Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

24 de mayo de 2010

El IBEX y el Dow Jones ya me tocan los cojones

(Ayer en el PSOE, hoy en el PP, mañana cualquiera sabe. Eso sí, siempre dando a los demás lecciones de decencia política. ¡Señor, qué lucha!)

“Mientras haya una mayoría socialista en el Parlamento de España y en el Parlamento europeo que no aspiren y que no sueñen a recortes sociales y a recortes de los derechos de los trabajadores. Bajo ningún concepto. No va a pasar” (palabras pronunciadas por José Luis Rodríguez Zapatero en mayo de 2009). ¡Ay, bendito!
Lo mires por donde lo mires España es una unidad de destino en la corrupción, una monumental estafa, un enorme timo piramidal que comienza a desmontarse en cuanto merma el número de incautos, porque a la gente ya no le queda ni un euro más para que se lo levanten.
Y resulta que los incautos (incautos obligados) somos todos nosotros y tenemos que jodernos por no se qué de los mercados y de la Bolsa. La Bolsa es la consagración de la especulación, el delito de estafa institucionalizado y despenalizado, porque ningún valor bursátil tiene realmente nada que ver con el valor real de la empresa que representa, sino que viene determinado por los flujos, las tendencias y la información privilegiada (la información siempre es privilegiada). Es decir, una puta engañifa más, sólo que no está tipificada en el Código Penal. Es la Bolsa o la vida, y aquí hay unos individuos sociópatas que han optado por la Bolsa. Así nos va a los demás. Todavía no se le ha ocurrido a nadie declarar fuera de la ley al IBEX, al Dow Jones (tócame los cojones) o al puto Nikkei, porque dicen que el dinero tiene que circular y no sé cuántas hostias más: todo con tal de seguir robando.
La estrategia general de los políticos, de los bancos, de las eléctricas, de las telefónicas y del resto de criminales de este jaez es ordeñar al ciudadano, y cuando éste ya está exhausto y pega literalmente con los cojones en la cernada, entonces se cae el chiringuito y, hala, otra vez toca joderse y apretarse el cinturón o el esfínter, que desde que la Mariquita Pérez pasó por mi vida uno ya no distingue. Esto sí lo entienden de cojones.
Si lo que acaba de hacer Zapatero lo hubiera hecho el PP habría habido hondonadas de hostias por las calles; pero como los obreros siguen entontecidos con el fútbol, la Belén Esteban, el Bardem y la Penélope, la Semana Santa y el Rocío, pues llegan estos autoproclamados socialistas con chalés de lujo, yates y cuadras de caballos y nos dejan el culo como un bebedero de patos ante la inanidad ciudadana. Luego vendrá el PP (Cospedal –aprieta el culo y da el pedal- dice que el PP es el partido de los trabajadores. Y mis cojones bolas de Navidad) y todo será por lo menos tan malo o peor, porque quedará aún menos dinero y patrimonio para esquilmar.
A otra cosa. Siempre he sostenido que ‘Pepiño’ Blanco es un ‘mermao’ intelectual y que dejar el Ministerio de Fomento en sus manos es como permitir que un cura pederasta le dé catequesis a tu hijo. A la primera ocasión que ha tenido ha demostrado sobradamente su incompetencia. Lo cojonudo es que Pepiño no sólo tenía engañados a los de su partido (a algunos, porque el del PSOE de Madrid ya denunció que Blanco era un aliado de Esperanza Aguirre), sino que muchos del PP también babean con el ministro ágrafo. Verbigracia, el alcalde de Ponferrada y diputado nacional por la gracia de Dios y de la Virgen de la Encina, Carlos López Riesco, que siempre dijo que Blanco le merecía toda la confianza. Y ahora que el Bierzo se queda sin AVE hasta Galicia, sin autovías hasta Orense y hasta La Espina y sin AVE hasta León, Riesco sigue confiando en el gallego sobre sus intenciones acerca de la autovía a Orense (hay que joderse). Confiar en un tipo que lleva más de un año sin ser capaz de resolver el derrumbe de la A-6 en Trabadelo ya da una idea muy ajustada de su incompetencia. Por cierto, en todo este tejemaneje de la A-6 hay que ver las imbecilidades que han dicho el delegado y el Subdelegado del Gobierno, cargos que, por otro lado, juzgo perfectamente suprimibles si de lo que se trata es de ahorrar dinero y no tirarlo por la alcantarilla (Murcia).
Bueno, pues sabedores de esta impostura, los cargos socialistas de la comarca le ríen las gracias a Pepiño, como si lo que dice tuviera algún sentido, y defienden la bondad de sus estupideces como si fueran beneficiosas para el Bierzo. Es decir, no buscan ni el bien común ni siquiera el voto del ciudadano. Entonces ¿qué pretenden con esa defensa suicida del ‘bobo gallego’? (gallego o de Balboa, nunca lo supe). No creo que haga falta que diga lo que realmente quieren, pero lo voy a decir: meterse en una lista. Y yo les digo que no se calienten, porque a mí me parece bastante claro: en las próximas generales el PSOE se va a dar un hostión en León y sólo va a sacar dos diputados, que serán los amigos de Zapatero, Alonso y Amparo por poner un ejemplo. Y en el Senado va a haber una debacle, porque el PP dará un vuelco y el PSOE sólo va a sacar un senador (Paco Raquetas o así). De modo que los únicos navajazos posibles tienen que repartirse en la lista las Cortes de Castilla y León, que pueden sacar cinco o seis. Y en esas andan el Diego Moreno, la Helena Castellano y tantos y tantos que lo que es valer no valen ni ‘pa’ tomar ‘pol’ culo, pero están y son corresponsables del desaguisado aunque no quieran. Así que si la hostia es inevitable (que ya lo admitió soterradamente Aníbal Merayo en Ponferrada), ¿para qué seguir ejerciendo de mamporreros de ‘Pepiño’ y de otros por el estilo?.
Hablando de mamporreros: el otro día el sin par Reiner Cortés, antaño gran esperanza blanca del PSOE y hogaño gran esperanza inmaculada del PP, pidió la dimisión de todos los mamporreros del PSOE en la comarca berciana: “Quítate que me tiznas, le dijo la sartén al cazo”. Reiner está atacado del furor del converso, odia aquello que él mismo encarnó con fruición, tal vez porque allí no le dieron o no sacó lo que le han prometido aquí. Así que, como predicó Cervantes del Fénix de los Ingenios: en horas veinticuatro pasó de las musas al teatro, y ahí lo tenemos, dando lecciones de dignidad y de coherencia; ayer en el PSOE, hoy en el PP, mañana cualquiera sabe, en un convento tal vez.

PD: Ponferrada se postula como sede del Mundial de Ciclismo, como si no hubiera ya suficiente droga en la capital del Bierzo para que tengan que venir estos ‘esforzaos’ de la ruta cargados de sustancias.
Otrosí digo: La Ponferradina subió a Segunda División A. Bueno, pero pasada la primera noche de euforia ¿qué?: Los ERE continúan, la crisis continúa cada vez peor, los brotes verdes ya son purulentos, lo peor ha pasado, pero ahora empieza lo verdaderamente horroroso: nos vamos a la puta mierda, aunque, eso sí, vestidos de blanquiazules. Pan y Circo, pero sin pan. ¡Aupa Ponferradina!

13 de mayo de 2010

A san Pedro Regalado no le mires el diente

(San Genadio: ¿Autor o cómplice?)

Hoy también iba a hablar de mi hija, pero acontecimientos excepcionales (vivir al filo del hastío siempre es excepcional) me impiden mezclar lo sublime con el estiércol, así que, habida cuenta de que estamos inmersos en un excremento insondable, me temo que tendré que aplazar ‘sine die’ lo de hablar de mi hija. Sólo diré esto: A mí, la mera idea de tener un hijo siempre se me antojó un sueño imposible. Ahora que lo tengo he podido comprobar lo acertado de ese aserto: efectivamente, tener un hijo, una hija en mi caso, es un sueño es imposible. El sueño es imposible. ¡No hay dios que duerma!
Y dicho esto, tengo que apuntar (lástima que no pueda disparar) que se ha consumado la felonía: Zapatero se pasó los últimos meses entonando lo de “mami, qué será lo que quiere el negro”. Y lo que el negro quería era sodomizarnos con un soplete (o darnos por el culo con un formón). Además no le costó mucho, pues, cual Jesucristo moderno y no desleído, una palabra suya (de Obama, el negro que tenía el alma blanca) bastó para jodernos. Una palabra de Obama y a tomar por el culo los pensionistas, los funcionarios, las madres recientes, los dependientes, la inversión pública y a saber cuántas más cosas.
Eso sí, para salir de la crisis no le ha exigido el ‘progre leonés’, el ‘proletario del Húmedo’, ni un solo sacrificio a los corruptos, a los especuladores, a los recalificadores aviesos, a los que trafican con dinero, con planes urbanísticos, con armas, con putas, con religiones o con drogas (valga la redundancia). Nada de perseguir el fraude, porque perseguir el fraude supondría confesar, y confesar es suicidarse y, ya se sabe, suicidarse acaba con uno, pese a que un buen suicidio es algo irrepetible y por ello harto aconsejable.
Para invertir los nefastos excesos de la crisis que no existía, nada de acabar con la economía sumergida ni con los paraísos fiscales. Nada de acabar con la proliferación de sueldos desorbitados de los políticos de variado jaez. He de recordar aquí, por lo menos hasta que el Alzheimer se me lleve, que los sueldos del alcalde y de los concejales de cualquier ayuntamiento de mierda les cuesta a los ciudadanos un huevo y la yema del otro. Eso sin contar lo que perciben en negro, de una manera soterrada (como el Canal Bajo del Bierzo). Porque lo que el sobornador les paga a los políticos cuando ponen el cazo se lo cobra después sobradamente a los usuarios del agua o de la depuradora o a los que compran viviendas o, simplemente, a los que tiran la basura. Eso solamente los alcaldes y los concejales, porque no voy a decir nada de los 18.000 euros mensuales que cobra la Pajín. Así yo también defiendo las bondades del gobierno. Tenían que partirle los hocicos de guardabarros que tiene, aunque sólo fuera para que cerrara el puto pico.
Y a todo esto van los sindicatos y dicen que van a estudiar la situación, por si hubiera que emprender acciones y movilizaciones. Cándido Méndez ha practicado demasiado footing o paddle en La ‘Moncloaca’ y ya no tiene ni fuerzas para defender a los que le pagan o, mejor dicho, a los que le pagaban, entre otras cosas porque los que le pagan hoy ya no son los mismos que le pagaban cuando esta juerga comenzó. Ahora hay otros que le pagan mucho más y mejor. Y del ‘Tocho’ de CCOO ni te cuento... limeña: estar está, porque no se puede decir que no esté, pero total ¿para qué?.
En fin, que como la violencia es moralmente reprochable y penalmente perseguible, pues si le vuelan la cabeza a un político o a un especulador o a un financiero o a un inmobiliario o a un defraudador o a un blanqueador de dinero... eso es terrorismo, pero si cualquiera de éstos le vuela la cartera a los ciudadanos y los deja para el arrastre o para pedir o para dormir debajo de un puente, pues nada: impugna con sus abogados las conversaciones telefónicas, niega que haya habido conocimiento y voluntad de prevaricar en las recalificaciones o en los contratos o dice que las sentencias del Tribunal Superior de Justicia son recurribles ante el Supremo y que las del Supremo son “una mera opinión” (tal y como hizo un concejal de Ponferrada que ni siquiera está en la cárcel, aunque ello le hubiera hecho un gran favor a los ciudadanos, pero sobre todo a él mismo). Todo consiste en echarle la culpa a otro, sobre todo a Garzón o al resentimiento antifranquista. Así te quedas como un chaval con el traje (de Milano) recién estrenado, porque, a fin de cuentas, ¿qué político se va a corromper por que le regalen un par o tres de trajes?. Y si en atención al detalle le das al obsequioso 180 ó 200 contratos convenientemente troceados para que no haya que sacarlos a concurso público, pues mucho mejor, más mérito tiene el detalle, porque hoy 13 de mayo es la festividad de San Pedro Regalado (patrono de Valladolid, más que nada para tocar los cojones a León) y ya se sabe, “a San Pedro Regalado no le mires el diente”.
Para concluir. Hay una genial iniciativa de la Concejalía de Cultura de Ponferrada destinada a cambiarle de nombre al Morredero. Mientras le cambien de nombre y no de propietario no pasa nada, pero una cosa lleva a la otra. Yo propongo que le pongan el Paridero (por la cantidad de paridas que hay que oír). El gran Santiago Macías propone Morre D’Or ‘Ciudad de Vacaciones’. Pero si de verdad le quieren poner a esta estación invernal un nombre significativo, contundente e inolvidable, que le pongan Nevenka: "Estación de esquí Nevenka. A veces tenemos hasta nieve”.


PD: La genial fotografía que ilustra esta entrada me la cedió amablemente Marga Luengo, una buena amiga y magnífica periodista. Tan buena periodista es que yo sé de uno, que parece tonto pero que en realidad es gilipollas, que le hizo la vida imposible hasta que se fue. Después ganó el Cossío. Y es que el número de tontos es infinito, pero en cualquier caso muy inferior al de gilipollas, que sigue creciendo día a día. En fin, la foto en cuestión, en la que el santo aparece con un periódico a los pies (periódico que dios guarde muchos años) en el que hay un titular alarmante (pinchar para ampliar la foto y leer el titular), me lleva a plantearme una duda terrible: ¿Está San Genadio implicado en los escándalos urbanísticos de Ponferrada?. En caso de no ser así que denuncie a Garzón.
Item más. ¿Es la protección de este santo eremita la que permite a los políticos de Ponferrada despreciar las sentencias judiciales del modo en que lo hacen sin que ello tenga consecuencias?.
Otrosí digo: No pregunto más por no levantar la liebre y por acostarme yo mismo, que llevo sin dormir una ‘jartá’.

5 de mayo de 2010

Mariquita Pérez nos quiso salvar el culo



(Parecidos razonables: Pérez-Barragán. Barragán también es el de la derecha)
Contestar a un anormal es ponerse a su altura, pero, como decía Gómez de la Serna, hay que ser un poco tonto en la vida, porque si no los demás se aprovechan y lo son ellos solos. Así que voy a entrar al trapo y comentar algunos aspectos de la infecta opinión vertida, vomitada más bien, hace un par de días por Mariquita Pérez en su blog, contando la “verdad” (su verdad) sobre La Crónica y lo buena que, según predica, fue su gestión para los trabajadores y para la empresa. Todo para exculparse y proclamar que él no tuvo participación alguna en el desaguisado periodístico, como si en vez de ser, a la sazón, director general, hubiera sido la mismísima señora de la limpieza, que pasó por allí en la época más negra que ha vivido la empresa. No sólo miente ahora como mentía antaño en las informaciones del periódico y obligaba a mentir a los trabajadores, comprometiendo su propio nombre y honradez, sino que, encima, presume de haberles salvado el culo a ellos y a su director. Hombre, sé que algo intentó con respecto al culo de algunos, pero salvárselo precisamente es más que dudoso. ¡Qué cojones los tuyos, Pérez!. Aún recuerdo aquel ayer en que Pérez me dijo que no podía meterme con la Iglesia ni con la UPL ni con el Llionés... y eso que yo escribía una columna gratis total, que sólo me trajo quebraderos de cabeza pese a que yo no pongo faltas de ortografía, como hace él.También recuerdo la bronca que me echó este ‘caliporco’ porque no lo alerté de un anuncio que salió en el Diario de León sobre la Ponferradina y que le pisaba una presunta idea suya. De las mentiras que soltó sobre el Ciemat (y que firmaba su hoy ex amigo Marcos, ‘el idiota’) no hay ni que hablar, pero explican por qué ahora ya nadie cree nada de lo que dice, pues por cada verdad que desliza suelta 20 intoxicaciones. En fin, me acusó de no defender a mi empresa porque no le pregunté a Zapatero sobre el escándalo de los contratos del Ciemat; pero Zapatero fue al día siguiente a León y su periodista mamporrero ni se acercó a preguntárselo él. Quería pegar a los demás patadas en los cojones, pero con los pies ajenos. Ya veo yo cómo defendió a su empresa y cómo la defiende ahora: soltando sapos por su boca de batracio. En uno de los colmos de la abyección, yo personalmente lo escuché desacreditar al anterior director general de La Crónica, José Antonio Cabañeros, por el mero hecho de que no tenía ordenador en su despacho, cuando en realidad Cabañeros, con ordenador o sin él, es cien veces más señor y más educado que este lamelibranquio. Podíamos hablar aquí de las enormes mentiras y manipulaciones que publicó sobre el grupo rockero Soziedad Alkohólica, o sobre la presunta red de inmigración ilegal de La Coronela, o el morbo indecente que le dio al asunto del pobre ‘Toñín’. Pues no sólo no se avergüenza de su amoralidad y falta de profesionalidad, sino que ahora se permite poner en cuestión la profesionalidad de Javi Calvo (Leonoticias), como si él, al que echaron de La Razón por facha, le llegara a Javi Calvo a la altura de los zapatos. Ni en su puta vida. En fin, me da igual que sea o no el culpable de la muerte de Manolete (caga y vete). Lo que de verdad no puedo perdonarle es su profundo desprecio al idioma, su falta de talento y de aptitud para expresarse en castellano y exhibir desvergonzadamente esa ignorancia como si fuera un blasón. Todo lo perdono en este mundo menos la ramplonería y las faltas de ortografía y este tipo, este barragán, más que un látigo de la Carrasco o de Paco Raquetas, es un látigo de nuestro bello idioma, en el que se expresa con el culo. Es, por decirlo así, un sodomita del lenguaje y eso, Pérez, en uno que se autoproclama periodista de raza (caniche) es un crimen de lesa humanidad. A mi juicio es peor que ser de la ETA y de la ETA tú sabes bastante, por el cariño que te tienen los etarras de Mansilla, a los que también hiciste víctimas de tus mentiras, traicionando de paso la confianza de los funcionarios y de los periodistas de La Crónica. Sólo puedo decir que mi amiga Leyre se quedó corta en su invectiva. Pero que sepas que desde el primer día te calé, porque olías a esputo y eso no se puede esconder bajo el seudónimo de La Pícara ni bajo el de Petra Portela (que ya sé que era J.L.C.) a quien tú amparaste cuando decía lindezas como que Azuara había desembarcado en la Ciudad de la Energía para convertir las viejas minas del Bierzo en verederos nucleares. ¡Manda cojones!, lo que hemos tenido que aguantar para no partirte los morros. Unos santos es lo que somos, pero "¿Quousque tandem, Catilina, abutere patientia nostra?".

PD: Iba a hablar aquí de mi hija nacida hace un mes, pero evidentemente no es el momento, porque he decidido hablar de otro tipo de hijos, los hijos de...