Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

25 de diciembre de 2010

23 de diciembre de 2010

La Sagrada Familia y el Portal de Belén... Esteban

(Cual Virgen posmoderna, Belén Esteban es hoy el gran refente moral. ¡Aleluya!)
Cada héroe y cada villano son hijos de su época. Actualmente la Sagrada Familia (la del Niño Jesús, no la de Barcelona, que es decimonónica sin remisión) sería otra cosa harto distinta de la que se refugió en el pesebre. Veamos:
La Virgen, buenorra como está y harta ya de Pepe el vejestorio, se fuga con el rey Melchor, que no es propiamente un rey, sino un príncipe, un jeque árabe concretamente, que le promete a la buena y sumisa mujer (hágase en mí según tu palabra) el oro y el moro, sin que la incauta imagine que al final se va a quedar únicamente con el moro, porque aunque tiene bastante oro, ya que es de Abu Dhabi o de por ahí, lo cierto es que anda esposado a otras muchas mujeres, con sus respectivos vástagos, que gastan a manos llenas en las tiendas de Bulgari y de Louis Vuitton.
En fin, el desdichado de San José, cornudo y apaleado, recoge velas y se dedica a la carpintería metálica, como Comonor, pero con menos ínfulas e insolvencias. Lo que pasa es que, como no circula el crédito por el puto cerrojazo bancario, se tiene que presentar un ERE a sí mismo e irse al paro perpetuo, porque tiene más edad que el Ebro y ya no lo contrata ni Dios (su hijo o lo que sea). Al final, para colmo, Zapatero y ‘Pepiño’ le quitan los 400 ‘ñapos’ que le daban como parado de larga duración y el infeliz aparece fiambre en mitad de la noche gélida, ignorado por los semejantes, meado por los perros y con sus calzones roídos por los ratones, aunque sólo sea para hacer bueno el villancico.
En éstas, a la Virgen el jeque me la enfunda en una túnica tipo burka o como cojones se llame y ¡hala!, a buscarse otra churri a la que prometer hasta meter el oro y el moro.
Y me dirán (1,75 aproximadamente): a todo esto, ¿qué fue del niño Jesús?. Pues que, como dice la canción de Pedro Navajas, “si naciste ‘pa’ martillo del cielo te caen los clavos”: deseoso de dar su vida para mayor gloria a Dios (AMDG, ad maiorem Dei gloriam), entra en Al Qaeda y a los 33 años se coloca un cinturón bomba y se inmola a lo bestia en Jerusalem, eso sí, en nombre de Alá, que inmola la hostia, digo que mola la hostia.
Así que se nos jodió el invento. El único portal de Belén posible es el portal de Belén Esteban. La burra... cargada de chocolate para fumar, el buey... hecho chuletones. Los angelitos... buscándose el sexo para hacerse tocamientos. Los camellos... por ahí, trapichando. Los peces... bebiendo y bebiendo en el río hasta ponerse ciegos antes de que los desalojen los maderos. La nieve... toda por la nariz hasta rebosar, y, mientras, en el harén del jeque, la Virgen se está peinando entre cortina y cortina, los cabellos son de oro (del que cagó el moro) y el peine de plata fina.
Aún hay más. En el Nacimiento de Ponferrada, que es más bien un aborto, el castillo templario de Herodes es remodelado por Riesco y le ha ‘quedao’ 'niquelao' y muy ‘apañao’ para cualquier sarao.
El rey negro tuvo peor suerte: después de sacarle el jugo, con la crisis lo mandamos a tomar por el culo por no tener papeles. Y de Gaspar no se ha vuelto a saber, dicen que se va a presentar a las próximas municipales, pero, entretanto, cual bujarrón, anta en tratos nefando, sodomitas concretamente, con Santa Claus. Falta, empero, la estrella que guiaba a los Reyes Magos: bien, la estrella se posa sobre el escenario y todos comprueban que es un ‘travelo’. Un pastorcillo se acerca a un grupo de zagalas con la sana intención de violarlas a todas, pero no lo consigue, porque al llegar a la última sufre una disfunción eréctil que ni con viagra. Las zagalas afean su comportamiento, otrora digno, y le piden que vuelva al día siguiente a ver si se le pasa la diarrea (y se le pone dura esa mierda).
Pero todo nos la pela (la pela-dilla), porque es Navidad y, ya se sabe, en estas fechas señaladas por el Corte Inglés “caireles de botafumeiro inundan la campiña mientras el negro corazón del sátrapa se retuerce en el abismo vertical del frontispicio”. O lo que dijo el otro: “Hojas del árbol caídas / juguetes del viento son. / Tócame los cojones / que vengo de esquiar”. Feliz Navidad y próspera Matanza (Semana Santa).
PD. Esta entrada es un homenaje gamberro e indigno a los más grandes: Tip y Coll. Qué solo me dejasteis, cabrones. En la próxima entrada mi blog cambiará sustancialmente. He decidido cambiar, porque no tengo suelto.

14 de diciembre de 2010

Ningún niño quiere ser Cristiano (prefiere ser Messi)

(Voilà, un ministro de saldo con una gestión acorde con su valía y formación)


El pensamiento de un político sólo es verdaderamente fluido cuando tiene diarrea. Viene esto a cuento de que, incapaz de controlar a los controladores, a ‘Pepiño’ lo tuvieron que relevar y dejar que el problema lo resolviera el ejército, lo que a la larga será mucho peor aún, porque inteligencia y ejército son ‘concetos contraditorios’ (oxímoron). Después ‘Pepiño’ trató de explicar el problema a la opinión pública y, lo dicho, es como si cagara, pero con el cerebro.
Ya sé que los controladores caen mal a casi todo el mundo por el mucho dinero que ganan, unos 300.000 ñapos al año (algunos hasta un millón). Sin embargo, ganan mucho más los propietarios y los consejeros de los bancos y de las cajas de ahorros que han arruinado a este país y saqueado las arcas públicas y sus propias empresas y nadie los ha militarizado ni amenazado con la cárcel por un delito de alta traición, que es lo que es en realidad lo que han hecho nuestros bienamados banqueros y empresarios trincones. Al contrario, para solucionar el problema que han creado ahora hay que reformar las pensiones y el mercado laboral: un eufemismo bajo el que se esconden el abaratamiento del despido, el cobrar menos y trabajar más de Díaz Ferrán, y el elevar la edad de jubilación para que el Estado tenga más dinero fresco para seguir alimentando a los banqueros sanguijuelas, a las grandes empresas y a los tiburones (redundancia).
Lo peor es que te metan por el culo un tenedor: Con los controladores aéreos se ha abierto la caja de Pandora y si esto se lo hacen a los poderosos, ¿qué no nos harán a nosotros, pobres piojosos?: Luego ya nadie podrá quejarse cuando les llegue el afeitado al resto de los funcionarios, a los panaderos, a los enfermeros, a los médicos, a los taxistas, a los maquinistas de Renfe o del Metro... nadie se salva, porque todos son servicios públicos indispensables para el funcionamiento de la sociedad. No se salvan ni los parados, a los que ya han tangado los 400 putos euros de mierda: ¿o es que crea menos alarma que se nos joda el puente de la Constitución que el hecho de que los pocos trabajadores que aún tienen empleo no puedan coger el metro para ir al curro de mierda?.
En fin, ya anuncié yo tiempo atrás que este fenómeno intelectual que es ‘Pepiño’ nos iba a dar tardes gloriosas y, la verdad, no me está defraudando; fue escucharle en la radio el otro día y casi me descojono ante tanto desconocimiento y estreñimiento mental disfrazados de sensatez.
El feo asunto del tráfico aéreo está sirviendo, no obstante, para encubrir otros delitos y otros tráficos... de drogas, de sustancias dopantes, de información privilegiada, de secretos de estado, etc. Ahora le echan la culpa a Wikileaks de divulgar documentos que ponen en peligro la seguridad nacional e internacional. El caso es echar siempre la culpa a otros: a los controladores, a Wikileaks o su puta madre. Sin embargo, parece que nadie ha reparado en que los famosos documentos secretos, lejos de poner en peligro a los estados, lo que hacen es poner en evidencia la megalomanía, la corrupción, la abyección y la traición al estado y a sus ciudadanos de nuestros propios políticos, jueces y fiscales. Todavía no se le ha ocurrido a nadie investigar lo que esos documentos o cables dicen sobre la actitud del Fiscal General del Estado y lo que su comportamiento esconde (Pumpido), ese fiscal que pide 8 años para los controladores y de este modo encubrir su propia traición a España, prometiendo a los yankis obstaculizar el proceso judicial por el asesinato de Couso. También habría que investigar a otros fiscales y a otros jueces y a la propia ex vicepresidenta del Gobierno.
Zapatero, empero, salió al quite de las filtraciones de Wikileaks quitando hierro al asunto y asegurando que eran meras opiniones de los diplomáticos americanos, pero juzgo que estos tipos no deben ser tan tontos o tan simples como pretende que creamos, cuando definieron al propio Zapatero como un político “cortoplacista que supedita los intereses comunes al cálculo electoral”. Tengo yo ‘pa’ mí que, visto lo de Wikileaks, son muchos los que han hecho más merecimiento que los controladores aéreos para ser juzgados por un delito de alta traición. En fin, por si alguien todavía dudara del buen criterio de estos diplomáticos americanos, debo recordar que al Vaticano lo calificaron como “cerrado, anticuado y provinciano”. ¡Jódete!, si lo llego a decir yo en vez de los diplomáticos americanos me crucifican como hicieron con su propio jefe. Sé que estas opiniones preocupan mucho no sólo a Zapatero, sino también al papa Ratzi, por el efecto que puedan obrar sobre sus feligreses, sobre todo los niños, pues, de hecho, desde la más tierna infancia, hoy día ya no hay ningún niño que quiera ser Cristiano (todos prefieren ser Messi).
Es una pena que el portal Wikileaks y su promotor estén tan perseguidos, acosados. Me encanta comprobar lo que siempre sospeché, que los verdaderos y casi únicos enemigos de los seres humanos y de las sociedades que forman son sus propios gobernantes y sus propias instituciones. Y como siempre, en vez de perseguir a éstos, hay que buscar un chivo expiatorio (Wikileaks, los controladores...).
Lo de Wikileaks me recuerda a mi admiradísimo Frederic Brown: en su espectacular y desternillante novela ‘Marciano, vete a casa’ (Marcianos go home) relata una invasión marciana en la que los alienígenas del planeta rojo no eran ni más avanzados ni más inteligentes ni más beligerantes: eran unos cotillas y aireaban todos los secretos de los seres humanos, desde los secretos militares y políticos hasta los secretos de alcoba (veían a través de las mantas lo que los amantes debajo de ellas). De este modo pusieron al borde del colapso a todo el planeta y a nuestra amada civilización occidental. Wikileaks es el marciano de Brown. Sencillamente genial.
Otro que tal baila, un 'Pepiño', más discreto, pero no mejor: Rodolfo Martín Villa, quien cada vez que puede desperdicia la ocasión de quedarse callado, dijo en León hace unas semanas que los nacionalismos vacían el estado. Algo lamentable, acostumbrado como está a ser él y sus amigos, y no los nacionalismos, quienes vacían el estado (sobre todo las arcas de ese estado).
Por cierto, estos días se ha podido comprobar lo que todos ya sabíamos, que los deportistas de elite se ponen más ciegos que Guti de sustancias prohibidas y autotransfusiones, sólo que a Guti lo critican porque lleva tatuajes y folla con tías jamonas y a los otros, en cambio, les premia la Junta de Castilla y León y hasta les mete en las listas de concejales. Siempre sostuve que el deporte está sobrevalorado. Decía el gran Bukowski que es mucho mejor emborracharse que follar, algo que yo dudé de joven, pero que, a la postre, es un axioma. En todo caso, es mucho mejor emborracharse y drogarse que hacer deporte (que también genera adicción), y, si no, el tiempo dirá, porque morir te mueres igual, así que, ya que te vas a ir a tomar por el culo, por lo menos dejar un cadáver impresentable y no un cadáver con una salud de hierro. Por otro lado, seguro que Dios es un yonki de puta madre, pues sólo a un indeseable 'fumao' y más puesto que Las Grecas y Marta Domínguez juntas se le ha podido ocurrir una broma tan macabra como este puto infierno disfrazado de paraíso. Así que, verás como a la diestra de Dios padre sólo se sientan los traficantes, los banqueros, los nazis y los asesinos... en fin, todos aquéllos que están hechos a su imagen y semejanza y que, por tal motivo, se han pasado la vida jugando a ser dios.

PD. Ahora que mi blog se acerca a las 50.000 entradas debo reflexionar sobre si seguir con él, cambiarlo o cerrarlo. Dicen los que me invitan a cerrarlo que me repito, lo cual es cierto, si bien, en mi caso al menos la primera versión es mía. Así que lo más probable es que quién sabe.