Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

24 de mayo de 2010

El IBEX y el Dow Jones ya me tocan los cojones

(Ayer en el PSOE, hoy en el PP, mañana cualquiera sabe. Eso sí, siempre dando a los demás lecciones de decencia política. ¡Señor, qué lucha!)

“Mientras haya una mayoría socialista en el Parlamento de España y en el Parlamento europeo que no aspiren y que no sueñen a recortes sociales y a recortes de los derechos de los trabajadores. Bajo ningún concepto. No va a pasar” (palabras pronunciadas por José Luis Rodríguez Zapatero en mayo de 2009). ¡Ay, bendito!
Lo mires por donde lo mires España es una unidad de destino en la corrupción, una monumental estafa, un enorme timo piramidal que comienza a desmontarse en cuanto merma el número de incautos, porque a la gente ya no le queda ni un euro más para que se lo levanten.
Y resulta que los incautos (incautos obligados) somos todos nosotros y tenemos que jodernos por no se qué de los mercados y de la Bolsa. La Bolsa es la consagración de la especulación, el delito de estafa institucionalizado y despenalizado, porque ningún valor bursátil tiene realmente nada que ver con el valor real de la empresa que representa, sino que viene determinado por los flujos, las tendencias y la información privilegiada (la información siempre es privilegiada). Es decir, una puta engañifa más, sólo que no está tipificada en el Código Penal. Es la Bolsa o la vida, y aquí hay unos individuos sociópatas que han optado por la Bolsa. Así nos va a los demás. Todavía no se le ha ocurrido a nadie declarar fuera de la ley al IBEX, al Dow Jones (tócame los cojones) o al puto Nikkei, porque dicen que el dinero tiene que circular y no sé cuántas hostias más: todo con tal de seguir robando.
La estrategia general de los políticos, de los bancos, de las eléctricas, de las telefónicas y del resto de criminales de este jaez es ordeñar al ciudadano, y cuando éste ya está exhausto y pega literalmente con los cojones en la cernada, entonces se cae el chiringuito y, hala, otra vez toca joderse y apretarse el cinturón o el esfínter, que desde que la Mariquita Pérez pasó por mi vida uno ya no distingue. Esto sí lo entienden de cojones.
Si lo que acaba de hacer Zapatero lo hubiera hecho el PP habría habido hondonadas de hostias por las calles; pero como los obreros siguen entontecidos con el fútbol, la Belén Esteban, el Bardem y la Penélope, la Semana Santa y el Rocío, pues llegan estos autoproclamados socialistas con chalés de lujo, yates y cuadras de caballos y nos dejan el culo como un bebedero de patos ante la inanidad ciudadana. Luego vendrá el PP (Cospedal –aprieta el culo y da el pedal- dice que el PP es el partido de los trabajadores. Y mis cojones bolas de Navidad) y todo será por lo menos tan malo o peor, porque quedará aún menos dinero y patrimonio para esquilmar.
A otra cosa. Siempre he sostenido que ‘Pepiño’ Blanco es un ‘mermao’ intelectual y que dejar el Ministerio de Fomento en sus manos es como permitir que un cura pederasta le dé catequesis a tu hijo. A la primera ocasión que ha tenido ha demostrado sobradamente su incompetencia. Lo cojonudo es que Pepiño no sólo tenía engañados a los de su partido (a algunos, porque el del PSOE de Madrid ya denunció que Blanco era un aliado de Esperanza Aguirre), sino que muchos del PP también babean con el ministro ágrafo. Verbigracia, el alcalde de Ponferrada y diputado nacional por la gracia de Dios y de la Virgen de la Encina, Carlos López Riesco, que siempre dijo que Blanco le merecía toda la confianza. Y ahora que el Bierzo se queda sin AVE hasta Galicia, sin autovías hasta Orense y hasta La Espina y sin AVE hasta León, Riesco sigue confiando en el gallego sobre sus intenciones acerca de la autovía a Orense (hay que joderse). Confiar en un tipo que lleva más de un año sin ser capaz de resolver el derrumbe de la A-6 en Trabadelo ya da una idea muy ajustada de su incompetencia. Por cierto, en todo este tejemaneje de la A-6 hay que ver las imbecilidades que han dicho el delegado y el Subdelegado del Gobierno, cargos que, por otro lado, juzgo perfectamente suprimibles si de lo que se trata es de ahorrar dinero y no tirarlo por la alcantarilla (Murcia).
Bueno, pues sabedores de esta impostura, los cargos socialistas de la comarca le ríen las gracias a Pepiño, como si lo que dice tuviera algún sentido, y defienden la bondad de sus estupideces como si fueran beneficiosas para el Bierzo. Es decir, no buscan ni el bien común ni siquiera el voto del ciudadano. Entonces ¿qué pretenden con esa defensa suicida del ‘bobo gallego’? (gallego o de Balboa, nunca lo supe). No creo que haga falta que diga lo que realmente quieren, pero lo voy a decir: meterse en una lista. Y yo les digo que no se calienten, porque a mí me parece bastante claro: en las próximas generales el PSOE se va a dar un hostión en León y sólo va a sacar dos diputados, que serán los amigos de Zapatero, Alonso y Amparo por poner un ejemplo. Y en el Senado va a haber una debacle, porque el PP dará un vuelco y el PSOE sólo va a sacar un senador (Paco Raquetas o así). De modo que los únicos navajazos posibles tienen que repartirse en la lista las Cortes de Castilla y León, que pueden sacar cinco o seis. Y en esas andan el Diego Moreno, la Helena Castellano y tantos y tantos que lo que es valer no valen ni ‘pa’ tomar ‘pol’ culo, pero están y son corresponsables del desaguisado aunque no quieran. Así que si la hostia es inevitable (que ya lo admitió soterradamente Aníbal Merayo en Ponferrada), ¿para qué seguir ejerciendo de mamporreros de ‘Pepiño’ y de otros por el estilo?.
Hablando de mamporreros: el otro día el sin par Reiner Cortés, antaño gran esperanza blanca del PSOE y hogaño gran esperanza inmaculada del PP, pidió la dimisión de todos los mamporreros del PSOE en la comarca berciana: “Quítate que me tiznas, le dijo la sartén al cazo”. Reiner está atacado del furor del converso, odia aquello que él mismo encarnó con fruición, tal vez porque allí no le dieron o no sacó lo que le han prometido aquí. Así que, como predicó Cervantes del Fénix de los Ingenios: en horas veinticuatro pasó de las musas al teatro, y ahí lo tenemos, dando lecciones de dignidad y de coherencia; ayer en el PSOE, hoy en el PP, mañana cualquiera sabe, en un convento tal vez.

PD: Ponferrada se postula como sede del Mundial de Ciclismo, como si no hubiera ya suficiente droga en la capital del Bierzo para que tengan que venir estos ‘esforzaos’ de la ruta cargados de sustancias.
Otrosí digo: La Ponferradina subió a Segunda División A. Bueno, pero pasada la primera noche de euforia ¿qué?: Los ERE continúan, la crisis continúa cada vez peor, los brotes verdes ya son purulentos, lo peor ha pasado, pero ahora empieza lo verdaderamente horroroso: nos vamos a la puta mierda, aunque, eso sí, vestidos de blanquiazules. Pan y Circo, pero sin pan. ¡Aupa Ponferradina!

1 comentario:

Minipunk dijo...

Realmente las cosas van en mal rumbo.
Personalmente entiendo poco de política, y con quienes hablo de ella, me consta que, tristemente, nunca dejarán de votar a "su partido" lo hagan bien o lo hagan mal.