Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

4 de octubre de 2010

El 'Plan del Cabrón'

(Hoy la huelga de hambre no es más que otra forma de ponerse a dieta)


Desde que la ‘tontaloscojones’ de la Aminatu Haidar nos encogió el corazón y los huevos metiéndonos en un conflicto de puta madre con Marruecos, ya cualquiera se pone en huelga de hambre. Lo mismo se niega a comer un minero que un director de periódico que un dirigente del movimiento bercianista (léase Tarsicio Carballo que lleva no sé cuántos días sin comer para protestar por no sé qué cojones de la falta de servicios en lo que él llama la Región del Bierzo). Lo malo no es que Tarsicio se haya puesto en huelga de hambre, sino que algún día la abandone. En fin, actualmente la huelga de hambre se ha visto reducida a una nueva forma de dieta para perder peso.
Con la huelga de hambre pasa como con hacer una peregrinación. Aquí todo dios peregrina a algún lugar, santo o ateo. Peregrinar ya no es tanto una forma de recogimiento, de realizarse y de sentir la cercanía de dios, de Alá, de Buda, de Stalin o de Bin Laden (todos son igual de asesinos) como una forma de huir de la familia o de nuestros jefes y presidentes. Por eso, lo mismo peregrina un mandamás de la Junta que un chupatintas de la Diputación: peregrinan los políticos a Santiago, peregrinan los mineros a León, peregrinan los beatos a Roma y a Jerusalén, peregrinan los musulmanes a La Meca. El único que no peregrinó fue el propio Santiago, que, en realidad, a lo que fue a Galicia fue a comer marisco y a votar a Fraga, como quien va a Oencia a votar al Alcalde Rockero.
Lo que no entiendo muy bien es lo de los mineros. Andan 'esnortaos' y no se les ocurre mejor cosa que encomendarse a la Virgen de la Encina y a Santa Bárbara y encerrarse en la catedral de León: el mundo al revés, se ha pasado de quemar iglesias a restaurarlas y a rezar en su interior para que Victorino, el dios, y Viloria, su profeta, se apiaden y tengan a bien pagar los salarios a estos pobres pecadores. Pobres y soberbios: ¡A quién se le ocurre!, ¡mira que querer cobrar por trabajar!. Éstos no se han dado cuenta de que con el decretazo de Zapatero (el 'Zapaterazo') ahora no sólo estás obligado a trabajar sin cobrar, sino que cuando te despiden tienes que indemnizar tú al empresario, porque el pobre está que ya no puede ni ir a putas de lujo, y el mantenimiento del Mercedes hortera, del Audi de lujo y del Lexus híbrido le cuestan un huevo y a este paso no tiene pasta ni para climatizar la piscina o ir a cazar antílopes o negros a África.
En fin, que el conflicto parece que se arregla. Un arreglo que es un parche: pan para hoy y hambre para mañana, porque lo del carbón no tiene arreglo y el Plan del Carbón es una burla. En realidad es el Plan del Cabrón, en referencia al que tuvo la gran idea de tirar ingentes cantidades de dinero a la alcantarilla (Murcia). Es como el Plan E, pero en plan negro: el Plan C, o sea un plan B de mierda. Un plan como unas hostias).
Voy a concluir, porque últimamente me marco unos forros que yo mismo me asombro (me doy sombra). No quisiera sin embargo (de Hacienda) hacerlo sin referirme a mi estimado Antonio Núñez, el mejor columnista leonés de largo. Eso sí, tiene el Núñez una lengua afilada de cojones. A mí, que como es sabido tengo una educación de lo más cristiana y tradicional, a veces este hombre me escandaliza: el otro día (19/092010) sin ir más lejos (ahí al lado, a Molinaseca) sacó en el Diario de León un artículo titulado ‘Zapatero inventa el brasero’ que te cagas por las bragas. Trascribo aquí un par de párrafos: “Andaban los mineros a leche limpia con la Guardia Civil y, ya de paso, con los pobrines camioneros y conductores de las cuatro esquinas de la provincia cuando Zapatero desveló en la noruega Oslo, a tiro de piedra de Rodiezmo, pero en la nuca, sus soluciones para salvar el carbón leonés. Según el presidente es fácil y todo consiste en quemarlo en las térmicas sin que eche humo ni CO2, de forma que vuelva a ser un combustible limpio y competitivo en la UE de mister Proper si prosperan las investigaciones de limpieza planetaria de la Ciudad de la Energía de Ponferrada (Ciuden para los entendidos). Mi mujer está de acuerdo. ‘Macho’, me dijo ayer en un querer ecologista, “baja del desván el brasero, el fuelle y la mesa camilla de la abuela porque no veas lo que vamos a ahorrar este invierno en calefacción”. Y “La Ciuden ponferradina como centro de referencia del mundo mundial para una vida barata y sin humos no es el único invento energético del ilustre paisano. A falta del motor de agua (no confundir con el de Pyva) el ministro de Industria, señor Sebastián, tiene en cartera el coche eléctrico, otra payasada pionera de un país en ruina que por ahí fuera nadie quiere y por algo será”. Anda, que si llego a decirlo yo, ¡cómo me hubieran puesto!, ni imaginarlo quiero.
PD. A ponferrada no le dieron el mundial de ciclismo. ¡Vaya por dios!. Yo que ya me relamía con la cantidad de droga y doping que iba a llegar al Bierzo en 2013. Ahora vamos a tener que seguir conformándonos con la cocaína de toda la vida, la que viene de Galicia por los cauces habituales, porque no sólo el AVE es una quimera, sino que hasta las mercancías, incluida la coca, van a tener que llegar remontando el Sil en canoa. ¡Sniff, sniff!. Para quien quiera saber algo más de la vergüenza o la desvergüenza de la candidatura de Ponferrada al mundial de ciclismo le remito a este blog especializado en la materia, que no tiene desperdicio (http://ciclismo2005.blogspot.com/2010/09/otra-vez-sera.html). Hala, que mañana os lo pregunto.

5 comentarios:

urbano666 dijo...

Concuerdo entodo, menos en lo de que Buda sea tan asesino como los otros cuatro

Anónimo dijo...

¡Eso si que es poner el acento donde corresponde, 'urbano666'!. Con tu precisión sobre Buda, le has roto el artículo a Paco. Pero no conseguirás convencerle de que Buda sea menos asesino que los otros cuatro, porque se la soplan las deidades. Las utiliza como un adorno literario. ¡Genio que es el Paco!.

Bueno, pues a mí me gusta 'cómo' lo ha escrito, y si no fuera porque alguien pudiera pensar que es hacerle la pelota, también diría que me gusta 'lo' que ha escrito.

Anónimo dijo...

Muy bien escrito. El carbón lleva una lenta agonía desde hace mucho tiempo. Sin un plan de reconversión inteligente y decidido a partir del 2014, el Bierzo será un desierto empresarial. Nadie ha sabido o querido meterle mano a este asunto. Los que quedan en este negocio, siempre se aprovecharán de las subvenciones con mil artimañas. Los auténticos sufridores, los de siempre, en este caso los mineros. La política de ZP, un desastre como la de los anteriores.

Anónimo dijo...

Paco, me alegra que reivindiques a Antonio Núñez, porque es un buen columnista. Precisamente en el texto que has seleccionado, disecciona perfectamente lo que tiene en la pelota el descerebrado de ZP, referente al carbón, y el coche eléctrico. Le hacía falta que hubiese 'evacuado' algún comentario sobre las energías renovables para que quedara claro la política energética de ZP, este 'prohombre de estado', en tan reducido texto. Después sólo tenía que haber titulado el artículo: 'Zapatero inventa el brasero, de carbón, solar, fotovoltaico, con molinete, y para llevar en el cochecito eléctrico', y si lo ilustra con dibujo de LOLO, con ZP de payaso, haciendo equilibrios en una línea de alta tensión, con el Sebastián colgado de la 'barra de equilibrio', y unos mineros con Vitorino y Lamelas debajo del tendido calentándose al calor de un brasero, le queda el artículo de lo mas actual, es decir de 'puta madre'. Mismamente como el tuyo, en otro tono...

Larry dijo...

Muy bueno este post. ¡Estás en racha.!. Paco, debes prodigarte más, no te quejes.