Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

20 de mayo de 2011

¡Indignados!, sí, pero a joderse


          
(Sin más palabras que las que se ven)

Mientras espero a que la puta campaña acabe mientras me consume la vida y la paciencia para poder escribir de lo que me gusta, caigo en la cuenta de que resulta difícil imaginar algo más retrógrado, ideológicamente hablando, y más socialmente inicuo que un juez, salvo, acaso, un cura. Sabía, a raíz de mis lecturas del genial Pierre Louÿs, que no hay nada tan vicioso como un viejo juez (salvo acaso un cura joven), sin embargo, acabo de constatar cómo los representantes de la judicatura y del mundo del Derecho con toda su jerga, su palabrería rábula, sólo sirven al interés de mantenerse en la cúspide social sin ser sojuzgados. 
Es desalentador ver que a unos pobres diablos que ni siquiera saben lo que quieren, aunque parecen saber bien lo que no quieren, se les prohibe taxativamente concentrarse públicamente, porque ello pudiera ser determinante del voto del próximo domingo. De ser así, no sé qué cojones han hecho todos estos años de puta y falsa democracia las juntas electorales con todos sus jueces y abogados de mierda que no han impedido que se celebren misas, que no son otra cosa que mítines políticos desde el púlpito (a feira).
Es lamentable comprobar cómo los corruptos de ternos impecables regalados por sus cómplices encuentran una y otra vez innumerables vericuetos legales para dilatar sus procesos de una manera obscena y, al fin, salir libres de toda culpa por mor de alguna prescripción legal o treta parecida, eso sí, muy democrática.
Vomito al escuchar a Zapatero decir que el Estado español no ha dado ni un euro a los bancos, sino que sólo les ha prestado avales. ¿Y quién pollas me avala a mí y a los pobres piojosos como yo que andan dándole hostias a una cazuela en una plaza pública, para indignación de jueces de juntas electorales y de otro tipo de maleantes con coche oficial?
Ahora viene este tipo, que pobló de impresentables y necios las listas del PSOE, y quiere que la gente honrada que en su día le creyó de buena fe haga un ejercicio de desmemoria histórica y le vuelva a votar. ¿Pensaba que poner a nulidades como la Pajín, la Aído, el Pepiño o, sin salir del Bierzo, a la Castellanos no iba a tener ninguna consecuencia?.
Lo peor es que no hay esperanza, los que entren a gobernar los municipios y las autonomías a partir del domingo, o bien seguirán robando como hasta ahora o bien se pondrán a robar con fruición para recuperar el tiempo perdido.
Los gilipollas de rastas y cazuelas en ristre acabarán asqueados y manipulados por políticos de mierda (Civiqus) y por ex directores fracasados de periódicos hundidos por ellos. Nadie les ha dicho, porque para los jueces que protegen a los poderosos es delito, que no hay revolución sin violencia, sin que corra la sangre a raudales y sin que los culpables y sus familias y sus bienes lo paguen en carne propia y con creces. 
El resumen es la impotencia: tú quieres algo que ellos tienen y que te pertenece por derecho y por justicia, pero ellos no quieren soltarlo y se han apropiado de lo que es tuyo y también del derecho y de la justicia y de la fuerza. Tú no puedes quitárselo, así que o intentas colarte en sus filas para ser uno de ellos o tú y los tuyos estáis jodidos para los restos. Amén. 

PD. Ven, esto es lo que pasa cuando por exceso de trabajo me impiden escribir sobre Berruguete, que tenía una verruga en el ojete.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Me quedo, de su artículo, con el comentario sobre Zapatero. El peor presidente que ha tenido este país en un largo período de su historia. Nunca se ha degradado tanto la sociedad española como en esta etapa de su gobierno. Espero que la 'memoria histórica', no permita repetir a tipos tan nefastos como este, aunque desgraciadamente me temo que con la casta que nos rodea va a ser muy difícil. ¿Se nota que soy un indignao?.

Anonimo2 dijo...

indignado estarás, cosa que a estas alturas es muy poco original, pero lo que se nota sobre todo es que eres inoportuno y muy parcial (hoy es jornada de reflexión)

Anónimo dijo...

Es que a mí me la sopla, (lo de la jornada de reflexión, me refiero). Aludo al artículo de Paco, y es lo que pienso, y sufro sobre el personaje que cito. Tampoco deseo ser original. ¡Eso se lo dejo a Paco!. Precísamente para no ser original, yo, también vomito al escuchar a Zapatero, como Paco...

Anónimo dijo...

y nosotros al leerte...

Anónimo dijo...

¡Coño, pues cómprate unas gafas de madera, macho!. Lo de 'nosotros', de quien se trata; de tí, contigo mismo, es decir de dos mismidades, o andas con desdoblamiento de personalidad. ¡no te jode!.

Anónimo dijo...

¿Cuesta tanto reconocer que Zapatero, su política y sus mariachis, nos han llevado a una situación insostenible?. Es irrefutable que nos ha dejado una economía hundida, un país dividido y a los de ETA de nuevo en las instituciones. Pues a tomar por el culo al Zapatero y de paso que se lleve con él a la Pajín, al pepiño, a la Aído y a toda la mangalla que le ha acompañado en este desastre. Mucho mas nivel para dirigir a este país, por favor. Estoy con los 60.000 indignaos que han salido a la calle, y hasta los cojones de políticos tan mediocres, corruptos y trincones. No tengo partidismo político, juzgo por los hechos. Esto que tenemos hay que cambiarlo. No sirve. Y, basta de perroflautas.

Anónimo dijo...

¿Cuesta tanto reconocer que Zapatero, su política y sus mariachis, nos han llevado a una situación insostenible?. Es irrefutable que nos ha dejado una economía hundida, un país dividido y a los de ETA de nuevo en las instituciones. Pues a tomar por el culo al Zapatero y de paso que se lleve con él a la Pajín, al pepiño, a la Aído y a toda la mangalla que le ha acompañado en este desastre. Mucho mas nivel para dirigir a este país, por favor. Estoy con los 60.000 indignaos que han salido a la calle, y hasta los cojones de políticos tan mediocres, corruptos y trincones. No tengo partidismo político, juzgo por los hechos. Esto que tenemos hay que cambiarlo. No sirve. Y, basta de perroflautas.

Anónimo dijo...

Este último anónimo sí que parece indignado. Creo que por el camino de ataques entre comentaristas se empieza a prostituir este blog, que había tomado, por voluntad de su autor, otra deriva, con artículos mas intemporales y cultos.

¡Paco, suelta ya el artículo sobre Alonso de Berruguete, para saber dónde tenía el grano en el ojete...!.