Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

25 de diciembre de 2010

23 de diciembre de 2010

La Sagrada Familia y el Portal de Belén... Esteban

(Cual Virgen posmoderna, Belén Esteban es hoy el gran refente moral. ¡Aleluya!)
Cada héroe y cada villano son hijos de su época. Actualmente la Sagrada Familia (la del Niño Jesús, no la de Barcelona, que es decimonónica sin remisión) sería otra cosa harto distinta de la que se refugió en el pesebre. Veamos:
La Virgen, buenorra como está y harta ya de Pepe el vejestorio, se fuga con el rey Melchor, que no es propiamente un rey, sino un príncipe, un jeque árabe concretamente, que le promete a la buena y sumisa mujer (hágase en mí según tu palabra) el oro y el moro, sin que la incauta imagine que al final se va a quedar únicamente con el moro, porque aunque tiene bastante oro, ya que es de Abu Dhabi o de por ahí, lo cierto es que anda esposado a otras muchas mujeres, con sus respectivos vástagos, que gastan a manos llenas en las tiendas de Bulgari y de Louis Vuitton.
En fin, el desdichado de San José, cornudo y apaleado, recoge velas y se dedica a la carpintería metálica, como Comonor, pero con menos ínfulas e insolvencias. Lo que pasa es que, como no circula el crédito por el puto cerrojazo bancario, se tiene que presentar un ERE a sí mismo e irse al paro perpetuo, porque tiene más edad que el Ebro y ya no lo contrata ni Dios (su hijo o lo que sea). Al final, para colmo, Zapatero y ‘Pepiño’ le quitan los 400 ‘ñapos’ que le daban como parado de larga duración y el infeliz aparece fiambre en mitad de la noche gélida, ignorado por los semejantes, meado por los perros y con sus calzones roídos por los ratones, aunque sólo sea para hacer bueno el villancico.
En éstas, a la Virgen el jeque me la enfunda en una túnica tipo burka o como cojones se llame y ¡hala!, a buscarse otra churri a la que prometer hasta meter el oro y el moro.
Y me dirán (1,75 aproximadamente): a todo esto, ¿qué fue del niño Jesús?. Pues que, como dice la canción de Pedro Navajas, “si naciste ‘pa’ martillo del cielo te caen los clavos”: deseoso de dar su vida para mayor gloria a Dios (AMDG, ad maiorem Dei gloriam), entra en Al Qaeda y a los 33 años se coloca un cinturón bomba y se inmola a lo bestia en Jerusalem, eso sí, en nombre de Alá, que inmola la hostia, digo que mola la hostia.
Así que se nos jodió el invento. El único portal de Belén posible es el portal de Belén Esteban. La burra... cargada de chocolate para fumar, el buey... hecho chuletones. Los angelitos... buscándose el sexo para hacerse tocamientos. Los camellos... por ahí, trapichando. Los peces... bebiendo y bebiendo en el río hasta ponerse ciegos antes de que los desalojen los maderos. La nieve... toda por la nariz hasta rebosar, y, mientras, en el harén del jeque, la Virgen se está peinando entre cortina y cortina, los cabellos son de oro (del que cagó el moro) y el peine de plata fina.
Aún hay más. En el Nacimiento de Ponferrada, que es más bien un aborto, el castillo templario de Herodes es remodelado por Riesco y le ha ‘quedao’ 'niquelao' y muy ‘apañao’ para cualquier sarao.
El rey negro tuvo peor suerte: después de sacarle el jugo, con la crisis lo mandamos a tomar por el culo por no tener papeles. Y de Gaspar no se ha vuelto a saber, dicen que se va a presentar a las próximas municipales, pero, entretanto, cual bujarrón, anta en tratos nefando, sodomitas concretamente, con Santa Claus. Falta, empero, la estrella que guiaba a los Reyes Magos: bien, la estrella se posa sobre el escenario y todos comprueban que es un ‘travelo’. Un pastorcillo se acerca a un grupo de zagalas con la sana intención de violarlas a todas, pero no lo consigue, porque al llegar a la última sufre una disfunción eréctil que ni con viagra. Las zagalas afean su comportamiento, otrora digno, y le piden que vuelva al día siguiente a ver si se le pasa la diarrea (y se le pone dura esa mierda).
Pero todo nos la pela (la pela-dilla), porque es Navidad y, ya se sabe, en estas fechas señaladas por el Corte Inglés “caireles de botafumeiro inundan la campiña mientras el negro corazón del sátrapa se retuerce en el abismo vertical del frontispicio”. O lo que dijo el otro: “Hojas del árbol caídas / juguetes del viento son. / Tócame los cojones / que vengo de esquiar”. Feliz Navidad y próspera Matanza (Semana Santa).
PD. Esta entrada es un homenaje gamberro e indigno a los más grandes: Tip y Coll. Qué solo me dejasteis, cabrones. En la próxima entrada mi blog cambiará sustancialmente. He decidido cambiar, porque no tengo suelto.

14 de diciembre de 2010

Ningún niño quiere ser Cristiano (prefiere ser Messi)

(Voilà, un ministro de saldo con una gestión acorde con su valía y formación)


El pensamiento de un político sólo es verdaderamente fluido cuando tiene diarrea. Viene esto a cuento de que, incapaz de controlar a los controladores, a ‘Pepiño’ lo tuvieron que relevar y dejar que el problema lo resolviera el ejército, lo que a la larga será mucho peor aún, porque inteligencia y ejército son ‘concetos contraditorios’ (oxímoron). Después ‘Pepiño’ trató de explicar el problema a la opinión pública y, lo dicho, es como si cagara, pero con el cerebro.
Ya sé que los controladores caen mal a casi todo el mundo por el mucho dinero que ganan, unos 300.000 ñapos al año (algunos hasta un millón). Sin embargo, ganan mucho más los propietarios y los consejeros de los bancos y de las cajas de ahorros que han arruinado a este país y saqueado las arcas públicas y sus propias empresas y nadie los ha militarizado ni amenazado con la cárcel por un delito de alta traición, que es lo que es en realidad lo que han hecho nuestros bienamados banqueros y empresarios trincones. Al contrario, para solucionar el problema que han creado ahora hay que reformar las pensiones y el mercado laboral: un eufemismo bajo el que se esconden el abaratamiento del despido, el cobrar menos y trabajar más de Díaz Ferrán, y el elevar la edad de jubilación para que el Estado tenga más dinero fresco para seguir alimentando a los banqueros sanguijuelas, a las grandes empresas y a los tiburones (redundancia).
Lo peor es que te metan por el culo un tenedor: Con los controladores aéreos se ha abierto la caja de Pandora y si esto se lo hacen a los poderosos, ¿qué no nos harán a nosotros, pobres piojosos?: Luego ya nadie podrá quejarse cuando les llegue el afeitado al resto de los funcionarios, a los panaderos, a los enfermeros, a los médicos, a los taxistas, a los maquinistas de Renfe o del Metro... nadie se salva, porque todos son servicios públicos indispensables para el funcionamiento de la sociedad. No se salvan ni los parados, a los que ya han tangado los 400 putos euros de mierda: ¿o es que crea menos alarma que se nos joda el puente de la Constitución que el hecho de que los pocos trabajadores que aún tienen empleo no puedan coger el metro para ir al curro de mierda?.
En fin, ya anuncié yo tiempo atrás que este fenómeno intelectual que es ‘Pepiño’ nos iba a dar tardes gloriosas y, la verdad, no me está defraudando; fue escucharle en la radio el otro día y casi me descojono ante tanto desconocimiento y estreñimiento mental disfrazados de sensatez.
El feo asunto del tráfico aéreo está sirviendo, no obstante, para encubrir otros delitos y otros tráficos... de drogas, de sustancias dopantes, de información privilegiada, de secretos de estado, etc. Ahora le echan la culpa a Wikileaks de divulgar documentos que ponen en peligro la seguridad nacional e internacional. El caso es echar siempre la culpa a otros: a los controladores, a Wikileaks o su puta madre. Sin embargo, parece que nadie ha reparado en que los famosos documentos secretos, lejos de poner en peligro a los estados, lo que hacen es poner en evidencia la megalomanía, la corrupción, la abyección y la traición al estado y a sus ciudadanos de nuestros propios políticos, jueces y fiscales. Todavía no se le ha ocurrido a nadie investigar lo que esos documentos o cables dicen sobre la actitud del Fiscal General del Estado y lo que su comportamiento esconde (Pumpido), ese fiscal que pide 8 años para los controladores y de este modo encubrir su propia traición a España, prometiendo a los yankis obstaculizar el proceso judicial por el asesinato de Couso. También habría que investigar a otros fiscales y a otros jueces y a la propia ex vicepresidenta del Gobierno.
Zapatero, empero, salió al quite de las filtraciones de Wikileaks quitando hierro al asunto y asegurando que eran meras opiniones de los diplomáticos americanos, pero juzgo que estos tipos no deben ser tan tontos o tan simples como pretende que creamos, cuando definieron al propio Zapatero como un político “cortoplacista que supedita los intereses comunes al cálculo electoral”. Tengo yo ‘pa’ mí que, visto lo de Wikileaks, son muchos los que han hecho más merecimiento que los controladores aéreos para ser juzgados por un delito de alta traición. En fin, por si alguien todavía dudara del buen criterio de estos diplomáticos americanos, debo recordar que al Vaticano lo calificaron como “cerrado, anticuado y provinciano”. ¡Jódete!, si lo llego a decir yo en vez de los diplomáticos americanos me crucifican como hicieron con su propio jefe. Sé que estas opiniones preocupan mucho no sólo a Zapatero, sino también al papa Ratzi, por el efecto que puedan obrar sobre sus feligreses, sobre todo los niños, pues, de hecho, desde la más tierna infancia, hoy día ya no hay ningún niño que quiera ser Cristiano (todos prefieren ser Messi).
Es una pena que el portal Wikileaks y su promotor estén tan perseguidos, acosados. Me encanta comprobar lo que siempre sospeché, que los verdaderos y casi únicos enemigos de los seres humanos y de las sociedades que forman son sus propios gobernantes y sus propias instituciones. Y como siempre, en vez de perseguir a éstos, hay que buscar un chivo expiatorio (Wikileaks, los controladores...).
Lo de Wikileaks me recuerda a mi admiradísimo Frederic Brown: en su espectacular y desternillante novela ‘Marciano, vete a casa’ (Marcianos go home) relata una invasión marciana en la que los alienígenas del planeta rojo no eran ni más avanzados ni más inteligentes ni más beligerantes: eran unos cotillas y aireaban todos los secretos de los seres humanos, desde los secretos militares y políticos hasta los secretos de alcoba (veían a través de las mantas lo que los amantes debajo de ellas). De este modo pusieron al borde del colapso a todo el planeta y a nuestra amada civilización occidental. Wikileaks es el marciano de Brown. Sencillamente genial.
Otro que tal baila, un 'Pepiño', más discreto, pero no mejor: Rodolfo Martín Villa, quien cada vez que puede desperdicia la ocasión de quedarse callado, dijo en León hace unas semanas que los nacionalismos vacían el estado. Algo lamentable, acostumbrado como está a ser él y sus amigos, y no los nacionalismos, quienes vacían el estado (sobre todo las arcas de ese estado).
Por cierto, estos días se ha podido comprobar lo que todos ya sabíamos, que los deportistas de elite se ponen más ciegos que Guti de sustancias prohibidas y autotransfusiones, sólo que a Guti lo critican porque lleva tatuajes y folla con tías jamonas y a los otros, en cambio, les premia la Junta de Castilla y León y hasta les mete en las listas de concejales. Siempre sostuve que el deporte está sobrevalorado. Decía el gran Bukowski que es mucho mejor emborracharse que follar, algo que yo dudé de joven, pero que, a la postre, es un axioma. En todo caso, es mucho mejor emborracharse y drogarse que hacer deporte (que también genera adicción), y, si no, el tiempo dirá, porque morir te mueres igual, así que, ya que te vas a ir a tomar por el culo, por lo menos dejar un cadáver impresentable y no un cadáver con una salud de hierro. Por otro lado, seguro que Dios es un yonki de puta madre, pues sólo a un indeseable 'fumao' y más puesto que Las Grecas y Marta Domínguez juntas se le ha podido ocurrir una broma tan macabra como este puto infierno disfrazado de paraíso. Así que, verás como a la diestra de Dios padre sólo se sientan los traficantes, los banqueros, los nazis y los asesinos... en fin, todos aquéllos que están hechos a su imagen y semejanza y que, por tal motivo, se han pasado la vida jugando a ser dios.

PD. Ahora que mi blog se acerca a las 50.000 entradas debo reflexionar sobre si seguir con él, cambiarlo o cerrarlo. Dicen los que me invitan a cerrarlo que me repito, lo cual es cierto, si bien, en mi caso al menos la primera versión es mía. Así que lo más probable es que quién sabe.

25 de noviembre de 2010

La última canción del 'cansautor'

(Reunión de cucarachas, mierda fresca)

Después de lo de Grecia, los mercados han vuelto a experimentar una hipertensión especuladora que amenaza (ojalá) con arruinar a países como Irlanda, Portugal y España, es decir a los países subdesarrollados de Europa. Y una vez más, vuelta la burra al trigo, a los políticos y a los próceres de la economía y de la 'econosuya' no se les ocurre mejor solución para arreglar lo que ellos mismos han jodido que jodernos a nosotros, amparándose, claro está, en que no se les puede hostiar porque la violencia está prohibida y la propia Constitución ha derogado la pena de muerte, incluso para esta panda de sinvergüenzas y estafadores. Desengañémonos, aquí no fallan ni el capitalismo ni la socialdemocracia ni el mercado ni las hostias en vinagre, aquí lo que de verdad falla es la gentuza que dirige esta mierda y sus múltiples ‘ramerificaciones’ mediante la figura de la UTE (Unión Temporal de Estafadores): Tipos con o sin estudios, pero siempre sin criterio ni escrúpulos, que basan todas sus fortunas en vampirizarnos.
Sólo a cerebros consumidos por el germen de la estupidez y la avaricia, como Mafo, Zapatero, Rajoy (quieto me estoy), Obama y la madre que los parió a todos, se les ocurre que, para arreglar la gastroenteritis financiera de los Botín, Lheman Brothers, Madoff, las cajas y los demás chiringuitos financieros de España (gescarteras, afinsas, ‘fórumes’) y del orbe, la única solución es rebajar los salarios, el despido libre y gratuito, bajar las pensiones, subir los impuestos, echar a funcionarios que no han hecho nada... y suma y sigue. Esta es una cantinela muy sabida y repetida, es una canción macabra compuesta por un cantautor pesado y cansino: por un 'cansautor' (anda, como Amancio Prada).
Tal vez, siendo un poco más imaginativos, lo que habría que hacer es acabar con el oligopolio bancario y aplicar los beneficios de los bancos a las pensiones y a la inversión o, simplemente, a mantener en la cárcel a sus accionistas principales. Hace unos años, aquí en España el Santander era una mierdecilla de banco y nunca pasó nada. Hoy se constipa y todos nos cagamos por la pata abajo. ¡Menuda solución de mierda la de las fusiones!. Y ahora la están aplicando a las Cajas de Ahorros, para que el expolio de los gestores y los políticos que los designan sea menos ostensible y para que las quiebras futuras (que las habrá) sean todavía más costosas y sangrantes para los ciudadanos. Un tío que, como Botín, se pavonea sin ruborizarse con su pinta pueblerina y su inglés aterrador por el paddock de Ferrari no puede ser una pieza clave de los hilos del sistema bancario español y europeo. Algo nos falla, digo algo nos folla.
Las fusiones bancarias se resumen en un par de cosas: una, en cerrar oficinas y despedir empleados, y dos, en sacarle miles de millones de euros a las arcas públicas, es decir a los mismos paganos de siempre. A esta estafa manifiesta la llaman sistema financiero y mercado y viene a resultar que el mercado y el sistema financiero son el único dios verdadero, con sus propios vicarios-sicarios en la tierra y no, como él se cree, el pobre y senecto Advenedizo XVI, que anda por el mundo soltando dislates sobre el condón y las putas talmente como si tuviera demencia senil, que no te digo yo que no, teniendo en cuenta que por su edad no está precisamente para subir al Everest. El papa sí sabe que hay un enemigo del Cristianismo (Ronaldo), pero contrariamente a lo que asegura, ese enemigo no es el laicismo, sino el paganismo, que se extiende imparable por el mundo civilizado, porque cada vez somos más los paganos de toda esta orgía que otros se corren: ferraris, putas de lujo, droga, joyas, yates bloques de pisos y de oficinas, espectaculares operaciones cerradas en el palco del Bernabéu, jeques árabes, reyes occidentales, príncipes borrachos, políticos trincones (¡uy!, que me repito)....
Y es entonces cuando llega una lumbrera preclara y profética como Jesucristo Zapatero que, rodeado de sus discípulos Pepiño, Pajín, Salgado, Sebastián y Valeriano, se aparece a los españoles para transmitirles su mensaje salvífico: La solución pasa por reunirse con las 30 principales empresas del país y a ver qué cuentan. Y ya te digo yo lo que le van a contar, que les dé más pasta, porque están todas estas corporaciones intoxicadas, tocadas y semihundidas, con los desplomes de la bolsa y la pésima gestión de sus dueños, a ver si Zapatero les maquilla un poco la cuenta de resultados, lo que se traducirá en un incremento de las facturas de la luz, en compensaciones y 'condon-aciones' (siempre el condón, aunque no sé para qué lo quieren si siempre nos joden a pelo, como uno que yo me sé, que su única estrategia empresarial era promocionar a los que sodomizaba sin ton ni son ni condón).
Tengamos simplemente en cuenta este dato: el 80% del empleo en España lo generan las pymes y los autónomos. Bien, ¿ha hecho Zapatero amago de reunirse con ellos para ver cómo solucionar la crisis?. No. Ergo, la reunión con los 30 grandes timadores de la economía española sólo puede tener un objetivo: ver la manera de seguir timándonos. De ahí la viñeta de arriba, que, por si no se han dado cuenta, es un váter que habla y reflexiona. A fin de cuentas, los políticos también sueltan mierda y nos la tragamos sin rechistar.
El hermano menos gracioso y con menos talento de los Marx (Carlos) escribió Miseria de la Filosofía. El anarcosindicalista Proudhon le replicó en Filosofía de la Miseria. Y ahora el váter filósofo Rocágoras zanja la cuestión: Filosofía de Mierda.

PD. La historia viene a demostrar que el anarcosindicalismo está 'demodé' y que hoy día es mucho más rentable y socialmente aceptado ser narcosindicalista, incluso narcoterrorista.

18 de noviembre de 2010

La batalla del Aaiun..tamiento

(En mayo se vivirá la gran batalla campal para elegir a los que nos van a robar y engañar durante los próximos cuatro años)
Anda todo dios soliviantado con lo del Sáhara otrora español y hoy marroquí. Por lo visto, el ejército alauí (alauá, alauimbombá, Marruecos, Marruecos y nadie más) ha empezado a repartir hostias, que más parece un obispo que un cuerpo armado de un país islámico.
Total, que Bardem y los actores del llamado grupo de ‘La Ceja’ ya se sienten engañados por Zapatero (que se pongan a la cola), porque ZP no dice ni mu ante este-atropello (teatro-pello, teatro Bérgidum, teatro Real. Todo es puro teatro, el gran teatro del mundo, el te atropello si no te apartas a un lado).
Lo jodido es que sesudos pensadores y analistas (listas del culo), de la talla de González Pons y de la talla de árboles, dicen que España tiene una responsabilidad histórica para con el Sáhara Occidental. A mí directamente me la rempanfinfla: si hay una responsabilidad histórica que se la pidan a Franco, a Fraga, al cardenal Tarancón o a la puta que parió al sursum corda, pero no a mí, pobre ser indefenso enamorado de Marruecos, que no busca más que un poco de droga y de alcohol para tapar estas y otras vergüenzas.
Me resulta asaz raro que Francia y USA (antes de tirar) callen como putas en el asunto y que tengamos que ser nosotros, una vez más, los que hagamos el ridículo y el pardillo en defensa de unos derechos humanos que donde menos se respetan es precisamente en España: Dice la santísima Trinidad Jiménez que “España siempre ha defendido el derecho a la libre autodeterminación del pueblo saharaui”. ¡Hostia!, ahora resulta que les reconocemos a los moros un derecho fundamental que no estamos dispuestos a reconocerles a los vascos, a los catalanes o a los gallegos. Eso sí que es democracia. Y luego hablamos de Marruecos. También se nos llena la boca con lo de que en Marruecos no hay libertad de prensa. Claro, ¿por qué iba a ser Marruecos una excepción?. La libertad de prensa ni existe ni ha existido nunca, porque hasta donde yo sé la prensa y el resto de los medios y los enteros tienen dueños, ladrilleros generalmente, que se pasan la libertad de prensa por el forro de los cojones y para los que un medio de comunicación es un arma arrojadiza (como un ladrillo). Nos ha ‘chingao’, si yo me compro un periódico será para que en él se diga lo que a mí me beneficia, no lo que quiera un periodista mileurista de mierda, no te jode.
Por cierto, siguiendo con lo del Sáhara, no creo que la República Árabe Saharaui que pretende implantar el Frente Polisario sea mucho más democrática que el régimen marroquí. Lo cierto es que descreo de las democracias islámicas (y también de las católicas), porque siempre acaban radicalizándose, dado que los imanes (los curas de Alá) saben manipular y administrar muy bien el alto grado de analfabetismo que azota a los países que han abrazado la fe del Profeta y de ahí a convencer a los jóvenes para que se pongan un cinturón bomba y convertirse en mártires media un paso.
Aquí en España pasaba algo parecido hace unos siglos, pero en época de la cruzada de Franco, como lo del cinturón bomba no colaba mucho, pues los imanes católicos ordenaron directamente matar a los disidentes, mientras que a los acólitos quisieron imponerles el cinturón de castidad, que en sí mismo es también una bomba de relojería. Total, que del asco que nuestros antepasados y presentes le cogieron tanto al cinturón de castidad como a los curas ahora nosotros bebemos y jodemos por la gracia de dios más que el propio gallo de la pasión, para desesperación de Benedicto y de don Rouco (en inglés ‘Benedictine on the Roucks’).
Más que lo del Aaiún me preocupa la otra batalla, la del Aaiun-tamiento, pues en mayo hay elecciones y, como el ejército marroquí en el Sáhara, ya han empezado a repartirse hostias para repartirse los puestos en las candidaturas, porque la mera posibilidad de formar parte de una lista, y hasta de una tonta, hace que al edil potencial se le encoja el culo y se le estire el cuello, confiriéndole un porte mitad soberbio, mitad digno, que causa la envidia del vecindario (¡gran equipo de fútbol canario!). La perspectiva de cambiar primero de coche, luego de piso y después de follar fuera del matrimonio y pasar de la santa esposa o novia de siempre es de lo más rejuvenecedora (es muy lábil la línea entre la erótica del poder y la erótica del joder).
Lo malo es que ahora ser concejal de urbanismo ya casi no mola, porque no hay trinque a la vista por la cosa de la burbuja inmobiliaria. Lo suyo es que te metan en el consejo de Caja España-Caja Duero, el nuevo engendro bancario engendrado para que los políticos sigan robando al personal aunque se note mucho: repárese en que son los mismos perros con los mismos collares, los mismos que hundieron la anterior caja los que ahora aseguran tener una gran idea para salvarla. ¡Catástrofe a la vista!
Ya lo dijo el nuevo Corbacho, de nombre Valeriano (Celestino y Valeriano, menudo dúo cómico): aquí todo dios tiene que hacer sacrificios, los funcionarios, los trabajadores, los parados y los pensionistas. Lo que se calló el muy puta es que los sacrificios que hacemos son para darle más dinero a los bancos. Véase lo de Irlanda. A la Unión Europea se le ha metido en los cojones que hay que darle más dinero a los bancos de Irlanda, pese a que éstos ni siquiera lo quieren. Reconozcámoslo, no hay dinero ni sacrificio suficientes para mantener el nivel de ingresos de tantos banqueros. Y mientras tanto nuestros pensionistas pudriéndose en pensiones de mala muerte. Desegañémonos, las elecciones sólo sirven para una cosa, para elegir a los que te van a engañar, robar y exprimir durante los próximos años. Además, sin quejarte, porque los has elegido tú; así que, cuando estés hasta los cojones de ellos, piensa que en Marruecos están peor, porque no hay libertad de prensa y encima tienen imanes (pegados en la puerta del frigorífico).
Aún hay más: otro ministro, Sebastián, va y les dice a los mineros que no se preocupen por el futuro ... no lo tienen. Y en éstas, Victorino, como un Antonio Molina resucitado, les canta aquello de “ERE, por tu forma de ser conmino, lo que más quiero...” y así siempre. Cada vez estoy más de acuerdo con Rajoy, ‘El Esforzao’ citando a Romanones (tócame los cojones): “¡Vaya tropa!”

8 de noviembre de 2010

El encantador de perros

En vez de decir tanta gilipollez, ¿por qué no se callan?
La visita del papa a España el pasado fin de semana es el acontecimiento más importante de la historia de este país desde que el ayatollah del Bierzo, Tarsicio Carballo, iniciara su particular ramadán (que no huelga de hambre, porque comía por las noches). Benedicto ‘sixteen’ (XVI) pasó por España como una ‘instalación’. Talmente parecía que el Papamóvil fuera el Red Bull de Sebastian Vetel, pues iba a toda hostia y los fieles que se agolpaban en los márgenes (de beneficios) de las calles no pudieron ni oler a Susan (Su Santidad) y ahora ni siquiera pueden presumir de saber a qué huele el ‘olor de santidad’.
En fin, que Benedicto dijo que en España se respira el mismo ambiente de laicismo (un huevo colgando y otro lo mismo) que en 1930. Aunque no lo dijo, estoy seguro de que a él y a su jauría (digo curia) les encantaría que ahora también se aplicara la misma solución limpia y eficaz que por aquel entonces. El inconveniente es que aquella solución ahora está saliendo de las cunetas.
Total, que si lo que dijo Ratzinger lo llega a decir Hugo Chávez el rey le habría espetado aquello de “por qué no te callas”. Sin embargo, aquí no sólo nadie puso al divino carcamal en su sitio, sino que fue un verdadero poema ver a la Casta Leticia haciendo genuflexiones como para hacerse perdonar el pecado original de su primer divorcio.
Con la visita del papa disfruté de lo lindo (perdón, quise decir de cojones): me sirvió para deleitarme una vez más con esa maravilla que es la catedral de Santiago y para horrorizarme con ese engendro que es la Sagrada Familia, que si ya es fea de por sí, la iluminación no hace más que resaltar su chabacanería y ‘horterismo’ beato. No obstante, me molestó sobremanera que las otras cadenas de televisión contraprogramaran para que los españoles cambiáramos de canal. De hecho yo estuve a punto de pasarme a la Cuatro, donde daban ‘El encantador de perros’, pero a fin de cuentas era prácticamente lo mismo y no lo hice. Por cierto, en Canal Historia estaban dando algo sobre una momia a la que le hacían la prueba del Carbono 14. Es decir, casi todas las cadenas, incluida la de váter, hablaban de lo mismo.Una simple apreciación de índole teológica: Benedicto dijo que había que apoyar a la familia tradicional, cuyo paradigma sempiterno lo constituye la propia Sagrada Familia, que ya tiene casa en Barcelona. Sin embargo, ya sé que es una pijada, pero debo recordar, aunque ya todos lo saben, que la Sagrada Familia, ese paradigma sin parangón de la familia tradicional, no fue más que el producto de un monumental adulterio.
Los norteamericanos le han dado con sus votos a Obama una patada figurada en sus cojones negros y peludos. Yo siempre malicié que a Obama lo eligieron en su día para poder echarle la culpa a un negro de los errores de Bush.
Hace poco tiempo casi todos creían en la competencia y en la honestidad del tal Obama. Bueno, yo nunca me lo creí: siempre sospeché de su honradez, porque cuando alguien predica la honradez de un político, miente invariablemente. Por el contrario, cuando alguien tilda a un político de corrupto, invariablemente dice la verdad. Político honrado es una ‘contradictio in terminis’ (un oxímoron), sin embargo, político corrupto es una redundancia. Creo que la presunción constitucional de inocencia debería declinar para los políticos, porque en su caso sería más una presunción prostitucional. Lo que sí es una presunción ‘iuris et de iure’ es que cada partido político siempre es peor que el otro.
No me resisto a hacerme eco de un asuntillo local, casi doméstico, pero que me ha llamado la atención: el caso es que la Concejalía de Acción Social del Ayuntamiento de Ponferrada organiza un encuentro para jóvenes y adolescentes de 13 a 17 años. Según reza la propia nota municipal, dicho encuentro forma parte del llamado programa ‘Construyendo mi futuro’, del área de Acción Social. Del rimbombante título cabe inferir que el Ayuntamiento, preocupado por el incierto futuro de los jóvenes, se preocupe de orientarles y asesorarles sobre las salidas y posibilidades formativas y laborales. Hasta ahí todo cojonudo. Pero ahora viene lo mejor: cuando uno repasa las actividades programadas en el encuentro, ¿con qué se encuentra?, pues nada menos que (lo cito textualmente) “talleres de karaoke, taller de DJ, baile, magia, percusión, juegos y un taller de patinaje donde es imprescindible que cada uno lleve sus patines”. Por lo visto, construir el futuro para el concejal de la cosa de Acción Social consiste en practicar karaoke, pinchar discos y bailar, todo ello subvencionado por la Junta de Castilla y León. Digo yo que mejor se les explicaba a los jóvenes cómo trincar el dinero a base de practicar el transfuguismo político, la prevaricación, la especulación inmobiliaria, el nepotismo y la corrupción en general (y en teniente) y tantas y tantas ilegalidades en las que en cada ayuntamiento, incluido el de Ponferrada, hay numerosos expertos (y dormidos).
Cambiando de tercio, el otro día visité una exposición de xilografías de Dalí sobre la Divina Comedia de Dante. Tengo que decir que en sus dibujos Dalí va a su puta bola y pasa de Dante como de la mierda. O sea, que podría tratarse de una exposición sobre la Divina Comedia o sobre una puta del Milenium. Como soy de otra época, me habría gustado ver una Divina Comedia ilustrada por Giotto, un genio a la altura de Dante, o por Miguel Ángel, o por William Blake o por Piranesi, pero a cambio tengo que conformarme con Dalí, un tipo que demostró más que sobradamente que en ocasiones la genialidad y la imbecilidad son la misma cosa, o con Barceló, un pintor que jamás ha estado a la altura del ron del mismo nombre. (Debo recordar aquí, para quien piense que cualquier pintura de Dalí es una obra maestra, que en cierta ocasión pintó con un spray una calabaza ‘Ruperta’ para los concursantes del programa ‘Un, dos, tres... responda otra vez’.
Por cierto, ¿saben cuál es un buen concurso?, levantar mis cojones a pulso.

29 de octubre de 2010

Ladrones de guante negro


(Los seguidores de Cristo
Apenas se diferencian
De los siervos de Mefisto)

Ahora resulta que todos los problemas de España están provocados por el cabrón del carbón. Y lo más jodido de todo es que, para arreglar el desaguisado, a los que se lo han guisado (y se lo han comido) nadie les importuna, salvo el ministro Sebastián Palomo (yo se lo guiso y luego se la como) que vino a Ponferrada a amenazar sin decir nombres a Victorino y a Viloria. Al final las amenazas se quedarán en nada, porque como las cumpla acabará jodiendo más aún a los mineros, porque este paladín de la minería, este ministro con mono (no sé de qué sustancias), este defensor acérrimo del carbón no hace mucho tiempo era vilipendiado y considerado un traidor a los mineros: “Yo no quiero pensar que el ministro de Industria se convierta en el peor enemigo del carbón. No lo quiero pensar porque el ministro debe cumplir unos compromisos que adquirió el presidente del Gobierno, al cual debe prestar lealtad” (Manuel López secretario general de FIA-UGT Castilla y León. 4/10/2009) y en el mismo sentido y el mismo día: “alguien debe llamar al ministro y ponerlo en orden de que el Plan del Carbón sólo tiene una dirección y esa dirección es exclusivamente el cumplimiento de lo que hemos pactado”. Así que, un año después, la defensa del carbón que hace Sebastián y las amenazas que profiere sólo pueden sonar a falso, como se verá en su día.
Cosas veredes: En fin, que para arreglar las cosas el Partido Socialista menos social de la historia les mete el tijeretazo a los currantes, a los pensionistas, a los funcionarios y a todo dios menos a los ladrones de guante blanco de cocaína, azucarillos, aguardiente, ingeniería financiera y cuenta corriente poco corriente y a los ladrones de guante negro de carbón y cielos abiertos hasta el amanecer (amanece, que no es poco). En fin, nos dicen que hay que hacer una reforma laboral, que no sé por qué cojones la llaman así, si, como siempre, se refieren a abaratar el despido y alargar la vida laboral para que te mueras justo cinco minutos antes de que puedas cobrar la pensión (salvo que seas diputado, que la cobras sin despeinarte, eso sin contar con el trinque). Dicen los economistas 'sodomistas' y los de la CEOE del ‘esforzao’ Díaz Ferrán que si se abarata el despido se podrán crear millones de puestos de desempleo: o sea, igual que ahora, sólo que encima no habrá ni un puto euro de indemnización. Te lo juro 'bwuana', llegará el día en que tengamos que pagar a los empresarios por despedirnos.
Resulta que al alcalde de Valladolid (León de la 'Priva') 'morritos' Pajín le provoca deseos felatorios, y, como no puede satisfacerlos, sufre lo que el resto de los alcaldes: especulación precoz. Ahora no sólo le piden que pida perdón, sino que le piden que dimita, es decir, lo que no le pedirían si en vez de manifestar un deseo hubiera acosado o tocado el culo a una concejala, digamos de Hacienda, que no a una cajera de supermercado (García Ancos dixit en su funesto momento).
Aunque ya han pasado unos días y no es de estricta actualidad, lo cierto es que ando un poco retrasado (mental) y no he podido comentar la visita a Ponferrada de Zapatero y de la Cruz de los Jóvenes, valga la redundancia: el caso es que los dos grandes partidos nacionales, el PSOE y la Iglesia Católica, celebraron hace unos días en la capital del Bierzo sendos saraos. Zapatero dijo que durante su gobierno no había habido ni un recorte social... para los banqueros y los empresarios (esto último no lo dijo, pero se le entendió de puta madre). El resto no se le entendió nada, porque está acostumbrado a rodearse de incapaces como 'Pepiño', la Pajín, la Salgado, el Sebastián y otros por el estilo y cualquier tontería se la ríen como si la entendieran. Una reflexión, si en Madrid estaba justificado que Tomás Gómez no se presentara porque las encuestas daban mejores resultados a la Trini, digo yo que por qué eso mismo no vale a escala nacional, cuando las encuestas le dan peores resultados a ZP que a Rubalcaba o Bono, por citar alguno.
En el mitin de Zapatero en Ponferrada me llamó la atención que el público, ese mismo público al que le joden cada día en su trabajo, en su pensión, en sus impuestos, en su sanidad y en tantas cosas aplaudiera aquiescente y entregado y echara las culpas de todo a Rajoy, que el pobre no ha hecho nada. No me extraña que Rajoy amenace: -¡Como me levante!.
Es decir, que para ganar y arreglar el desaguisado que él y otros han guisado Zapatero apela a la fe, pero a mi la fe me la pela. Zapatero es como el obispo de una religión, como Camilo Lorenzo (el obispo de Astorga), que vino a custodiar la dichosa Cruz de los Jóvenes y a presidir el via crucis celebrado en el castillo como quien da un mitin en El Toralín. Camilo es algo así como el secretario general del PP (Partido Político) de Dios: ofrece soluciones estúpidas, lejanas en el tiempo, inútiles, incomprobables e inaplicables y lo cojonudo es que nadie las pone en tela de juicio por tratarse de una cuestión de fe, es decir, Zapatero redivivo.
De este modo, tiene bastante sentido que los socialistas son para los católicos como los seguidores del diablo y a la inversa. Debe ser porque:
Los seguidores de Cristo
Apenas se diferencian
De los siervos de Mefisto
Y en esas andamos, salimos de una secta para caer en otra. Salimos de un engaño para caer en otro. Salimos de la trama Gürtel para caer en la trama Brugal. Salimos de un banco para caer en otro que nos estafa igual. Salimos de Movistar para caer en Ono o en Vodafone (que es todavía peor que Garrafone: Brugal y Garrafone, ¡vaya mezcla!).
El amable y sufrido lector (de CDs) se preguntará: “¿Y qué pinta el PP en todo esto?”. Eso mismo digo yo.
Fe y razón, razón y fe. La misma puta mierda cuando se arrojan contra el otro. Para eso es mejor no fingir democracia ni civilización: donde esté una puta bala en la cabeza...Ese argumento nadie lo malinterpreta; si no, que se lo digan a mi admirado Santiago Macías, de la ARMH, que en estos diez años cosechando por las cunetas cadáveres de asesinados ha visto unas cuantas balas y los agujeros que dejaron en los cráneos ahora hueros. A los muertos unos les dijeron que luchaban por la libertad y la democracia, otros, los que les mataron y sus cómplices les dijeron que les facilitaban la salvación del alma. Pero la mayoría sigue en las cunetas por más que Macías y sus colegas se afanen en exhumarlos mientras Zapatero se hace el orejas y saca a pasear al abuelo, como emblema de los paseados, cuando hay que ganar votos. ¡Palabras huecas!. No puedo menos que recordar este párrafo sin sentido que critica y reproduce Cervantes como ejemplo de las lecturas que obnubilaban la mente y obturaban el entendimiento de Don Quijote: “La razón de la sinrazón que a mi razón se hace, de tal manera mi razón enflaquece, que con razón me quejo de la vuestra fermosura”.

Hala, a tomar por el culo ya, que con estos 'forrupios' que me marco parezco un cura católico-socialista.

15 de octubre de 2010

Están clavadas dos cruces en el monte... Pajariel


















(Ay, Señor, qué cruces!. Y las dos en Ponferrada el domingo. Me rindo)

(Un poco radical el titular)

Me ‘cagüen’ mi puta calavera, ando peor de tiempo que de dinero. Esta entrada tenía que haber salido hace unos días y ya me quema dentro.
Lo primero de todo: ya el título lo dice, están clavadas dos cruces en el monte del olvido, sólo que el monte del olvido es el monte Pajariel, de aquí de Ponferrada. Una cruz es la de los jóvenes, una cosa de mucha emoción para los católicos, como un orgasmo de la fe, que llega a la capital del Bierzo justo el mismo fin de semana en que Zapatero, la otra cruz, la que todos soportamos día a día, viene a dar un mitin al Toralín y a presentarnos a todos los candidatos que van a perder las alcaldías de las principales ciudades de Castilla y León en las próximas elecciones municipales.
Total, que no sé qué cruz será más difícil de sobrellevar. Créanme, me siento como un Jesucristo posmoderno y superestar, que tanto soporta el ‘meapilismo’ como el zapaterismo y todo ello no ya sin rechistar, sino poniendo, incluso, la otra mejilla para que me la partan a hostia limpia.
Lo bueno es que lo del viaje de la cruz de la juventud (riman en asonante), me permitió tomar un cafelito con el obispo de Astorga, don Camilo, en persona. ¡Manda cojones!, lo que no habré yo despotricado de este hombre y resulta que en lo esencial, en lo que es el puro dogma, estamos totalmente de acuerdo: ambos consideramos que la plaqueta que han colocado los albañiles de la Junta en el presbiterio de la iglesia de San Andrés (de Ponferrada) es más digna de un puticlub (el obispo no empleó esta expresión, pero se ve que se quedó con las ganas), que de un templo religioso.
En la visita del obispo eché de menos a Antolín de Cela, el párroco de la basílica de La Encina, y un amigo mío que es muy malpensado (una lengua hiriente) me lo explicó: “lo que le pasa a Antolín es que ya siente en la nuca el aliento de Máximo, el párroco de la ‘concatedral’ de La Rosaleda”. Este enfrentamiento entre valores emergentes de la iglesia nacional berciana va a determinar el futuro de la comarca más que la evolución del carbón, del sector eólico o del polígono del Bayo.
Lo de Zapatero es otra canción, la otra cara del single, en la que el monte del olvido es el olvido del AVE y de las infraestructuras. Por olvidarse, a Zapatero hasta se le ha olvidado decir que se marcha y que deja a ‘Rubalcabra’ o ‘aBono’, si bien es verdad que, aunque no ha dejado ‘aBono’ si que lo está dejando todo como un estercolero, bastante enmierdado (una verdadera enmierda a la totalidad). No me esperaba otra cosa: en cuanto colocó en puestos de responsabilidad a individuos como ‘Pepiño’, la ‘guardabarros ardientes Pajín’ o el sinsorgo del Sebastián, yo y otros como yo empezamos a darnos por jodidos, como ‘fetivamente’ así fue. Ahora suena el nombre de ‘Carma’ Chacón, que digo yo que será para algo relacionado con la cría caballar.
En fin, voy a dejar de faltar y voy a empezar a cabrearme directamente: desde mis lejanos tiempos de Derecho siempre consideré que el Código Penal sólo protege a los delincuentes. Creo que tal es el caso de ‘Mariquita’ Pérez, a quien sólo la protección legal y la disuasión que conlleva están impidiendo que alguien le parta literalmente la boca. En su ‘cloaca’ digital habla de las conversaciones mantenidas por La Crónica con Público y dice textualmente: “El objetivo de esta propuesta por parte de los directivos de La Crónica de León, era lograr un acuerdo que permitiese a la actual propiedad del diario seguir al frente del accionariado, y con ello reconciliarse con el presidente Zapatero, en un intento por corregir errores del pasado que han conllevado un alto coste presente”. El subrayado es mío, porque, justamente, este tipo ponzoñoso que ahora pontifica de aquesta guisa fue el látigo y el martillo escogido para darle hostias a Zapatero, hostias y patadas en los huevos que daba con todo lo que tenía, pero sobre todo con los pies ajenos, sin importarle que el receptor de las hostias, el tal Zapatero, tuviera los cojones de hormigón (ahora tienen un poco de aluminosis, pero por otras causas) y que todos los redactores tuviéramos los pies hinchados de tanto patear contra el concreto. Hay que reconocer que el tipo estaba bien elegido, habida cuenta de que lo echaron de La Razón por facha, pero, llegado que hubo a León, se echó a la mala vida y a las malas compañías y ahora anda por ahí a lo suyo, a contar mentiras y emponzoñar: anteayer estaba en un convento, luego le dieron una canonjía, después ingresó en un puticlub, ahora está en el limbo, mañana... cualquiera sabe. Lo cierto es que fue a hablar de putas La Tacones, y sólo la protección que la ley otorga a los más indeseables le salva una agresión segura. La última que anda diciendo es que los profesionales de La Crónica critican al nuevo director por su excesiva aquiescencia con los dueños del periódico, y lo dice él, que era conocido por su integridad moral y profesional como 'el arrastrao'.
Otro que tal baila es Díaz Ferrán. Para escaquearse de sus múltiples chapuzas legales, contabilidades creativas, presuntas estafas e incivismos, salta ahora con que hay que trabajar más. Claro, para que avispados como él se lo lleven crudo a los paraísos fiscales. Yo sí creo que había que trabajar más, sobre todo los inspectores de Hacienda, los fiscales, la policía y, sobre todo los jueces y los legisladores, que no sé qué cojones hacen que no imponen a los delitos fiscales la misma pena que la violación o el homicidio, además de la confiscación de los bienes producto del fraude. Aunque ya se sabe, los legisladores parecen en ocasiones enemigos de Díaz Ferrán, pero no lo son, al igual que los empresarios y los jueces.

PD. No lo sé, pero creo que yo, deslenguado (a la plancha) como soy, no habría puesto un titular como el de arriba, el del pendón de la Virgen
Item más: Lo de los mineros de Chile si que fue un encierro de dos pares de cojones (69 días) y no el de los mineros de Tremor de Arriba, que estuvieron encerrados dos semanas y se pusieron casi todos enfermos.

4 de octubre de 2010

El 'Plan del Cabrón'

(Hoy la huelga de hambre no es más que otra forma de ponerse a dieta)


Desde que la ‘tontaloscojones’ de la Aminatu Haidar nos encogió el corazón y los huevos metiéndonos en un conflicto de puta madre con Marruecos, ya cualquiera se pone en huelga de hambre. Lo mismo se niega a comer un minero que un director de periódico que un dirigente del movimiento bercianista (léase Tarsicio Carballo que lleva no sé cuántos días sin comer para protestar por no sé qué cojones de la falta de servicios en lo que él llama la Región del Bierzo). Lo malo no es que Tarsicio se haya puesto en huelga de hambre, sino que algún día la abandone. En fin, actualmente la huelga de hambre se ha visto reducida a una nueva forma de dieta para perder peso.
Con la huelga de hambre pasa como con hacer una peregrinación. Aquí todo dios peregrina a algún lugar, santo o ateo. Peregrinar ya no es tanto una forma de recogimiento, de realizarse y de sentir la cercanía de dios, de Alá, de Buda, de Stalin o de Bin Laden (todos son igual de asesinos) como una forma de huir de la familia o de nuestros jefes y presidentes. Por eso, lo mismo peregrina un mandamás de la Junta que un chupatintas de la Diputación: peregrinan los políticos a Santiago, peregrinan los mineros a León, peregrinan los beatos a Roma y a Jerusalén, peregrinan los musulmanes a La Meca. El único que no peregrinó fue el propio Santiago, que, en realidad, a lo que fue a Galicia fue a comer marisco y a votar a Fraga, como quien va a Oencia a votar al Alcalde Rockero.
Lo que no entiendo muy bien es lo de los mineros. Andan 'esnortaos' y no se les ocurre mejor cosa que encomendarse a la Virgen de la Encina y a Santa Bárbara y encerrarse en la catedral de León: el mundo al revés, se ha pasado de quemar iglesias a restaurarlas y a rezar en su interior para que Victorino, el dios, y Viloria, su profeta, se apiaden y tengan a bien pagar los salarios a estos pobres pecadores. Pobres y soberbios: ¡A quién se le ocurre!, ¡mira que querer cobrar por trabajar!. Éstos no se han dado cuenta de que con el decretazo de Zapatero (el 'Zapaterazo') ahora no sólo estás obligado a trabajar sin cobrar, sino que cuando te despiden tienes que indemnizar tú al empresario, porque el pobre está que ya no puede ni ir a putas de lujo, y el mantenimiento del Mercedes hortera, del Audi de lujo y del Lexus híbrido le cuestan un huevo y a este paso no tiene pasta ni para climatizar la piscina o ir a cazar antílopes o negros a África.
En fin, que el conflicto parece que se arregla. Un arreglo que es un parche: pan para hoy y hambre para mañana, porque lo del carbón no tiene arreglo y el Plan del Carbón es una burla. En realidad es el Plan del Cabrón, en referencia al que tuvo la gran idea de tirar ingentes cantidades de dinero a la alcantarilla (Murcia). Es como el Plan E, pero en plan negro: el Plan C, o sea un plan B de mierda. Un plan como unas hostias).
Voy a concluir, porque últimamente me marco unos forros que yo mismo me asombro (me doy sombra). No quisiera sin embargo (de Hacienda) hacerlo sin referirme a mi estimado Antonio Núñez, el mejor columnista leonés de largo. Eso sí, tiene el Núñez una lengua afilada de cojones. A mí, que como es sabido tengo una educación de lo más cristiana y tradicional, a veces este hombre me escandaliza: el otro día (19/092010) sin ir más lejos (ahí al lado, a Molinaseca) sacó en el Diario de León un artículo titulado ‘Zapatero inventa el brasero’ que te cagas por las bragas. Trascribo aquí un par de párrafos: “Andaban los mineros a leche limpia con la Guardia Civil y, ya de paso, con los pobrines camioneros y conductores de las cuatro esquinas de la provincia cuando Zapatero desveló en la noruega Oslo, a tiro de piedra de Rodiezmo, pero en la nuca, sus soluciones para salvar el carbón leonés. Según el presidente es fácil y todo consiste en quemarlo en las térmicas sin que eche humo ni CO2, de forma que vuelva a ser un combustible limpio y competitivo en la UE de mister Proper si prosperan las investigaciones de limpieza planetaria de la Ciudad de la Energía de Ponferrada (Ciuden para los entendidos). Mi mujer está de acuerdo. ‘Macho’, me dijo ayer en un querer ecologista, “baja del desván el brasero, el fuelle y la mesa camilla de la abuela porque no veas lo que vamos a ahorrar este invierno en calefacción”. Y “La Ciuden ponferradina como centro de referencia del mundo mundial para una vida barata y sin humos no es el único invento energético del ilustre paisano. A falta del motor de agua (no confundir con el de Pyva) el ministro de Industria, señor Sebastián, tiene en cartera el coche eléctrico, otra payasada pionera de un país en ruina que por ahí fuera nadie quiere y por algo será”. Anda, que si llego a decirlo yo, ¡cómo me hubieran puesto!, ni imaginarlo quiero.
PD. A ponferrada no le dieron el mundial de ciclismo. ¡Vaya por dios!. Yo que ya me relamía con la cantidad de droga y doping que iba a llegar al Bierzo en 2013. Ahora vamos a tener que seguir conformándonos con la cocaína de toda la vida, la que viene de Galicia por los cauces habituales, porque no sólo el AVE es una quimera, sino que hasta las mercancías, incluida la coca, van a tener que llegar remontando el Sil en canoa. ¡Sniff, sniff!. Para quien quiera saber algo más de la vergüenza o la desvergüenza de la candidatura de Ponferrada al mundial de ciclismo le remito a este blog especializado en la materia, que no tiene desperdicio (http://ciclismo2005.blogspot.com/2010/09/otra-vez-sera.html). Hala, que mañana os lo pregunto.

17 de septiembre de 2010

Stephen Hawking (El diablo sobre ruedas)

(¡Ay, Señor, qué cruz!)


Ando con un retraso de miedo a la hora de actualizar mi blog. Y es que tengo un trabajo de la hostia y no sé si al final no tendré que poner el cartel de “Se traspasa por no poder atender”.
En fin, voy a intentarlo: Resulta que Stephen Hawking va y dice que dios no existe. ¡¿Pero tú también Hawking, hijo mío!?. Cómo no va a existir dios. Claro que existe, lo que pasa es que es un verdadero cabrón: mira, si no, lo que te ha hecho a ti. Yo creo que Hawking quiere vengarse de dios y por eso le acusa de inexistencia, que sería algo así como una acusación de corrupción del caso Gürtel o del caso Brugal, pero en la comunidad autónoma del cielo, en la que dios es como Camps, aunque sin traje y, lo que es mejor, sin Rita Barberá. Y es que desde que el cielo está enladrillado la burbuja inmobiliaria también se dejado sentir allí y están a punto de presentar un ERE de la Hostia, y nunca mejor dicho. Andan los ángeles que llevan varios meses sin cobrar, como los mineros y algunos periodistas, y hay algunos que hasta se cagan en el arcángel San Miguel (el de la cerveza) y han montado una acampada a las puertas mismas del cielo. Hay otros, más radicales aún, que han iniciado una huelga de hambre. Dicen que dios, ese cuya existencia niega Hawking, se siente acorralado. La verdad es que el representante de la CEOE celestial en la tierra, Benedicto XVI no es que le ayude mucho, pues con la que está cayendo no se le ha ocurrido mejor cosa que marchar al Reino Unido, no tanto a predicar la palabra de dios como a romper una lanza en favor y comprensión de los curas pederastas. Me viene a la cabeza esta coplilla:
"¿No será en el Vaticano
donde más veces se dice
el nombre de dios en vano?"
Tampoco es que el bueno de Hawking haya negado radicalmente la existencia de dios, sino que lo que ha dicho es que para comprender la creación del universo en que vivimos no se precisa la intervención de dios, algo que, visto como está el mundo, es hasta comprensible.
En definitiva, que dios es un ser inservible, algo así como un funcionario o un delegado de un periódico o de una agencia. Lo malo es que por decir eso a Hawking le han retirado el título de científico nada menos que la Cope, La Razón y el ABC, y eso sí que debe dolerle al pobre. Es duro que La Razón te diga algo así: “has dejado de ser un científico para convertirte en un filósofo... filósofo, más que filósofo”.
¡Ay! En momentos así me viene a la memoria el principio de la navajita plateada de Guillermo de Occam (también Okham), según la cual siempre debe preferirse la teoría más simple para explicar las cosas, o dicho más ‘rimbomburriamente’: “Entia non sunt multiplicanda sine necesitate” (los entes no deben multiplicarse sin necesidad o no expliques por lo más lo que puedas explicar por lo menos o dónde cojones he puesto las llaves que no las encuentro y está La Razón de la sinrazón como un basilisco por no se qué hostias del científico paralítico que ya ni es científico ni es ‘na’ por criticar a dios, a dios muy buenas).
Amor reñido es amor querido.
Pues claro, Hawking, hombre de dios, por supuesto que dios existe, lo que no existe es la ginebra de garrafón, pues nadie admite que te la pone en el gin tonic y luego pillas un ‘colocao’ (desayuno y merienda ideal) que no te meneas: - Mira, en vez de la mierda esa de ‘destilao’, es mejor que me des directamente con la botella en la puta cabeza, que seguro que me hace menos daño.
Bueno, no sé que tengo hoy que mi amistad procuras, pero el caso es que ando ‘disipao’ y no centro la embestida.
Voy a hablar del fuego. En Ponferrada fueron las fiestas y hubo fuegos artificiales, que, digo yo, no sé para qué cojones queremos fuegos artificiales cuando los tenemos naturales a cientos: de hecho el Pajariel ha ardido ya siete u ocho veces este verano. En fin, la cosa de los incendios se ha puesto tan de moda que ya hasta el obispo don Julián, de León, habla de ellos y dice que “el gran daño causado a la naturaleza o al patrimonio comunal, estatal o privado implica siempre una desobediencia grave a la voluntad divina” (lo pongo textual para que no se me descojone nadie y crea que me lo he inventado yo). Item más, los incendios son para don Julián “lo que los católicos llamamos un pecado grave o mortal”. ¿Y ello por qué, almas cándidas?, pues lo explica muy bien el obispo, porque “la protección de la naturaleza es un deber que nos atañe a todos, pues el Creador [debe referirse a ése que según Hawking no existe, pero que le hizo una putada de cojones] la puso bajo nuestro cuidado para el bien común de la humanidad cuando dijo a los primeros padres: “Creced y multiplicaos, llenad la tierra y sometedla” (Gn 1,28)”. Qué, la rehostia, ¿a que sí?. Tengo que hablar con mi admirado Varela (director del Bergidum) para que organice a don Julián una sesión de monólogos: es mejor que Leo Harlem y que Ramón Guamá (lo confieso, el humor de Toño Tejerina, que también actuó en las fiestas, no me gusta un pijo, pese a que como persona sí me parece un tipo simpático. Lo que pasa es que como siga así, el sobrenombre de Toño Tejerina, al que llaman 'El diablo sobre ruedas' se lo va a arrebatar Hawking). Al tal don Juli, como le llama mi dilecto Fulgencio Fernández, le preguntaría yo si también considera verdad revelada las muchas aberraciones y violencias que aparecen en el Antiguo Testamento, al igual que la chorrada esa del pecado mortal de los incendios.
No para ahí la cosa, no es solamente el obispo el que ha sucumbido a la tontuna de los incendios forestales. La propia Hillary Clinton, conocida coloquialmente en su casa como la Hilaria, dijo el otro día que “hay un vínculo entre los desastres naturales y el cambio climático”, y fue aún más allá: “ No puedes señalar a un desastre en concreto y decir ha sido causado por nosotros, pero estamos cambiando el clima en el mundo, como hemos visto también en los incendios de Rusia”. Lo cual es acojonante, porque ello implica que el tipo ese de Mosteirós al que acusan de haber quemado el monte de Barjas con un mechero es un mero instrumento o engranaje de la conspiración telúrica que es el cambio climático (don Julián, eso no se le ocurre a usted ni harto de gin tonic de garrafón).
Esta Hilaria es la descojonación bendita: no se dio ni puta cuenta que la Lewinsky se la chupaba al su Bill, pero, en cambio, es capaz de establecer una relación cuasi filosófica y conspirativa entre un incendio y un pedáneo de pueblo. Mira, mejor me doy mus.
No puedo despedirme (o aplicarme un ERE) sin hablar del ministro o ex ministro Corbacho. Baste citar esta inefable frase suya: “De ninguna de las maneras llegaremos a los cuatro millones de parados”. Con esto está todo dicho. Bueno, todo menos ‘buagazas’, ‘mechodandrino’ y ‘fimollante’ de Estepona (Personas todas ellas que hacen el amor en la vía pública con la gabardina puesta, según los más grandes: Tip y Coll).
PD. El único dios verdadero sigue siendo el mercado inmobiliario y la construcción nuestra verdadera cruz. Hoy día Cristo cuelga de una cruz con forma de grúa (o una grúa con forma de cruz. Ver foto).

23 de agosto de 2010

Dos hombres y varios desatinos

(¿Dos hombres y un destino?, no, en todo caso dos hombres y varios desatinos)
Antes de enfangarme en la legamosa actualidad quiero zanjar la cuestión del ‘poetastrismo’ (esa especie de ‘castrismo poético’) tan común en el Bierzo y en otros microuniversos literarios lastrados por la endogamia intelectual. Por tal motivo transcribo aquí el epitafio que el propio Esquilo redactó hace casi 2.500 años:
Esta tumba esconde el polvo de Esquilo,
hijo de Euforion y orgullo de la fértil Gela.
De su valor Maratón fue testigo,
y los medos de larga cabellera,
que tuvieron demasiado de él.
Con independencia de que existen varias traducciones o versiones del epitafio, lo cierto es que el genial poeta y dramaturgo (repito, uno de los más grandes y tal vez el más asombroso de todos los tiempos), no quiso hacer mención alguna a su actividad poética, y ello pese a saber (era imposible que lo ignorara, porque él mismo así lo señaló en alguno de sus párrafos) que su inmensa obra estaba destinada a la perdurabilidad que ahora llamamos inmortalidad de forma impropia.
Traigo a colación el epitafio de Esquilo por dos razones: primera, porque lo que más enorgulleció en toda su vida a este gran personaje fue su valentía y arrojo en las arenas de Maratón, batalla que, de haber perdido Esquilo y los griegos comandados por Milcíades, habría determinado que nuestra civilización fuera distinta a como es. Segunda, porque es una cura de humildad para los que tan alegremente se autoproclaman poetas, como si ello dependiera única y exclusivamente de un acto volitivo del escritor, cuando en realidad depende más de las generaciones venideras y de la fidelidad que ellas le guarden a un autor y a su obra. Y mira tú por donde, yo barrunto que la obra de Gamoneda, de Mestre, de Busmayor y de López Costero, pero también la de Gil de Biedma, de José Hierro, de Valente, de García Montero, de Benedetti y de tantos y tantos otros se extinguirá como una pavesa (Machín, querido) por la infidelidad de los lectores. Pocos son ahora los que los leen y los que tienen cojones a recordar y a emocionarse con algún verso de cualquiera de éstos que he citado, y serán muchos menos en el futuro, cuando todavía resuenen límpidos “Recuerde el alma dormida, avive el seso y despierte....”; “Que por mayo, era por mayo...”; “La gloria canta, ¡oh! diosa, del pelida Aquiles...”; “Polvo serán, mas polvo enamorado”; “Más quiere el ruiseñor su pobre nido de pluma y leves pajas....”; “Del salón en el ángulo oscuro...”; “La princesa está triste...”; “No me jodas en el suelo / como si fuese una perra, / que con esos cojonazos / me llenas el coño de tierra”. ¿A qué seguir?, creo que se me entiende.
De modo que, como prometí, voy dejar de lado por un tiempo el ‘poetastrismo’, que a fin de cuentas es un huevo colgando y otro lo mismo, y enfangarme hasta mis grandes ojos (hasta mis ojones) en la realidad, que, como es bien sabido, es lo que sucede en ausencia de drogas y de alcohol: ‘Pepiño’ Blanco, ese gran nabo que alumbra Occidente con luz preclara, dice que los españoles pagamos pocos impuestos y que hay que subirlos, porque no podemos pretender tener servicios de primera con impuestos de tercera. Tócame los cojones, que vengo de esquiar. A): lo de los servicios de primera que tienen los españoles es una broma macabra propia de un indocumentado que viaja en coche oficial y no ha estado en su puta vida en una lista de espera desesperante de la SS (Seguridad Social). B): lo de que pagamos pocos impuestos es un desprecio y un insulto a todos los que han aprendido algo en sus estudios de matemáticas, cosa que él, obviamente no ha hecho tal vez por estulticia, mentecatez o ‘retrasación’ mental. Los españoles pagan más impuestos que el resto de los europeos, por la sencilla razón de que cobran mucho menos. Si lo que quiere decir, que dudo que lo entienda, es que la contribución total de la masa impositiva al PIB es menor en España que en el resto de Europa, eso es cierto, pero se debe, precisamente, a que hay muchos que no pagan: las grandes bolsas de fraude y las grandes fortunas, a las que él y su jefe prometieron fiscalizar, pero no tienen cojones ni clase para hacerlo. Lo más probable es que él o su familia o sus amigos o sus protectores sean detentadores de algunas de esas grandes fortunas que no pagan ni un puto euro. Así que lo que quiere es compensar esa falta de ingresos con una subida a los únicos a los que tiene ‘valentía’ para atornillar: a los trabajadores, a los que Aznar, Rajoy, Cascos, ZP, Pepiño y otros, como el Trío Acuario (la Trini, la Pajín y la Espe) han jodido tanto que, en vez de trabajadores, deberían llamarse ‘trabajoderes’, porque están todo el día poniendo el culo para que los sodomicen unos señoritos de mierda a los que hemos elegido entre todos porque no existe otra opción. (Mi opción es que a todo político, tras su mandato, se le confisquen los bienes de él y de su familia hasta el cuarto grado y después se lo meta en la cárcel durante 6 años, siempre que pueda demostrar su inocencia. En caso contrario, 10 años). Los españoles también deberíamos tener derecho a unos políticos de primera y nos tenemos que conformar con desechos de tienta como ‘Pepiño’.
Bueno, pues Pepiño es tan indocto que al día siguiente le desmintió su propia compañera Salgado, que no es que sea mucho más docta, pero está viendo que con artistas del trapecio como éste el PSOE se va a ir a tomar por el culo sin tardar. Recuerdo cuando todos alababan a ‘Pepiño’ tras su designación como ministro de Fomento y nuevo hombre fuerte del PSOE. Ya dije yo entonces que era ‘cortín’ y que nos íbamos a espanzurrar de risa con sus ocurrencias de lepidóptero. No se me creyó entonces, pero tiempo al tiempo, y lo peor es que luego será tarde.
No sólo eso, sino que ahora llega un digno émulo de ‘Pepiño’: el líder del PSOE en Castilla y León, Óscar López, que desembarcó ‘aquí-escente’ para que le partiera la cara Herrera o cualquier otro del PP, como antes sucediera con sus ‘homos antecesores’ (González, Quijano, Alejo, Villalba, Laborda, que no sé a que fue Zapatero a Atapuerca, si tiene a los fósiles en casa y muy vivos). López ha tenido la ocurrencia de subirse a una bicicleta (al más puro estilo Rajoy) y hacer un tour de varias etapas por la comunidad autónoma para promocionar, según dice, “la cultura del esfuerzo”. ¡Jódete!. La cultura del esfuerzo la practico yo todas las mañanas cuando voy a cagar, que tengo un estreñimiento de la hostia, de aguantar a tanto gilipollas... El otro día compartió bicicleta con Paco Raquetas y así en plan ‘Dos hombres y un destino’ (en este caso, dos hombres y varios desatinos) y, a falta de tranvía, recorrieron las calles de León a lomos de una burra, (bicicleta en el argot ciclista. Ver foto. ¡Están preciosos ambos a dos!).
Hay un pueblo leonés, en el que he pasado alguna temporada, que tiene una iglesia de ladrillo del siglo XIII que es única en España, lo que no es óbice para que lleve más de dos años cerrada porque amenaza ruina, ante la impasibilidad de la Junta, del Ayuntamiento y de una gran parte de los vecinos.
Bueno, dos años y pico después alguien reparó en la jodienda y constituyó una asociación para la defensa de San Lorenzo (esa es la advocación del alicaído templo) y poco después se formó otra asociación con idéntico fin. Demasiadas asociaciones me parecen a mí para un pueblo ‘ultracatólico’ que no dudó en permitir que a la iglesia de La Trinidad le arrancaran las campanas por el procedimiento del tirón y que luego le cambiaran el nombre por el de un actor de renombre y por el de un albergue al que bautizó, siquiera fuese mediante inducción, un señor de las Grañeras.
Lo más probable es que con tanto defensor como le ha salido, la iglesia de San Lorenzo acabe en el puto suelo, como ya acabó otra hermana suya dedicada a Santiago y como acabó también a mediados del siglo pasado la de San Tirso, pues la que hay ahora no es más que una burda reconstrucción. No una restauración como alguno pretende, sino un remedo impropio en el que algún listo se inventó un nuevo ábside que nunca había existido y un arco mayor de herradura que tampoco existió nunca. Vamos, un despropósito y una pena, porque recuerdo que las torres de San Lorenzo y de San Tirso le parecieron a Federico García Lorca (‘Lorca, la ballena asesina’) un paradigma del duende (el acto de creación más puramente español: Lorca ‘Juego y teoría del duende’). Aunque sólo fuera por ello, esta iglesia merecería ser conservada, y lo digo yo, que ya se sabe el cariño que profeso a todo lo que huele a sacristía.

PD. Obama retira las tropas de combate yankis de Irak. Han hecho una labor ejemplar: cientos de miles de muertos y un país arrasado por completo. Luego dicen que la democracia occidental no es eficaz. Lo que me asombra es que nadie en el PP critique a Obama como criticaron en su día a Zapatero por hacer exactamente lo mismo, pero, aunque parezca raro y lo sea, con mayor visión de futuro. En fin, piara de bípedos repugnantes, que diría Empédocles.