos, banqueros, constructores y lameculos en general.
En fin, ahora vienen los ‘culturetas’ de ZP a sodomizarnos por internet. Que si las cargas, que si las descargas, que si los huevos de Mahoma: unas hostias les descargaba yo en mitad de los hocicos. Nadie que entapuje bajo la boina dos centímetros cúbicos de sesada puede defender que las deyecciones y ladridos de Ramoncín (el rey del pollo frito), de Víctor Manolo (el 'agüelo' fue picador allá en las Ventas... de Albares) y Ana Belén (‘agapimú’ o algo así) son un producto intelectual y que, como tal, ha de ser protegido. La propiedad intelectual debe amparar los estudios científicos, las obras de investigación y cosas así, porque si se permite su pirateo, entonces nadie investigaría y las ideas científicas no circularían. Dicen estos pseudoartistas que viven de la música, bueno, que dejen de hacerlo y así todos lo agradeceremos. Cuando Homero, cuando Cervantes y Quevedo, incluso, no había derechos de autor y estos autores son infinitamente mejores que Espido Freire y la ‘tontaloscojones’ de Laura Gallego, a quien yo personalmente escuché menospreciar a Julio Verne, como si supiera de quien hablaba.
PD. Me he retrasado un tanto en esta nueva entrega, pero es que ando con un lío de cojones, pues ya se sabe, en esto de los medios de comunicación hay mucho escaqueo. La máxima “cuanto más elegantes más ignorantes” suele funcionar muy bien a la hora de detectar a los trepas sin talento ni formación. Y esto también vale para los políticos: La Sinde, la Aído, el Sebastián...etc. Detrás de tanto rollo igualitario, sostenible y solidario rascas y no hay nada de nada. La hostia que se va a meter en las próximas elecciones ZP con estos ‘artistas’ del trapecio, que no del hambre (Kafka querido) va a ser un hostia que no va a haber dios que la comulgue.

No hay comentarios: