Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

25 de noviembre de 2010

La última canción del 'cansautor'

(Reunión de cucarachas, mierda fresca)

Después de lo de Grecia, los mercados han vuelto a experimentar una hipertensión especuladora que amenaza (ojalá) con arruinar a países como Irlanda, Portugal y España, es decir a los países subdesarrollados de Europa. Y una vez más, vuelta la burra al trigo, a los políticos y a los próceres de la economía y de la 'econosuya' no se les ocurre mejor solución para arreglar lo que ellos mismos han jodido que jodernos a nosotros, amparándose, claro está, en que no se les puede hostiar porque la violencia está prohibida y la propia Constitución ha derogado la pena de muerte, incluso para esta panda de sinvergüenzas y estafadores. Desengañémonos, aquí no fallan ni el capitalismo ni la socialdemocracia ni el mercado ni las hostias en vinagre, aquí lo que de verdad falla es la gentuza que dirige esta mierda y sus múltiples ‘ramerificaciones’ mediante la figura de la UTE (Unión Temporal de Estafadores): Tipos con o sin estudios, pero siempre sin criterio ni escrúpulos, que basan todas sus fortunas en vampirizarnos.
Sólo a cerebros consumidos por el germen de la estupidez y la avaricia, como Mafo, Zapatero, Rajoy (quieto me estoy), Obama y la madre que los parió a todos, se les ocurre que, para arreglar la gastroenteritis financiera de los Botín, Lheman Brothers, Madoff, las cajas y los demás chiringuitos financieros de España (gescarteras, afinsas, ‘fórumes’) y del orbe, la única solución es rebajar los salarios, el despido libre y gratuito, bajar las pensiones, subir los impuestos, echar a funcionarios que no han hecho nada... y suma y sigue. Esta es una cantinela muy sabida y repetida, es una canción macabra compuesta por un cantautor pesado y cansino: por un 'cansautor' (anda, como Amancio Prada).
Tal vez, siendo un poco más imaginativos, lo que habría que hacer es acabar con el oligopolio bancario y aplicar los beneficios de los bancos a las pensiones y a la inversión o, simplemente, a mantener en la cárcel a sus accionistas principales. Hace unos años, aquí en España el Santander era una mierdecilla de banco y nunca pasó nada. Hoy se constipa y todos nos cagamos por la pata abajo. ¡Menuda solución de mierda la de las fusiones!. Y ahora la están aplicando a las Cajas de Ahorros, para que el expolio de los gestores y los políticos que los designan sea menos ostensible y para que las quiebras futuras (que las habrá) sean todavía más costosas y sangrantes para los ciudadanos. Un tío que, como Botín, se pavonea sin ruborizarse con su pinta pueblerina y su inglés aterrador por el paddock de Ferrari no puede ser una pieza clave de los hilos del sistema bancario español y europeo. Algo nos falla, digo algo nos folla.
Las fusiones bancarias se resumen en un par de cosas: una, en cerrar oficinas y despedir empleados, y dos, en sacarle miles de millones de euros a las arcas públicas, es decir a los mismos paganos de siempre. A esta estafa manifiesta la llaman sistema financiero y mercado y viene a resultar que el mercado y el sistema financiero son el único dios verdadero, con sus propios vicarios-sicarios en la tierra y no, como él se cree, el pobre y senecto Advenedizo XVI, que anda por el mundo soltando dislates sobre el condón y las putas talmente como si tuviera demencia senil, que no te digo yo que no, teniendo en cuenta que por su edad no está precisamente para subir al Everest. El papa sí sabe que hay un enemigo del Cristianismo (Ronaldo), pero contrariamente a lo que asegura, ese enemigo no es el laicismo, sino el paganismo, que se extiende imparable por el mundo civilizado, porque cada vez somos más los paganos de toda esta orgía que otros se corren: ferraris, putas de lujo, droga, joyas, yates bloques de pisos y de oficinas, espectaculares operaciones cerradas en el palco del Bernabéu, jeques árabes, reyes occidentales, príncipes borrachos, políticos trincones (¡uy!, que me repito)....
Y es entonces cuando llega una lumbrera preclara y profética como Jesucristo Zapatero que, rodeado de sus discípulos Pepiño, Pajín, Salgado, Sebastián y Valeriano, se aparece a los españoles para transmitirles su mensaje salvífico: La solución pasa por reunirse con las 30 principales empresas del país y a ver qué cuentan. Y ya te digo yo lo que le van a contar, que les dé más pasta, porque están todas estas corporaciones intoxicadas, tocadas y semihundidas, con los desplomes de la bolsa y la pésima gestión de sus dueños, a ver si Zapatero les maquilla un poco la cuenta de resultados, lo que se traducirá en un incremento de las facturas de la luz, en compensaciones y 'condon-aciones' (siempre el condón, aunque no sé para qué lo quieren si siempre nos joden a pelo, como uno que yo me sé, que su única estrategia empresarial era promocionar a los que sodomizaba sin ton ni son ni condón).
Tengamos simplemente en cuenta este dato: el 80% del empleo en España lo generan las pymes y los autónomos. Bien, ¿ha hecho Zapatero amago de reunirse con ellos para ver cómo solucionar la crisis?. No. Ergo, la reunión con los 30 grandes timadores de la economía española sólo puede tener un objetivo: ver la manera de seguir timándonos. De ahí la viñeta de arriba, que, por si no se han dado cuenta, es un váter que habla y reflexiona. A fin de cuentas, los políticos también sueltan mierda y nos la tragamos sin rechistar.
El hermano menos gracioso y con menos talento de los Marx (Carlos) escribió Miseria de la Filosofía. El anarcosindicalista Proudhon le replicó en Filosofía de la Miseria. Y ahora el váter filósofo Rocágoras zanja la cuestión: Filosofía de Mierda.

PD. La historia viene a demostrar que el anarcosindicalismo está 'demodé' y que hoy día es mucho más rentable y socialmente aceptado ser narcosindicalista, incluso narcoterrorista.

18 de noviembre de 2010

La batalla del Aaiun..tamiento

(En mayo se vivirá la gran batalla campal para elegir a los que nos van a robar y engañar durante los próximos cuatro años)
Anda todo dios soliviantado con lo del Sáhara otrora español y hoy marroquí. Por lo visto, el ejército alauí (alauá, alauimbombá, Marruecos, Marruecos y nadie más) ha empezado a repartir hostias, que más parece un obispo que un cuerpo armado de un país islámico.
Total, que Bardem y los actores del llamado grupo de ‘La Ceja’ ya se sienten engañados por Zapatero (que se pongan a la cola), porque ZP no dice ni mu ante este-atropello (teatro-pello, teatro Bérgidum, teatro Real. Todo es puro teatro, el gran teatro del mundo, el te atropello si no te apartas a un lado).
Lo jodido es que sesudos pensadores y analistas (listas del culo), de la talla de González Pons y de la talla de árboles, dicen que España tiene una responsabilidad histórica para con el Sáhara Occidental. A mí directamente me la rempanfinfla: si hay una responsabilidad histórica que se la pidan a Franco, a Fraga, al cardenal Tarancón o a la puta que parió al sursum corda, pero no a mí, pobre ser indefenso enamorado de Marruecos, que no busca más que un poco de droga y de alcohol para tapar estas y otras vergüenzas.
Me resulta asaz raro que Francia y USA (antes de tirar) callen como putas en el asunto y que tengamos que ser nosotros, una vez más, los que hagamos el ridículo y el pardillo en defensa de unos derechos humanos que donde menos se respetan es precisamente en España: Dice la santísima Trinidad Jiménez que “España siempre ha defendido el derecho a la libre autodeterminación del pueblo saharaui”. ¡Hostia!, ahora resulta que les reconocemos a los moros un derecho fundamental que no estamos dispuestos a reconocerles a los vascos, a los catalanes o a los gallegos. Eso sí que es democracia. Y luego hablamos de Marruecos. También se nos llena la boca con lo de que en Marruecos no hay libertad de prensa. Claro, ¿por qué iba a ser Marruecos una excepción?. La libertad de prensa ni existe ni ha existido nunca, porque hasta donde yo sé la prensa y el resto de los medios y los enteros tienen dueños, ladrilleros generalmente, que se pasan la libertad de prensa por el forro de los cojones y para los que un medio de comunicación es un arma arrojadiza (como un ladrillo). Nos ha ‘chingao’, si yo me compro un periódico será para que en él se diga lo que a mí me beneficia, no lo que quiera un periodista mileurista de mierda, no te jode.
Por cierto, siguiendo con lo del Sáhara, no creo que la República Árabe Saharaui que pretende implantar el Frente Polisario sea mucho más democrática que el régimen marroquí. Lo cierto es que descreo de las democracias islámicas (y también de las católicas), porque siempre acaban radicalizándose, dado que los imanes (los curas de Alá) saben manipular y administrar muy bien el alto grado de analfabetismo que azota a los países que han abrazado la fe del Profeta y de ahí a convencer a los jóvenes para que se pongan un cinturón bomba y convertirse en mártires media un paso.
Aquí en España pasaba algo parecido hace unos siglos, pero en época de la cruzada de Franco, como lo del cinturón bomba no colaba mucho, pues los imanes católicos ordenaron directamente matar a los disidentes, mientras que a los acólitos quisieron imponerles el cinturón de castidad, que en sí mismo es también una bomba de relojería. Total, que del asco que nuestros antepasados y presentes le cogieron tanto al cinturón de castidad como a los curas ahora nosotros bebemos y jodemos por la gracia de dios más que el propio gallo de la pasión, para desesperación de Benedicto y de don Rouco (en inglés ‘Benedictine on the Roucks’).
Más que lo del Aaiún me preocupa la otra batalla, la del Aaiun-tamiento, pues en mayo hay elecciones y, como el ejército marroquí en el Sáhara, ya han empezado a repartirse hostias para repartirse los puestos en las candidaturas, porque la mera posibilidad de formar parte de una lista, y hasta de una tonta, hace que al edil potencial se le encoja el culo y se le estire el cuello, confiriéndole un porte mitad soberbio, mitad digno, que causa la envidia del vecindario (¡gran equipo de fútbol canario!). La perspectiva de cambiar primero de coche, luego de piso y después de follar fuera del matrimonio y pasar de la santa esposa o novia de siempre es de lo más rejuvenecedora (es muy lábil la línea entre la erótica del poder y la erótica del joder).
Lo malo es que ahora ser concejal de urbanismo ya casi no mola, porque no hay trinque a la vista por la cosa de la burbuja inmobiliaria. Lo suyo es que te metan en el consejo de Caja España-Caja Duero, el nuevo engendro bancario engendrado para que los políticos sigan robando al personal aunque se note mucho: repárese en que son los mismos perros con los mismos collares, los mismos que hundieron la anterior caja los que ahora aseguran tener una gran idea para salvarla. ¡Catástrofe a la vista!
Ya lo dijo el nuevo Corbacho, de nombre Valeriano (Celestino y Valeriano, menudo dúo cómico): aquí todo dios tiene que hacer sacrificios, los funcionarios, los trabajadores, los parados y los pensionistas. Lo que se calló el muy puta es que los sacrificios que hacemos son para darle más dinero a los bancos. Véase lo de Irlanda. A la Unión Europea se le ha metido en los cojones que hay que darle más dinero a los bancos de Irlanda, pese a que éstos ni siquiera lo quieren. Reconozcámoslo, no hay dinero ni sacrificio suficientes para mantener el nivel de ingresos de tantos banqueros. Y mientras tanto nuestros pensionistas pudriéndose en pensiones de mala muerte. Desegañémonos, las elecciones sólo sirven para una cosa, para elegir a los que te van a engañar, robar y exprimir durante los próximos años. Además, sin quejarte, porque los has elegido tú; así que, cuando estés hasta los cojones de ellos, piensa que en Marruecos están peor, porque no hay libertad de prensa y encima tienen imanes (pegados en la puerta del frigorífico).
Aún hay más: otro ministro, Sebastián, va y les dice a los mineros que no se preocupen por el futuro ... no lo tienen. Y en éstas, Victorino, como un Antonio Molina resucitado, les canta aquello de “ERE, por tu forma de ser conmino, lo que más quiero...” y así siempre. Cada vez estoy más de acuerdo con Rajoy, ‘El Esforzao’ citando a Romanones (tócame los cojones): “¡Vaya tropa!”

8 de noviembre de 2010

El encantador de perros

En vez de decir tanta gilipollez, ¿por qué no se callan?
La visita del papa a España el pasado fin de semana es el acontecimiento más importante de la historia de este país desde que el ayatollah del Bierzo, Tarsicio Carballo, iniciara su particular ramadán (que no huelga de hambre, porque comía por las noches). Benedicto ‘sixteen’ (XVI) pasó por España como una ‘instalación’. Talmente parecía que el Papamóvil fuera el Red Bull de Sebastian Vetel, pues iba a toda hostia y los fieles que se agolpaban en los márgenes (de beneficios) de las calles no pudieron ni oler a Susan (Su Santidad) y ahora ni siquiera pueden presumir de saber a qué huele el ‘olor de santidad’.
En fin, que Benedicto dijo que en España se respira el mismo ambiente de laicismo (un huevo colgando y otro lo mismo) que en 1930. Aunque no lo dijo, estoy seguro de que a él y a su jauría (digo curia) les encantaría que ahora también se aplicara la misma solución limpia y eficaz que por aquel entonces. El inconveniente es que aquella solución ahora está saliendo de las cunetas.
Total, que si lo que dijo Ratzinger lo llega a decir Hugo Chávez el rey le habría espetado aquello de “por qué no te callas”. Sin embargo, aquí no sólo nadie puso al divino carcamal en su sitio, sino que fue un verdadero poema ver a la Casta Leticia haciendo genuflexiones como para hacerse perdonar el pecado original de su primer divorcio.
Con la visita del papa disfruté de lo lindo (perdón, quise decir de cojones): me sirvió para deleitarme una vez más con esa maravilla que es la catedral de Santiago y para horrorizarme con ese engendro que es la Sagrada Familia, que si ya es fea de por sí, la iluminación no hace más que resaltar su chabacanería y ‘horterismo’ beato. No obstante, me molestó sobremanera que las otras cadenas de televisión contraprogramaran para que los españoles cambiáramos de canal. De hecho yo estuve a punto de pasarme a la Cuatro, donde daban ‘El encantador de perros’, pero a fin de cuentas era prácticamente lo mismo y no lo hice. Por cierto, en Canal Historia estaban dando algo sobre una momia a la que le hacían la prueba del Carbono 14. Es decir, casi todas las cadenas, incluida la de váter, hablaban de lo mismo.Una simple apreciación de índole teológica: Benedicto dijo que había que apoyar a la familia tradicional, cuyo paradigma sempiterno lo constituye la propia Sagrada Familia, que ya tiene casa en Barcelona. Sin embargo, ya sé que es una pijada, pero debo recordar, aunque ya todos lo saben, que la Sagrada Familia, ese paradigma sin parangón de la familia tradicional, no fue más que el producto de un monumental adulterio.
Los norteamericanos le han dado con sus votos a Obama una patada figurada en sus cojones negros y peludos. Yo siempre malicié que a Obama lo eligieron en su día para poder echarle la culpa a un negro de los errores de Bush.
Hace poco tiempo casi todos creían en la competencia y en la honestidad del tal Obama. Bueno, yo nunca me lo creí: siempre sospeché de su honradez, porque cuando alguien predica la honradez de un político, miente invariablemente. Por el contrario, cuando alguien tilda a un político de corrupto, invariablemente dice la verdad. Político honrado es una ‘contradictio in terminis’ (un oxímoron), sin embargo, político corrupto es una redundancia. Creo que la presunción constitucional de inocencia debería declinar para los políticos, porque en su caso sería más una presunción prostitucional. Lo que sí es una presunción ‘iuris et de iure’ es que cada partido político siempre es peor que el otro.
No me resisto a hacerme eco de un asuntillo local, casi doméstico, pero que me ha llamado la atención: el caso es que la Concejalía de Acción Social del Ayuntamiento de Ponferrada organiza un encuentro para jóvenes y adolescentes de 13 a 17 años. Según reza la propia nota municipal, dicho encuentro forma parte del llamado programa ‘Construyendo mi futuro’, del área de Acción Social. Del rimbombante título cabe inferir que el Ayuntamiento, preocupado por el incierto futuro de los jóvenes, se preocupe de orientarles y asesorarles sobre las salidas y posibilidades formativas y laborales. Hasta ahí todo cojonudo. Pero ahora viene lo mejor: cuando uno repasa las actividades programadas en el encuentro, ¿con qué se encuentra?, pues nada menos que (lo cito textualmente) “talleres de karaoke, taller de DJ, baile, magia, percusión, juegos y un taller de patinaje donde es imprescindible que cada uno lleve sus patines”. Por lo visto, construir el futuro para el concejal de la cosa de Acción Social consiste en practicar karaoke, pinchar discos y bailar, todo ello subvencionado por la Junta de Castilla y León. Digo yo que mejor se les explicaba a los jóvenes cómo trincar el dinero a base de practicar el transfuguismo político, la prevaricación, la especulación inmobiliaria, el nepotismo y la corrupción en general (y en teniente) y tantas y tantas ilegalidades en las que en cada ayuntamiento, incluido el de Ponferrada, hay numerosos expertos (y dormidos).
Cambiando de tercio, el otro día visité una exposición de xilografías de Dalí sobre la Divina Comedia de Dante. Tengo que decir que en sus dibujos Dalí va a su puta bola y pasa de Dante como de la mierda. O sea, que podría tratarse de una exposición sobre la Divina Comedia o sobre una puta del Milenium. Como soy de otra época, me habría gustado ver una Divina Comedia ilustrada por Giotto, un genio a la altura de Dante, o por Miguel Ángel, o por William Blake o por Piranesi, pero a cambio tengo que conformarme con Dalí, un tipo que demostró más que sobradamente que en ocasiones la genialidad y la imbecilidad son la misma cosa, o con Barceló, un pintor que jamás ha estado a la altura del ron del mismo nombre. (Debo recordar aquí, para quien piense que cualquier pintura de Dalí es una obra maestra, que en cierta ocasión pintó con un spray una calabaza ‘Ruperta’ para los concursantes del programa ‘Un, dos, tres... responda otra vez’.
Por cierto, ¿saben cuál es un buen concurso?, levantar mis cojones a pulso.