Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

25 de noviembre de 2010

La última canción del 'cansautor'

(Reunión de cucarachas, mierda fresca)

Después de lo de Grecia, los mercados han vuelto a experimentar una hipertensión especuladora que amenaza (ojalá) con arruinar a países como Irlanda, Portugal y España, es decir a los países subdesarrollados de Europa. Y una vez más, vuelta la burra al trigo, a los políticos y a los próceres de la economía y de la 'econosuya' no se les ocurre mejor solución para arreglar lo que ellos mismos han jodido que jodernos a nosotros, amparándose, claro está, en que no se les puede hostiar porque la violencia está prohibida y la propia Constitución ha derogado la pena de muerte, incluso para esta panda de sinvergüenzas y estafadores. Desengañémonos, aquí no fallan ni el capitalismo ni la socialdemocracia ni el mercado ni las hostias en vinagre, aquí lo que de verdad falla es la gentuza que dirige esta mierda y sus múltiples ‘ramerificaciones’ mediante la figura de la UTE (Unión Temporal de Estafadores): Tipos con o sin estudios, pero siempre sin criterio ni escrúpulos, que basan todas sus fortunas en vampirizarnos.
Sólo a cerebros consumidos por el germen de la estupidez y la avaricia, como Mafo, Zapatero, Rajoy (quieto me estoy), Obama y la madre que los parió a todos, se les ocurre que, para arreglar la gastroenteritis financiera de los Botín, Lheman Brothers, Madoff, las cajas y los demás chiringuitos financieros de España (gescarteras, afinsas, ‘fórumes’) y del orbe, la única solución es rebajar los salarios, el despido libre y gratuito, bajar las pensiones, subir los impuestos, echar a funcionarios que no han hecho nada... y suma y sigue. Esta es una cantinela muy sabida y repetida, es una canción macabra compuesta por un cantautor pesado y cansino: por un 'cansautor' (anda, como Amancio Prada).
Tal vez, siendo un poco más imaginativos, lo que habría que hacer es acabar con el oligopolio bancario y aplicar los beneficios de los bancos a las pensiones y a la inversión o, simplemente, a mantener en la cárcel a sus accionistas principales. Hace unos años, aquí en España el Santander era una mierdecilla de banco y nunca pasó nada. Hoy se constipa y todos nos cagamos por la pata abajo. ¡Menuda solución de mierda la de las fusiones!. Y ahora la están aplicando a las Cajas de Ahorros, para que el expolio de los gestores y los políticos que los designan sea menos ostensible y para que las quiebras futuras (que las habrá) sean todavía más costosas y sangrantes para los ciudadanos. Un tío que, como Botín, se pavonea sin ruborizarse con su pinta pueblerina y su inglés aterrador por el paddock de Ferrari no puede ser una pieza clave de los hilos del sistema bancario español y europeo. Algo nos falla, digo algo nos folla.
Las fusiones bancarias se resumen en un par de cosas: una, en cerrar oficinas y despedir empleados, y dos, en sacarle miles de millones de euros a las arcas públicas, es decir a los mismos paganos de siempre. A esta estafa manifiesta la llaman sistema financiero y mercado y viene a resultar que el mercado y el sistema financiero son el único dios verdadero, con sus propios vicarios-sicarios en la tierra y no, como él se cree, el pobre y senecto Advenedizo XVI, que anda por el mundo soltando dislates sobre el condón y las putas talmente como si tuviera demencia senil, que no te digo yo que no, teniendo en cuenta que por su edad no está precisamente para subir al Everest. El papa sí sabe que hay un enemigo del Cristianismo (Ronaldo), pero contrariamente a lo que asegura, ese enemigo no es el laicismo, sino el paganismo, que se extiende imparable por el mundo civilizado, porque cada vez somos más los paganos de toda esta orgía que otros se corren: ferraris, putas de lujo, droga, joyas, yates bloques de pisos y de oficinas, espectaculares operaciones cerradas en el palco del Bernabéu, jeques árabes, reyes occidentales, príncipes borrachos, políticos trincones (¡uy!, que me repito)....
Y es entonces cuando llega una lumbrera preclara y profética como Jesucristo Zapatero que, rodeado de sus discípulos Pepiño, Pajín, Salgado, Sebastián y Valeriano, se aparece a los españoles para transmitirles su mensaje salvífico: La solución pasa por reunirse con las 30 principales empresas del país y a ver qué cuentan. Y ya te digo yo lo que le van a contar, que les dé más pasta, porque están todas estas corporaciones intoxicadas, tocadas y semihundidas, con los desplomes de la bolsa y la pésima gestión de sus dueños, a ver si Zapatero les maquilla un poco la cuenta de resultados, lo que se traducirá en un incremento de las facturas de la luz, en compensaciones y 'condon-aciones' (siempre el condón, aunque no sé para qué lo quieren si siempre nos joden a pelo, como uno que yo me sé, que su única estrategia empresarial era promocionar a los que sodomizaba sin ton ni son ni condón).
Tengamos simplemente en cuenta este dato: el 80% del empleo en España lo generan las pymes y los autónomos. Bien, ¿ha hecho Zapatero amago de reunirse con ellos para ver cómo solucionar la crisis?. No. Ergo, la reunión con los 30 grandes timadores de la economía española sólo puede tener un objetivo: ver la manera de seguir timándonos. De ahí la viñeta de arriba, que, por si no se han dado cuenta, es un váter que habla y reflexiona. A fin de cuentas, los políticos también sueltan mierda y nos la tragamos sin rechistar.
El hermano menos gracioso y con menos talento de los Marx (Carlos) escribió Miseria de la Filosofía. El anarcosindicalista Proudhon le replicó en Filosofía de la Miseria. Y ahora el váter filósofo Rocágoras zanja la cuestión: Filosofía de Mierda.

PD. La historia viene a demostrar que el anarcosindicalismo está 'demodé' y que hoy día es mucho más rentable y socialmente aceptado ser narcosindicalista, incluso narcoterrorista.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues tú llamarás "cansautor" a Amancio Prada pero yo...no he sido capaz de leer todo tu artículo! se me ha hecho pesado, incomprensible, lioso,....! y sé leer, te lo aseguro!

Anónimo dijo...

Paco, cuanto mas tardes en chapar el blog mayor deterioro. Esto que escribes ya ni siquiera divierte. Ten un poco de caridad contigo mismo y no te flageles las meninges tratando de superarte, en el ridículo, porque te quedas en el "dejà vu"...¡Patética, esta última canción...!

Hipatia dijo...

Una sola frase de Labarga supera simplones comentarios de anónimos homónimos.

Por ejemplo: "... ese enemigo no es .. sino el paganismo,... pues cada vez somos más los paganos de toda esta orgía que otros se corren"

Salud maestro!

Anónimo dijo...

Querida Hipatia, simplones comentarios, como los que tu haces, me supongo. Porque cada cual es simple, complejo, 'circunflejo', listo, tonto, pedante, ilustrao´, irónico, sarcástico... o simplemente es. Tu te defines una pagana agraviada, lo cual identifica una figura estúpida, porque en pura metafísica es todo un contrasentido.
Dicho con respeto desde el anonimato homónimo con el que se apantalla Hipatia.

Urbano666 dijo...

Pues yo sere gilipollas, pero cada vez que veo un artículo del Paco lo leo de principio a fin (y sé leer, os lo aseguro) y siempre me saca una sonrisa, y también una reflexión de la amarga situación en que vivimos, mas valdría hacernos narcoterroristas para hacerles la pelota a los bancarios estos, pasaría lo que en México, se lían a hostias porque a los criminales no les gusta la competencia

Anónimo dijo...

Por si alguien no lo ha cogido, la frase que selecciona el pio/pia Hipatia (nadie conoce si tras el seudonimo se esconde varón o hembra), para contraponer la simplonería a la genialidad de Labarga, no se refiere a 'pagano', en su acepción religiosa; no, sino en el sentido de pagar, como si de una ronda de cañas se tratara.

Así, "ese enemigo no es ...sino el paganismo,...pues cada vez somos más los paganos de toda esta orgía que otros se corren", sería la versión 'genial' de Labarga, y la simplona sería eso de 'ser puta, y además poner la cama', y no explico más, porque se entiende perfectamente, tanto por los intelectuales tipo Hipatia como por los simplones anónimos homónimos.

La extraordinaria cualidad de Paco, es que es 'ambidestro': cuando quiere es simplón, y, sin forzar excesivamente las meninges, con el pretexto de un váter, por ejemplo, expone reflexiones de filosofía profunda. Mísmamente como Anaxágoras (su maestro)

Nota: Lo de pío/pía de Hipatia, lo indico por los rasgos que ha dejado en este blog de su afecto a lo religioso. Dicho con respeto, y para rectificar si no he entendido bien sus íntimas declaraciones en este sentido...

Anónimo dijo...

Por ejemplo, para ilustrar lo que dice el Anónimo anterior, un juicio simplón de Paco sería: 'paganismo', un huevo colgando y otro lo mismo. O... ¡es una frase genial!. ¡Ahora que lo escribo, ya no estoy tan seguro!. Y, juro que es de día, porque sino pudiera ser que estuviera afectado del síndrome de Dinio, que la noche le confunde...

Anónimo dijo...

Aclárate, Urbano666, porque la conclusión que sacas, entiendo de lo que has asimilado del texto de Labarga, que tanta gracia te hace, de que más valdría "hacerse narcoterrorista (qué palabra mas fea), para hacerles la pelota a los 'bancarios' estos", me imagino que querrías decir a los 'banqueros', (otra casta), porque aquellos suelen ser unos pringaos, como cualquier trabajador por cuenta ajena. Además, con la supresión de unas 18.000 oficinas anunciadas, como forma de reducir la enorme bancarización de este país, no menos de unos 100.000 'bancarios', entrarán a formar parte del club de los desempleados, es decir de los "paganos de la orgía que otros se corren", que tanto gusta como frase genial al pio/pia Hipatia.

Anónimo dijo...

Urbano666, ¡vade retro!. Quizá sepas leer, pero te expresas "como cueco rambulero. Disque cual es tu arrechera?".

Paco, si tus seguidores son como U666, lo mejor es que abandones el sermón, te bajes del púlpito y abras otro dominical culto sobre aquello en lo que eres un maestro. El látigo para fustigar 'el desorden establecido', lo tienes muy desgastao, y además no te comprenden...

Solo se salva el pío/pía Hipatia, que con su agudeza, es capaz de volorar lo y sobre lo que escribes, y para eso, que te invite a una caña y un 'porro', y la simiente de tu genialidad caerá en terreno mas abonao. Entre otras cosas, porque no te expondrás a comentarios tan 'simplones' como este, y otros que preceden.

Urbano666 dijo...

Por eso leo al Paco, para ilustrarme, tal vez algún día deje de expresarme como cueco rambulero

Anónimo dijo...

Urbano666 ¡vade retro!. ¡Eres un tipo humilde, sí señor!, siempre hay que estar en disposición de aprender. El problema es que Paco, podría ser el catedrático superespecialista en el tipo de 'enseñanzas' que imparte desde esta su cátedra, que abrió en desagravio a la persecución a la que se vio sometido cuando trató de pronunciarse en 'aula abierta', desde un periódico. Quiero decir con ello, que para asimilar sus enseñanzas, hay que pasar la 'primaria', secundaria, y despues pasar por la universidad con aprovechamiento, para optar a poder asimilar 'el máster' que imparte desde este 'umbral'. Lo de la universidad, puede ser real o metafórico, porque igual serviría haber aprovechado las enseñanzas de 'la universidad de la vida', con seguridad mas rica en enseñanzas que la otra.

Vamos, para que me entiendas, que por lo que te conozco por tus expresiones, te falta un hervor para que puedas sacar provecho de la filosofía labarguiana.

En cambio, sí está a la altura del pío/pía Hipatia, que como observarás por cómo se pronuncia, o comenta aspectos de la doctrina de su admirado Labarga, es agudo/a, y tiene asimilada la genialidad de su cuerpo doctrinal para trasformar este perro mundo en el que vivimos, y del que 'somos paganos de las orgías que se corren otros a nuestra cuenta'. ¿Te das cuenta, cómo para captar esto hay que ser mucho mas agudo, e ilustrao, U666?. Mismamente como el pío/pia Hipatia. Pues, ¡toma nota!, y empieza a reciclarte dede la base.

Leonesa dijo...

Espero que no haga Ud. caso de algunos que le invitan a cerrar este blog. Sepa Ud. Sr. Labarga, que tambien hay quien disfruta con sus artículos, aunque no estemos muy de acuerdo con sus recomendaciones...Pero, muchas veces son recibidos como esa necesaria bocanada de aire fresco para superar la sensación de axfisia por tanta iniquidad que padecemos los ciudadanos.

Anónimo dijo...

Ud si que cansa Sr. Labarga con el mismo sermón en cada columna. Está claro que a Ud nadie le sirve, ni la iglesia, ni los bancos, ni los políticos, ni los empresarios, ni los artistas, solo Ud. es el único intelectual, pues díganos cual es el modelo que deberíamos tener, al margen de alcohol, drogas y sexo en forma de barra libre. Ahora que Zapatero está ya amortizao y Rajoy sigue fumándose un puro, a lo mejor su sistema es el mas votao.
Es Ud. patético, créame. Haga caso a la recomendación y cierre su columna. Ud. es un cansautor, no tiene otro ritmo que el raca-raca, demasiado repetitivo ya.

bonviya dijo...

este anónimo que pide el cierre, o es tonto, o es cocho!

Anónimo dijo...

'Bonviya', al anónimo al que te refieres, ni es toto ni cocho, es persona muy lúcida. Hace una recomendación a Labarga, porque el estilo de este blog, está absolutamente acabado. Un genio como Paco, tiene que tener mucha mas riqueza de registros literarios que ofrecer para deleite de los que le leemos.

Sólo hay que fijarse en la pobreza de los comentarios que acompañan a cada nueva entrega, para concluir, que ha dejado de interesar al lector culto, y es que es ya predecible, diría que repetible. Esta forma sarcástica de comentar la actualidad, ofrece síntomas de agotamiento por el uso de los mísmos tópicos.

Por ejemplo, el comentario que tu haces,'Bonviya', es absolutamente pobre, insultón, romo, de gente poco culta, acorde con la 'abombillada' cabeza que se te supone. Es decir, nada agudo.

Caso distinto es el que hace el pío/pia Hipatia, que cuando se asoma por el blog, como en este caso, sabe apreciar la genialidad en Paco, lo que es signo de agudeza, que no ven los simplones. Pero, esta es la excepción que confirma mi regla.

Nota: Ni que decir tiene que soy el Anónimo 2º, que he recomendado a Paco chapar este blog. ¡Eso sí, pero para que abra otro!. ¡Que nos nos abandone, por favor!

Anónimo dijo...

No me gustan los comentarios que recomiendan al autor de este blog lo que tiene que hacer. Es mas, me parecen inútiles. ¡Menudo es Paco Labarga para dejarse influenciar!. Dicho esto, es cierto que han desaparecido comentaristas de cierto nivel en el blog.

La mezcla de calidad literaria, con la visión desgarrada y crítica de la realidad que trata, no falta de lógica (eso si labarguiana) y por ello exagerando al límite su razonamiento para buscar el lado mas sarcástico del asunto, le da un estilo personal, que hace reconocer facilmente al autor.

Esto, gusta o no, pero exige agudeza del lector para extraer la riqueza de su pieza de comunicación. A su vez, no es fácil mantenerse con originalidad en este estilo de escribir. Probablemente esta fatiga, se deja ver después de 4 o 5 años en este oficio. Esta es mi opinión.

Hipatia dijo...

La musa que guía la pluma de Paco, como la de cualquier escritor decente, no puede ser otra que la de la disconformidad; la de él es una literatura que trata de arrancar los harapos de la miseria moral que nos envuelve y nos la muestra, exenta de todo atisbo de lírica doliente, de la forma que más ofende. A poco que se curta derivará en literatura de burla. Entonces, quizás, deba ponerse a escribir “en serio”.

Berciano dijo...

El exégeta Hipatia sabe algo de moral?. Ni por el forro, igual que el autor de este blog. En cambio de miseria, mucho. Sobretodo de la que ofende. Cualquier escritor decente no escribe las paridas de este escritor que tanto alaba este comentarista. Ambos carecen de valores, y de decencia?.

angel dijo...

Un anónimo recomienda cerrar a Paco cerrar el blog por el bajo nivel de los comentarios y abrir otro para gente de mas alto nivel.
Desgraciadamente no tengo un nivel intelectual ni aprosimado a la media de los que escriben aqui,pero disfruto con su lectura ,
unos me agradan mas que otros pero no por eso mandaría al autor cerrar el blog.
Un servidor pondria la mano en el fuego por los valores de Francisco Labarga , pues su decencia, honradez y lealtad le fueron trasmitidos por sus padres, que también me los trasmitieron a mi.