Blog de opinión y creación literaria de Paco Labarga

25 de marzo de 2010

Sevilla, el 'Escozío', y la falacia de la democracia

(Esta portada del ABC coincide sorprendentemente con lo que dicen de nuestro país los agentes del malvado Hugo Chávez, ver más abajo. O es verdad o los 'extremeños' se tocan o las dos cosas)


El Sevilla, no el de los Mojinos, pero sí el de los Escozíos, es decir, Jordi Sevilla, se despachó hace unos días a gusto diciendo que Zapatero no confía en nadie. Bueno, no es preocupante, al fin y al cabo (de Gata) tampoco nadie confía ya en Zapatero.
Hay que ver la degeneración que ha sufrido el invento de Clístenes: la democracia. La democracia ha pasado de ser un sistema de gobierno representativo de los ciudadanos a convertirse en un instrumento por medio del cual elegimos a aquellos delincuentes que nos van a 'tangar' durante los próximos cuatro años.
Los ciudadanos de a pie siguen creyendo, como incautos, que viven en una democracia, porque un paleto con título universitario venido de Australia les dijo hace poco con tono solemne y ‘rimbomburrio’ que las Cortes Leonesas de 1188 fueron el germen del parlamentarismo moderno, como si ello constituyera algún tipo de mérito y no la mierda que realmente fueron aquellas Cortes, aquel Reino de León que ahora unos gilipollas pretenden resucitar y este parlamentarismo (que no es más que un huevo colgando y otro lo mismo).
Y mientras andan en esos devaneos, otros les pisan los huevos y ni se enteran: lamento ser profeta, pero ya dije yo que lo de la Gürtel al final iba a quedar en nada o en casi nada: Los jueces, tan corruptos como los políticos, han determinado que lo que se dijo es como si no se hubiera dicho, porque la forma en que todos pudimos escucharlo es inconstitucional, lo que evidencia otra evidencia, que la Constitución no es un instrumento legal, sino un pretexto para ser utilizado en su provecho por los que detentan el poder, el dinero, la capacidad de delinquir impunemente y la coacción (todo es la misma cosa). Vamos, ‘pa’ no calentarnos las meninges, es lo que siempre se dijo de que “quien hizo la ley hizo la trampa”.
El periodista Alberto Nolla, de Radio Nacional de Venezuela, manifestó durante un programa en dicha emisora: “España es un estado espantosamente corrompido, como no podía ser de otra manera. El Jefe del Estado es un alcohólico que obtuvo el cargo, no por elecciones democráticas, sino a base de adular a un anciano dictador fascista”. Aunque Hugo Chávez, su gobierno y sus medios de comunicación me la 'rempanfinflan', yo diría que es el de Nolla es un análisis político sobre nuestro país bastante agudo, lo cual indica que por ahí ‘alante’ nos tienen bastante calados y dicen que toda la palabrería española “‘pa’ la puta madre patria’”. Y ‘Pa’ más oprobio andamos todo el día dando lecciones de dignidad y decencia a todo el mundo de mierda (“quítate que me tiznas, le dijo la sartén al cazo”). Lo asombroso es que un agente de Chávez diga lo mismo que el ABC (ver la foto de arriba).
Cuando los bárbaros se asentaron en los territorios del agotado Imperio Romano de Occidente, se regían en general por sistemas monárquicos electivos (como muy anteriormente sucedió en Esparta). Esto no es ni bueno ni malo, es simplemente degenerado, pero lo cierto es que al final la elección del monarca cayó en desuso y la corona quedó adscrita a una determinada familia. Esa lacra persiste hoy en las monarquías modernas, pero no sólo, porque también se ha contagiado a las corporaciones públicas y privadas, a las universidades, a los sindicatos y hasta a los partidos políticos, que son manejados, sin ambages, por familias. Por ejemplo, en Ponferrada (como en el resto del orbe) las familias se despliegan, incluso, por los distintos segmentos, estamentos y partidos. La originalidad de Ponferrada es haber acuñado el término político 'PPOE' (mezcla de intereses ideológico-político-económicos para sacarle los cuartos al personal no adscrito a familia alguna y que es el que esencialmente paga todo el desaguisado), que es una síntesis de siglas en la que, bajo la apariencia de una simbiosis, en realidad el PP y el PSOE actúan como parásitos y los ciudadanos como huésped al que le chupan la sangre.
Así que, mientras nos camelan con los cánticos democráticos, nos engañan y nos roban y no podemos acudir siquiera a la violencia, porque ésta, como las leyes, el derecho, la política y todo lo demás, es potestativa de ellos, de los parásitos, de los amos de títeres (los títeres somos nosotros). Nosotros sólo debemos pagar y callar: el verdadero y profundo despotismo ilustrado,“nada para el pueblo, pero sin el pueblo”, porque el pueblo no merece nada más que admoniciones y, si no hace caso, unos buenos disparos.

PD: Qué poco tiempo ha tardado Pepiño Blanco en demostrar su absoluta incapacidad para cualquier puesto. Pues no va ahora el tío, apoyado por el otro fenómeno que tiene de segundón, Víctor Morlán, y dice, para que se entienda, que, debido a los recortes que va sufrir su ministerio por culpa de la crisis, va a dar carpetazo al proyecto de la conexión Ponferrada-Monforte de Altas Prestaciones (o Alta Velocidad, como algunos impropiamente la denominan). En fin, yo me pregunto, ¿cúanto piensa ahorrar el Gobierno quitando un proyecto que ni es proyecto ni es nada ni en él se ha invertido un euro ni se pensaba invertir en él un puto ochavo en el futuro próximo?. Con recortes como éste jamás vamos a cumplir el objetivo del déficit del 3% para 2013, porque es evidente que no se puede quitar ningún dinero al AVE del Bierzo, ya que no había dinero alguno para él. Entonces ¿qué cojones de recorte va a hacer ese gran nabo que nos alumbra con diafanidad preclara?. Y dicen que partirles la boca a hostias es terrorismo, en vez de un procedimiento de asepsia. Y Ahora vas y lo cascas.
Otrosí digo: A ver cuando hacen un 'semanasantódromo', como el sambódromo de Río de Janeiro, y los saraos de la Pasión no nos joden la movilidad que tanto predican los ayuntamientos y nos dejan transitar tranquilamente por las calles sin tener que escuchar la desagradable cantinela de las cornetas y los tambores y contemplar los abominables desfiles 'ku-klux-klanescos'.

18 de marzo de 2010

Los 'esforzaos' del Musac y el vago de Miguel Ángel





















(A la izquierda, el fresco del Juicio Final. A la derecha, una 'obra de arte' del Musac. Los paridores del engendro de arriba presumen de que hacer algo así es un trabajo "agotador". Lástima de pico y pala)



Cada vez estoy más convencido de que el cambio climático es obra del hombre, de hecho es el hombre quien se ha inventado toda esta inmensa patraña que nos está costando un cojón, chin pon. Cosas de políticos e indocumentados, valga la redundancia: (Me veo en la obligación de repetir la anécdota de que a Canalejas lo asesinaron frente a una librería y, desde entonces, no se ha vuelto a dar el caso de un político que se acercara a una, algo que queda roborado con solo escuchar a la diputada nacional Helena Castellano hablando de captura de CO2 o del Plan E, como yo hice el otro día y aún no me he repuesto de automóvil). Qué manía de politizar la política, cuando todo el mundo sabe que no es más que negocio y crímenes.
Me acusan con frecuencia de meter a todos los políticos en el mismo saco, lo cual estaría bien si el saco estuviese cerrado, pero la caja de Pandora hace mucho que permanece abierta y estos dildos ideológicos y descomunales que son los políticos andan por ahí jodiéndonos por todos los orificios, y digo por todos, porque aunque en boca cerrada no entran moscas, sí entran pichas a rosca, como las que nos hacen tragar cada día, que ya tenemos las mandíbulas descoyuntadas.
Como siempre he tenido una cierta inclinación (como la torre de Pisa) hacia la cultura clásica, yo propongo que rescatemos y pongamos en valor las luchas de gladiadores y los despedazamientos de los cristianos por los leones. A fin de cuentas, esos espectáculos representan tanta o más cultura que los toros y a lo mejor (aunque improbablemente) en uno de esos juegos que duraban hasta un mes podíamos ver cómo a la cristiana Esperanza Aguirre se la zampaba un león, porque si se la tiene que zampar Rajoy o algún candidato mamporrero del PSOE en Madrid vamos aviados. Aquí quien más y quien menos siempre ha celebrado mucho eso de las matanzas: los toros, el 18 de Julio, el 11-M, el asesinato de Carrero Blanco. De hecho, dentro de unos días todos vamos a participar con alborozo en ese Festival Nacional de Exaltación de la Matanza que es la Semana Santa. Aunque parezca irreverente, tengo que recordar que en mi pueblo se celebran por primera vez este año las Jornadas del Santo Sepulcro, que es lo mismo, pero haciendo más hincapié en la pompa (fúnebre en este caso).
La frecuencia sexual de mis entradas en este blog ha disminuido, lo que provocará hilaridad en mis amigos y encabronamiento en mis detractores, que están esperando a que escriba para insultarme y lanzarme venablos dialécticos. La causa de dicha disminución se debe a que ando enzarzado en el proceloso mundo de los arcos conopiales y escarzanos, en la pintura y la personalidad del Giotto y su relación con Dante, en la obra de Simone Martini (Bianco con unas aceitunitas) y en la escultura del gran Nicolás Pisano, que me tienen embebido.
Vuelvo a mi proverbial pedantería y a mi insoportable tono apodíctico para contar que el otro día compré un libro de una colección de bolsillo sobre matemáticas y ciencia. El título era, nada menos que ‘La proporción áurea’ (ese número 1,618, ó número ‘φ’, que rige la belleza de tantas obras de arte del hombre y de la naturaleza sin que apenas nos demos cuenta). Confieso que lo adquirí con cierta expectación, pero nada más ojearlo y hojearlo me decepcioné. Prácticamente todo en él era una intolerable exageración del papel que la proporción áurea ha representado en la historia del arte. Entonces recordé la magnífica precisión del libro que escribió recientemente el gran Mario Livio sobre el número de oro (al número ‘fi’ o ‘φ’, se lo conoce también como número de oro, razón extrema y media, proporción áurea y divina proporción, entre otras denominaciones). El librito divulgativo y exagerado me permitió, no obstante, rescatar de mi desordenada biblioteca el espectacular tratado de Fra Luca Paccioli, del que creo que alguna vez he hablado aquí y que fue maestro de Leonardo da Vinci; el mencionado ensayo de Mario Livio y, como no, el grandísimo tratado de Matila C. Ghyka, de 1931, que, aunque también es un tanto, por llamarlo así, creativo, no obstante es de una genialidad abrumadora. Así, una mierdecilla de libro logró transportarme a mundos que creía ya olvidados y entonces vino a mi saturada cabeza la conexión entre Paccioli y su maestro, el genial pintor Piero della Francesca, autor de la inquietante Madonna del Huevo con el que me reencontraré muy pronto.
Y en ese punto todo se volvió cíclico: Fidias (dicen que el nombre ‘fi’ del número de oro es por él), los constructores del teatro de Epidauro (donde yo estuve comprobando su magnífica acústica, fruto tal vez de que sus medidas guardan la divina proporción), la escultura del Laocoonte (sólo superada por la réplica en bronce que Riesco le hizo a la Victoria de Samotracia, para colocarla de espaldas al río Sil, ¡qué pena de hombre!), las falsas cúpulas de los enterramientos de Micenas (a las más grandes les dicen de Atreo y Clitemnestra, pero son anteriores), el Panteón de Agripa, Santa Sofía de Estambul y San Salvador in Chora, la Mezquita Azul del Sultán Ahmed y la de Solimán el Magnífico, la basílica visigoda de San Juan de Baños (y el excepcional lechazo asado que sirven al lado, en Tariego de Cerrato), el Moisés y el David, las pinturas de Boticcelli, de Andrea del Sarto y del Correggio, el Cristo muerto de Mantegna, la increíble trayectoria criminal y artística de Andrea del Castagno... las obras de Velázquez y del Greco, las epopeyas de Homero, la cosmogonía de Hesíodo, los diálogos de Platón, los ensayos de Tucídides y de Jenofonte, los periplos marítimos de Hannon, de Apolonio de Rodas y de Rufo Festo Avieno, las rubayyat de Khayyan y de Rumí, la Biblia y el Corán, la Epístola Moral a Fabio y las Coplas de Manrique, la genialidad hipócrita de Quevedo y el universo poético de Góngora, las obras de Stendhal, algunas narraciones y algunos poemas de Borges, los libros de Julio Verne y de Sherlock Holmes (emulado hoy con éxito y cierto talento por House)...
Para qué seguir. Lo que no entiendo es por qué la gente se empeña tanto en que me gusten cuatro escritores leoneses que no han empatado con nadie. Si son tan buenos como algunos pretenden y algunos de ellos mismos se creen sus obras perdurarán y las leerán y comentarán las generaciones venideras, pero yo siempre he desconfiado mucho de las obras de los autores vivos y prefiero esperar a ver que tal les sienta la muerte. Esto vale tanto para Mestre, como para Gamoneda, como para las pretendidas y pretenciosas obras de arte del Musac con las que literariamente me parto la polla: un ejemplo; tres 'artistas' vascos llevan encerrados en el Musac, junto con 15 voluntarios, desde el 8 de febrero y piensan salir (no sé todavía por qué) el día 20 de marzo. Durante estos cuarenta días han desarrollado (dice textualmente el periódico) "una treintena de ejercicios que van desde 'performances' hasta rodajes de vídeos en directo e incluso actividades de gimnasia". Uno de los tres fenómenos, un tal Mikel Euba, ha calificado la experiencia como "agotadora", porque el reto era "excesivo". Vamos, no me jodas, excesivo fue pintar la Sixtina en el plazo en el que Miguel Ángel se comprometió con Julio II. Estos 'ciruelos' no imaginan siquiera lo que es hacer una pontonada ni dormir sobre el andamio ni pintar con el humo de las velas atosigándote ni dejarse literalmente la vista en la obra, porque la cal y la pintura te caen encima y todavía no hay normas sobre prevención de riesgos laborales ni de seguridad e higiene en el trabajo. Lo dicho, unos presuntuosos, y luego vas a ver en qué ha quedado tanto trabajo y es una puta cagarruta. La basura del CTR de Gersul es más estética que las obras del Musac. Me pregunto: ¿de dónde sacan 'pa' tanto como destacan?... de la Junta, claro está, que no sé cómo cojones se las apaña para mantener a tanto gandul u holgazán que presume de trabajador.

PD: Para los interesados, diré que, en Los Elementos, Euclides predica: “se dice que una línea recta está dividida en el extremo y su proporcional cuando la línea entera es al segmento mayor como el mayor es al menor”. Esta es la sencilla fórmula mediante la cual se calcula el número de oro

4 de marzo de 2010

La 'idiocracia' de los optimistas

(Las opiniones son como los culos, propios de cada uno, y el culo de éste de arriba nos ha cagado encima, pero bien)

No hay que fiarse, la retirada por parte de la COE del contrato basura sólo responde a una estrategia. En cuanto puedan lo volverán a colar. Todo se les vuelve que los jóvenes deben adquirir experiencia y formación, como si, en general, cualquier trabajador de mierda no tuviera más formación y nivel cultural e intelectual que su respectivo patrón. Ya lo dije una vez y lo repito ahora, a ver si a base de machacar se entiende. Lo que hay que hacer no es una reforma laboral, sino una reforma empresarial, porque recuerdo que quien ha jodido esto han sido los empresarios y los políticos, llámeseles banqueros, ladrilleros, prevaricadores o su puta madre.
Recuerdo que cuando empezaron a quebrar los bancos americanos y los de aquí empezaron a temblar, los políticos nos dijeron: ahora no es el momento de pedir responsabilidades, ahora hay que salvar a la banca para salvar el crédito y salvar la economía, que era la ‘econosuya’, porque se reduce a una inmensa estafa con el fin de llevárselo crudo a los paraísos fiscales de fuera y de dentro y que paguen los de siempre, como siempre. Más nos habría valido que todos los bancos y toda la economía se hubiesen ido al carajo, porque aquellos a los que salvamos a costa de mucho dinero y grandes sacrificios son los que ahora nos van a sodomizar con un soplete. ¿Dónde están ahora aquellas responsabilidades que no se podían pedir entonces porque no era el momento?. Todo lo que nos pase nos está bien empleado, por gilipollas y porque somos nosotros los que ponemos y mantenemos a todos esos proxenetas que ahora nos chulean con soberbia y displicencia.
Y a todo esto, Zapatero haciéndoles el juego mientras Rajoy sonríe bobaliconamente, a sabiendas de que a ZP le van a pegar muy pronto una patada en los cojones los unos (los banqueros y los empresarios, que no lo tragan) y los otros (los votantes, que ya no aguantan más su estúpido optimismo). Ahora vienen unos tipos guays y amigos de ZP que, para intentar salvar la deteriorada imagen del leonés, pregonan que hay que ser optimistas (la 'idiocracia' de los optimistas) y lanzan a la web la campaña ‘estosololoarreglamosentretodos.org’. ¡No te jode! Si yo fuera Buenafuente, Ferrán Adriá, Iker Casillas o Pau Gasol tendría un optimismo del cojón de mico, optimismo bien fundado y enfundado en millones de dólares. Pero si yo fuera un tipo al que están a punto de ‘porculizar’ y que se va a quedar en la puta calle por impago de la hipoteca y no sabe que va a ser de su asquerosa vida en el futuro inmediato, entonces, que estos impresentables (que lo único que hacen es soltar monólogos absurdos por la noche, cocinar platos de mierda para ricachones esnobs y parar balones o meterlos en una red para que aplauda el populacho que ha pagado por la entrada al estadio un dinero que no tiene) vengan a decirnos que hay que ser optimistas es el peor de los insultos, es el peor humor negro, aunque sin la gracia ni el talento de El Roto.
Conmigo, desde luego, que no cuenten. Así que ya pueden ir arreglándolo ellos solos o que lo arreglen quienes lo jodieron. Por mi pueden irse todos a tomar por el culo y meterse el optimismo por el esfínter, pero yo no pienso mover ni un dedo, a ver si con un poco de suerte se jode el invento y acabamos todos inmersos en el légamo del que nunca debimos haber salido, porque, hay que recordarlo, dios nos hizo de barro a su imagen y semejanza y eso explica por qué somos la peor de las lacras.
En fin, una sociedad bancaria suiza llamada UBS ha elaborado un informe en el que se califica al mercado inmobiliario español como un “fraude piramidal” en el que “la forma de ganar dinero era que siguiera entrando gente en el mercado, pagando precios cada vez más altos por unos pisos que valían mucho menos”. Este timo piramidal hundió la economía española y a los bancos y disparó el déficit público con el fin de salvar de la quiebra al sistema y ahora tenemos un déficit de cojones que nos ahoga, mientras que a nuestros gobernantes no se les ocurre mejor cosa que destinar miles de millones de euros al Plan E, para construir carriles bicis y arreglar jardines, y mientras la boba del culo de la Aído se dedica a gastarse una pasta insultantemente gansa en hacer mapas del clítoris para que gocen haciéndose pajas las mujeres que están en el puto paro y no se coman el tarro ni se agobien porque no tienen con qué mantener a su familia.

PD: Me parto el nabo con la moda de las huelgas de hambre. Veamos, los mismos que culpaban al Gobierno español por dejar morir de hambre a la Aminatu Haidar (o como hostias se diga) disculpan ahora al gobierno cubano por hacer exactamente lo mismo, dejar morir de hambre al disidente Orlando Zapata. Item más. Los que tildan de criminal al gobierno cubano por dejar morir de hambre al tal Zapata llamaban terrorista a Zapatero por ceder al chantaje de la huelga de hambre de De Juana Chaos y pedían que lo dejara morir. Efectivamente, la vida es una puta mierda, eso sí, de colores, y no la arregla una página web que han abierto unos tipos que se la autosuccionan. La vida no la arregla ni dios, que es al fin y al cabo quien la jodió del todo y desde el mismo origen. Ahora bien, tengo que decirlo, se pasa mucha risa contemplando tanto bípedo repugnante como pulula por la vida y uno hasta recuerda casi con ternura los desvaríos geniales de Empédocles, de Esquilo, de Swift y de Coleridge; desvaríos y genialidades del todo ajenas al ‘petit-Mestre’, al Gamoneda, al Crémer y a otros por el estilo, que no sólo no existían, sino que ni siquiera existen: ¡Gorgias de Leontini, cuánto te echo de menos, hijodeputa!.